sábado, 4 de diciembre de 2010

La llegada de un viejo conocido



El encuentro que tenemos el lunes es un partido algo familiar (Friedel, Warnock, Heskey) y el reencuentro de Houllier en Anfield lo ha intensificado aún más.

Gerard Houllier fue el entrenador de las sombras y las luces, el de los 5 títulos, el del primer entrenador extranjero Red, el del corazón débil, el del que tuvo el Balón de Oro en su equipo y el que hizo una "modernización" en el equipo rompiendo con la "britanización" que había en el club.

En 1998 se unió con Evans para hacerse cargo del club, unos meses después se quedó sólo tras la destitución del inglés (que en su trayectoria de 4 años en el club sólo ganó una Carling Cup, llamada Coca-Cola Cup por aquel entonces).

Al año siguiente comenzó su pequeña revolución francesa traspasando a gente como Paul Ince, David James, Mc Ateer y Mc Manaman (liberado por la directiva).

La temporada 2000-01 fue su temporada perfecta (respecto a éxitos, ya que tuvo problemas de salud), el año por el que siempre será recordado y por el que será querido por la parroquia liverpudlian (aunque hizo muchas cosas malas en su trayectoria como algunos fichajes, manera de jugar y resultados).
En 2001 logró la Carling Cup (llamada Worthington Cup ese año), FA Cup, Uefa Cup, Supercopa de Europa y la Community Shield.

En 2004 fue destituido y sustituido por Benítez.

Ahora viene con el Aston Villa, equipo con el que perdimos la temporada pasada 1-3 (Torres - Lucas p.p., Davies y A. Young), pero que en esta están atravesando un grave bache de juego y resultados. De sus últimos 5 partidos han ganado 1 (3-2 ante el Blackpool), empatado 1 (2-2 ante el Manchester United) y perdido 3 (2-0 ante el Blackburn, 2-4 ante el Arsenal y el 2-1 del Birmingham en la Carling).

Por lo tanto creo que si ganamos será una vez más por el mal juego del contrario que por buen juego propio y que nadie lo dude que como empiecen a carburar los A. Young y compañía con algunas buenas jugadas nos van a destrozar la defensa de papel que tenemos.

Houllier tenía una manera de jugar que no llegó a gustar en Liverpool y que muchas veces desquiciaba...pero una vez más, lo de Hodgson es de récord, negativo pero tiene su mérito.

Un recuerdo bueno que tenemos del francés en su etapa de Red podría ser la gran final de la FA Cup ante el Arsenal, pero también nos podríamos quedar con la final de la Uefa contra el Alavés.

No hay comentarios: