miércoles, 23 de abril de 2014

El niño que lloró por no ver a Fernando Torres

Como era de esperar, Fernando Torres fue muy bien recibido el lunes pasado cuando llego a Madrid. Muchos aficionados se acercaron tanto al aeropuerto como al hotel para darle una bienvenida cálida y cariñosa. Pero hubo un momento especial, en el que un niño lloraba porque el jugador del Chelsea se subía al autobus y no conseguía estar cerca de él. Ante esto, Torres no dudo en volver para bajar solo para saludarlo y seguramente cumplir el sueño del pequeño.

 

Fernando Torres tras el partido

Fernando Torres habló en Canal Plus después del partido de ida de semifinales. Regresaba a su casa para enfrentarse por primera vez en el Calderón al Atlético de Madrid. Un partido emotivo.


El regreso
“No podía ser más especial volver al Calderón después de siete años. Y que fuera en las semifinales de Champions con lo que significa para este club no podía ser mejor. El partido es competir, es lo que me enseñaron en el Atlético, independientemente de cómo fuera la situación. Pero antes y después, ha sido muy emotivo. El recibimiento de antes y después no se me va a olvidar”.

¿Volverá al Atleti?
“Ya he estado hoy aquí. Hay que ir partido a partido (risas).

Se escribe con Simeone
"Sí, hemos sido compañeros dos años, tenemos una buena relación. Es tiempo para disfrutar y exceptuando hoy y el miércoles que viene, quiero que gane siempre”.

El miércoles que viene no perderá pase lo que pase
"En este club me han enseñado a perseguir mis sueños y yo quiero estar en esa final. No se puede perder, ganar”.

El planteamiento de Mourinho
"El Atlético a la contra te mata porque con Diego y el Guaje o con Diego Costa sólo arriba teníamos que evitar esa baza clara. Y nos resta opciones, es un resultado bueno para los dos. Intentaremos no conceder. Jugar en Stamford Bridge".

Su partido
“Preciosa sensación. Difícil de explicar lo que he sentido al saltar al campo, al final del partido, cuando han cantado mi nombre. Siempre me han dado más de lo que yo les he dado”.

Eliminatoria
“Muy abierta, el 0-0 es bueno para los dos según lo mires. Para nosotros porque jugamos en casa y para el Atlético porque cada gol suyo nos obliga a hacer uno más a nosotros. Depende de cómo se quiera ver”.



AS.com

martes, 22 de abril de 2014

Atlético de Madrid 0 - Chelsea 0

Stamford Bridge decidirá finalista
EL CHELSEA LOGRA SACAR UN EMPATE A CERO DE MADRID


Resultado positivo para los ‘blues’ en el choque de ida de semifinales. El conjunto londinense firmó un empate sin goles en el coliseo rojiblanco, primer tropiezo de los atléticos en su estadio en esta Champions League y un resultado que deja todo pendiente a una victoria del Chelsea en el coliseo de Stamford Bridge. El conjunto londinense apostó por la contención y el control ante un Atlético amenazante, que se vio maniatado a la hora de superar el planteamiento táctico interpretado a la perfección por la escuadra ‘blue’. Ni las lesiones de dos estandartes defensivos como Petr Cech y John Terry -ambos se retiraron por lesión- debilitaron a un Chelsea que supo mantenerse firme ante las acometidas rojiblancas y buscar ventaja en las escasas opciones al contragolpe que disfrutó. El orden defensivo y sacrificio del bloque al completo fue impecable en las filas ‘blue’ y sirvieron para obtener un resultado incierto, aunque sitúa la final de Lisboa a un solo partido de distancia y esos 90 minutos que se jugarán bajo el aliento del jugador número 12 ‘blue’: Stamford Bridge.

Fernando Torres formó en el once titular y disputó los 90 minutos del choque en el que fue su regreso al Vicente Calderón desde su adiós en julio de 2007 a la que fue su casa durante 12 años. Era un partido muy, muy especial y así lo vivió desde el inicio con intensidad. Saludó a los jugadores rivales con cariño desde el túnel de vestuarios, instantes antes de saltar al césped del Calderón bajo el arco de la Champions que alegaba al camino a Lisboa. Antes ya había recibido el calor del Calderón, durante el calentamiento. El momento más emotivo fue una cerrada ovación como respuesta al anuncio de su nombre por megafonía con el once titular.

Ya con el balón en juego el ‘9’ se situó en el esquema ‘blue’ como el referente ofensivo en exclusiva, receptor de balones largos fruto del planteamiento defensivo y de la escasez de apoyo en la zona de vanguardia. Incansable en la presión y solidario en el trabajo defensivo, peleó con ahínco y valentía cada balón largo. En el 58’ rompió la defensa con una acción individual de calidad y remate con la diestra. Bien vigilado por la zaga, operar con el balón en las contras era misión titánica siempre en inferioridad de efectivos y encarando en uno contra uno. Su duelo con el zaguero Miranda acabó en tarjeta para el rojiblanco y falta peligrosa a favor del Chelsea en el borde del área. A la conclusión el jugador madrileño agradeció el apoyo a la afición ‘blue’ y al público del Calderón, regalando su elástica del partido al público antes de bajar a vestuarios.


Bienvenidos; esto son ‘semis’ de Champions
José Mourinho confió el once titular a Cech bajo palos; Azpilicueta, Terry, Cahill y Cole en defensa; Mikel y David Luiz en un férreo doble pivote; por delante Lampard flanqueado por Willian y Ramires en los extremos y Fernando Torres como punta de lanza. El Atlético salió a morder frente a un Chelsea parapetado y a la búsqueda de Torres en despejes largos. El balón frecuentaba las botas rojiblancas, más proclives a la creación frente al fútbol directo de los ‘blues’. La defensa británica configuró un muro bien posicionado que retenía al Atlético embalsado en la zona de tres cuartos sin acceso al área impenetrable de Petr Cech. Las interrupciones del juego eran más frecuentes de lo deseable por los locales, que veían en la zaga un muro sólo superable a balón parado. Por ahí llegó la primera ventaja para el Atlético, aunque no en forma de gol. A la salida de un córner muy cerrado al travesaño Cech se lastimó el brazo derecho a la caída y el cambio por Schwarzer fue cuestión de minutos. Un cambio menos a disposición de los ‘blues’, aunque el experimentado meta era un recurso de garantías.

Instantes después del Chelsea también brindó a balón parado su primera ocasión con un cabezazo de Cahill a saque de esquina. También lo intentó a la contra con un balón sacado en defensa por Willian que encontró a Ramires, si bien la resolución se disolvió sin mayor trascendencia en un cuatro contra dos. En la puerta contraria Raúl García remató de cabeza por encima del travesaño, también como guinda a una acción de contragolpe, y Mario Suárez se sumó a los esfuerzos locales desde fuera del área con un disparo ajustado al palo derecho. La cerrazón visitante fue a más según se aproximaba el descanso, con la posesión casi en exclusiva para los rojiblancos que lograron ganar unos metros y probar a Schwarzer con un disparo raso de Diego Ribas que detuvo sin problemas el guardameta ‘blue’.

Alta tensión, cero goles
Al regreso de vestuarios y sin cambios en los 22 de corto el Chelsea trató de avanzar sus líneas y sacudirse la presión local con la que concluyó el primer acto. Lampard remató desde fuera del área con la zurda obligando a actuar a Courtois, el guardameta del Chelsea que opera en la puerta Atlética en calidad de cedido. Torres se sumó a los esfuerzos con una acción de calidad. En el 58’ rompió la defensa desde la izquierda con una acción individual de control y regate que finalizó rematando a puerta con la diestra. El intento recayó en las manos de un Courtois siempre seguro bajo palos. La respuesta llegó por medio de Diego Ribas, que de nuevo lo intentó desde fuera del área con la derecha con potente disparo. Schwarzer también tuvo que intervenir con apuros para despejar un balón colgado en el área. En una de las acciones defensivas llegó la segunda lesión del Chelsea, cuando Terry pisó fortuitamente a David Luiz y se vio obligado a salir del partido. Schürrle entró por el capitán en el 72’.

La tensión se mascaba en el ambiente y las continuas interrupciones impedían un ritmo de juego fluido. En estas a balón parado Schwarzer protagonizó una espléndida estirada para sacar una falta de Gabi, recién amonestado el mediocentro junto a Mikel tras un amago de tangana. Ambos no podrán jugar el choque de vuelta por acumulación de tarjetas. El partido seguía su curso y Turan acarició el gol de cabeza en el segundo palo tras centro desde la derecha. La jugada se reveló como un punto débil, ya que por ahí insistió con la testa Raúl García hasta en dos ocasiones, ambas por encima del travesaño.

Torres hacía lo posible en sus batallas personales con la defensa a la contra, como hizo en el 84’ con una conducción de calidad hasta el borde del área que murió en el bosque de jugadores rojiblancos. Poco después recibió en zona de ataque y forzó la amarilla de Miranda y un libre-directo peligroso que David Luiz ejecutó elevado. Ya en tiempo añadido Diego Costa, que se empeñó en buscar la chilena, cambió al remate de cabeza a las manos de Schwarzer. Arda Turan también lo intentó con un disparo lejano muy desviado. Corría el tiempo añadido cuando Ba entró por Willian, en los ultimos alientos de un partido que expiró poco después tras cinco minutos extra. A la conclusión el empate a cero inicial se perpetuó en el marcador aplazando todo a la segunda manga, donde el fortín de Stamford Bridge jugará un papel determinante.


Ficha del partido:

Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godin, Filipe Luis; Raul García (Villa 85’), Gabi, Mario Suarez (Sosa 79’), Koke; Diego (Turan 60’), Diego Costa.

Chelsea F.C: Cech (Schwarzer 18’); Azpilicueta, Cahill, Terry (Schürrle 72’), Cole; David Luiz, Mikel; Ramires, Lampard, Willian (Ba 90+4’); Torres.

Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia) amonestó a Lampard 63’, Obi Mikel 74’, Gabi 74’, Miranda 88’, Ba 90+5’.

Previa Atlético de Madrid - Chelsea


El Niño vuelve a casa
22/4/14   20.45   Vicente Calderón   TVE
Fernando Torres pisará de nuevo el césped del Calderón y lo hará en la competición más grande de todas. Un Chelsea mermado en Premier intentará sacar buen resultado en casa de un Atlético cada vez más líder. Un partido igualado, choque de trenes por una plaza en la final de la Champions.

lunes, 21 de abril de 2014

Torres, 52 goles en el Calderón y un partido emotivo por disputar

La semifinal de la Champions entre el Atlético de Madrid y el Chelsea supondrá el regreso de Fernando Torres al Vicente Calderón, el estadio en el que marcó 52 goles con la camiseta rojiblanca y de la selección, en el que disfrutó como aficionado, debutó como profesional y sigue siendo admirado.

Por delante, un reencuentro emotivo. Será la primera vez que se enfrentará al equipo de su vida en ese campo, al que ya ha vuelto en una ocasión para jugar con la selección española, el 16 de octubre de 2012, contra Francia en un partido de clasificación para el Mundial de 2014. Torres entró en el minuto 75 por Andrés Iniesta.

Esa ha sido la última vez que jugó en el Vicente Calderón. Mucho más tiempo ha pasado desde que lo hizo en las filas del Atlético. Fue el 9 de junio de 2007, en la penúltima jornada de Liga del curso 2006-07 frente al Celta de Vigo, con el que perdió por 2-3. Un mes más tarde, se concretó su traspaso al Liverpool inglés.

Desde entonces, las lesiones han pospuesto hasta el martes su regreso como rival al Manzanares, como ocurrió con el Liverpool en la fase de grupos de la Liga de Campeones de la temporada 2008-09 y en las semifinales de la Liga Europa del curso 2009-10, pero no sus duelos contra el Atlético, al que se ha medido en dos ocasiones.

Una, la primera, en un amistoso entre el equipo rojiblanco y el Liverpool, con victoria madrileña por 1-2 en Anfield, y otra, la segunda y más reciente, en la Supercopa de Europa de 2012, también con derrota ante el Atlético, que venció por 1-4 al Chelsea en el estadio Louis II de Mónaco y con Fernando Torres en el once rival.

El martes se enfrentará de nuevo al Atlético, pero, por primera vez, en el Vicente Calderón. "Yo creo que será un momento emotivo para él, que no ha podido volver al equipo de su corazón. La gente, incluido yo, está muy agradecido a todo lo que ha hecho por el club, pero el martes jugaremos el partido vital para nosotros y después le saludaremos", explicó Gabi Fernández, capitán del Atlético y que habló con Torres "después del partido frente al Barcelona" de los cuartos de final de la Champions League, disputado este mismo mes.

Es el séptimo máximo goleador de la historia del Calderón, inaugurado en 1966, con 52 goles en ese estadio entre el Atlético (51) y la selección (1). Igualado con el argentino Sergio 'Kun' Agüero, sólo seis jugadores han sumado más dianas en el Manzanares: José Eulogio Gárate (85), Luis Aragonés (78), Manolo Sánchez Delgado (64), Javier Irureta (62), Diego Forlán (54) y Rubén Cano (53).

Torres jugó entre 2000 y 2007 como local en ese campo con la camiseta rojiblanca. Ahí, en ese tiempo disputó 125 partidos con el Atlético entre Liga (111), Copa del Rey (11) y Copa Intertoto (3), además de tres con la selección española, dos en 2005 camino del Mundial de Alemania 2006 contra Serbia (1-1) y frente a Eslovaquia (5-1) y uno el 16 de octubre de 2012 frente a Francia (1-1).

"Torres es un gran jugador. Si juega, tenemos que tener mucha atención, pero no cambia mucho el trabajo que vayamos a hacer. Nosotros tenemos nuestra idea e independientemente de los nombres de los jugadores seguiremos haciendo lo mismo", explicó este domingo el brasileño Diego Ribas, centrocampista del Atlético de Madrid.

www.colchonero.com/

Fernando Torres: "Sin Simeone, este Atlético ganador sería imposible"

"¡¡¡Spanish model!!!", le grita John Terry, el jefe, mientras posa para el fotógrafo en la puerta del edificio principal. "¡Menudo fenómeno!", sonríe Fernando José Torres Sanz (Fuenlabrada, Madrid, 20 de marzo de 1984). Es jueves, 10 de abril, una mañana fresquita de primavera en Cobham, al suroeste de Londres. Para llegar a la ciudad deportiva del Chelsea hay que pasar tres controles. Después hay café y té en una de las salitas de espera. La construcción, de hierro, es el centro de los 60.000 metros cuadrados que ocupa una de las ciudades deportivas más modernas del mundo, levantada por Roman Abramovich en apenas dos años y con, también apenas, 25 millones de euros. Un par de vigilantes de seguridad se ocupan de que ningún ojo extraño mire los 30 campos de fútbol que tiene. Si no fuera por la voz inconfundible de Mourinho -"¡go, go, go!"- dirigiendo el entrenamiento, pasaría por un paisaje hermoso, pero desierto. Mou choca las manos de los juveniles que completan la sesión y decreta el final. Media hora después llega Torres con zapatillas, vaqueros y una sudadera de sus nuevos gimnasios. Está delgado. Mucho. Y sereno. Hasta sonríe. Ese día, el 10 de abril, no quería ver al Atlético ni en pintura en las semifinales de la Champions, entre otras cosas porque sabe que volver al Calderón no será fácil. No pisa esa hierba desde que se marchó, en 2007. El martes es el día. El sorteo no atendió sus plegarias.

P. ¿Cómo está?

FT. Bien, disfrutando del último mes de competición, que siempre es el más bonito. Por suerte estamos vivos en las dos competiciones más importantes y nada... deseando ver cómo se resuelve todo.

P. ¿Le puedo seguir llamando El Niño?

FT. Como quieras. Ahora, cuantos más años cumples [el 20 de marzo hizo 30], mejor suena. Al final te queda para siempre, seguro que el día que me retire alguno me seguirá llamando así, y está bien.

P. Como ahora ya es hasta empresario...

Torres está montando, junto a su amigo Óscar y a su mujer Olalla, varios gimnasios en Madrid (Nine Fitness). Acaba de abrir el primero en el Paseo de las Acacias y el siguiente, si todo va bien, echará a andar en verano, en Pinto. Se ha involucrado en todo el proceso, visitando gimnasios en Londres y en Estados Unidos cuando estaba con la selección.

FT. Es un proyecto muy bonito. Somos muy ambiciosos, pero con la humildad suficiente para tener los pies en el suelo. Supongo que, como en todos los negocios, cuando empiezas es cuando te equivocas, y nosotros esperamos equivocarnos lo menos posible. Queremos darle a la gente algo que le guste al precio que vale, ni más ni menos. Óscar es mi socio y mi mejor amigo y es el que lleva todo el día a día del proyecto. Olalla y yo, desde aquí, estamos muy metidos también.

P. Por cierto, tiene dos años más de contrato. ¿Se plantea cambiar de equipo este verano?

FT. A estas alturas me planteo el domingo y prefiero ir partido a partido, un mes puede ser muy largo. Nos quedan siete partidos, ocho si Dios quiere, así que me centro en eso [ahora ya sólo les quedan cinco, seis si llegan a la final de la Champions]. Pero tengo dos años de contrato y ese es el futuro.

P. ¿Cómo es Mourinho en realidad?

FT. Es una persona normal y corriente, con sus ideas, que las defiende porque le han llevado a ser quien es. Pero está muy lejos de la imagen que se pueda tener de él, sobre todo en España después del tiempo que estuvo dirigiendo al Real Madrid. 

P. ¿Cómo es su relación con él?

FT. Buena. Él ha estado viviendo tres años en Madrid, que es mi ciudad, y hablamos mucho de su etapa allí, de fútbol, de todo.

P. ¿Es más personaje o persona?

FT. Él lo ha dicho muchas veces. Para él, el fútbol empieza en la rueda de prensa del día previo. Empieza a jugar el partido antes, como puede hacer Guardiola, o Simeone. Empieza a jugar ahí y manda los mensajes que llegan a la gente, a la afición para ir al partido, a los jugadores, a los rivales, y eso es parte del personaje que Mourinho crea alrededor del equipo para protegerlo. Pero al final ahí están los números y lo que ha hecho. Él sabe muy bien lo que dice, cómo lo dice y cuándo lo dice.

P. Aquí en el Chelsea es Dios.

FT. Fue el que levantó este club. No es fácil, aunque se tenga mucho dinero, construir un equipo que gane cosas. Normalmente se tardan varios años, pero él en su primer año aquí ganó la Liga, otra Liga el segundo año... La gente sabe lo importante que es.

P. Bueno, hablemos de ellos. ¿Vio el partido del Atlético contra el Barça? [La entrevista tiene lugar al día siguiente].

FT. ¡Claro!

P. ¿Qué le dice este Atlético de Madrid?

FT. Es el triunfo de valores como el sacrifico, el trabajo, la humildad, el trabajo en equipo... aglutinados en torno a la figura de Simeone, que ha sido capaz de unir a todos en el club. Lo que ha hecho nunca nadie lo podrá valorar suficientemente bien. Los que hemos estado ahí dentro pensábamos que era imposible conseguirlo tan rápido. Sin él, este equipo ganador sería imposible. Se encontró hecha la plantilla, llegó a mitad de temporada, y era impensable lo que ha conseguido. Supongo que sólo él y sus jugadores pensaban que podía ser. Es el protagonista sin querer serlo.

P. ¿Le gustaría enfrentarse a ellos?

FT. No no.

P. ¿Por los sentimientos o por lo puramente futbolístico?

FT. Por las dos. Sería duro.

P. ¿Les ve campeones?

sábado, 19 de abril de 2014

Chelsea 1 - Sunderland 2

El Sunderland y el árbitro frustran el sueño del Chelsea
TORRES ENTRÓ A FALTA DE 15 MINUTOS Y CAUSÓ PELIGRO EN EL ÁREA RIVAL
LOS BLUES DEPENDEN DE OTROS RESULTADOS PARA TENER POSIBILIDADES


El fortín de Stamford Bridge aguantó invicto hasta la jornada 35. El Sunderland halló la combinación de la caja fuerte ‘blue’ para alimentar sus ansias de permanencia y, de paso, lastrar las posibilidades del Chelsea de alzarse campeón, a la par que infligir una dolorosa derrota dos días antes de arrancar las ‘semis’ de Champions en el Vicente Calderón. Y todo a pesar de que los locales se adelantaron bien pronto con un gol de Eto’o en el minuto 12’. Se dibujaba un camino de rosas que se tornaron espinas cuando Wickham restableció las tablas en el 18’. Después, asedio sin cuartel de un Chelsea que se topó con el buen hacer de Manonne y una sólida estructura defensiva para naufragar en su cruzada por los tres puntos. En el segundo tiempo, cuando Fernando Torres hacía temblar los cimientos defensivos del Sunderland, un más que dudoso penalti señalado a Azpilicueta por derribo a Altidore sirvió para completar la tragedia de la derrota. Con este resultado el futuro del título escapa de las manos del Chelsea y habrá que aguardar a un tropiezo ‘red’ para soñar de nuevo con la corona.

Fernando Torres protagonizó una actuación de gran calidad y presencia, inversamente proporcional a la cantidad de minutos que disfrutó. Si el ‘9’ entró en el minuto 73’ por Eto’o fue para revolucionar el ataque hasta el extremo con su potencia y velocidad, dando lugar a ocasiones que pusieron contra la pared a los ‘black cats’. Desde un par de conducciones imparables hasta una complicada chilena que sobrevoló el travesaño. Nada se dejó en el tintero el ‘9’ para lograr la victoria, si bien cuando se mascaba el gol en el ambiente el penalti cayó como un jarro de agua fría sobre un Chelsea más caliente que nunca en ataque. En esos 17 minutos remató con la diestra, con la zurda, de chilena y de cabeza en su obsesión con los tres puntos. Incluso un centro de sus botas rebotó en el codo de un defensor en lo que fue una acción susceptible de penalti. Implicado en defensa, cortar una contra también le costó la amarilla. Finalmente no consiguió el objetivo apenas un par de días antes de visitar al Atlético en su regreso al Vicente Calderón.

Primer tiempo de ida y vuelta
Mourinho alineó a un once en el que la ausencia de Cech bajo palos fue suplida por Schwarzer. Por delante Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta; Ramires, Matic; Willian, Oscar, Salah y Eto'o. Ocho minutes tardó el Chelsea en arrinconar a un Sunderland que regaló el balón, esperando aguantar el 0-0 y buscar hacer daño a la contra. Las triangulaciones se prolongaban durante minutos alrededor del área buscando un pasillo o un hueco por el que colar un disparo, como intentó Willian con su diestra desde la media luna, pero fue Eto’o quien metió la pierna izquierda en su pugna con Cattermole dentro del área para rematar un saque de esquina a las redes. No duró mucho la alegría en la parroquia local, lo que tardó Wickham en rematar a las redes un balón muerto a rechace de Schwarzer. Un saque de esquina encontró al español Alonso en la frontal sin vigilancia, disparando éste duro con la zurda. No blocó el guardameta y el balón huérfano encontró padre en las botas de Wickham.

Reseteado el marcador el Sunderland mantuvo la tensión renegando de su arranque de partido a la defensiva. Se estiró el campo para ambos, lo que permitía al Chelsea encontrar más espacios en el último tercio para combinar. Oscar volvió a probar al meta Mannone desde lejos en dos ocasiones. Regresaba así a las andadas el Chelsea, empujando a los ‘black cats’ contra su propia puerta. Terry remató también desde dentro del área sin suerte, fortuna que tampoco obró a favor local cuando Ivanovic remató de cabeza picado en el área rebotando el cuero en el piso antes de estrellarse en el larguero. Antes del descanso Mannone respondió con solvencia a otros dos disparos consecutivos de Matic y Salah. Ramires pudo rematar a placer en otra buena jugada trenzada por el Chelsea, pero fue derribado en el último instante por Larsson.

Dudoso penalti
Al regreso de vestuarios y sin cambios el Chelsea salió a apretar y lo hizo con una vertiginosa contra que Eto’o erró en la suerte del estoque. Embutió de nuevo el Chelsea a su rival en el área con un bombardeo incesante de centros y disparos. El siguiente disparo de Oscar tampoco encontró gol. El balón era azul en este segundo tiempo, aunque el marcador seguía atascado en el 1-1. El primer cambio de Mourinho trajo al campo a Ba por Oscar, más munición para tomar la trinchera de un Sunderland cada más aislado en su zona. Eto’o se trastabilló en otra peligrosa llegada del Chelsea y Ba no logró conectar con su zurda un envío perfecto de Willian.

Corría el cronómetro y el gol no llegaba a pesar de las ocasiones. Con veinte minutos por delante Mannone sufrió un fuerte golpe en una pugna con Ba de la que milagrosamente salió indemne. El Sunderland había encontrado el punto débil de los ‘blues’ adelantando la presión. Se agotaban las balas y Eto’o se retiró por Fernando Torres. De inmediato el madrileño se insertó en el engranaje atacante de los locales haciendo sufrir al Sunderland con un rápido ataque que acabó en saque de esquina. Volvió a intentarlo con una chilena que hizo levantar a la grada, si bien el acrobático remate se marchó elevado. Y otra vez, con su zurda forzó un saque de esquina. Y una más en complicado remate de cabeza a las manos de Mannone. Cuando más apretaba el Chelsea Borini transformó un dudoso penalti señalado en una acción de Azpilicueta con Altidore en el área.

El gol espoleó aún más a los locales, que intensificaron aún más su agresividad atacante en el área. Torres entró con el balón cosido al pie en la zona y acabó atrapado en la rede defensiva, más poblada y tupida que nunca. Aún así Terry logró conectar un remate de cabeza que Mannone atrapó sin problemas. Giacherinni tuvo tiempo de lanzar una falta por encima del travesaño. Al final el marcador se inmovilizó en el 1-2, el peor resultado posible para las aspiraciones de lograr el campeonato en Stamford Bridge.


Ficha del partido:
Chelsea F.C: Schwarzer; Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta; Ramires, Matic; Willian, Oscar (Ba 58’), Salah (Schürrle 65’); Eto'o (Torres 73’).

Sunderland: Mannone; Vergini, Alonso, Brown, O'Shea; Cattermole, Colback, Larsson; Johnson; Wickham (Altidore 65’), Borini.

Árbitro: Mike Dean amonestó a Cattermole 55’, Brown 72’, Torres 90+1’

Goles:

1-0 (12’) Eto’o se adelanta a Cattermole en un saque de esquina para rematar a las redes.
1-1 (18’) Wickham remata un balón muerto tras rechace de Schwarzer a disparo de Alonso.
1-2 (82’) Borini transforma raso y por el centro un dudoso penalti.

Previa Chelsea - Sunderland


Recta final de la liga inglesa
19/04/14   18.30   Stamford Bridge   C+

El estadio de los blues recibe al colista a cuatro jornadas para el final de Liga. Los black cats consiguieron empatar con el City, por lo que el Chelsea depende de sí mismo para ganar el campeonato, a falta del partido decisivo en Anfield.

Análisis por Miguel Rooney:
Duelo decisivo en Stamford Bridge, tras el tropiezo del Manchester City entre semana los londinenses se reenganchan al título de forma directa y pasan a depender de sí mismos.

Chelsea
Semana determinante en el calendario de Chelsea y sus aspiraciones de cara a conseguir algún título esta temporada. Los londinenses reciben al Sunderland, últimos en la tabla, que buscan puntuar en el Bridge para aferrarse a la Premier League. Tras el pinchazo en casa del Manchester City (71) -1 el Chelsea (75) ha pasado a depender de sí mismo siempre y cuando gane absolutamente todo de aquí a final de temporada, incluyendo el Liverpool (77) – Chelsea que se disputará el domingo 27.  Steve Holland, ayudante de José Mourinho, quien acudió a rueda de prensa previa al encuentro mostró su disconformidad con la FA por el calendario impuesto al Chelsea en la semana en la que se juegan el partido de ida de las semifinales de la Champions League. También quiso recalcar que, a pesar de la acumulación de partidos en tan pocos días y de la dificultad de los mismos, esta es la situación ideal de un club que aspira a conseguir títulos: “Tenemos tanto deseo de ganar la Premier League como la Champions League, pero debemos enfocarnos en lo que sucederá mañana, y mañana jugamos contra Sunderland”: “Recuerdo que cuando estaba Di Matteo jugamos contra Tottenham, Barcelona, Arsenal y luego la vuelta en Barcelona. Fue muy duro pero al final conseguimos nuestro objetivo”. Holland, también comentó que el equipo sabe de lo difícil que serán mental y físicamente las próximas semanas, pero están acostumbrados a llegar a estas alturas de la temporada siempre en la disputa de algún título, y eso es lo que se pretendía a principios de temporada: “Jugamos dos veces por semana, y hay que utilizar a los jugadores que estén en mejor forma, aunque hay veces que pones a los que crees que están mejor y las cosas no salen como esperabas, tenemos un gran equipo y lo importante es mantener la continuidad en el juego”. Eden Hazard, que sufre una lesión desde el pasado 8 de abril no se ha recuperado y no estará disponible para el partido.

Sunderland
Después de haber conseguido un punto en el Etihad Stadium, el Sunderland visita Londres en busca de 3 puntos que le permitan soñar con el milagro de la salvación. Los “black cats” son últimos con 26 puntos y de no ganar en el Bridge estarían prácticamente desahuciados. Gustavo Poyet, quien regresará al que fue su club en los 90, invitó a sus jugadores a disputar el encuentro con la confianza y el espíritu que mostraron el pasado miércoles frente al Manchester City: “Tenemos que ir allí con la misma confianza. Sí, ellos tienen calidad, pero tenemos que preocuparos por lo que nosotros podemos hacer, no ellos”. “Será una tarea difícil, pero queremos ser el primer equipo que consigue ganar al Chelsea con Mourinho como entrenador”. El entrenador de los locales cree que el balón parado será fundamental en las aspiraciones de su equipo, sabe que tendrán que correr riesgos para conseguir un resultado positivo y espera que sus jugadores estén acertados en las contras, el robo de balón y tener mucha concentración en jugadas de estrategia. El Sunderland tuvo un par de bajas entre semana, pero Poyet confía que los jugadores que salgan al terreno de juego lo den todo en lo que considera que es una auténtica final para ambos equipos. Al ser preguntado si es difícil encontrar palabras de motivación semana tras semana para ayudar al equipo, Poyet declaró que es algo que le viene con el cargo y sabe vivir con ello: “Creo que la idea de motivar a los chicos todas las semanas no es complicada, ellos saben lo que nos jugamos en cada partido. Es mi trabajo y siempre tengo algo que decirles, y aunque no lo haga ellos saben con quién y contra quien jugamos mañana. No necesitan más motivación que pensar en sí mismos”. Los “black cats” no podrán contar con  Ki Sung-Yueng, Phil Bardsley, y  Steven Fletcher y Carlos Cuéllar son duda hasta última hora.

Datos interesantes:
Sunderland solo ha ganado 2 de sus últimos 12 encuentros de liga en Stamford Bridge.
Sólo Liverpool (51) y Manchester City (54) han marcado más goles en casa que el Chelsea (42) en esta temporada.
Los “blues”  tienen mejor defensa de la Premier League , concediendo 24 goles en 34 partidos .
Sunderland no ha conseguido una victoria en sus últimos 9 partidos de liga, consiguiendo solo 2 puntos.

Goles de Fernando Torres al Sunderland:
02/02/08.   Liverpool 3 - Sunderland 0. Fernando Torres. min. 69.
16/08/08.  Sunderland 0 - Liverpool 1. Fernando Torres. min. 83.
28/03/10.  Liverpool 3 - Sunderland 0. Fernando Torres. min. 3 y 60.

08/12/12.  Sunderland 1 – Chelsea 3. Fernando Torres. min. 11 y 47.