Alemania se lleva un partido loco, loco.