lunes, 20 de septiembre de 2010

Las aguas del Mersey son turbulentas.



Los liverpudlians somos hoy por hoy una raza en peligro de extinción. Las malas noticias van llegando un día y el otro también, pudiendo provocar que más de uno renuncie a seguir a un club como éste (lo digo por aquellos que aparecieron en la época Benítez y no tienen mucho conocimiento de lo que sucedía anteriormente) o que provoque nervios, angustias y ansiedades con los problemas de salud que ésto ocasiona (diciéndolo por aquellos que llevan décadas siguiendo al club y saben que aún no hemos tocado tanto fondo, que todavía tenemos una resquicia de salvación).

El problema radica en que tal sanación vendría por erradicar del club a una serie de personas que tienen al equipo "limitado".
Limitado a la hora de fichar, a la hora de decir las cosas como son en las ruedas de prensa, a la hora de competir con los "grandes"....a la hora de jugar al fútbol.

Además debemos sumar la llegada de Roy Hodgson, que es una marioneta para los americanos y que tiene mentalidad de entrenador de equipo mediocre. Algo parecido pasó con Guss Hiddink cuando estaba en el Chelsea (Su juego daba pena y eso que tenía tantos jugadores de calidad. Al final ganó una FA Cup y gracias).

Todo esto podría tener solución, pero parece que no llega, aunque algunas noticias son esperanzadoras....otras son inquietantes.

Al parecer Hicks estaba cerca de cerrar un acuerdo con OSG Blackstone Capital Partners para apropiarse también de las acciones de Gillet antes de que las pierda el próximo 6 de octubre a favor de Mill Financial, ya que pidió el crédito poniendo como aval estas acciones (el negocio rondaba los 333.85 m €, que es algo más de lo que deben al Royal Bank of Scotland, 282.6 m € ).

Esto hubiese hecho que Hicks tomase el cargo en el club en solitario y se puediese quedar en él unos dos añitos más.

Sin embargo, hay que agradecer a Blackstone de romper toda negociación. Pero también hay que decir que Royal Bank Scotland son reacios de tomar el control del club si el plazo finaliza y puede que den más tiempo para encontrar un comprador.

Martin Broughton, que es el presidente y el mediador entre los dueños del club a la hora de buscar nuevo propietario (además de gran aficionado al Chelsea), se ha encontrado con un gran obstáculo para encontrar su objetivo.

El gran problema radica sobre todo en el valor de venta del club que ha impuesto Hicks (ya que estoy seguro que Gillet es más "razonable").
Queriendo aprovechar al máximo cualquier ganacia, ha puesto en venta al club por unos 715.4 m €, aunque ha sido informado muchas veces de que no le van a dar más de 476.9 m €.

El grupo Spirit of Shankly ha pedido dos días de protesta contra los propietarios del club y las instituciones financieras que les prestan dinero. Celebrarán una reunión la mañana del sábado antes del partido en Anfield ante el Sunderland, seguido de una protesta dentro del estadio.

Pero no sólo los despachos son turbulentos, sino que también hay que preocuparse por las últimas declaraciones de Roy Hodgson sobre lo que ve en el equipo.

Primero resaltar que dice que lo que ocurre fuera del campo (situación propietarios) no está influenciando en el equipo, aunque admite que estan muy bien informados (Como para no estarlo, entonces vivirían en una burbuja y siempre debe haber un poco de influencia, sino no serían humanos).

Después dice que nuestras opciones de ganar el título son muy escasas (porque no quiere usar la palabra imposible), pero no la de quedar entre los 4 primeros. (Aqui lo importante es que se descarta de la carrera del título en apenas 5 partidos disputados, dejando claro la mentalidad de mediocridad que tiene y haciéndolo por primera vez en 20 años....ya que habían años que se llegaba a noviembre y se decía, pero no tan temprano).

Y finaliza en que el primer gol fue un golazo de cabeza de Berbatov tras un gran centro de Giggs (O sea, que Torres mal colocado en el marcaje al búlgaro, algo que yo no he visto ni en fútbol infantil y el "gran posicionamiento" de Konchesky a la hora de cubrir el palo no tienen nada que ver), el segundo fue una obra maestra de Berbatov (aquí tampoco tiene en cuenta que Carragher pierde de vista al búlgaro, ya que lo tiene por la espalda y no lo marca como es debido...aunque coincido con que el gol de volea es espectacular) y el tercero sí hay que reprochar algo a Carragher en el salto....(pues no me jodas Hodgson, mal vamos si no te fijas en los fallos de posicionamiento en los otros dos goles, increible).

Además se empieza a crear polémica con Agger, uno de nuestros mejores centrales que es usado sólo para sustituir al lateral izquierda (aqui ya no comento, porque me empieza la ansiedad y los agobios).

Agger ha dicho que la filosofía del manager es jugar en ataque, pero no desde la defensa y ese no es su estilo. Dice que él juega con el balón en el suelo y el tiempo dirá si él no lo pone en el equipo por eso. Va a intentar de poner algo de su parte, pero no es un jugador que despeje la pelota en la primera oportunidad que tiene y que va a luchar por seguir teniendo una oportunidad en el equipo.

(Aqui deja claro el sistema del passing-game de Hodgson, patadón arriba y que ellos se inventen alguna jugada como puedan).

Este Breaking News movido finaliza con que Fergie se ha metido con Torres por intentar expulsar a alguno de sus jugadores.

Pero como la gran mayoría hemos visto el partido y sabemos la lógica con la que dice las cosas este señor, pues no merece la pena escribir más sobre el tema (es algo que no tiene sentido).

Hicks falla en refinanciar la deuda.-The Guardian
Declaraciones varias de Hodgson y Agger-SkySports.com
Ferguson y Torres-SkySports.com

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder... ya solo falta que se nos caiga el estadio encima.
A final de liga preveía un largo y duro verano.. pero parece que eso va a continuar en otoño también.

Jesus REd

*María* dijo...

Madre mía, parece que al Liverpool le ha mirado un tuerto con muy mala leche (o el brujo Pepe os ha hecho algún trabajito, porque vaya tela xD).

Esto son rachas (y si encima están esos dos chupópteros americanos ahí anclados, pues nada) y a ver si todo se va solucionando que falta hace, pero veo que mucho han de cambiar las cosas... :S

Lato dijo...

gran articulo compi

Ivan dijo...

muy cierto lo de agger... el es mucho mejor k skartel

Jony dijo...

Cuidadito con las palabras del Purslow: "Liverpool Football Club no se va a la quiebra. Tenemos un negocio muy saludable con unos ingresos récord y somos muy rentable".

(Ahí es nada y lo dijo sin ponerse Rojo)

*María* dijo...

@Jony -> pues nada, todo está solucionado, no? :D Ni deuda ni nada, qué maravilla!! (es como ZP, que lo ven todo multicolor, o viven en realidades paralelas...).
Así que no cunda el pánico!!! xD

Jony dijo...

Pues sí, estan metiendose la misma medicación, a ver si me entero cual es para salir de fiesta.

David dijo...

Hodgson, es el mismo lumbreras que entrenó al Inter, y dijo que roberto Carlos no valía. Desde luego, era una visionario. Yo fui crítico con Benitez, porque no entendía algunas cosas de sus planteamientos, y nos los compartía, pero creo que si le hubieran dado mejores mimbres, no estaríamos así. Lo de Hodgson clama al cielo. Totalmente de acuerdo con el articulista. Es técnico para un Fullham, Sunderland o así, pero no para una institución como la red. Un saludo, y a por el Sunderland. Go reds!! YNWA!

Tapadillo dijo...

Hablo muy a la ligera, no conozco la carrera de Hodgson ni he visto demasiados partidos suyos, me baso en sensaciones, y pueden estar muy equivocadas. (de hecho, cuando me paro a ver las opiniones de la gente sobre futbolistas y entrenadores cuyas carreras no conocen... no sé si reír o llorar). Pero la sensación que de momento me está dando, es parecida a la de la mayoría de los entrenadores que Torres conoció en el Atleti. Entrenadores que llegan a la fama por haber legado lejos con equipos pequeños y humildes; y a los que se contrata porque se supone que sabrán sacar el mejor rendimiento de presupuestos pobres y jugadores normales. Entrenadores que se sentirán en deuda con los directivos que les ayudaron a dar el salto a un equipo grande; y que psocurarán ajustarse al presupuesto y no causar molestias a sus jefes.

Entrenadores que tienen una presión enorme sobre sus hombros, la de las expectativas de un equipo grande pasando por malos momentos. Entrenadores que no tienen tiempo para montar un proyecto, ya que necesitan resultados a corto plazo (saben que al tercer partido que no acabe en victoria, se empezará a pedir su cabeza). Y que terminan acudiendo a lo más fácil,a lo que tradicionalmente parece que ha asegurado mejores resultados: encerrarse atrás y esperar a que los delanteros aprovechen las únicas ocasiones que se les presenten. A parte, que Hodgson tenía fama de ser demasiado defensivo ya en el Fulham.

Torres debe de estar acostumbrado. Los comentarios que leo hoy, son los mismos que solía leer hace tres años.