jueves, 8 de diciembre de 2016

Los bombos de octavos

Así quedan los bombos para Octavos
Terminada la fase de grupos, ya conocemos los 16 equipos clasificados para los octavos de final de la Champions League y sus posibles rivales en Octavos. Los equipos Champions españoles han hecho pleno, y los 4 integrantes tendrán presencia en el sorteo del próximo Lunes 12 de diciembre a las 12.00 en el que se emparejará un equipo del bombo 1 con otro del bombo 2, teniendo en cuenta que no sea del mismo país ni se hayan enfrentado anteriormente en la fase de grupos.

PRIMER BOMBO
Arsenal (grupo A)
Nápoles (grupo B)
Barcelona (grupo C)
Atlético (grupo D)
Mónaco (grupo E)
Dortmund (grupo F)
Leicester (grupo G)
Juventus (grupo H)


SEGUNDO BOMBO
PSG (grupo A)
Benfica (grupo B)
Manchester City (grupo C)
Bayern (grupo D)
Leverkusen (grupo E)
Real Madrid (grupo F)
Oporto (grupo G)
Sevilla (grupo H)

Atlético de Madrid y Barcelona, estarán en el bombo 1 al finalizar primeros en sus respectivos grupos, mientras que Real Madrid y Sevilla han pasado como segundos.

POSIBLES RIVALES DEL ATLÉTICO
Aplicando las condiciones del sorteo, estos son los posibles rivales de los colchoneros:
PSG 20.08%
Manchester City 25.36%
Benfica 16.88%
Bayer Leverkusen 20.39%
Oporto 17.28%





martes, 6 de diciembre de 2016

Bayern 1 - Atlético 0

Atleti en modo Liga
LEWANDOWSKI DE FALTA EVITA EL PLENO DE VICTORIAS


En los últimos meses, Bayern y Atleti habían jugado todo tipo de partidos. El del reencuentro y el de la historia en las últimas semifinales. El de otro día más en la oficina al principio de esta fase de grupos. Ayer tocaba el del orgullo. Con todo decidido, el primero de grupo (el Atleti), el segundo (el Bayern), tampoco tenía más intriga lo de ayer en Múnich que esa: saber quien se llevaría estos últimos 90’. El golpe lo dio el Bayern. Con uno le bastó a Ancelotti para llevarse el partido, y el honor.

Desde el principio los alemanes hicieron suyo el balón, aunque no las ocasiones. Esas, al principio, fueron del Atleti, que esperaba atrás con un plan: las contras. Como para confirmarlo, en la primera que Koke amarró un balón en el centro, una cresta morena echó a correr hacía la portería de Neuer: era Carrasco. Su disparo raso, cruzado, lo detuvo el portero del Bayern. El pase intermedio se lo había dado Griezmann, con el exterior. Y es que, lo de ayer en Múnich, le servía al Cholo entre otras cosas para esto: probarlos juntos, arriba, los dos delanteros (sin serlo ninguno de verdad).

Volvería el belga a testar a Neuer, de hecho, antes de que la niebla cayera sobre los rojiblancos y les cegara por completo. El pase, ahora, de Lucas. Ayer jugaba por Filipe y Robben no lo olvidará: atrás fue un incordio constante y, delante, si se escapaba era para llegar a la línea de fondo, como aquí. Galopada, mirada a Carrasco y centro. Neuer detuvo, Ancelotti respiró y el Bayern regresó a lo suyo: posesiones larguísimas con tanto peligro como el que tienen las pistolas de agua. Ninguno.

Pero entonces apareció Douglas y sacó el colmillo: sentó a Vrsaljko y se fue directo a Oblak que repelió como si fuera un muro. Nueve minutos más tarde, Carrasco zancadilleaba a Vidal al borde del área y a quien le salía el colmillo era a Lewandowski. Peligro. Llevaba 23 goles en 24 partidos. Desde ayer, ya son 24 en 25: colocaba Gabi su barrera mientras el polaco miraba el palo derecho de Oblak. Presagio. Allí envió el balón, directo, que voló por encima de las cabezas de los rojiblancos como si estuviera teledirigido. Fin del partido, aunque todavía le quedaran 62 minutos.

O fin para el Atleti que tardaría mucho, mucho tiempo en volver a dejar noticias sobre el césped del Allianz. El Bayern, en dos pases y con Renato y Thiago omnipresentes, desmontaba a un Atleti en el que Gaitán no asomaba, Griezmann sigue seco y el centro Gabi-Koke-Saúl no acaba de cuajar. Para los alemanes, quizá, acostumbrados no había niebla. Tampoco frío (-4º). Robben y Vidal jugaban, de hecho, en manga corta: un partido por el honor deben jugarlo hombres.

No cambió casi nada el descanso. Lo empeoró más bien. Al partido se le fueron sumando minutos y le iba quitando tensión. El partido entró en esa fase difícil de ver: los rojiblancos ya jugaban más a no lesionarse que a jugar mientras el Bayern seguía a lo suyo, sobar el balón, con un rondo en todo campo.

Si no dio más golpes Ancelotti no fue por qué no quisiera sino porque Thiago envió fuera un balón en la línea de gol y Robben se trastabilló un par de veces al llegar al área de Oblak. La última ya con Gameiro, Correa y Thomas sobre el césped. Ellos fueron los cambios del Cholo y le pusieron sal a su equipo en los últimos cinco minutos, esa tensión que durante tanto tiempo le faltó a un Atleti que acabó con Oblak al remate del último córner. Era un empatar o morir del todo de Simeone. Fue nada. La última foto de una fase de grupos notable con final agridulce para los rojiblancos.


Patricia Cazón (As.com)

lunes, 5 de diciembre de 2016

Previa Bayern - Atlético


La Champions como medicina
6/12/16   20.45   Allianz Arena   BeIn
A pesar de estar clasificados como primero, pasar con pleno de victorias y vencer en casa del Bayern es para el Atlético la medicina a la mala racha en Liga de esta temporada. Los rojiblancos se encontraran en Munich con un ambiente bajo cero en el que el equipo local tiene que mostrar su mejor versión. Fernando Torres, ya recuperado, ha viajado con la expedición.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Atlético 0 - Espanyol 0

El Atleti deja pasar La Liga
4 EMPATES Y 3 DERROTAS EN 14 JORNADAS

Aunque gélida, se le había puesto la noche bonita al Atleti. Todo lo que había pasado a lo largo de la tarde, parecía, escrito para los rojiblancos. Derrota del Sevilla, empate en el Clásico y 0-0 del Villarreal. Ganar era quedarse a siete del Madrid, a uno del Barça, empatar con el Sevilla, meterse de nuevo ahí, en la lucha, en la cabeza. Pero con Quique de vuelta por el Calderón (ovacionado, por cierto, gran detalle de la grada: no olvidar) con un Espanyol muy sólido, al Atleti le dio por recordar un mal vicio pasado: dejar pasar los trenes. Y menos mal que estaba Oblak. Pudo ser peor.

El partido comenzó impetuoso, de ida y vuelta y ocasiones de los dos. El Espanyol, con dos contras, una de Piatti y una galopada de Baptistao de campo a campo, a las que el Atleti respondió con una banda, la formada por Filipe y Carrasco. El brasileño corría y el belga centraba. Y el Atleti se hubiera adelantado en el 9’ si Gameiro hubiera tenido dos números más de pie. Porque eso le faltó, dos centímetros para remachar un balón de Carrasco que era medio gol. Fue justo después de esa ocasión cuando comenzó otro partido: el que Quique había pensado.

El técnico que bien se conoce el Calderón (no en vano, esto que se vive comenzó con él en 2010) taponó el túnel que en la izquierda horadaban Filipe y Carrasco en cada carrera y llenó el campo de trampas. O piernas, que viene a ser lo mismo. Las áreas pasaron a ser territorio virgen. Todo se jugaba en 20 metros y por el centro. Y por ahí, sin que Koke y Griezmann tuvieran el día inspirado, el Atleti no atinaba. Menos mal que atrás sí lo hacía Giménez, multiplicado. Cruzándose ante Aarón, cortando los balones a Gerard o corriendo detrás de una mala entrega de Tiago como si fuera el último balón sobre la tierra. Lo último acabó, por cierto, en un choque brutal con Diop. El rojiblanco se levantó como si nada. Los uruguayos tienen piel de acero. Como Oblak los guantes.

En el 43’, la afición fue pidiendo bronce para erigirle una estatua al último mientras Gerard corría en una contra y, a cada paso que daba, más pequeña veía la portería: la achicaba el esloveno, con sus manos, con sus guantes, con su cuerpo. Fue un gigante ante su red. Y evitó que el Espanyol se pusiera por delante: había sido la más clara del partido.

La segunda parte no comenzó muy diferente, con un cabezazo de Baptistao que acarició el larguero antes de irse fuera (había aparecido, providencial, el pie de Godín) y Gerard escapándose en otra contra, rapidísimo, que terminó como la de la primera parte: con la grada tomándole las medidas a Oblak para la estatua. Fue providencial. Otra vez.

Quique se llevaba las manos a la cabeza en el banquillo. No se lo creía. Su equipo estaba mejor. Jugaba y descolocaba al Atleti, picotazo a picotazo, contra a contra, pero no terminaba de tumbarlo. Había comenzado a llover (como el día del baño del Sevilla, como el día de la Real, por cierto) cuando un zapatazo de Gabi desde la frontal obligaba a Diego López y el Atleti, ahora sí, comenzaba a atacar. Pero siempre desordenado, siempre atropellado.

La entrada de Gaitán y Correa le dio otro aire al partido y volcó el campo hacia la portería del Espanyol. Pero quizá los dos debieron salir antes. O, quizá, es que Griezmann despertó tarde. Tuvo dos el francés pero una (gran centro de Gaitán) la remató mal y la otra la envió al larguero. Entonces el reloj ya estaba en el 90’ y al Atleti, todo nervios, de nada le servía tener a Godín de delantero. Seguía sin tino, ansioso. El partido acabó como empezó, 0-0, y el Atleti mirando pasar un tren que no paró en el Calderón. Doce tardes de Liga le quedan al estadio. Y ojalá que en la siguiente no llueva, que pensará.

Patricia Cazón  (As.com)

viernes, 2 de diciembre de 2016

Previa Atlético - Espanyol


Duelo crucial para el Atlético en la jornada del Clásico
3/12/16   20.45   Vicente Calderón   Partidazo
El Atleti afronta en el Calderón un duelo crucial para acortar puntos con la cabeza. El duelo entre Madrid y Barsa puede dar un pequeño impulso al Atlético, que actualmente ha perdido de vista al líder. El Cholo debe recuperar el ritmo y las victorias, en esta temporada en la que el Sevilla de Sampaoli está dispuesto a pelear por el tercer puesto. Torres, aún sin el alta médica por sus problemas musculares, vuelve a quedarse fuera de la lista.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Guijuelo 0 - Atlético 6

Los suplentes resuelven la eliminatoria
LOS 6 GOLES HACEN QUE LA VUELTA DE 1/16 SEA UN TRÁMITE



De un plumazo sentenció el Atlético de Madrid la eliminatoria copera. Lo cierto es que los chicos de Simeone tuvieron muchos problemas en los primeros compases del juego, pero Undiano les dio el empujón que necesitaban al señalar un penalti inexistente a Carrasco. Saúl marcó y los goles se fueron sumando uno tras otro sin demasiada oposición.

Los actores secundarios del conjunto colchonero dieron la talla y aprovecharon la oportunidad de demostrar a Simeone que puede tirar de ellos cuando lo vea conveniente. Era un día clave para Gaitán, Thomas o Correa, y todos ellos salieron del examen con nota. El primero se movió con criterio en ataque, el medio distribuyó el juego con criterio y el tercero se sumó a la fiesta goleadora.

Tras mostrar el Guijuelo su buen trato de balón y su preferencia por un fútbol atractivo, el Atlético demostró su categoría conforme pasaban los minutos. Los locales no supieron mantener el ritmo y tras el mazazo del penalti, terminó por finiquitarles Vrsaljko. El lateral volvió a mostrar que puede competir claramente a Juanfran por su puesto y justo antes del descanso, finiquitó un buen pase de Thomas con una volea que terminó en el fondo de la red.

En la reanudación, el público comió bocadillos de jamón, pero parecía que los visitantes regresaron de los vestuarios con el estómago lleno. Tenían hambre y terminaron empachándose de goles. Carrasco en dos ocasiones, Correa y el joven Roberto acabaron con un Royo que tuvo una buena actuación, pero sólo pudo parar los balones que estaban al alcance de los terrenales.

Mientras los tantos se sumaban en la portería local, Moyá tuvo tiempo para mantener su portería a cero al ganarle un mano a mano a Antonio Pino. Un gol podría haber sido la anécdota del encuentro, pero lo cierto es que tanto para Moyá como para una defensa formada por Savic y Giménez, fue importante que los colchoneros terminaran la cita imbatidos.
Así, en un fútbol donde el calendario está tan cargado para los clubes grandes, el Atlético dejó sentenciada la eliminatoria y podrá dar una nueva oportunidad a los más jóvenes en la cita de vuelta que se disputarán el Vicente Calderón.

Previa Guijuelo - Atlético


El Helmántico reabre para el Atleti
30/11/16   21.00   Helmántico   BeIn Sports

El Estadio Helmántico de Salamanca, abre sus puertas tras 3 años cerrado para que el Guijuelo juegue allí su partido ante el Atlético de Madrid. El reciente entrenador del conjunto salmantino, tendrá la dura tarea de dirigir al equipo en su primera participación en dieciseisavos y ante el Atleti, que viene de golear a Osasuna en El Sadar. 


lunes, 28 de noviembre de 2016

Entrevista Torres"El Calderón es todo para mi"

"Luis me enseñó que sin tu compañero no eres nadie"
ENTREVISTA DE TORRES A LA SEXTA


En una tercera y última entrega de la entrevista de Torres a La Sexta el ‘9’ se enfunda la rojiblanca para hablar de lo que significa el Vicente Calderón, el ‘Sentimiento Atlético’ y las enseñanzas de todo un rojiblanco de cuna: Luis Aragonés. También indica que Simeone es, junto a rafa Benítez, el entrenador del que más ha aprendido en su dilatada y exitosa trayectoria profesional.

“El Calderón es todo para mí. Pasar por esa parte de Madrid y no verlo… no sé cómo va a ser”, asegura el madrileño pensando en el traslado al nuevo estadio de cara a la próxima temporada: “Ojalá pudiera estar ahí y ver ese nuevo Atlético de Madrid, que supongo que empezará una nueva era. Pero yo quiero disfrutar el Calderón y queda toda esta temporada para disfrutarlo.

“No tengo objetivos personales, he vivido muchas cosas en el fútbol y lo que me queda es ganar aquí, sumar en todo. Cuando me toque estar en el banquillo, fuera o en el campo. Dar el cien por cien, y el Cholo lo sabe”, añade Fernando respecto a su papel en la plantilla atlética.

Hablando de Diego Pablo Simeone y sus métodos, Fernando asegura que “junto a Rafa Benítez es del que más he aprendido. Del que más he visto que un entrenador puede influir en el juego o el rendimiento de un jugador para el bien del equipo. Y sigo aprendiendo de él. Deja huella, muchas frases importantes: “Ganar se entrena”. Te das cuenta de que son mucho más que una manera de motivar al equipo, que tienen sentido”.

Purasangre atlético. Torres heredó el amor por estos colores de su abuelo Eulalio: “Un niño que no le gusta el fútbol. Hablando de pequeño con su abuelo le explica por qué es del Atleti le habla de la lucha, el sacrificio… que hay gente mejor pero que se puede ganar con trabajo y siendo un equipo. Síguelo y siéntete orgulloso cuando las cosas van bien, cuando no trabajo y más trabajo para dar la vuelta a la situación”.

Por último Fernando recuerda algunas de las enseñanzas de otro icono rojiblanco, Luis Aragonés: “Fue una de las cosas que me decía Luis Aragonés: El escudo del Atlético no se pisa. Me enseñó muchas cosas, que sin tu compañero no eres nadie”


Web Oficial del Jugador