miércoles, 14 de mayo de 2014

Confiar en El Niño


A pocos días para la lista definitiva de Del Bosque con los 23 que lucharán por seguir haciendo historia en el futbol de nuestro país, en los días donde cada uno hace su quiniela, dónde algunos hacen balance, otros miran las estadísticas de jugadores a los que no han seguido en todo el año y otros confían siempre en los mismos, tengo que aprovechar para romper una lanza más por Fernando Torres.

Que marcó El Gol de Viena que nos hizo empezar el camino está más que dicho, que fue partícipe del Iniestazo del Mundial también se sabe, que dió una lección marcando un gol y regalando otro en la última final de la Euro se tiene aún en la retina... para aquellos que reconocen y agradecen los logros, serían motivos más que suficientes...

Para aquellos que miren las estadísticas de un delantero en un equipo actual a medio hacer, también serán suficientes los pocos goles de Torres esta temporada para dejarlo fuera...

Para esos que hayan visto todos sus partidos este año, también les será suficiente saber la entrega, la forma, el compromiso y la generosidad que ha tenido con su equipo marcando goles clave y trabajando para el conjunto en detrimento de sí mismo.

Y los que vean más allá, esos que se hayan dado cuenta que los valores y el trabajo hacen más que el talento y los millones, que el querer y la humildad hacen más que el poder y las medallas, a esos le bastaran simplemente con conocerlo.


Sin saber lo que nos depararán los partidos, ahora se trata de confiar, confiar ciegamente en 23. Y de todas las veces que los españoles confiamos en Torres, nunca nos defraudó.

Para todos hay motivos para llevar o no a Torres al Mundial, pero para todos debe haber una razón importante que como mínimo, merece la pena reflexionar. Hace 6 años, una persona confió en un niño para hacernos grandes, a pesar de ser criticado por muchos, confió en su modelo y su gente para hacer historia y escribir con letras de oro el nombre de La Roja, arriesgó contra la opinión popular, confió en su apuesta con los ojos cerrados, confió en su niño para marcar el gol de la gloria...Y la apuesta por ese Niño fue clave para que la Selección Española hiciera historia aquella noche del 29 de junio. Luis Aragonés confió, y el sabio hoy en día, sigue siendo muy sabio...


Fran Baya

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un articulo sabio muy muy sabio!!!me encanta,

daviniaaa dijo...

Me gusta mucho :).. y si, hay razones para creer en el.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el articulo!!
Y dado que salvo Diego Costa ningún delantero digamos que se ha salido pues considero que Torres deberia ir, por experiencia y porque ha marcado muchas veces en partidos importantes.


Larry

Marta dijo...

Opino lo mismo que vosotros y el artículo me encanta.
Hay mil razones para llevarlo pero la gente prefiere quedarse con las otras, las que defienden todos esos que no han visto un partido suyo en toda la temporada (supongo que el de la semifinal de Champions sí y, mira por donde, no se acuerdan de que fue de lo mejor del Chelsea)
Ha demostrado un buen nivel en los últimos encuentros y pocos delanteros más han llegado así de frescos. Además, ofrece alternativas. Esas razones deberían bastar pero, claro, si te oyen esto te dicen que no eres imparcial. Y hay que aguantarse porque esa gente ve lo que quiere.

Yo me río por dentro y me pregunto que cómo voy a serlo. Dejando aparte mi torrismo, soy española, y yo a ciertos jugadores que estuvieron en las dos Eurocopas y el Mundial los llevaría a todo si demuestran un nivel aceptable. Porque sí, porque se lo han ganado y porque en nadie podría creer más que en ellos. Hay futbolistas que por lo que sea son de otra pasta, saben ganar, hacer historia, y a esos hay que esperarlos siempre. Al menos en mi opinión.

De todas formas, ya se sabe que con Fernando pasa así. Primero no lo quieren, luego lo cuestionan, se acaban subiendo al carro porque es el delantero que mejor lo hace con esos míseros minutos, marca en la final y/o acaba máximo goleador (que se dice pronto...) Después a todos parece que se les olvida de repente. Te dicen que no ha hecho nada desde el gol de Viena (a tí te dan ganas de meterle las botas de oro y Eurocopas por cierto sitio) y nada, vuelta a empezar. La historia de su vida.

Cuando no estén quizás empiecen a valorarlos... Una pena.

Ojalá que aparezca en esa dichosa lista. Yo no puedo dejar de creer en él