sábado, 19 de diciembre de 2009

Benítez: "Lo único que me preocupa es el próximo partido"

Noticia @marca.com

Rafa Benítez no está preocupado por un posible despido tras encandenar una nueva derrota en la Premier, esta vez ante Portsmouth por 2-0, pero reconoció que deberían de cambiar de objetivo

"Lo único que me preocupa es el próximo partido", respondió cuando le preguntaron por su futuro.

"No puedo hacer otra cosa que preparar el siguiente partido. Si ganamos, será más fácil preparar el siguiente", dijo.

"Tenemos que cambiar nuestros objetivos, ir partido a partido, estar unidos, tratar de conseguir los tres puntos y esperar a ver qué pasa", dijo Benítez.

13 comentarios:

phoenix wright dijo...

El problema es que los jugadores e incluso el propio Benítez no pienso que se crean todo esto.

Es decir, desde el día contra la Forentina se lleva hablando desde diferentes estamentos del club de que "cada partido es una final a partir de ahora". Con la eliminación de la CL se dijo que "la temporada empezaba ahora". Lo del Wigan de hace una semana debía ser el comienzo de una racha positiva...

Es decir, me parece normal que digan eso de cara al público pero sinceramente creo que ellos son perfectamente conscientes de cómo está la situación.

No se si alguien recuerda, a principio de temporada, a Gerrard diciendo que habían mantenido una reunión los jugadores de la plantilla para "sacarse todo lo que tuviesen en la cabeza". Me extraño en ese momento, iban apenas tres jornadas de liga... si por aquella ya eran conscientes de que había problemas, cómo lo serán hoy.

Anónimo Provisional dijo...

¡QUÉ bien les vendrían unas vacaciones de navidad a esta gente ahora...!

Casi todos los equipos que han tenido una pésima primera vuelta, resurgen en la segunda. (Excepto el Atleti del descenso) El Mallorca y el Español el año pasado, por ejemplo... La mala suerte no puede durar eternamente...

Me da un poco de miedo Torres. Todavía no está en plena forma; y con las circunstancias actuales, le resultará muy difícil recuperar la confianza... Creo que es un poco frágil en lo psicológico, en un sentido: cuando las cosas van mal, cuando apenas hay expectativas, enseguida se desespera, se deprime, entra en una dinámica negativa de la que le cuesta mucho salir. Él mismo se quejaba de que, en el Atleti, su función era "tirar del equipo", cuando el que necesitaba ánimos después de una derrota era él. Y sus malas rachas coincidían con las del Atlético; era como si el panorama gris dentro del club, el mal ambiente que se respiraba, la dinámica negativa, la falta de expectativas... le contagiaran de tristeza. Tenía que venir Aragonés y amenazarle con dejarlo fuera de la Selección, para que espabilase.

tgdor_ dijo...

Torres tuvo un día desafortunado, como lo puede tener cualquiera. Le sacaro nde quicio a él y a muchos. No creo que debamos de preocuparnos que si el niño no debe de vestir la camiseta por protestar... todo l ocontrario. Está totalmente involucrado en el tema y defiende los colores a muerte. De cara a puerta no tuvo su día. ENcima le sacaron tarjeta por una falta que es como mucho falta y ya está. Es normal que te calientes. Si no te calientas con uno menos y perdiendo en campo del colista cuando el arbitro no está a la altura... no se cuando te vas a calentar...

tgdor_ dijo...

Yo sobre el tema de Rafa digo lo mismo: PACIENCIA

phoenix wright dijo...

De cara a puerta no tuvo su día básicamente porque disparó una vez (y desde fuera del área)... creo que el número total de disparos del Liverpool fue tres.

El partido se jodió con la expulsión y no hay que darle más vueltas. Hay que reagrupar al equipo, conseguir que ciertos jugadores clave hagan acto de aparición esta temporada y empezar a ganar la de ya.

Los acomodados del City ahora van a espabilar con el italiano, por lo que no se puede perder comba con ellos.

phoenix wright dijo...

Lo de la prensa es espectacular... el Chelsea con un ban de un par de años que le impide fichar y ya andan haciendo leña del árbol caído.

Pues eso, espectacular.

James dijo...

SR.Benitez

Yo me preocuparia de algo mas que solamente del proximo partido.


James

Jony dijo...

A mi lo de Benítez me parece todo lo razonable del mundo.

Él no juega en el campo, ni da pases, ni mete goles, lo único que puede hacer es preparar los partidos y esperar a ganarlos...es lo más lógico del mundo.

No tiene porque preocuparse, nosotros sí deberíamos, ya que si se va él, vete tú a saber quien puede tomar el cargo...si otro Houllier más y estar una década soñando en quedar 4º como mucho o otro Benítez y luchar en ganar la Premier o la Champions.

James dijo...

Preguntas para navegantes, ¿solo Benitez es sinonimo de exito? ¿si se va Benitez se acaba el mundo? ¿sin Benitez estamos muertos?
¿acaso no podemos confiar en Sammy Lee hombre de la casa y que conoce a la perfeccion el club?

PD.Sres que por Anfield han pasado muchos entrenadores y la vida a seguido su curso.

Stubbins dijo...

Pues si conocer la casa es el único requisito exigible para sacar al equipo adelante, no sé de qué nos preocupamos.

A lo mejor Toshack está dispuesto a dejar su carrito de golf en Donosti y le apetece acercarse por Anfield. Me da a mi, que prefiere seguir mejorando su putt.

Luis JFT96 dijo...

Hombre James, muchos, muchos entrenadores tampoco han pasado. En 117 años de historia, 18 entrenadores y eso que los dos primeros compartieron puesto en el banquillo.

Y, sinceramente, si creo que el futuro pinta negro, con o sin Rafa Benitez en el banquillo, aunque me temo que bastante peor sin Rafa.

Lo que está claro es que todas estas reflexiones no sirven para nada. Simplemente hay que pensar en ganar al Wolves, y después en la FINAL (y esta si que empieza a serlo de verdad) en Villa Park.

Anónimo dijo...

IRWT

Simples.

Un abrazo,
Mode

Jony dijo...

Respuesta para navegantes...¿Al final fichamos a Defoe para el mercado de invierno o no?. Jajajaja.

La verdad es que la realidad ya está cruzando la línea de lo surrealista.

El año pasado Benítez era divinizado (estuvimos apunto de ganar la Premier) y en esta odiado...una vez más la hipocresía del fútbol vuelve a brillar.