viernes, 14 de octubre de 2011

El paso de Fernando Torres



Ídolo en el Calderón, Anfield y Stamford Bridge. Si, en Stamford Bridge también. Pese a sus 3 goles en 26 partidos con el equipo inglés, Torres es uno de los jugadores mas queridos por su afición, y en su poco menos que dos temporadas forma parte de ‘los intocables’ del equipo. Si nos ceñimos sólo a los números, se puede decir que Torres está teniendo un camino cuanto menos discutible en el equipo de André Villas Boas.

Comprado al Liverpool por 50 millones, Torres llevará el peso de su fichaje en su trayectoria por el Chelsea y se le criticará o valorará en función de su precio y rendimiento en el club. Pero esa crítica no se hace en las instancias superiores de su club, ni en el vestuario, ni en los bares de Hammersmith y Fulham donde está el Bridge. Allí no se duda del de Fuenlabrada ni de su calidad como jugador, que es indiscutible, ni de su físico ni de su compromiso con el club. Se duda sólo en tierras españolas donde la crítica es fácil y donde no es tan común verle jugar como cuando lo hacía en el Calderón; personas que sólo se fijan en los números y hacen crítica con la camiseta de su equipo puesta.

Como es sabido, Torres forzó físicamente para llegar en buen estado de forma al Mundial de Sudáfrica 2010. Luego en el Mundial se comprobó que no estaba ni mucho menos cerca de su mejor nivel y terminó por perder la titularidad en los últimos dos partidos, jugando unos minutos en la final contra Holanda donde tuvo una rotura de fibras en los últimos compases del partido que le impidió terminar el encuentro en el campo.

A partir de allí, comenzó el pequeño calvario de Torres. Varios meses de recuperación, algunas recaídas; pero pese a esa situación, jugó la temporada con el Liverpool en 26 partidos anotando 9 goles. Luego a mitad de temporada fue traspasado al Chelsea.

En Londres no lo ha tenido fácil, algunos problemas físicos y la lenta adaptación al juego del Chelsea han impedido que Torres desplegara su juego con soltura y comenzara a anotar goles de manera habitual. Si bien, tanto el técnico como los jugadores valoran muy positivamente la labor en el campo del español; sus desmarques, su capacidad de abrir defensas y su velocidad han permitido que sobretodo los centrocampistas hayan anotado la mayoría de goles del conjunto inglés, sirviéndose también de varias asistencias del español.

Si valoramos a Torres sólo por su cantidad de goles podremos decir que sus dos últimas temporadas, sobre todo en el Chelsea, están siendo discretas. Pero teniendo el provecho que tiene para el resto de sus compañeros y el gran trabajo que hace en su equipo, la temporada que está haciendo es buena. Depende del punto de vista que lo veamos.

Otro problema para Torres es que en la selección se cotiza muy alto el puesto de delantero y teniendo en cuenta que la selección ha cambiado, con Del Bosque sobretodo, su modo de jugar, Fernando debe ganarse más que nunca su puesto, no solo de titular, sino también dentro de las convocatorias y para ello necesita anotar goles, y muchos.

Te podrá gustar mas o menos, te caerán mejor otros delanteros, pero no debemos caer en lo fácil que es criticar por gusto y a la ligera y más aún si no le vemos en el día a día de competición.

Se espera al mejor ‘Niño’, su temporada va mejorando y sólo hace falta que la pelota entre para así tener la máxima confianza de todos e ir silenciando las críticas que es lo que siempre ha hecho.

www.mandapelotas.com

3 comentarios:

daviniaaa dijo...

Me gusta eso de no debemos de criticar por gusto y a la ligera, me gusta todo, pero eso lo que más, que la gente para criticar sale enseguida.

Marta dijo...

Totalemente de acuerdo!

lepeee dijo...

Soy madridista pero torres siempre me a parecido un pedazo de jugador y ahora sigue siendolo, me recuerda totalmente a Raul es la misma historia y sino me equivoco seguirán criticandolo haga lo que haga igual que a el, no importará que siga haciendo historia y grándisimos números con 33 años y un equipo modesto, siempre lo criticarán, suerte torres