sábado, 19 de abril de 2014

Chelsea 1 - Sunderland 2

El Sunderland y el árbitro frustran el sueño del Chelsea
TORRES ENTRÓ A FALTA DE 15 MINUTOS Y CAUSÓ PELIGRO EN EL ÁREA RIVAL
LOS BLUES DEPENDEN DE OTROS RESULTADOS PARA TENER POSIBILIDADES


El fortín de Stamford Bridge aguantó invicto hasta la jornada 35. El Sunderland halló la combinación de la caja fuerte ‘blue’ para alimentar sus ansias de permanencia y, de paso, lastrar las posibilidades del Chelsea de alzarse campeón, a la par que infligir una dolorosa derrota dos días antes de arrancar las ‘semis’ de Champions en el Vicente Calderón. Y todo a pesar de que los locales se adelantaron bien pronto con un gol de Eto’o en el minuto 12’. Se dibujaba un camino de rosas que se tornaron espinas cuando Wickham restableció las tablas en el 18’. Después, asedio sin cuartel de un Chelsea que se topó con el buen hacer de Manonne y una sólida estructura defensiva para naufragar en su cruzada por los tres puntos. En el segundo tiempo, cuando Fernando Torres hacía temblar los cimientos defensivos del Sunderland, un más que dudoso penalti señalado a Azpilicueta por derribo a Altidore sirvió para completar la tragedia de la derrota. Con este resultado el futuro del título escapa de las manos del Chelsea y habrá que aguardar a un tropiezo ‘red’ para soñar de nuevo con la corona.

Fernando Torres protagonizó una actuación de gran calidad y presencia, inversamente proporcional a la cantidad de minutos que disfrutó. Si el ‘9’ entró en el minuto 73’ por Eto’o fue para revolucionar el ataque hasta el extremo con su potencia y velocidad, dando lugar a ocasiones que pusieron contra la pared a los ‘black cats’. Desde un par de conducciones imparables hasta una complicada chilena que sobrevoló el travesaño. Nada se dejó en el tintero el ‘9’ para lograr la victoria, si bien cuando se mascaba el gol en el ambiente el penalti cayó como un jarro de agua fría sobre un Chelsea más caliente que nunca en ataque. En esos 17 minutos remató con la diestra, con la zurda, de chilena y de cabeza en su obsesión con los tres puntos. Incluso un centro de sus botas rebotó en el codo de un defensor en lo que fue una acción susceptible de penalti. Implicado en defensa, cortar una contra también le costó la amarilla. Finalmente no consiguió el objetivo apenas un par de días antes de visitar al Atlético en su regreso al Vicente Calderón.

Primer tiempo de ida y vuelta
Mourinho alineó a un once en el que la ausencia de Cech bajo palos fue suplida por Schwarzer. Por delante Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta; Ramires, Matic; Willian, Oscar, Salah y Eto'o. Ocho minutes tardó el Chelsea en arrinconar a un Sunderland que regaló el balón, esperando aguantar el 0-0 y buscar hacer daño a la contra. Las triangulaciones se prolongaban durante minutos alrededor del área buscando un pasillo o un hueco por el que colar un disparo, como intentó Willian con su diestra desde la media luna, pero fue Eto’o quien metió la pierna izquierda en su pugna con Cattermole dentro del área para rematar un saque de esquina a las redes. No duró mucho la alegría en la parroquia local, lo que tardó Wickham en rematar a las redes un balón muerto a rechace de Schwarzer. Un saque de esquina encontró al español Alonso en la frontal sin vigilancia, disparando éste duro con la zurda. No blocó el guardameta y el balón huérfano encontró padre en las botas de Wickham.

Reseteado el marcador el Sunderland mantuvo la tensión renegando de su arranque de partido a la defensiva. Se estiró el campo para ambos, lo que permitía al Chelsea encontrar más espacios en el último tercio para combinar. Oscar volvió a probar al meta Mannone desde lejos en dos ocasiones. Regresaba así a las andadas el Chelsea, empujando a los ‘black cats’ contra su propia puerta. Terry remató también desde dentro del área sin suerte, fortuna que tampoco obró a favor local cuando Ivanovic remató de cabeza picado en el área rebotando el cuero en el piso antes de estrellarse en el larguero. Antes del descanso Mannone respondió con solvencia a otros dos disparos consecutivos de Matic y Salah. Ramires pudo rematar a placer en otra buena jugada trenzada por el Chelsea, pero fue derribado en el último instante por Larsson.

Dudoso penalti
Al regreso de vestuarios y sin cambios el Chelsea salió a apretar y lo hizo con una vertiginosa contra que Eto’o erró en la suerte del estoque. Embutió de nuevo el Chelsea a su rival en el área con un bombardeo incesante de centros y disparos. El siguiente disparo de Oscar tampoco encontró gol. El balón era azul en este segundo tiempo, aunque el marcador seguía atascado en el 1-1. El primer cambio de Mourinho trajo al campo a Ba por Oscar, más munición para tomar la trinchera de un Sunderland cada más aislado en su zona. Eto’o se trastabilló en otra peligrosa llegada del Chelsea y Ba no logró conectar con su zurda un envío perfecto de Willian.

Corría el cronómetro y el gol no llegaba a pesar de las ocasiones. Con veinte minutos por delante Mannone sufrió un fuerte golpe en una pugna con Ba de la que milagrosamente salió indemne. El Sunderland había encontrado el punto débil de los ‘blues’ adelantando la presión. Se agotaban las balas y Eto’o se retiró por Fernando Torres. De inmediato el madrileño se insertó en el engranaje atacante de los locales haciendo sufrir al Sunderland con un rápido ataque que acabó en saque de esquina. Volvió a intentarlo con una chilena que hizo levantar a la grada, si bien el acrobático remate se marchó elevado. Y otra vez, con su zurda forzó un saque de esquina. Y una más en complicado remate de cabeza a las manos de Mannone. Cuando más apretaba el Chelsea Borini transformó un dudoso penalti señalado en una acción de Azpilicueta con Altidore en el área.

El gol espoleó aún más a los locales, que intensificaron aún más su agresividad atacante en el área. Torres entró con el balón cosido al pie en la zona y acabó atrapado en la rede defensiva, más poblada y tupida que nunca. Aún así Terry logró conectar un remate de cabeza que Mannone atrapó sin problemas. Giacherinni tuvo tiempo de lanzar una falta por encima del travesaño. Al final el marcador se inmovilizó en el 1-2, el peor resultado posible para las aspiraciones de lograr el campeonato en Stamford Bridge.


Ficha del partido:
Chelsea F.C: Schwarzer; Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta; Ramires, Matic; Willian, Oscar (Ba 58’), Salah (Schürrle 65’); Eto'o (Torres 73’).

Sunderland: Mannone; Vergini, Alonso, Brown, O'Shea; Cattermole, Colback, Larsson; Johnson; Wickham (Altidore 65’), Borini.

Árbitro: Mike Dean amonestó a Cattermole 55’, Brown 72’, Torres 90+1’

Goles:

1-0 (12’) Eto’o se adelanta a Cattermole en un saque de esquina para rematar a las redes.
1-1 (18’) Wickham remata un balón muerto tras rechace de Schwarzer a disparo de Alonso.
1-2 (82’) Borini transforma raso y por el centro un dudoso penalti.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El unico k a perdido la liga es mou por no sacar a torres,, lo poco que ha jugado a hecho sufrir al oponente mas que los que han jugado todo el partido. ...es lamentable lo que esta haciendo mou,, y pensar que es una persona que entiende de futbol....creo que pone por delante su orgullo antes que la valia de un jugador Es una pena que solo una persona pueda decidir el futuro de otra como puede ser el mundial que es tan importante para torres,,,esperemos que del bosque sepa apreciar el trabajo que esta haciendo y la experiencia que tiene torres, lo siento por torres pero el martes el atletico ganaraaa jiji torres ya lo gano hace 2años.