martes, 1 de noviembre de 2011

Genk 1 - Chelsea 1


Genk y Chelsea firmaron un empate (1-1), en un encuentro correspondiente a la cuarta jornada del Grupo E de la Liga de Campeones, en el que el conjunto 'blue' pudo sentenciar en la primera mitad gracias a un penalti que David Luiz falló y que dio alas a los belgas para conseguir su segundo punto en la competición.

El Chelsea se dejó empatar un partido que encarriló pronto con un gol de Ramires y que pudo sentenciar con un penalti, también en la primera mitad, que el meta belga atajó. En la segunda mitad, el Genk consiguió el empate y el conjunto inglés fue incapaz de perforar la portería de Koteles, certificándose el definitivo empate a uno.

Los hombres de Villas-Boas comenzaron el encuentro dominando la pelota pero sin acercarse con peligro a la portería de Koteles. Con Oriol Romeu y Fernando Torres como titulares, el conjunto 'blue' tardó 26 minutos en llegar con peligro sobre la portería belga, pero a la primera llegó el zarpazo del Chelsea. Ramires aprovechó una gran asistencia de Fernando Torres para batir al meta belga y poner el 0-1 en el marcador.

Tras el gol del Chelsea los locales reaccionaron y se acercaron con más peligro a la portería defendida por Cech. Sin embargo, volvería a ser el Chelsea el que se acercara más al gol. Primero con un centro de Malouda en el minuto 36 que desvió Buffel y casi se mete en su propia portería.

Dos minutos después, el colegiado Oddvar Moen señaló penalti a favor del conjunto londinense por mano de Buffel, y el central David Luiz fue el encargado de lanzar desde los once metros. El brasileño lo ejecutó hacia su izquierda pero Koteles evitó el segundo del Chelsea, por lo que con el 0-1 se llegó al descanso.

Tras la reanudación los locales saltaron al césped con la intención de vender cara su derrota y se lanzaron a buscar el empate. Lo pudo conseguir De Bruyne en el 53, pero su disparo lo atajó muy bien Cech. Sin embargo, en el minuto 61 Camus avanzó por la banda izquierda y puso el balón al corazón del área. Allí apareció Vossen para, con la izquierda, poner el balón en el fondo de la red y conseguir el empate.

Con la igualada Villas-Boas sacó toda la artillería para intentar de nuevo comandar el partido, por lo que Lampard y Mata saltaron al terreno de juego. Sin embargo, los ataques londinenses llegaban con más corazón que cabeza y el empate a uno campeó al final de los 90 minutos. Con este punto el Chelsea sigue liderando el Grupo E con ocho puntos, mientras que el Genk se mantiene colista con dos.

1 comentario:

daviniaaa dijo...

Super aburrido el partido, no me ha gustado el Chelsea, me quedo solo con esa asistencia preciosa de Torres.