miércoles, 1 de febrero de 2012

Creer en Fernando Torres

El 31 de Enero de 2011 el Liverpool FC aceptaba la oferta del Chelsea FC por su delantero estrella. Ese mismo día el Chelsea hacia oficial la contratación del "9" por cinco años y medio. Fernando Torres cambiaba el rojo por el azul. Liverpool por Londres...

Tras un año muy dificil, desde TheKidTorres.com seguimos creyendo en él. No hemos olvidado quien fue y sabemos quien sigue siendo.


8 comentarios:

daviniaaa dijo...

El vídeo es simplemente espectacular, por lo menos para mí, y por supuesto que creo en él.

Sandra9ATM dijo...

Nos sobran motivos para creer, nos sobran motivos para confiar, nos sobran motivos para apoyarle y sobretodo nos sobran motivos para quererle. Siempre contigo Fernando, en las buenas, en las malas, caminando a tu lado.

Anónimo dijo...

Si empezamos con misticismos es que algo no va bien.

De todas formas ¿no está siendo el mejor Torres nunca visto (eso decíais en otra entrada)?

O'NeiL9 dijo...

Yo no veo los misticimos por ningun sitio... Y desde luego, el juego de Torres en los últimos partidos esta siendo excelente con la salvedad que no ha tenido la ocasion de marcar un gol... creo que una cosa no etsa reñida con la otra.

Anónimo dijo...

Para que esto cambie, tiene que haber otro entrenador y una remodelación a fondo del vestuario. De lo contrario Torres seguirá en el mismo agujero. Jugará bien, ayudará en defensa, recuperará balones...pero seguirá sin marcar, que es lo que todos queremos que haga.

Seguro que todos los que estamos aquí preferimos que haga un partido flojo PERO QUE MARQUE UN GOLITO Y SE GANE EL PARTIDO, a que haga un partidazo pero NO MARQUE

Animo Fernando

David B.

O'NeiL9 dijo...

Yo soy ambiciosa, que juegue bien y que marque!! =)

daviniaaa dijo...

Estoy con Alex, aunque reconozco que me da rabia no verlo marcar.

Anónimo dijo...

Alex (O'Neil) y Daviniaaa:

Yo también quiero que juegue bien y que marque, pero si tengo que elegir una de las dos, prefiero que marque. Ya se dedicarán los demás a jugar bién...

Yo no pierdo la esperanza en él

David B.