martes, 15 de enero de 2008

¿Se vende el Liverpool?


El diario Sport dice que el Liverpool podría pasar a manos del magnate árabe Sammeer al Ansari. Habría que ver qué hay de real en esta noticia...

Los dueños del Liverpool plantean la venta del club

J.M. Pinochet
El Liverpool podría volver a cambiar de manos por segunda vez en menos de un año. Tras hacerse con el control accionarial del club de Anfield en febrero de 2007, previo pago de unos 266 millones de euros, el estadounidense Tom Hicks y el canadiense George Gillet se plantean la venta de los ‘reds’ si no logran refinanciar una deuda de 463 millones de euros.

Los dos empresarios norteamericanos tienen que hacer frente a esta cantidad ante el Royal Bank de Escocia antes de finales de febrero y no existe la seguridad de que logren salvar el escollo. Paralelamente, el grupo inversor Dubai International Capital (DIC) se habría mostrado interesado en la adquisición del Liverpool, según informó la agencia económica Bloomberg, que apuntó que los árabes estarían dispuestos a aportar 800 millones de euros por la compra del club inglés.

El coste de las futuras obras del nuevo estadio, con un aforo para 60.000 espectadores y que permitirá al Liverpool competir de tú a tú con el Manchester United y el Arsenal, y las demandas de Rafa Benítez en forma de fichajes son los principales obstáculos que Hicks y Gillet están encontrando para salir adelante.

Si los dos empresarios americanos no consiguen ampliar el plazo para saldar la deuda con el Royal Bank de Escocia, el DIC, que encabeza Sammeer al Ansari (que es ‘supporter’ del Liverpool), podría cumplir con los requerimientos de la entidad financiera. Según el diario ‘The Observer’, los planes de futuro del magnate árabe pasarían por reforzar la plantilla y sustituir a Benítez por José Mourinho, aún sin equipo desde que fue destituido del Chelsea a mediados de septiembre. El portugués, sin embargo, ha negado cualquier tipo de contacto con algún club, a través de un comunicado de su asistente, Eladio Paramés.

El grupo liderado por Al Ansari ya se perfilaba en febrero pasado como uno de los posibles compradores del Liverpool, aunque al final fueron Hicks y Gillet quienes concretaron la adquisición del actual subcampeón de Europa. Entonces el grupo árabe ya propuso la construcción de un nuevo estadio para el Liverpool, lo que para los americanos sólo es un proyecto de futuro.

El Liverpool reconoce contactos con Klinsmann para sustituir a Benítez

EUROPA PRESS
LIVERPOOL.- Uno de los propietarios del Liverpool, el norteamericano Tom Hicks, reconoció que la dirección del club se había reunido con el técnico alemán Juergen Klinsmann el pasado mes de noviembre para sondear la posibilidad de sustituir en el banquillo de los 'Reds' al español Rafael Benítez.

Hicks reconoció que el Liverpool había contactado con Klinsmann, que ha sido recientemente confirmado como nuevo entrenador del Bayern Múnich para la próxima temporada, pero subrayó que ahora ofrecen su total apoyo al español, sobre todo después de la última reunión mantenida por ambas partes.

"El pasado noviembre, cuando la clasificación para la siguiente ronda de Liga de Campeones estaba en peligro, no estábamos jugando bien nuestros partidos en la Premier, y Rafa y nosotros necesitábamos hablar sobre el traspaso de jugadores en el mercado de invierno, George y yo nos encontramos con Juergen Klinsmann para aprender todo lo posible sobre el fútbol inglés y europeo", revela Hicks.

Uno de los dos propietarios del Liverpool reconoció, además, que se intentó negociar la posibilidad de que el alemán se convirtiera en nuevo técnico de la entidad inglesa "en el caso de que Rafa Benítez decidiera dejar el club por el Real Madrid u otros equipos que se rumoreaban en la prensa británica o en el caso de que la comunicación de ambas partes empeorara por alguna razón".

"Después, George y yo tuvimos un largo y productivo encuentro con Rafa tras el encuentro ante el Manchester United, tratamos todos los asuntos y recibimos el compromiso de Rafa para permanecer en el Liverpool. Rafa tiene nuestro apoyo y ahora nuestra comunicación ha mejorado muchísimo", concluyó, para revelar que a partir de ahora todos los lunes tienen encuentros habituales con el entrenador madrileño.


Benítez estudia demandar al Liverpool

* Tras confesar uno de los propietarios del club que mantuvieron negociaciones secretas con Jurgen Klinsmann en noviembre.
* El técnico español guarda silencio, pero está muy molesto.
* Su representante dice que no piensa dimitir, aunque su situación es cada vez más insostenible.

20 Minutos.es
La posición de Rafa Benítez en el Liverpool es cada día más insostenible, y mucho más después de que los dueños del clun inglés confirmaran el lunes que mantuvieron negociaciones secretas con el alemán Jurgen Klinsmann para que éste se hiciera cargo del club si su relación con Rafa Benítez llegaba a cotas descontroladas de incomunicación o en el caso de que el técnico español fichara por el Real Madrid.

Lo de Klinsmann era una póliza de seguros por si Rafa fichaba por el Real Madrid o algún otro club

Así lo reconoció Tom Hicks al Liverpool Echo. El norteamericano admitió lo que la prensa inglesa había apuntado durante todo el otoño en decenas de portadas en las páginas deportivas de los periódicos.

El portugués José Mourinho y el propio Jurgen Klinsmann habían acaparado los rumores que situaban fuera del club a Benítez. Los dardos, mientras, acababan siempre en la misma diana, la destitución del técnico madrileño, bien en próximas fechas a la noticia o al final de la temporada.

Por fin, el rumor ha cogido forma en las declaraciones de Hicks en la prensa local. "Intentamos negociar una opción", explicó Hicks, que trató de explicar las razones por las que él y su socio, George Gillett, llegaron a esta conclusión. "Era una póliza de seguros para convertirlo en nuestro entrenador si Rafa fichaba por el Real Madrid o algún otro club".

No va a dimitir

El entrenador de los ´reds´ ha preferido optar por un silencio mediático mientras la agencia de noticias PA considera que la noticia aparecida en la prensa de Liverpool es la razón del estado "irascible" del español en su rueda de prensa previa a su eliminatoria de tercera ronda de la Copa inglesa.

Pero Benítez está muy molesto con los propietarios del club tras esta revelaciones, tanto, que según The Daily Telegraph, estudia demandarlos por lesionar sus intereses.

Lo que está claro es que Benítez no piensa en dimitir, tal y como declara su representante, Manuel García Quilón, al diario The Times: "Rafa quiere quedarse. Está muy contento con el club, con la afición y con la ciudad. No se quiere ir".

Rafa quiere quedarse, está muy contento
No quiere irse, pero su posición es tan difícil que casi nadie cree que su estancia en Anfield dure más allá de del próximo mes de junio. Nadie soportaría una temporada como esta.

El Liverpool se enfrenta este martes al Luton Town, de la tercera división, en el partido de repetición de la Copa inglesa (FA Cup), un partido que varios medios ven como un nuevo test para el entrenador español.

No hay comentarios: