miércoles, 12 de diciembre de 2007

Resaca del Marsella - Liverpool

El Liverpool cerró el pase por la vía rápida
Fácil victoria con golazo de Torres

Fernando Torres, sin duda, el mejor del encuentro, marcó el segundo: de nuevo apareció en un partido trascendental y goleó de manera memorable, bella. Dejó atrás a Rodríguez, a un segundo defensor y cruzó a la salida de Mandanda con un gesto de tanta clase que recordó, de nuevo, a Kenny Dalglish.

Tras la derrota ante el Reading, perder ayer hubiera facilitado las cosas a Hicks, uno de los dueños del Liverpool que, según rumores que circularon ayer, está decidido a desprenderse de Benítez, el tercer manager de más éxito en la historia del club.

Por la noche, en la Cadena Ser, en 'El Larguero', Fernando Torres se manifestaba así:

“Las cosas están saliendo bien. Era el partido más importante desde que estoy en el Liverpool y se ha visto que el equipo ha respondido con creces”.

“Es lo que tiene este tipo de clubes. Sabía que en el Liverpool iba a poder crecer, jugar con tranquilidad, disfrutar de lo que te ofrece este equipo… y así está siendo. Hay jugadores con mucha calidad, muchas competiciones y partidos como el de hoy, que es por lo que merece la pena haber venido”.

“Si el equipo está bien, con confianza, salen las cosas. El gol de Gerrard tan pronto me dio mucha confianza, intentaba cualquier cosa y salía. A ver si este nivel se mantiene para el partido del Manchester United”.

“Sabemos que no se puede elegir rival para octavos y cualquiera va a ser difícil. Es lo malo de ser segundo, que no hay ningún equipo fácil. Siempre gusta jugar en los grandes campos con grandes equipos como Madrid, Barcelona, Milán… pero todos están muy fuertes y no sabes cuál puede ser mejor. El Sevilla en Champions también está muy fuerte, como Madrid Barcelona o Inter que irán a ganarla. Ahora toca centrarnos en la Premier y ya llegará la siguiente eliminatoria”.

Entrevistas a Torres y a Benítez en 'El Larguero'


LOS DE BENÍTEZ GOLEARON EN MARSELLA Y ESTARÁN EN OCTAVOS (0-4)
El Liverpool sale victorioso de su 'final'

Fernando Torres se consagró en Europa al realizar un soberbio partido en Marsella y marcar el segundo tanto del Liverpool al Olympique, un golazo que, junto con los de Steven Gerrard, Dirk Kuyt y Babel, sirve a los ingleses para culminar su machada y clasificarse para los octavos de final de la Liga de Campeones.

No lo pudo tener más fácil el Liverpool de Rafa Benítez, que llegaba a Marsella con la necesidad imperiosa de ganar -le valía el empate en el caso de que el Besiktas turco ganara en Oporto-. Antes de que se cumpliera el minuto once del partido, los ingleses ya ganaban por 0-2 merced a los goles del capitán, Steven Gerrard, dueño y señor del centro del campo durante todo el encuentro, y de Fernando Torres, que se consagró en Europa con una grandísima actuación.

El madrileño, otra pesadilla para la defensa del Olympique, controló el balón de espaldas orientándolo hacia la portería. Ya de frente, realizó un soberbio recorte a Rodríguez, que todavía buscaba su cintura cuando el español ya había marcado por bajo, con mucha tranquilidad, para sentenciar el partido.

SE MOSTRÓ MUY CONTENTO POR COMO LE ESTÁN SALIENDO LAS COSAS
Torres: "Nos da igual el rival"

Fernando Torres expresó a EFE su satisfacción por la clasificación a los octavos de final de la Liga de Campeones y por el gran gol que marcó ante el Marsella. "Estoy muy contento con mi gol. Creo que las cosas me están saliendo bien y este gol ha servido para clasificar al equipo y, ahora, estamos en la siguiente fase", indicó.

Torres destacó la importancia de que, antes del primer cuarto de hora, el Liverpool ya llevase dos goles de ventaja, logrados por Steven Gerrard y él. "El partido se ha puesto de cara muy pronto. No lo esperábamos, en los 10 primeros minutos. La clave para poder ganar era jugar con tranquilidad y así ha sido. Con el gol de Stevie y el mío, en apenas once minutos, ellos han visto que era muy complicado remontar", añadió a EFE.

Respecto al rival que le pueda tocar al Liverpool en los octavos de final, Torres tan sólo destacó que será muy complicado, porque será español o italiano. "Puede ser un equipo español o italiano. Cualquiera es fuerte, es lo peor de quedar segundo de grupo. Nos da igual, sabemos que el nivel de todos es muy alto. El Sevilla, en Champions está muy bien y el Madrid y el Barcelona son equipos que aspiran a ganarla", señaló.

Con Torres y fe, a octavos
Cuando Fernando Torres abandonó el Atlético de Madrid fue para vivir una experiencia nueva, para saborear grandes encuentros de la Liga de Campeones que no atisbaba en un futuro cercano en el club del Manzanares. Esta noche en el Velodrome ha expresado su juego innato y ha permitido a los ingleses pasar a octavos en otra noche de éxito.

Fernando Torres les enseñaba a los mediterráneos que no se iban a conformar con defender una victoria por la mínima y con un bonito 'slalom' sobre los zagueros locales encontraba el camino del segundo gol.

El tanto del holandés terminó por romper cualquier opción de un Marsella en el que ninguno de sus futbolistas consiguió reparar el agujero en defensa por el que se colaba Fernando Torres en cada ocasión.

En conclusión, el Liverpool barrió del campo a un rival del que se esperaba más con la misma velocidad con la que el sempiterno viento marsellés circula por el césped del Velodrome. Un dominio desde el primer al último minuto ante un conjunto sobrepasado por cada lance del juego y que nunca probó la seguridad de Reina.Benítez regresa aún más reforzado a las islas, con Fernando Torres como estandarte de su confianza y con el único dato negativo de la lesión de Mascherano.


El Liverpool canta 'La Marsellesa'

El equipo de Benítez, con un buen Torres, gana los octavos con goleada (0-4)

El Liverpool de Benítez y de Torres disputara los octavos de la Champions. Nada de sorprendente a priori si no fuera porque el rendimiento de los 'reds' en la primera vuelta del grupo A —un punto en tres partidos— había hipotecado la fama europea del conjunto británico.

No tuvieron demasiado tiempo para digerir la noticia. Apenas ocho minutos después del primer atragantón, Fernando Torres dibujaba un slalom en el área, movía la cintura como un bailarín y sentenciaba el encuentro. Era una manera de legitimarse y de confirmar la facilidad con que ha cambiado de colores. De hecho, el gol de ayer es el duodécimo que anota en la presente temporada y el tercero en las coordenadas de la Champions.

La racha de Torres beneficia a Rafa Benítez patriótica y corporativamente. Quieren descabezarlo los jerarcas del Liverpool, pero no se explicaría la decisión después de la facilidad con que esta noche han jugado los reds. Cuestión de oficio, de paciencia y de calidad. Sin menoscabo de la bisoñez y de la ingenuidad ajenas, puesto que el tercer gol (minuto 48) consiguió anotarlo Kuyt gracias a un error en cadena de los marselleses.





Benítez: "Torres tiene calidad para jugar en Europa al máximo nivel"

Rafael Benítez, entrenador español del Liverpool, manifestó tras lograr un contundente triunfo en Marsella (0-4) que le clasifica para los octavos de final de la Liga de campeones, sobre la actuación de su compatriota Fernando Torres, que "tiene calidad para jugar en Europa al máximo nivel".

"Ha estado muy bien. Todos sabemos la calidad que tiene, pero hoy el equipo ha estado por encima de cualquier futbolista. Torres tiene calidad para jugar en Europa al máximo nivel y eso es lo que el pretendía", dijo Benítez.


El Liverpool vuelve a golear

Torres, decisivo. El delantero español Fernando Torres se consagró en Europa al realizar un soberbio partido en Marsella y marcar el segundo tanto del Liverpool al Olympique, un golazo que, junto con los de Steven Gerrard y Dirk Kuyt, sirve a los ingleses para clasificarse para octavos.

Antes de que se cumpliera el minuto once del partido, los ingleses ya ganaban por 0-2 merced a los goles del capitán, Steven Gerrard, dueño y señor del centro del campo durante todo el encuentro, y de Fernando Torres, que se consagró en Europa con una grandísima actuación.

El sueño del 'Niño' se hizo realidad hoy, martes, en el Velódromo de Marsella: destacar en Europa. No defraudó en el que probablemente era el partido más importante de su carrera a nivel de clubes. Lo hizo todo bien: la tocó, se movió, se desmarcó, intimidó, encaró y marcó. Nadie pudo pararle. Empieza a recordar al mejor Ronaldo, en un equipo en que ya no tiene que realizar el trabajo de los demás.

No hay comentarios: