miércoles, 4 de noviembre de 2009

Torres no tendrá que ser operado de abductores




Por Guillem Balagué


Hay que añadir un problema más a los que tiene el Liverpool. Además de las múltiples bajas, de los fichajes dudosos, de los resultados (seis derrotas en los últimos siete partidos) y de la dificultad de pasar la fase de grupos de la Champions, hay una nueva dificultad que ayer enturbió el ambiente: la barrera lingüística. La prensa inglesa publicó, siguiendo las instrucciones que habían recibido de los doctores del Liverpool, que Torres tenía una hernia y que podría ser operado. La historia tiene guasa: Torres no tiene una hernia, sino una contractura en los abductores que en inglés se denomina sportsman's hernia. Parecía una jugada maestra de Rafa Benítez para ocultar sus problemas y las dudas que tiene la afición, cuando posiblemente se trate de una traducción que creó confusión.

El caso es que Torres no está para jugar los noventa minutos y lo lógico sería que durante los partidos internacionales pueda descansar en Liverpool, la solución a sus molestias. El delantero pactó con Benítez no acabar los partidos del Manchester United y del Fulham, y no se le verá hoy tampoco los noventa minutos. No es la única duda (Skrtel, Gerrard y Aquilani no han viajado y Agger y Johnson están tocados) así que el once titular es un misterio. Lo que parece claro es que sea cual sea el resultado de esta noche, Benítez no será destituido. El club ha evolucionado a partir de su filosofía, la sensación de progreso era evidente quizá hasta esta temporada y el nuevo director ejecutivo (estrechamente relacionado con el banco que cubre las deudas del club) cuenta con él. Se han cometido errores de bulto (el fichaje de Kyrgiakos, el regreso de Voronin, la venta de Arbeloa), el juego es predecible y el ambiente en el vestuario es tenso, pero el club confía en que el agua vuelva a su cauce.

Ante el Lyon son casi imprescindibles los tres puntos pero la alineación se tendrá que improvisar. El equipo no domina los partidos y encaja demasiados goles, así que Benítez está obligado a conjurar de nuevo un pequeño milagro.

3 comentarios:

Jorge-George Olmos dijo...

"No bajéis la cabeza. Todos los que saltéis al campo después del descanso tenéis que hacerlo con la cabeza bien alta. Nosotros somos el Liverpool, vosotros jugáis para el Liverpool. Nunca olvidéis esto. Tenéis que mantener la cabeza alta por los aficionados. Tenéis que hacerlo por ellos. No os podéis llamar jugadores del Liverpool si salís con la cabeza gacha. Si creamos unas pocas oportunidades tenemos la opción de volver a meternos en el partido. Creo que podéis hacerlo y nosotros lo haremos"
Instambul

Anónimo dijo...

pARA CUando es esperado el regreso de gerrard?

Anónimo dijo...

wow otra ves adios al niño torres ola al gol en contra :S