domingo, 20 de junio de 2010

Mundial Sudáfrica 2010. Jornada 2 Grupos E y F.


Parsimonia letal brasileña.

Brasil 3-1 Costa de Marfil


Con un futbol desesperadamente parsimonioso y lento, pero sumamente letal cuando el balón traspasaba la línea de tres cuartos, Brasil ha conseguido una plácida aunque polémica victoria ante una decepcionante Costa de Marfil, que bien poca oposición presentó ante los canarinhos. Y decimos polémica victoria porque el arbitraje del colegiado francés Stéphane Lannoy y su equipo de asistentes no ha dado una a derechas durante todo el encuentro, a imagen y semejanza que sus compatriotas jugadores.

Brasil confirmó que tiene bien aprendido el estilo ramplón implantado por Dunga desde el minuto uno. En la primera jugada del partido, Robinho en jugada personal probaba fortuna en carrera y desde lejos, pero su disparo salía alto por bien poco. Sus compañeros de líneas más retrasados en cambio, iban cuatro velocidades por debajo y jugaban el balón caminando. Claro que, cuando el balón llegaba a las líneas vanguardistas, la velocidad y las facilidades a la hora de combinar eran absolutamente letales. De este modo, Luis Fabiano tras jugada de triangulación atacante brasileña estrenaba el marcador con potente disparo al angulo corto de la porteria africana.

Repetería O' Fabuloso en la segunda mitad con un magnífico gol de jugada personal que incluía dos sombreros... y dos manos que el arbitro galo fue incapaz de ver. Bien, para ser francos y según las imágenes ofrecidas por televisión el arbitro las vió puesto que así se lo reconocía entre risas al jugador sevillista. VERGONZOSO. Era tan solo el principio de una actuación arbitral lamentable.

Con el 2-0, Brasil empezó a jugar a placer y a gustarse. Se rememoraba al Brasil clásico. Al Brasil del Jogo Bonito. De esta manera y tras asistencia de Kaká, llegaba el tercero obra de Elano. Partido sentenciado. Aún así, se pudieron ver varias acciones muy feas con entradas espeluznantes de los jugadores de Costa de Marfil que merecieron la expulsión que el arbitro decidió sancionar tan solo con amarilla. En una de estas, Elano debía abandonar el terreno de juego en camilla.


Pero Drogba tras un primer aviso a remate de cabeza que se fue por poco, confirmaría de otro testarazo el gol de los africanos. El partido parecía que recobraba ritmo y emoción, pero el arbitro una vez más se encargó de cortar de raiz con la expulsión por inexistente agresión de Kaká a Dimel. Calamitoso Monsierur Lannoy.

Ficha Técnica.

Estadio: Soccer City, Johannesburgh.

BRASIL: Julio César; Maicon, Lúcio, Juan, Michel Bastos; Gilberto Silva, Felipe Melo, Elano (m.67, Daniel Alves); Kaká; Robinho (m.90, Ramires) y Luis Fabiano.

COSTA DE MARFIL: Boubacar Barry; Guy Demel, Kolo Touré, Didier Zokora, Siaka Tiene; Emanuel Eboue (m.72, Romaric), Yaya Touré, Ismael Tioté; Aruna Dindane (m.54, Gervinho), Salomón Kalou (m.68, Kader Keita), Didier Drogba.

GOLES:
1-0 Luis Fabiano 24'
2-0 Luis Fabiano 50'
3-0 Elano 62'
3-1 Drogba 79'


Los "All Whites" le sacan los colores a la "Azzurra".

Italia 1-1 Nueva Zelanda


Empate y de penalty. Con ese pobre bagaje y peor imagen ha solventado la campeona del mundo su compromiso con la verdadera cenicienta del campeonato. Nueva Zelanda que se adelantó en el marcador, dispuso incluso hasta de dos buenísimas ocasiones para dar un auténtico campanazo a la competición, pero finalmente el empate no se movió del marcador y eso supo a verdadera gloria para los All Whites, que ya han logrado anotar su segundo punto en su casillero, igualando los registros a la actual poseedora del título.

La sorpresa saltaba bien pronto, cuando en el minuto 6 de juego y gracias a una jugada a balón parado, Smeltz lograba adelantar a los Kiwis en posición de posible fuera de juego. La zaga azzurra erraba en su totalidad en el despeje y el jugador neozelandés se encontró con el balón para remachar el arco italiano. A partir de aquí, dominio total italiano pero infructuoso. Montolivo enviava un balón al palo de disparo lejano pero el gol no llegaba. Tan solo una pena máxima de dudosa existencia permitió a los de Lippi igualar el marcador desde los 11 metros. De Rossi se dejaba caer dentro del area y el arbitro cayó en la trampa indicando el penalty. Iaquinta se encargaría de transformar el penalty.

La entrada de Camonaressi y Di Natale para los italianos, no logró mejorar el juego de los trasalpinos y mucho menos, lograr el tanto que les pusiera por delante en el marcador. A ello contribuyó el meta neozelandés Paston que realizó un par de acciones de verdadero mérito a tiros de Montilivo y Camonaressi. Empate final e Italia se la jugará en la última jornada frente al rival más potente del grupo. Paraguay. Por su parte, Nueva Zelanda mantiene vivas las opciones de seguir en la competición, si saca algo positivo de su enfrentamiento con Eslovaquia. Algo que sería verdaderamente histórico.

Ficha Técnica:
Estadio: Mbombela Stadium, Nelspruit

ITALIA: Marchetti, Zambrotta, Chiellini, Cannavaro, Criscito, Marchisio (Pazzini, m.62), Montolivo, De Rossi, Pepe (Camoranesi, m.46), Gilardino (Di Natale, m.45) y Ianquinta.

NUEVA ZELANDA: Paston, Reid, Nelsen, Vicelich (Christie, m.81), Smith, Bertos, Fallon (Wood, m.63), Elliot, Lochhead, Killen (Barron, m.90+) y Smeltz.

GOLES:
0-1 Smeltz 6'
1-1 Iaquinta 29' (pen)


Paraguay se gusta y acaricia los octavos.

Eslovaquia 0-2 Paraguay


El talento ofensivo de Paraguay con Vera, Santa Cruz, Valdez y Lucas Barrios, barrió por completo a la selección eslovaca que en ningún momento pudo contener a una selección paraguaya que demostró seriedad y gusto por el balón a partes iguales. Probablemente estemos ante una de las selecciones que sin ruido mediático pero con un gran trabajo, se convierta no tan solo en la revelación del torneo, sino que incluso se pueda adueñar de alguna de las posiciones nobles al final del campeonato de las sorpresas.

La magia enarbolada por la línea ofensiva paraguaya, encontró el gol en el minuto 23 de juego tras una jugada de brillante combinación entre Lucas Barrio que asistió al hueco y con caño incluido a su compañero Vera, que siguiendo la jugada desde atrás, remachaba la lujosa jugada con el gol.

No se conformaron los de Gerardo Martino con ese gol y siguieron buscando con ahínco la puerta de Mucha que tuvo trabajo al por mayor para detener todos los disparos paraguayos. Tanto fue el cántaro a la fuente, que finalmente y en el tramo final del encuentro, Critian Barreto lograba el segundo gol paraguayo de disparo cruzado.

Muy buena impresión la de los paraguayos que ponen un pie y medio en los octavos de final a expensas de su último compromiso con Nueva Zelanda.

Ficha Técnica:
Estadio: Free State, Bloemfontein

ESLOVAQUIA: Jan Mucha; Jan Durica, Kornel Salata (m.81 Miroslav Stoch), Martin Skrtel, Peter Pekarik; Vladimir Weiss jr, Marek Hamsik, Zdenko Srtba, Stanislav Sestak (m.69 Filip Holosko); Jan Kozak; Robert Vittek.

PARAGUAY: Justo Villar; Claudio Morel, Antolin Alcaraz, Paulo Da Silva, Carlos Bonet; Cristian Riveros, Víctor Cáceres, Enrique Vera (m.84 Edgar Barreto); Nelson Valdez (m.67 Aureliano Torres), Roque Santa Cruz y Lucas Barrios (m.80 Oscar Cardozo).

GOLES:
0-1, Vera 26'
0-2, Cristian Barreto 83'

No hay comentarios: