jueves, 26 de mayo de 2011

Fernando Torres bautiza a su segundo hijo en Santiago






Si no hay cambios de última hora, este sábado habrá fiestón del bueno en la familia Torres-Domínguez. Y es que el afamado futbolista y su mujer bautizarán en estos lares a su segundo hijo, Leo, nacido en Inglaterra pocos meses antes de que el delantero fichara, a finales de enero, por el Chelsea tras una fructífera experiencia en el Liverpool. El caso es que Fernando Torres y su mujer, la compostelana Olalla Domínguez, cumplen de nuevo con la tradición de bautizar a sus hijos en la tierra donde se conocieron y se ennoviaron. De hecho, su primera hija, Nora, nació en julio de 2009 en el compostelano hospital de La Rosaleda y también fue bautizada en Compostela, donde residen los padres de Olalla. Felicidades. Y guardadnos un cacho de tarta.


elcorreogallego.es

4 comentarios:

daviniaaa dijo...

Hoy tocaba noticia del corazón! jajajaj nada que me alegra mucho enterarme de estas cosas, todo lo bueno que le pase en su vida personal es una satisfacción para mi :)

miguel dijo...

jajaja daviniaa !! te vuelves loca con esta seccion eh ? torres un poco mas de juntarte con terry y compañia y veras como llenamos esta seccion y le damos mas vidilla a esto :)

daviniaaa dijo...

No solo que me gusta saber alguna cosilla, como se sabe tan poco, y me parece una buena noticia :)

Deja a terry tranquilo con lo suyo!! jajajajaj torres con su familia que está mejor, prefiero que se sepa poco de su vida personal y que solo salga alguna noticia de vez en cuando como está, y se hable de su fútbol que no que se hablen de otras cosas, ejem, ejem..

Por cierto acabo de caer, que hace dos años se caso en secreto justo el día de la final de la champions para que nadie estuviera atento a ningún movimiento de él, parece que repite estrategia no? jajajaj que listo es! lo tiene todo calculado! aunque está vez se han enterado pero aún así sabe que todo el mundo va a estar atento a esa final.

Andrea dijo...

es un niño hermoso como sus padres para ellos y para el las mas grandes bendiciones