martes, 5 de junio de 2012

El gol que llevó a la gloria a una gran generación




Hoy nada sería igual sin ese gol, sin ese toque sutil para superar la salida de Lehmann después de haber reventado en velocidad a Lahm para aprovechar el pase al hueco de Xavi. Nada sería igual sin el remate con el que Fernando Torres firmó el gol que convirtió a una generación de grandes futbolistas en una de elegidos, los que han hecho que España se quitara de encima décadas de complejos futbolísticos, de sinsabores y llantos.



El Niño sabe lo que es el fracaso en la Selección. Su primera fase final fue de una amargura infinita, la Euro de Portugal. Y conoce lo que es el valor de un grupo. Por eso el ‘yo’ aparece poco o nunca en su discurso. El equipo es su máxima. Por eso, con el MARCA Leyenda en sus manos, se acordó de sus compañeros, del esfuerzo para ser campeones, de cambiar la cara de perdedores de los españoles. Pero también tuvo un recuerdo para los que desde 1964 no pudieron llevar a España al lugar que ocupa ahora.



Hace cuatro años, el 29 de junio, España lloró de alegría con su Niño. Él afrontó la final con calma, tranquilo. El día anterior quedó con MARCA en la puerta trasera del hotel de concentración para hacer una foto especial. La principal estaba tomada opr aficionados. A la hora acordada apareció un Fernando tranquilo, risueño. En sus manos estaba el balón con el que se iba a jugar la final. Se hizo la foto con él y una con un aficionado que se encontró de repente con dos periodistas, un fotógrafo y al ‘9’ de España sentado en una escalera con un balón en sus manos.



“Vamos a ganar”. Fue la despedida de Torres antes de que Paloma Antoranz, jea de Prensa de la Selección, se lo llevara al interior del hotel para la comida, No había sido una Eurocopa sencilla para él marcó ante Suecia, pero fue la lesión de David Villa en la semifinal ante Rusia la que le aseguró un puesto fijo en la final. 



Para que Torres tuviera claro que era su final, Luis Aragonés le encaró. Le hizo la señal de la cruz antes de salir al campo y le dijo cosas que solo Luis puede decir. Por el mensaje y por el tono. Su seleccionador le dijo que iba a marcar dos goles. La visión de El Sabio falló por poco. Torre hizo el gol, pero antes había estrellado una pelota en la madera. Ese remate, el del palo, cambió un partido que había nacido hablando alemán.


Miguel Ángel Lara.

5 comentarios:

daviniaaa dijo...

Que gool!! este si que no lo voy a olvidar nunca!! ojala se repitiese!

Anónimo dijo...

Como contemplar un cuadro de Velázquez. Arte efímero, pero perenne en nuestras retinas, al menos en mi caso

David B

Lys 9 dijo...

Me encanta el artículo y cómo lo cierran.
''Vamos a ganar'' dijo.
Que se repita, digo. Decimos.

Anónimo dijo...

El otro dia tuve que discutir con una persona que dijo que Torres es un NIÑATO. Le pregunté porqué decía eso y dijo que este jugador lo único que hace es anuncios y preocuparse por su "look".

Lo desarmé en 1 minuto. Y no dijo ni pío...

David B

NATI dijo...

ESE GOL FUE EL MEJOR !!! PERO TODAVIA LE QUEDAN MUCHOS MAS EN ESTA EUROCOPA, TORRES SIEMPRE ESTA AHI CUANOD SE LE NECESITA...