domingo, 5 de junio de 2011

ESTADOS UNIDOS 0 - ESPAÑA 4






La Roja saltó el charco, se puso el frac propio de las galas hollywoodienses y deparó un verdadero festival de fútbol y goles ante un rival que le había derrotado hace dos años en la Copa Confederaciones, un revés del que se ha tomado cumplida revancha este sábado en Boston, ciudad de infausto recuerdo para nuestro fútbol hasta esta noche.


Y todo ello en un partido amistoso que ha tenido muy poco de esto y sí mucho de exhibición de la campeona europea y mundial. Por fin La Roja dio la talla en un encuentro sin trascendencia más allá de la imagen, lo que no es desdeñable cuando hablamos de la número uno según el ranking de la FIFA.


Memorable primera parte de los hombres de Del Bosque, que pasaron literalmente por encima del otrora rocoso conjunto de Bob Bradley, que tendrá mucho sobre lo que reflexionar tras el repaso en toda regla que le ha dado España.




España en cambio no echó en falta los pases de tiralíneas de Xavi ni los quiebres imposibles de Iniesta a la hora de demoler a un rival que vivió sus peores 45 minutos en mucho tiempo. Difícil, muy difícil hacerlo mejor tratándose de un amistoso y a estas alturas de la temporada.

El entrenador estadounidense reservó a varias de sus estrellas pensando en el inmediato debut en la Copa de Oro, fijado para el próximo martes ante Canadá, y la apuesta le salió carísima. Y no sólo por el resultado. Lo peor fue que el equipo de las barras y estrellas se empequeñeció sin remedio sin Dempsey, Donovan y Michael Bradley sobre el terreno de juego.


Magistral lección de fútbol de Xabi Alonso y Silva, que lideraron la goleada, aunque todos los componentes de La Roja rayaron a gran altura. España fue mejor desde el primer minuto y sólo la falta de puntería, la mala fortuna y el exceso de vista de uno de los asistentes del colegiado -que anuló un tanto de Silva por un fuera de juego inexistente de Arbeloa- evitaron que los de Del Bosque se adelantaran mucho antes en el marcador.


El césped, aliado inesperado
Fue Cazorla el que alcanzó a batir a Howard tras una perfecta combinación entre Xabi y Silva, un tanto que abrió la veda de la portería estadounidense, batida de nuevo cinco minutos después por Negredo tras otro pase milimétrico del centrocampista donostiarra. El sevillista, que regresaba a la selección, respondió a la confianza de Del Bosque, pues poco antes se había topado con el larguero en una de las innumerables ocasiones del combinado español.




Hasta el césped, seco y lento como pocos, se convirtió en un aliado de los pases milimétricos de jugadores como Xabi Alonso y Borja Valero. Si a esto se suma la deportividad de los jugadores estadounidenses, que en ningún caso recurrieron a las patadas pese al doloroso baño que estaban padeciendo, se entiende que el triunfo fuera tan plácido hasta el pitido final del uruguayo Silvera.

Cazorla volvió a ver puerta al filo del descanso tras otra internada de Silva, auténtico leviatán de una defensa superada hasta la extenuación durante 45 minutos colosales de la selección que mejor perfume destila en el planeta fútbol.


La segunda parte, como suele ser habitual en estos casos, sobró en gran medida, aunque nos dejó dos buenas noticias. La primera fue el debut de Borja Valero con La Roja. El centrocampista del Villarreal se ha ganado un hueco en la campeona del mundo a base de clase y tesón.


La segunda fue el reencuentro de Fernando Torres con el gol. El delantero del Chelsea cerró la goleada tras un soberbio pase de Borja Valero y enterró de paso algunos fantasmas. Una gran noticia para la selección española más allá de lo que piense el nutrido grupo de detractores que sigue la estela del excolchonero.


En fin, que la campeona del mundo dio un espectáculo en el país más apropiado para ello y se reconcilió con los amistosos tras varios tropiezos sonados. Ahora queda cumplir en Venezuela antes de tomarse unas merecidísimas vacaciones. Poque los mejores, también descansan.



Marca.com


5 comentarios:

daviniaaa dijo...

Vale ya estoy calmada, ha marcadoooooooooooo!! soy feliz no lo puedo evitar por fin ese gol tan merecido! lo necesitaba él y lo necesitábamos todos sus seguidores!! estoy en extásis total!! jajajaj españa geniaal!!

narfb dijo...

Bien Fernando, bienn.
Le hacia falta ese gol... pero otra vez se ha visto que le viene mejor un juego más rapido y con más balones largos y al hueco y no balones parados o al pie como la mayoría que recibe en Chelsea... ahí consiste su adaptación.

daviniaaa dijo...

Bueno fran, está claro que torres en la selección nunca va a jugar igual de bien que con el pool ya que el juego es muy diferente, aún así yo creo que ayer hizo un buen partido, bueno no lo creo, para mi lo hizo :D

_O'NeiL9_ dijo...

Fraaan tiene toda la razon! Ese l tipo de juego que le sienta bien a Fernando. Ya era hora de que maracara!

Marta dijo...

Qué alegría de verdad! Y voy yo y me pierdo el partido y, lo que es peor, el gol! Siempre me pasa lo mismo...