lunes, 23 de enero de 2012

Fernando Torres y el Chelsea se instalan en Son Bibiloni

El Chelsea instalará en Palma su particular campamento de invierno. El conjunto londinense, uno de los más poderosos del escaparate europeo y mundial, ha elegido la ciudad deportiva de Son Bibiloni para realizar un mini-stage entre los días 22 y 25 de enero en el que pondrá a cargar las baterías pensando en el segundo ciclo de la temporada. Los de Andre Vilas-Boas desembarcarán en la Isla con una plantilla cargada de estrellas en la que sobresalen los españoles Juan Mata, Fernando Torres y Oriol Romeu. Todo un lujo que volverá a situar a las instalaciones de la carretera de Sóller en un lugar privilegado del mapa futbolístico.

El Chelsea quiere aprovechar el pequeño paréntesis que va a abrirse en la Premier a finales de mes para escapar durante unos días de la lluvia londinense y ejercitarse en la ciudad deportiva del Mallorca bajo las comodidades del clima insular. La entidad blue , siguiendo el camino que tomó el Inter de Milán en 2002 o el que han escogido más recientemente otros clubes del centro y el norte de Europa (el Mainz 05 alemán disputó ayer mismo un amistoso frente al filial mallorquinista), espera sacarle partido a un recinto modélico en el que se ejercitará entre la más absoluta soledad, ya que una de las condiciones que ha impuesto a la hora de seleccionar su destino es la posibilidad de entrenar en todo momento a puerta cerrada. La visita, en cualquier caso, renovará la imagen que proyecta el Mallorca hacia el exterior y le reportará al club afincado en Son Moix un beneficio económico.

En principio, el Chelsea se desplazará a la Isla sólo veinticuatro horas después de jugar en Carrow Road ante el Norwich, en el partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada de la Premier League. A partir de ahí, los de Stamford Bridge tendrán por delante diez días al margen de compromisos, ya que su próximo función no tendrá lugar hasta el martes 31 en el Liberty Stadium galés, domicilio del Swansea.

Prioridades

En cualquier caso, los londinenses llegarán a la capital balear con la vista puesta en las otras dos competiciones en las que se mantienen con vida (FA Cup y Liga de Campeones), ya que sus opciones en el campeonato inglés se han reducido de forma considerable. Actualmente, el equipo de Vilas-Boas es cuarto en la clasificación por detrás de Manchester City, Manchester United y Tottenham Hotspur y su distancia con el liderato se eleva ya a once puntos.

Mejor pinta el panorama para los blues en la Copa y en la Champions. Y es ahí donde volcarán casi todas sus fuerzas a la hora de prepararse en Palma. En la primera de ellas vienen de golear al Portsmouth (4-0) y se medirán en la próxima ronda al ganador del duelo entre el MK Dons y el Queens Park Rangers de Mark Huges. En la segunda, en cambio, se enfrentarán al Nápoles en la serie de octavos de final. Desde la llegada al puente de mando del club del magnate ruso Roman Abramovich, la máxima competición europea se ha convertido en una pequeña obsesión para el Chelsea, que alcanzó su techo en 2008, al caer en la final de Moscú ante un Manchester United liderado por el hoy madridista Cristiano Ronaldo.

Si todo sigue el guión habitual, el Chelsea se desplazará a Mallorca con toda su artillería a excepción de los marfileños Didier Drogba y Salomon Kalou, que estarán concentrados con su país en la Copa África.

El técnico Villas-Boas ha explicado las razones para hacer esté cambio en tierras españolas: “Es un cambio de entorno, en un lugar diferente para romper un poco la rutina. No es nada nuevo para equipos ingleses.”

“Hemos decidido venir a España y no a Centroeuropa por la diferencia horaria, que es mucho más agresiva y fatigante, de otra forma podríamos haber ido allí. Concedimos el domingo como día libre, y en cuanto al trabajo nos centraremos en lo mismo. Se trata sólo de romper la rutina, nada más”

ultimahora.es

1 comentario:

daviniaaa dijo...

A mi me parecen unas mini vacaciones no? jajajaj que bien viven! bueno espero que también aprovechen el tiempo para los entrenamientos que la cosa está jodida.