lunes, 12 de noviembre de 2012

Fernando Torres firma un gol antológico

Sin ninguna duda, el estadio Benito Villamarín fue testigo de uno de los mejores tantos que Fernando Torres marcó con la camiseta del Atlético de Madrid.

Un 2 de Noviembre de 2003, el de Fuenlabrada recogió una volea inverosímil en el aire que se coló por la escuadra ante la atónita mirada de Coque Contreras. El gol recordó desde el primer momento a un tanto marcado por uno de los mejores delanteros de la historia, Marco Van Basten.

El niño fue el héroe del partido al liderar la remontada ante el Betis con dos goles.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Desde luego que vaya gol más difícil. Para mi mujer es doblemente bonito porque se lo metió a las "criaturitas" del Villamarín.

David B