lunes, 3 de noviembre de 2008

The boss


¿Benítez juega mal?

Firma de Jaime Collazos

Tenemos la costumbre de atribuir toda la importancia del juego a los entrenadores. Y seguramente el estilo de los equipos responda a las ideas del técnico (en su mayoría). Pero nos olvidamos de un factor importante: los jugadores. A ellos les toca la tarea de hacer que un equipo juegue bien o mal. Ellos son los que deben tomar decisiones durante el partido, interpretar lo que pasa dentro y actuar. Así que a ellos les corresponde la responsabilidad de ganar o perder. El entrenador influye en el ambiente del vestuario, en el estado de ánimo de los futbolistas (normalmente a través de las alineaciones) y aporta el estilo: tener o no la pelota, defender o atacar, ser o no atrevidos…

En el subconsciente general habita la idea de que Benítez hace jugar mal a sus equipos. Aunque normalmente gana, la sensación es que aburre. Que juegan mal. O eso dicen. Es posible que Benítez tenga más responsabilidad que el resto en que así sea. Estamos ante un elegido, uno de los pocos técnicos que construye su plantilla. Única y exclusivamente él elige a sus jugadores y, en muchos casos, no se ha fijado en los más virtuosos. Pero no es menos verdad que nunca ha manejado ninguno de los grandes presupuestos del fútbol europeo. Y, cuando ha tenido oportunidad, ha sabido gastar el dinero: Xabi Alonso, Leiva, Babel, Torres, Riera, Keane… Además de saber explotar a Gerrard, uno de los mejores jugadores del mundo.

Digo esto porque, siempre que se ha relacionado a Benítez con el Real Madrid, sus detractores han puesto una pega: con él sería un ‘peñazo’ ir al Bernabéu. Construiría un Real Madrid ganador, pero insoportable. Difícil de ver. Puede sonar ventajista, pero dudo que cualquier Liverpool de Benítez haya jugador peor (o mejor dicho, más aburrido) que el Madrid de Schuster (cada vez más cercano al de Capello, por cierto). El actual Liverpool es un definido, bien construido y con mucha ambición. Sabe lo que quiere y, lo que es más importante, cómo conseguirlo (ahí radica la aportación de Benítez). Curiosamente todo lo que parece faltarle al Real Madrid. Pero no es momento de entrar en comparaciones, sino de disfrutar con lo que nos espera el martes en Anfield. Espero que nadie se aburra.

No hay comentarios: