sábado, 26 de noviembre de 2011

Chelsea 3 - Wolverhampton 0

Tarde tranquila en ‘The Bridge’
Por fin un día tranquilo en Stamford Bridge después de varios partidos malos del conjunto blue. De nuevo sin Fernando Torres en el once inicial, esta vez los pupilos de Villas Boas sí cumplieron y dejaron el partido sentenciado en la primera mitad.

Ayudó mucho el gol tempranero del capitán del Chelsea John Terry a la salida de un corner. Ahí comenzó el recital de Juan Mata. El español le puso un balón perfecto a Terry en el primero, le dio el segundo en bandeja a Sturridge e hizo el tercero tras un buen envío de Ashley Cole. Pero, a parte de esto, que no es poco, jugó e hizo jugar a sus compañeros.

El Chelsea, una de las apuestas por la Premier, dominó a su antojo la primera mitad con momentos de buen fútbol. Oriol Romeu aprovechó la oportunidad que le brindó Villas Boas e hizo un gran encuentro. Perfectamente colocado en todo momento y acertado en la salida de balón. Puede ser el principio de algo grande para el canterano blaugrana. Y así llegó el encuentro al descanso. Sturridge pudo ampliar la diferencia pero sus intentonas se quedaron en nada.

La segunda mitad arrancó con muy poco ritmo. El hecho de que el encuentro estaba prácticamente sentenciado ayudó a ese bajón de intensidad. Los locales manejaban el balón con mucha paciencia a la espera de que aparecieran las opciones. Drogba, Mata y Sturridge estuvieron a punto de conseguir una importante goleada pero el guardameta de los Wolves, Hennessey, se vistió de héroe para evitar todas las acometidas del Chelsea. Tras dos buenas intervenciones de Petr Cech en el área del conjunto ‘blue’ salió Fernando Torres al terreno de juego. El madrileño buscó el gol en dos ocasiones pero 13 minutos es muy poco tiempo para demostrar su valía.

Es evidente que Fernando Torres, en cuanto Villas Boas le devuelva la confianza perdida, volverá a ser una de las apuestas por el pichichi. Ahora sólo falta que el técnico portugués mueva ficha.

3 comentarios:

daviniaaa dijo...

Yo ya dije lo que pensaba, los pocos minutos que pudo jugar se le vio bien, con unas ganas increíbles! pero muy poco tiempo para demostrar nada.

Me quedo con lo de la afición, gritando su nombre para que saliera :D

Anónimo dijo...

Yo lo no entiendo es porqué Torres tiene que recuperar la confianza del entrenador. No tiene que demostrar nada a nadie. ¿Acaso no estaba jugando bien últimamente y marcando goles?

Que alguien me lo explique por favor...

David B.

Tap dijo...

Bufff... Me huele que dentro de ese vestuario hay varias guerrillas. Y que Villas Boas tiene que dirigir todo ese polvorín manteniendo contentos a los pesos pesados, que creo que tendrán casi su edad...

Suerte, Torres.