sábado, 1 de marzo de 2014

Fulham 1 - Chelsea 3

Schürrle sustenta al Chelsea
3 GOLES DE SCHÜRRLE EN LA SEGUNDA MITAD DAN EL TRIUNFO A MOU


El distrito SW6 de Londres presenció en una tarde soleada el triunfo de los ‘blues’ en casa del vecino Fulham, que permite al Chelsea prorrogar una jornada más su condición de líder de la Premier League. El partido se decidió en un intervalo de 16 minutos en el segundo tiempo, cuando Hazard despertó para servir a Schürrle dos pases medidos que no desaprovechó el extremo. Torres firmó la asistencia en profundidad para el tercero del alemán, que se marchó de Craven Cottage con el balón bajo el brazo después de firmar los tres tantos de los suyos. Heitinga recortó en jugada a balón parado ya en el tramo final, aunque en ningún momento peligró un resultado que además concede a los ‘blues’ tres puntos más de ventaja respecto al Arsenal, que pinchó en casa del Stoke City (1-0).

Fernando Torres fue titular en Craven Cottage para firmar una buena actuación en la que lideró al Chelsea durante la fase más espesa del partido. En un primer tiempo amordazado por el Fulham, bien plantado y expeditivo, el ‘9’ se echó el equipo a la espalda a base de carácter en las acciones tanto de ataque como defensivas. Con el balón rápido y agresivo; sin el balón incansable en la presión e implicado en tareas defensivas. De su fe en la causa nació una de las mejores ocasiones del primer tiempo, cuando forzó un error de Sketelemburg que bien pudo significar el 0-1. También optó al gol de tiro cruzado antes del descanso y de cabeza en el segundo tiempo a centro de Hazard. Sólo le faltó la guinda del gol, aunque en su hoja de servicios anotó la asistencia del tercer gol ‘blue’ tras ganar un balón más en brega con la defensa. En el minuto 81’ fue relevado por Demba Ba bajo el aplauso de la franja azul de la grada.

Batalla de trincheras
Un remate de cabeza de Dempsey en el área fruto de un centro desde la derecha avisó al Chelsea de que iban a vender cara su piel, al menos en el tramo inicial. Esta ocasión resultó un espejismo en un desierto de juego en las áreas, con ambos equipos bien plantados en el terreno de juego aunque imprecisos a la hora de jugar el balón. Las interrupciones fueron recurrentes en un comienzo gris y trabajo que aplazaba para más tarde los acontecimientos. Torres se empeñó en ponerle pimienta al partido y en un despiste de Sketelemburg puso en serios aprietos a los locales. Presionó al guardameta cuando iba a sacar el balón y consiguió tapar el saque, haciéndose con la posesión en el área para, de inmediato, controlar el balón y buscar puerta con la derecha. El meta enmendó su error desviando el remate a córner.

El ‘9’ estaba siendo el alma del equipo, un alma ambiciosa, incansable y decidida a hacerse con los tres puntos. Con el balón buscaba el juego vertical y rápido, buscando abrir espacio con paredes. Sin el balón, presión sin descanso para recuperar la posesión, algo que consiguió en diversas ocasiones para beneficio de un Chelsea cada vez más dueño y señor del partido. El Fulham mantenía su zona protegida con una buena gestión de los espacio, sin dejar césped libre a los de azul que no daban con la tecla. Dejagah vio la primera amarilla por una dura entrada a Azpilicueta en zona ‘blue’ que daba fe de la dureza empleada por un Fulham expeditivo y empeñado en mantener a raya al conjunto de Mourinho. En estas Cahill limpió el balón a Dempsey en el área cuando el estadounidense se disponía a fusilar tras darse la vuelta en el área.

En el 39’ Kasami culminó un libre directo con un contundente tiro raso que Cech detuvo solícito, aunque la acción de despiste previa con hasta tres rivales amagando el disparo bien pudo surtir efecto. Los ‘cottagers’ habían conseguido neutralizar el ímpetu del Chelsea y comenzaban a salir de la cueva con criterio. mientras en la zona contraria el ex-atlético Heitinga trataba de hacer la vida posible a Torres, el más incisivo de los ‘blues’, si bien no pudo evitar un trallazo escorado del ‘9’ que Sketelemburg desvió con problemas.

Torres se viste de asistente
Al regreso de vestuarios y son cambios en los 22 sobre el césped el Chelsea se abalanzó en búsqueda de la victoria. El primero en intentarlo fue Schürrle, quien vio su remate blocado cuando buscó puerta desde el punto de penalti. El alemán poco después resolvería el ‘sudoku’ de la búsqueda de espacios en combinación con Hazard. Sacó el balón atrás combinando con el belga y lanzó la carrera por el carril diestro. Fernando Torres lanzó el desmarque aunque entrando en fuera de juego, lo que arrastró a la defensa permitiendo el pasillo a Schürrle que recibió de Hazard en profundidad. de cabeza prolongó y solo ante Sketelemburg definió raso por bajo con la izquierda.

El segundo pudo llegar de la mano de Fernando Torres, más bien de la cabeza. El ‘9’ remató con la testa en el segundo palo un envío de rabona de Hazard desde la izquierda. El remate resultó desviado por Richardson, que blocó el remate prácticamente sobre la línea de gol. Pero estaba reservado para Schürrle, que completó su doblete en el 64’. Mismo asistente, mismo goleador. Hazard contemporizó el balón a las puertas del área mientras el alemán hacía movimiento horizontal dentro de la zona. Ahí recibió y con la zurda remató cruzado batiendo de nuevo a Sketelemburg. Y otro más. El tercero llegó en el 68’ a pase de Fernando Torres. El ‘9’ ganó un balón por alto con Richardson y lo soltó en profundidad para el germano, que de nuevo venció en el uno contra uno auqnue esta vez con la derecha.

El Fulham recortó en el 74’ a través de Heitinga, en jugada a balón parado. Un saque de esquina no fue despejado con la contundencia requerida y el holandés se encontró en el corazón del área para rematar a placer. El cuarto de azul pudo recuperar las diferencias con los mismos protagonistas del segundo tiempo, Hazard y Schürrle, con centro del belga desde la izquierda aunque el remate final no encontró portería. Torresfue relevado por Ba en el 80’ bajo el aplauso de la afición desplazada a Craven Cottage. Antes de acabar el Chelsea optó al cuarto con un disparo del senegalés, que vio cómo Sketelemburg hacía su última gran intervención del partido ante un trallazo con su firma.



Ficha del partido:
Fulham FC: Stekelenburg; Riether, Heitinga, Hangeland (Burn 15’), Richardson; Dejegah, Parker (Karagounis 79’), Sidwell, Dempsey; Kasami (Holtby 61’), Bent.

Chelsea F.C: Cech, Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta, Matic, Ramires, Hazard, Oscar (Mikel 77’), Schürrle (David Luiz 86’), Torres (Ba 80’).

Tarjetas amarillas: Dejagah 34’, Kasami 48’, Ramires 49’.

Goles:
0-1 (52’) Schürrle recibe de Hazard tras recorrer el carril derecho y define por bajo con la zurda.
0-2 (64’) Schürrle recibe en el área de Hazard y anota cruzado con la zurda
0-3 (68’) Schürrle recibe de Fernando Torres en profundidad y define con la derecha.
1-3 (74’) Heitinga cabecea en el área pequeña en segunda juguada a saque de esquina.

5 comentarios:

daviniaaa dijo...

Un partido en el que se la he visto trabajar y darlo todo. Mereció irse con un gol pero se le negó.

Anónimo dijo...

Niza asistencia para la tercera meta. Había un par de oportunidades desperdiciadas sin embargo. Contra el peor equipo de la liga, Torres debería haber marcado. Esperemos que su contribución a la victoria será señalado por Mourinho.

Jose Luis dijo...

A Fernando el que le ningunea es Mourinho ahora Benitez que le ponia solo de titular en uefa le quería muchisimo. Apoyo a Fernando, y veo que Mourinho está confiando más en él de lo que lo hizo su adorado Benitez.

Jose Luis dijo...

Y ojito porque solo jugaba en uefa porque Ba no podía jugar.

Anónimo dijo...

José Luis, no tienes más que comparar los minutos que jugaba con Benítez y los que juega con Mourinho y tendrás la respuesta... yo creo que juega bastante menos con Mourinho. Y creo que podría utilizarlo bastante más pues está rindiendo bastante bien desde mi punto de vista. En partidos como el del otro día por ejemplo, aunque se quedó sin marcar hizo un gran partido, por lo menos para mí.


Larry.