miércoles, 13 de octubre de 2010

Via libre al mercadeo.



George Gillett y Tom Hicks han dejado de ser desde esta mañana los propietarios del Liverpool FC.

La justicia británica ha otorgado la razón al Royal Bank of Scotland y al bloque británico encabezado por Martin Broughton y Christian Purslow.

A partir de este momento, la junta directiva del club tiene via libre para negociar y aceptar la oferta de venta que crean más conveniente.



Purslow eufórico a la salida del Tribunal. No en vano, alguna suculenta comisión caerá en su "butxaca"


El Liverpool FC ha dejado de pertenecer a los magnates tejanos George Gillett y Tom Hicks, tras el fallo del Tribunal Superior de Justicia británico dictaminado esta mediodia que obliga a los dirigentes norteamericanos a aceptar la oferta que la nueva junta directiva presidida por Martin Broughton estime oportuno. Todo ello con la supervisión del Royal Bank of Scotland.

El juez del Tribunal Superior de Justicia ha dictaminado que los actuales propietarios, Tom Hicks y George Gillett no tienen ya ningún poder para bloquear la venta del club, una vez que éstos se han visto incapaces de hacer frente a las deudas contraídas con el principal acreedor del club, el Royal Bank of Scotland (RBS).

Este fue el principal motivo por el que Martin Broughton, presidente del club, con el beneplácito del RBS cogió las riendas de las negociaciones para la venta del club, tal y como estipulaba el acuerdo alcanzado entre la entidad financiera y Gillett y Hicks.

Este dictamen judicial otorga toda la potestad de decisión a la nueva junta directiva establecida por Martin Broughton para estudiar todas las ofertas que lleguen a Anfield y aceptar la más conveniente.

A partir de ahora, se abre la subasta y el mercadeo en las oficinas de Anfield. El principal favorito para hacerse con el club, es el holding empresarial norteamericano New England Sports Venture, propietaria entre otros de los Boston Red Sox de la Major League americana de baseball. En las últimas horas, una nueva oferta procedente de Singapur, parece hacer frente a la inicial oferta norteamericana.

Mucho nos tememos que esto se va a convertir en una subasta donde el que más ofrezca se hará con la propiedad del club. Y no nos referimos a que se acepte la oferta más idónea pensando en el futuro y la estabilidad del club. Tristemente, observando el talante y modos de actuación de los actores en liza, el Liverpool FC acabará en manos de quien más dinero aporte a los bolsillos de los negociadores. Las minutas de honorarios, de dudosa moralidad, por los servicios de intermediación efectuados, van a ser de consideración. Eso está clarísimo.

Son muchos los tipos que utilizando vanalmente el nombre del club van a beneficiarse económicamente de esta triste situación. Bien poco les importa los sentimientos de millones de supporters en todo el mundo. Por suerte todos estos tipos son plenamente reconocibles por los supporters y ya son señalados con el dedo a su paso por Anfield. Allá ellos con su consciencia.

Y ojo, que no todo es definitivo. Gillett y Hicks tienen pleno derecho a recurrir la sentencia.

7 comentarios:

Jony dijo...

Gran noticia.

Jony dijo...

Y se me olvidaba...tienes razón. Los chacales Broughton y Purslow van a discutir las ofertas que tienen esta noche, ya que la del chino al parecer les ha gustado mucho.

Ahí dejan claro cuales son sus motivaciones y que el que más ofrezca de comisión, será el que se quede con el equipo.

James dijo...

@ Todos

Lo que realmente es importante es que el club se pueda vender, ahora solo queda rezar por que el que lo compre sea alguien cuerdo y que valore por encima de todo al equipo y a su aficion y sobre todo a la historia de este grandioso club que es el LIVERPOOL.

James.

daviniaaa dijo...

Es una buena noticia :) ojala que el lo compre ahora si sepa hacer las cosas bien.

Luis JFT96 dijo...

Estoy en la linea de prudencia de Lover, Stubbins y demás familia, pero, aún así, nadie me quita el alegrón que me he llevado esta mañana por quitarnos a estos dos sinvergüenzas de encima.

Ahora sólo queda que acierten con el comprador. Me da más confianza NESV que Lim, pero vaya usté a saber....

Stubbins dijo...

Hoy es el dia en que oficialmente, o por lo menos judicialmente, hemos botado al par de yankees del club. Esto que sería motivo de honda satisfacción, solo me produce preocupacón. Preocupación porque lo que se queda al frente del club encargado de hacer la venta han demostrado con su actitud, ser unos tipos sin ningún tipo de vergüenza.

No es que sienta compasión por G&H, pero tampoco ando muy equivocado si digo que a estos dos tejanos les han tangao pero bien dos tipos con la cara más dura que el cemento armado. Bien merecido se lo tienen, si. Pero los tipejos que se deben de encargar de obtener y aceptar las futuras propuestas, han demostrado pública y abiertamente que son unos sinvergüenzas de mucho cuidado.

Menuda jugada más hábil la de Broughton y Purslow. Se camelan a los tipos que les introducen en el club y luego les traicionan para expulsarles y colocarse en la poltrona. Así de clarito. Eso es lo que tenemos ahora mismo al frente de nuestro club.

La foto de Purslow triunfal y eufórico con el puño en lo alto a la salida del Tribunal es sencillamente bochornosa. ¿Pero que tiene que celebrar este tio? Bien lo sabe él. Bien lo sabe

xanty.gc dijo...

A mi todo este tema me produce un tremendo pesar, es triste ver como un club con tanta historia acaba expuesto en un tenderete para ser vendido al mejor postor.

Es una situación muy complicada y sólo espero que el Liverpool salga lo mejor parada de ella. Lo que está claro es que todo esto costará años remontarlo, se le está haciendo un daño enorme al club.