sábado, 15 de enero de 2011

Sabor a puro derby.


Regresa el derby. Un nuevo duelo entre Reds y Blues está servido y esta vez, a pesar de que ambos equipos habitan en la zona baja de la clasificación, se presenta más emocionante y emotivo que nunca. A la igualdad existente entre ambos contendientes (ambos equipos están igualados a puntos), se le suma el factor emotivo de la vuelta al banquillo local de Anfield de uno de los iconos más legendarios del club. Kenny Dalglish. Mayores alicientes no se pueden pedir.

Sin duda es un partido especial para los supporters del Liverpool. El regreso de Kenny Dalglish a Anfield no será todo lo fastuoso que mereciera debido a las dos derrotas cosechadas por los reds bajo los designios del técnico escocés, pero sin duda los Kopites sabrán brindar una cálida bienvenida al hombre en quien se ven depositadas todas las esperanzas de una afición que ha vivido seis meses de auténtico calvario y angustia.

Ante sí, un Everton que ha perdido la fortaleza y solidez de años anteriores y que viene dispuesto a aguar la fiesta en casa del vecino. No en vano, los Toffees no conocen la victoria en el feudo Red en el siglo XXI. En el partido de la primera vuelta, los de David Moyes se impusieron con claridad por 2-0 y los Blues buscarán el "doblete", cosa que no consiguen desde la temporada 1984/85. Curiosamente con Kenny Dalglish todavía como jugador en activo en los Reds.


Para comprender la pasión y dureza del derby del Merseyside, tan solo cabe destacar un dato. Es el partido que más tarjetas rojas ha sumado a lo largo de la historia de la Premier League. Sin ir más lejos, en el último derby disputado en Anfield fueron dos los jugadores expulsados (Kirgyakos y Pienaar). Lamentablemente, esa pasión no va ligada al número de goles anotados en estos duelos. En los últimos 4 derbys en Anfield, tan solo se vieron 4 goles.

De urgentes y casi vitales caben calificarse los 3 puntos en juego mañana a partir de las 15:05 hrs. en Anfield. El Liverpool que ha cosechado cuatro derrotas y una agónica victoria en el descuento en los últimos 5 partidos de Premier, necesita imperiosamente la victoria para que las arenas movedizas donde mora en la actualidad no le lleguen al cuello. Para ello contarán con un Fernando Torres que bajo la tutela de Kenny Dalglish ha dado muestras de una recuperación anímica, además de haber conseguido encontrar el gol. En caso de jugar, el de mañana será el partido número 100 en Premier League de Fernando Torres. En sus anteriores 99 encuentros, el de Fuenlabrada ha logrado anotar 63 goles.


Steven Gerrard cumplirá su segundo partido de sanción por su expulsión en Old Trafford en duelo de FA Cup y es la baja más considerable en el equipo de Anfield. Por contrapartida, Dalglish recupera a Joe Cole y a Fabio Aurelio. En el bando Toffee, David Moyes no podrá contar con el máximo goleador del derby en las últimas décadas. El australiano Tim Cahill es baja debido a su participación en compromisos con la selección Aussie. Otra baja considerable en los de Goodison es Phil Jagielka que sufre molestias en su muslo. Moyes si que podrá contar en cambio con el sudáfricano Steve Pienaar, a pesar de que se ha confirmado la venta del jugador durante la apertura del mercado de fichajes a un club todavía desconocido.

Mañana a eso de las 17:00 sabremos cual de las dos aficiones hace suya la frase "The city is all ours"

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ni una palabra sobre torres y eso que cumple cien partidos... pfffff

Stubbins dijo...

@ Anónimo

Aprende a leer, por favor. Incluso está resaltado en negrita. Haz un esfuerzo cuando veas un grupo de letras juntas y léelas, anda.

Jony dijo...

Jajaja, ponle las letras más grandes que será falta grave de visión.

A del Everton el único que me da miedo es Leighton Baines, vaya crack.

Ojalá que se gane por fin con buen juego y solvencia, pero me imagino que esos despistes defensivos aún es muy pronto para corregirlos.

Gran previa Stub.

daviniaaa dijo...

Además que si nombrar a torres, encima están sus fotos :S además se habla de un derbi no de fernando torres.