domingo, 18 de noviembre de 2012

La penitencia de Fernando Torres





Sábado, 19 de mayo de 2012. Estadio Allianz Arena de Munich. Tras un partido disputado a cara de perro, el empate condenó a los gladiadores a jugarse la final de la Champions League en la lotería de los penaltis. Ahí, en ese terreno, los ingleses fueron mejores y arrancaron el trofeo del coliseo teutón. El Chelsea ganó su primera Copa de Europa ante el todopoderoso Bayern. En la casa del rival. Tras eliminar al Barcelona en el Camp Nou. Con el guerrero Didier Drogba como líder, los blues se coronaban por primera vez tras superar un camino lleno de barro. Fernando Torres, su fichaje estrella -50 millones de libras lo atestiguan- no había rendido del modo esperado durante la temporada, pero en el último tramo de ejercicio anotó el gol que tumbó al Barça en semifinales con una excelsa galopada y provocó el córner que daría lugar al empate en la final de la Champions.
Si para el club londinense este triunfo significó la meta anhelada por un proyecto que arrancó a mitad de la pasada década, el sueño de una generación de futbolistas sacrificados a la lealtad al Chelsea con la fe ciega de que en algún momento iban a conquistar el cetro continental,para Fernando significó la guinda a una carrera inmejorable. Representaba arrancar el borrón de su excelso palmarés. Quitar el cero en la casilla de títulos de clubes del mejor modo imaginable. Sin embargo, tras la celebración a pie de campo, minutos después de proclamarse rey del balompié, Torres confesaba, con la medalla de campeón en el cuello, que “el fútbol ha sido justo con nosotros, conmigo, pero he pasado momentos muy malos, los peores de mi carrera, y no quiero volver a pasarlos”. “El Niño”, que acaba de proclamarse campeón de Europa, explicaba con sorprendente frialdad en la atmósfera de euforia que rodea un triunfo de tal magnitud, que “en muchos momentos —a lo largo de la temporada- me he sentido perdido y sentía que no sabía dónde estar”.
El interlocutor al que Torres desnudó su pesar instantes después de cumplir el sueño que anhela cualquier futbolista es Guillem Balagué, el especialista español en fútbol inglés por excelencia. Acudimos a su bagaje para comprender la situación sufrida por el delantero español. Arranca su diagnóstico trazando un repaso a los picos y valles que ha atravesado el jugador en su estancia británica. Balagué dibuja el relato destacando el boom que Fernando causó en su llegada a Liverpool, en verano de 2007:“Recuerdo el partido contra el Manchester United en Old Trafford porque parecía que volaba. Gerrard y Carragher me decían “este tío es una pasada”. Las estrellas del Liverpool le vieron como un talento enorme desde el principio”. “Desde que llegó empezó a hacer goles y Liverpool es un sitio muy especial porque endiosan con una velocidad extraordinaria a gente que rinde en el equipo y, además, la Premier League estaba cojeando de estrellas y lo convirtieron en un referente”, señala.

“The Kid” aterrizó como una estrella de ámbito universal en Inglaterra, pero, ¿cómo y cuándo arranca el declive del Bota de Bronce de 2008? Balagué, que nos aclara que en su última etapa en Liverpool su lenguaje corporal había cambiado ante un club que no funcionaba y que le había mentido, argumenta que el traspaso fue un “alivio” para Fernando, aunque “llegó a un club que no supo explotar su velocidad con espacios, donde es letal”. “Ancelotti y Vilas-Boas no supieron entender su juego y no plantearon el equipo como le favorece a Torres, y esto le restó confianza”, apunta. El analista de la Premier nos aclara, además, que “creció en el Atlético, que es como una familia y pasó a un club con más estrellas, con muchos vicios, grupitos, un entrenador que no juega para él, y tuvo una lesión que duró más de lo que parecía”.



“Torres no es un jugador de 6 goles en 10 meses y no tiene sentido”. Balagué nos relata entonces cómo Fernando Torres, el mejor debutante en la historia de la Premier League e icono de Nike en las islas británicas, se convierte en un objeto de burla en las gradas y en los tabloides: “Pasan los partidos, no marca, empieza a convertirse en algo normal que la gente le critique y se pierde el respeto a lo que fue Torres porque costó 50 millones. “Ha sufrido el cachondeo de Inglaterra”, sentencia. (Foto: Extracto portada del Sun)
José Antonio Martín Otín “Petón” fue el representante que lanzó la carrera de Fernando Torres y es amigo personal del delantero español. ¿Qué opina alguien tan cercano sobre via crucis que ha sufrido el jugador en el último año y medio? El ex futbolista traza un nexo en la hipótesis manejada por Guillem Balagué: “Rafa Benítez mejoró sus movimientos con un sistema de equipo construido como una pirámide que terminaba en él. Todo estaba dirigido a que Fernando concluyera y con esa confianza de su entrenador terminó por ser un futbolista tremendo”, explica. Pero, con el cambio de equipo resurgen el cambio de rol y de esquema táctico como ingredientes explosivos. “Petón” confiesa que “en el Chelsea Torres se pega un tiro en el pie porque sale de zona, juega en un equipo muy lento, sin contraataque y sin espacios”.



Una de las piezas que conforman este rompecabezas es el cambio de papel asignado a Torres en la selección española. El protagonista que decidió la final de la Eurocopa en el Erns Happel en 2008 ha pasado a ejercer de opción desde el banquillo en los últimos torneos internacionales. El ex representante de futbolistas incorpora esta losa al análisis aportando luz a lo acontecido en Sudáfrica 2010: “Fernando se lesionó en la rótula durante la temporada, se recuperó antes de lo previsto porque su club le necesitaba pero se tuvo que operar otra vez y con esa intervención llega al Mundial por los pelos”. “Allí tenía un diseño pactado con el seleccionador para ir incorporándose a medida que avancen los partidos, pero perdemos el primer partido con Suiza, cambia su rol y pasa a jugar más minutos aunque no estaba para jugar tantos minutos y esto le merma en su imagen con la selección”, concluye.
La precocidad de un ganador que capitanea el Atlético de Madrid con menos de 19 años
Continuamos la reflexión sobre los fantasmas que aquejan el rendimiento de Fernando Torres viajando a sus orígenes. Regresamos a sus primeros pasos en la élite para tratar de comprender cómo ha resultado el inicio de la carrera deportiva de este delantero madrileño y qué influencia ha podido conllevar en su presente.
“El Niño” descubrió el sabor del éxito en el balompié a los 17 años. Debutó en el Atlético de Madrid, el club que su corazón siente como propio, el 27 de mayo de 2001, de la mano de Carlos García Cantarero, un trabajador de la cantera colchonera al que encomendaron el regreso a Primera División. El Imparcial ha localizado al entrenador madrileño en su estancia centroamericana para recuperar aquel debut del recuerdo. “No era sencillo subir a un jugador de 17 años en aquel momento, porque era una situación muy complicada —con el equipo en Segunda-, pero en el club todos confiaban en su crecimiento”, avanza. “Le metimos progresivamente en el equipo, cada partido un poco más, hasta que llegó a Albacete sustituyendo a Kiko en lo que significaba que el ídolo del momento dejaba paso al ídolo del futuro, entró y marcó su primer gol con el Atlético de Madrid”.



Cantarero, que vive desde 2009 una aventura futbolística que atraviesa Guatemala, El Salvador y Honduras, destaca de aquellos inicios “la madurez que tuvo Fernando ya que, con muy poca edad, era el capitán del Atlético de Madrid, algo que no suele ser habitual, y se convirtió en el gran referente del club”. El preparador que abrió las puertas de la élite a Torres nos explica que “enseguida se convirtió en el icono de los aficionados” e introduce en nuestro análisis otro elemento: “asumió excesivamente joven la responsabilidad de llevar el equipo sobre sus espaldas”.
Jose Eulogio Gárate se ha asentado como uno de los símbolos históricos del Atlético de Madrid. El goleador que lideró al equipo colchonero que conquistó tres Ligas y la Intercontinental (en la década de los 70) nos señalada que “Torres ha sido la base del Atlético, el jugador en el que confiaban los entrenadores las posibilidades de marcar y volver a ser lo que fue el Atlético en el pasado”. “Le tocó vivir una época muy complicada para el club, en la que, a pesar de su liderazgo, el equipo no logró conseguir ningún título y fue el líder que sufrió una época muy complicada en sus espaldas”, apunta.
Gárate, que nos aclara que Fernando Torres ha obtenido el estatus de leyenda del Atlético de Madrid, cree que la precoz responsabilidad “le pesó mucho” y contempla el traspaso al Liverpool como un hecho “necesario que supuso un gran salto de madurez”“Pasó de ser un jugador bueno a ser importantísimo y fundamental para Inglaterra y para la selección española, porque se hizo más fuerte, más potente y cambió su actitud frente al contrario”, diagnostica al tiempo que apunta que “el dinero de la venta de Fernando le vino muy bien al Atlético y su salida era la mejor opción para todos”.



Es entonces, rememorando este emotivo punto de inflexión en la carrera del delantero, cuando acudimos de nuevo al testimonio del representante que gestionó aquella dramática salida que supuso un cataclismo para el club madrileño, un equipo que se veía obligado a vender el faro que le condujo a la élite del fútbol nacional, un futbolista histórico que no cuenta con el refrendo de los trofeos. “Petón” nos detalla el desarrollo del traspaso que cambió la vida de Torres: “Fernando ha actuado contra lo que el mercado pedía porque, aunque el club no estaba muy inclinado a la venta, el que no quería irse de ningún modo era él. Repetía que quería esperar a que el Atlético se pusiera al nivel de su historia, y es uno de los mejores clubes del mundo, por lo que, ¿por qué moverse? Pero al séptimo año vio que no se podía conseguir y tuvo que salir”.
En este recorrido de triunfos, derrotas y emociones se antoja necesario recordar la primera victoria atronadora de este futbolista que apuntaba al estrellato desde niño. Iñaki Sáez está considerado como uno de los trabajadores de la cantera de la Federación Española más respetados y cuenta con un hueco destacado en la sucesión de pasos que Fernando Torres ha dado hacia la gloria. Dirigió a “El Niño” en la conquista del Europeo sub-21 —campeonato en el que Fernando fue nombrado mejor jugador- en 2002 y le hizo debutar en la selección absoluta en un amistoso ante Portugal en septiembre de 2004. El ex futbolista y ex seleccionador comparte también sus vivencias cerca de la promesa adolescente que conquistaría todos los títulos con España años más tarde desde su retiro canario.



En el Europeo, en 2002, Fernando tenía una velocidad enorme comparada con el resto de jugadores y había buenos pasadores en profundidad, como Iniesta”, avanza. Sáez describe su rendimiento en la lucha por el campeonato narrando un gol que nos recuerda a la lucha por el oro de la Eurocopa de 2008: “En la final ante Alemania, que tenía a Uli Stielke de entrenador, metió un gol cuando nadie creía que podía meter el pie, con la fuerza y la astucia que tenía” .“En aquel campeonato estuvo especial”, concluye.
“Ya de juvenil se veía que era un jugador diferente porque es muy difícil encontrar en el fútbol actual un jugador con la velocidad, fuerza y golpeo duro que tenía”, nos explica. “Eso ya nos hacía pensar que iba a ser un buen futbolista de Primera División, pero, lo demás, el ser un fenómeno y ser el mejor de la Liga Inglesa, ha dependido de cómo ha ido asumiendo todo con el paso de las años”, señala. El ex seleccionador, que a su vez define la situación que atraviesa Fernando como el “síndrome del delantero” relativo a las rachas goleadoras que alimentan a este perfil de futbolista, profundiza en el análisis futbolístico de Torres para incluir en su repaso que sigue manteniendo las virtudes que disfrutaba cuando era más joven pero “tiene que progresar en cosas determinadas: falta de puntería en momentos determinados tanto con la cabeza como con el pie, jugar de espaldas cuando recibe el balón y mejorar los controles del balón”. “Él tiene muchas cosas que trabajar porque a España se le tiran todos atrás, a esperar, cierran espacios, incluso los equipos más grandes, y ahí Fernando tiene más dificultades porque la combinación no es su fuerte, pero es el momento de hacerlo”, sentencia.
El peso del “jugador de los 50 millones de euros”
Cuando Cristiano Ronaldo llegó a Madrid y su rendimiento comenzó a flaquear, el fantasma de la presión que trae consigo el mareante precio de su fichaje cobró protagonismo tras permanecer latente. Torres, la estrella del Liverpool, se convirtió en el jugador más caro de la historia de la Premier League al ser traspasado al Chelsea. El cuatro de febrero de 2011, el niño de Fuenlabrada fue presentado en la sede del club londinense como el protagonista del traspaso de los 50 millones de libras. “Los grandes trenes sólo pasan una vez en la vida, así que para mí era una oportunidad única para recobrar la ilusión y las ganas de luchar”. Estas fueron las palabras de Fernando en su presentación como nuevo delantero del Chelsea. La complicada trayectoria de Torres como jugador “blue”, la etiqueta del jugador de los 50 millones y la observación con lupa de su rendimiento arrancaron aquel día.
¿El precio de su traspaso ha actuado como un elemento erosivo en el irregular rendimiento de Torres desde 2011? Los protagonistas consultados se muestran rotundos al respecto. Guillem Balagué destaca que “el traspaso al Chelsea no le ha añadido presión extra porque fue un alivio, él quería irse del Liverpool, y la presión no es por el dinero sino porque su rendimiento no es similar al sus dos primeros años en el Liverpool”. “Petón”, su ex representante y compañero de fatigas, nos explica al respecto que no conoce a nadie “con la fuerza interior de Fernando Torres, porque está formadísimo, y no creo que este apartado mental haya influido, sino que el problema es estrictamente de recuperación de una lesión y de llegar a un equipo que juega absolutamente al revés de lo que necesita Fernando para ser feliz en un campo de fútbol, que son los espacios”.
Su descubridor para la élite del balompié, Carlos García Cantarero, hace hincapié en que no le parece que “la responsabilidad le haya podido pesar y mucho menos le vaya a pesar después de lo que ha recorrido en el mundo del fútbol”. “No hay que olvidar que fue protagonista de un momento histórico para el fútbol español y de gran presión mental, en la final de la Eurocopa de 2008”, señala.
¿Cuál es el camino para abandonar la travesía por el desierto?
Tras recuperar el ritmo físico en el último tramo de la pasada temporada, anotar el gol decisivo en la semifinales de la Champions League ante el Barcelona de Guardiola y alcanzar la Bota de Oro de la Eurocopa de 2012, en la que España vuelve a coronarse, con otro gol en una final incluido, Fernando Torres no ha conseguido recuperar el nivel que desplegó en Liverpool ni su sitio en el once inicial de la selección española. Entonces, ¿conseguirá recuperar su despliegue anotador del pasado? ¿La falta de hambre de triunfos hace mella en un deportista que lo ha ganado todo con menos de 30 años?
Guillem Balague, destacado analista del fútbol inglés y conocedor de primera mano de su estancia en las islas británicas, traza su último diagnóstico sobre Fernando: “Él es muy exigente consigo mismo. No le han salido las cosas pero el talento es eterno. Había demasiados elementos que fallaban para que no funcionara pero no se ha olvidado de jugar al fútbol y en el final de la temporada pasada demostró que tiene mucho más nivel del que se ha visto en su llegada al Chelsea. La gente que le culpa solamente a él no ve el contexto. Si en su equipo jugaran dos extremos veríamos otro Torres y España debería buscar un plan b y buscar la contra para salir rápido y Fernando en eso es un número uno. Es el tipo de jugador que incluso cuando no esté bien tienes que contar con él porque no va a parar de buscar la espalda a los defensas, de insistir, de hacer su carrera, de meter el pie”.



José Eulógio Gárate, delantero referencia del mejor Atlético de Madrid, concluye su reflexión aconsejando, como si de una conversación de goleador a goleador se tratara, que “esta es una fase que tiene que pasar porque es un jugador con unas condiciones extraordinarias”. “Ahora no sufre el peso de Drogba, que ha sido un jugador muy importante para el Chelsea porque se ha entregado y ha sido decisivo para sus títulos y esta competencia le podía provocar que no juegue y, además,desgraciadamente el factor suerte es posible que no le haya acompañado y le haya influido en el apartado anímico”, añade. “Está pasando por una racha mala pero confío en que Fernando volverá a ser el que ha sido, un hombre importante en el club en el que esté”.
José Antonio Martín Otín “Petón”, el agente que le acompaña hasta la actualidad en condición de amigo y consejero, concluye su análisis esbozando la idiosincrasia de Fernando. “Es un tipo que ha ganado tantas cosas que podría tener la tentación de no escuchar y asumir que al haber conseguido estos títulos, le avalan, pero él no es así”, avanza. El ex futbolista nos expone con rotundidad que Torres “tiene la determinación personal de triunfar con rotundidad en el Chelsea” y “sabe que, al final, el equipo es lo más importante y el equipo es el que te hace grande y, en esta lógica, tiene tiempo de contrato en su club y quiere hacer historia en el Chelsea como hizo en el Liverpool”. “Está empeñado en conseguirlo y esto no ha hecho nada más que empezar”, avisa.
Diego García.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Torres tiene que saber que todavía se puede, que no se rinda, que no se desilusione, que creemos en el, que fue muy importante para nosotros y nosotros y ahora tenemos que ser importantes para el. Grande Niño no te rindas! Hay alguien que sepa como hacer para que el sepa esto?

O'NeiL9 dijo...

La verdad que me gusto el enfoque que le dan a la trayectoria de Fernando... diciendo verdades que duelen leer sobre su etapa en el Chelsea, pero con esperanza de que se solucione...

Anónimo dijo...

se le puede mandar esto por twitter a mata y que el se lo hiciera llegar a torres

Anónimo dijo...

Yo no tengo twitter será que alguien puede hacerlo?

Anónimo dijo...

Torres de vuelta al Liverpool, tiempo al tiempo, se sigue hablando de que Torres quiere salir y que no vería con malos ojos volver al club Red, la cosa está en que el Liverpool esté interesado en él, ya lo dije Gianfranco Zola en su momento: "He has good spirit, but he doesn't love Chelsea, you can buy his service but you can never buy his love for Liverpool."
Al Atlético veo difícil que vuelva cobrando lo que cobra.

Anónimo dijo...

Por favor háganle saber esto a Juan Mata,a través de Twitter :D

Creemos en ti Fernando,eres nuestro ídolo nuestra alegría y orgullo,tienes un potencial tremendo,la forma de Juego de Chelsea no te favorece,Sí Di Matteo se va que creo que es obvio que se vaya,y venga otro que si sepa de verdad como Guardiola,el sabrá como explotar al máximo tu potencial,eres el mejor 9 del mundo,no te has olvidado de marcar goles,la clase es permanente la forma es temporal,debes callar bocas ante la Juventus con un doblete cogerías confianza en ti mismo,que te servirá para marcar luego,CIERRALE LA PUTA JETA A DI MATTEO,Y A MEDIO MUNDO DE HATERS,Y DEMÁS.

De:Samuel Dugarte

Para: El mejor delantero del mundo,Él Niño Torres.

De Venezuela.

Anónimo dijo...

TORRES ha estado siempre ahí. FINAL COPA DEL MUNDO: todo el mundo habla del gol de INIESTA, nadie habó nunca del movimiento de TORRES llevándose los centrales a la banda izquierda, levantando el brazo para pedir la pelota a NAVAS y centrando al a´rea donde INIESTA entraba sin marcaje. Un holanés intento atajar el pase, pero se la puso a CESC--- ¡NADIE COMENTÓ LA JUGADA ENTERA NUNCA! Repasad el vídeo completo y veréis que la aportación de TORRES al gol de España fue fundamental.

Anónimo dijo...

Me emociono con los comentarios :') GRANDE TORRES, CONFIO EN TI, ERES MI IDOLO, Y SIEMPRE TE APOYARE. ERES EL MEJOR 9 DEL MUNDO , QUE NO SE TE OLVIDE :)

Anónimo dijo...

@victorfermata le voy a enviar eso a mata

Anónimo dijo...

lo siento no puedo

Anónimo dijo...

ya se lo envie no se si lo leera

nati dijo...

este articulo me ha gustado mucho. y tiene toda la razón, a torres hay que darle lo que necesita y no siempre es su culpa como dicen por ahi. porque torres tambien juega al futbol sin balon dejando huecos y llevandose a los defensas para abrir hueco para que otros marquen pero eso por lo visto nadie lo ve y como eso muchas cosas mas..espero que el chelsea cambie la manera de jugar y no sean tan individualistas y que no se le olvide nunca a nuestro niño que el tiene fuerza para seguir luchando y ya nos lo ha demostrado y que siempre se acuerde de que despues de las nubes sale el sol..... y siempre le estaremos apoyando.

una atletica.

Karen Tafur Manrique dijo...

Excelente articulo sobre la trayectoria de Fernando. Los comentarios que me han gustado son estos: “en el Chelsea Torres se pega un tiro en el pie porque sale de zona, juega en un equipo muy lento, sin contraataque y sin espacios”.“Petón”, su ex representante y compañero de fatigas, nos explica al respecto que no conoce a nadie “con la fuerza interior de Fernando Torres, porque está formadísimo, y no creo que este apartado mental haya influido, sino que el problema es estrictamente de recuperación de una lesión y de llegar a un equipo que juega absolutamente al revés de lo que necesita Fernando para ser feliz en un campo de fútbol, que son los espacios”. Sin duda uno de los problemas en eL rendimiento de Torres y para mi el principal es que en el chelsea no se plantea una estrategia de juego que le favoresca como delantero, le permita anotar goles y ganar confianza, a esto se suman ciertas individualidades. “Él es muy exigente consigo mismo. No le han salido las cosas pero el talento es eterno...La gente que le culpa solamente a él no ve el contexto. Si en su equipo jugaran dos extremos veríamos otro Torres...Esta es hermosa, EL TALENTO ES ETERNO!!!! No importa cuantos problemas se le vengan encima Fernando ha nacido para ser una leyenda del futbol, esta destinado hacer historia. Es un jugador completo y vencera cualquier obstaculo. “esta es una fase que tiene que pasar porque es un jugador con unas condiciones extraordinarias”. Garate. Por favor no pongamos en duda las capacidades de Fernando, tengamos mas confianza en el. Torres “tiene la determinación personal de triunfar con rotundidad en el Chelsea” y “sabe que, al final, el equipo es lo más importante y el equipo es el que te hace grande y, en esta lógica, tiene tiempo de contrato en su club y quiere hacer historia en el Chelsea como hizo en el Liverpool”. “Está empeñado en conseguirlo y esto no ha hecho nada más que empezar”. Yo personalmente deseo que se quede en el Chelsea por el momento. Aun tiene mucho para dar en este equipo pero es una cosa que no solo depende de el y espero que Di Matteo tome cartas en el asunto. Si de verdad quiere que Torres se quede con ellos tendra que cambiar muchas cosas en su equipo y no solo por el bien de Ferando si no por todos. No me esta gustando como esta dirigiendo el equipo ultimanente, esta arriesgando mucho. Los fans de Fernando no perderemos jamas la confianza ni la fe en el, sabemos que es fuerte, determinado y que es un campeon de campeones. Animo Ferando no te dejes abatir, recuerda que despues de la tormenta llega la calma y de mirar siempre hacia adelante.