domingo, 7 de septiembre de 2008

España 1 - 0 Bosnia


Villa y el continuismo.

Buena segunda parte de la selección ante unos bosnios ya fatigados.
Gran partido de Iniesta, al que sólo faltó el premio del gol .

Noticia de elmundo.es
Sufrió Del Bosque su primera victoria oficial en el banquillo español, demasiado corta para los méritos mostrados, definida por Villa desde un rincón donde parecía imposible ver la portería (1-0). Sobraron ocasiones en la segunda parte, cuando se perdió el orden en la disciplinada y dura defensa bosnia. El resultado fue corto, pero la tendencia general, de un bendito continuismo, sólo puede conducir al optimismo.

Sin los lesionados Torres y Silva, dos de los faros del campeón de Europa, la selección tardó en entrar en calor en la Nueva Condomina, rebosante de entusiasmo popular. Los bosnios dejaron claro bien pronto que las patadas forman parte del fútbol y España sólo podía merodear el área cuando Iniesta sacaba el periscopio o Capel escapaba de las tarascadas.

Hubo un disparo al larguero de Senna y un penalti fallado por Villa, pero los problemas ante el frontón balcánico eran patentes. Se quería mover por abajo, pero Villa necesitaba un compañero y los interiores pedían ayudas que sus laterales no querían aportar. Bosnia, mientras tanto, se permitía el lujo de soltar alguna contra, con Misimovic y Dzeko a la cabeza, para poner en alerta a Casillas.

Pese a los atascos, España no se dejó llevar por las urgencias. Del Bosque sabía que con la puerta a cero, el paso de los minutos traería noticias positivas. Los bosnios, con dos defensas apercibidos, sumaron casi 20 faltas al descanso. Sólo resistieron hasta que duró el rigor y menguaron las fuerzas. Iniesta también puso de su parte.

Partiendo desde las dos bandas, sus detalles encendieron las luces de España. Encaró casi siempre y chutó a menudo, aunque sin suerte. Resultó mucho más convincente que Fábregas, que sólo dio con la llave poco antes de la hora de juego, cuando puso una pelota al hueco que Villa llevó a la red fuera de foco.

La ventaja sentó de maravilla a España, que encontró huecos donde antes sólo había golpes. Villa y Capdevila se estorbaron en el área pequeña en lo que debió ser la sentencia. El '7', Cazorla y de nuevo Iniesta desperdiciaron opciones que otro día cualquiera hubieran terminado en gol.

Bosnia, orgullosa, casi sin oxígeno, nunca se dio por vencida, pero cayó presa de sus limitaciones. Escuchó el pitido final en el área de Casillas para agobio de Del Bosque, un tipo que no suele ponerse nervioso. Tiene trabajo por delante, pero la inercia resulta de lo más alentadora.

ESPAÑA 1
Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Albiol, Capdevila; Senna, Xavi, Iniesta, Cesc (Xabi Alonso, m.65), Capel (Cazorla, m.72); y Villa (Guiza, m.84).

BOSNIA 0
Hasagic; Berberovic (Ibisevic, m.65), Radeljic, Damjanovic (Ibricic, m.81), Nadarevic, Salihovic; Rahimic, Muratovic, Misimovic, Vladavic; y Dzeko (Pjanic, m.84).

Clasificación para el Mundial de 2010
Estadio: La Nueva Condomina, 32.000 espectadores.
Árbitro: Craig Thomson (ESC). Mostró cartulinas amarillas a Puyol (m.48) por España, y a Berberovic (m.5), Damjanovic (m.14) y Radeljic (m.62).

Gol: 1-0, m.58: Villa.

No hay comentarios: