jueves, 7 de abril de 2011

Chelsea 0 - Manchester United 1




El poste y Van der Sar obligan a la remontada en Old Trafford (0-1)







Eliminatoria abierta aunque cuesta arriba para los ‘blues’. El Chelsea viajará el próximo martes a Manchester con la obligación de ganar al United para mantener sus constantes vitales en Champions League. Y es que la impresionante racha de nueve partidos sin perder contra el United en Stamford Bridge se quebró por el solitario gol que Rooney anotó en el primer tiempo. El impresionante ambiente se vio acompañado por una buena actuación de los de Ancelotti, que tuvieron la iniciativa y el balón prácticamente en exclusiva durante todo el partido. Pero el United acertó en su primera llegada y supo adaptarse a las fases del partido para defender su ventaja. La madera y Van der Sar hicieron el resto. Los palos, porque ayudaron al gol de Rooney y evitaron el de Torres. Y el meta, porque salvó su puerta del acoso final con grandes intervenciones. Fernando Torres fue titular y disputó completo el choque. Rozó el gol con un tiro al palo y un complicadísimo remate de cabeza que Van der Sar desvió con las yemas de sus dedos, a la vez que abrió vías desde ambos carriles en combinaciones con Bosingwa y Zhirkov. Se vació el ‘9’ en el trabajo de acoso y derribo de la defensa local, buscando los accesos al área por el centro y las bandas y peleando por ejecutar el remate definitivo. Tan sólo el palo y Van der Sar se interpusieron en su camino hacia un gol que hubiera igualado la eliminatoria de cara a la vuelta en Old Trafford. - Giggs y Rooney anulan el control azul Pare el partido más importante del año Ancelotti confió en el once compuesto por Cech bajo palos; Bosingwa, Ivanovic, Terry y Cole en la zaga; Ramires, Michael Essien, Frank Lampard y Yury Zhirkov en la media. Fernando Torres y Drogba formaron en la vanguardia ‘blue’. Todo por el todo de salida. Ambas escuadras se volcaron al ataque estirando el campo al máximo, con un fútbol rápido, directo, buscando descaradamente el cuerpo a cuerpo y el intercambio de golpes. En este combate el Chelsea se apuntó el primer punto. Escondió el balón al United y comenzó a horadar la zaga con un Torres incisivo, explosivo y creando serios problemas. Del español fue la primera ocasión con un derechazo raso cruzado. Hasta el 15’ no respiró el United, cuando Park probó suerte de disparo lejano. El partido evolucionó hacia aguas tranquilas: a medida que el Chelsea levantó el pie los ‘diablos rojos’ emergieron en el centro del campo, duplicando su presencia y con ello su cuota participativa de balón. Carrick y Giggs comenzaron a funcionar y conectar con Rooney y Hernández, peligro manifiesto. Y por ahí llegó el primer gol. Giggs recibió un centro de Carrick cruzado, consumió terreno hasta la línea de fondo y dejó mansa atrás para la llegada de Rooney. No perdonó. Su ajustadísimo disparo pegó en la cepa del poste derecho antes de colarse sollozando en la meta local.


Torres se estrella en el poste derecho del United Se vino arriba el United con el gol, carcomiendo el domino local aunque no su moral. Torres enarboló la bandera de ataque con una excelente jugada por banda izquierda, en combinación con Zhirkov, aunque su complicadísimo intento de chilena nació desviado. La ocasión reactivó al Chelsea más incisivo y volvieron las llegadas azules como preludio a un final de primera mitad no apto para cardiacos. Primero apretó con fuerza el United, aunque la respuesta del Chelsea fue arrolladora. Torres de nuevo apretó con un balón al palo a pase de Drogba, y el tiro al rechace de Lampard necesitó la intervención de Evra bajo palos para burlar el empate. - El acoso naufraga en los guantes de Van der Sar No mermó el empuje del Chelsea el paso por la caseta. Había que empatar y los ‘blues’ se lanzaron de nuevo en una desatada misión de acoso y derribo. Ramires avisó de cabeza en puerta de gol con un cabezazo desviado a centro de Drogba. El marfileño seguía con su labor pasadora, aunque también intentó una chilena con control y remate que optaba a gol de la jornada. Seguía percutiendo el Chelsea la blindada defensa a la espera de su ocasión, la ocasión, esa oportunidad que hiciera justicia al empuje y trabajo de la escuadra de Ancelotti. Enfrente esperaba un United dispuesto a marcharse de Stamford Bridge con el 0-1, empeñado en ralentizar el partido y narcotizar el juego para frenar el crecimiento de los azules, aunque el peligro seguía ahí, a la espera de una contra letal que pudo llegar en una acción de ‘Chicharito’ Hernández. Torres pelea un balón dividido contra el UnitedSumaba y sumaba minutos el cronómetro a favor de los ‘red devils’, a la vez que el Chelsea se atascaba en la media, con falta de efectivos en los apoyos. Y reaccionó Ancelotti. Aire nuevo para la banda izquierda con Malouda por Zhirkov, y el ataque, sustituyendo a Drogba por Anelka. De inmediato funcionó la conexión y llegó la más clara del segundo tiempo, con un complicado cabezazo de Torres cruzado que sólo una estirada de Van der Sar pudo mantener lejos del marcador. Lo mismo sucedió con una falta botada por Frank Lampard, el hombre de los 500 partidos con el Chelsea, cuyo disparo raso se encontró con el experimentado meta holandés. Con Ivanovic y Anelka idéntico resultado: sus disparos se toparon con el buen hacer de Van der Sar que salvó el marcador visitante, a la par que la aquiescencia del colegiado a la hora de obviar sendas caídas de Ramires y Torres en el área. Al final, resultado negativo que otorga ventaja a los ‘diablos’ de cara a una vuelta en Old Trafford que se antoja difícil aunque al alcance de los ‘blues’.

3 comentarios:

daviniaaa dijo...

De verdad ojala su mala racha acabe pronto :(

The dijo...

jajajaja ayy Torres Torres, llevas la maldicion de Anfield. Traitors always walk alone!

_O'NeiL9_ dijo...

Yo estoy segura que sólo tiene "que abrir la lata" como dice mi padre... y a partir de ahí, se acabo todo. Es romper la barrera del gol, yo contra el United le mejor que en otros partidos.