viernes, 6 de junio de 2014

El niño de la mirada tímida

Toni Muñoz fue el primer capitán que tuvo Fernando Torres en el primer equipo del Atletico de Madrid. Pronto captó que estaba ante un tipo especial.

Hola niño, ¿cómo andas? no creas que es algo sencillo sentarse a escribir una carta a un campeón del mundo, al jugador con el que empezó todo esto que estas disfrutando. me pongo a pensar y me acuerdo de aquel chaval con cara de tímido que apareció un día en el entrenamiento del primer equipo. No hizo falta demasiado para que los veteranos viéramos y entendiéramos anta la clase de jugador que estábamos. Tú cara podía decir una cosa, pero cuando te ponías a entrenar se acababa la timidez. Era como si fueras otra persona, alguien que se transformaba y daba todo lo que tenía dentro y hasta un poco más.

Solo coincidimos una temporada en el Atético de Madrid, pero para mí fue un orgullo ser tu capitán, tanto por el futbolista que sabía en el que te ibas a convertir como la persona que empecé a descubrir esa temporada, la última mía en el Calderón. Sé que todo lo que has logrado, que es mucho, ha sido a base de esfuerzo y trabajo. Has vivido y vives por y para el fútbol y es algo que tenía que tener su recompensa. Te mereces todo lo bueno que te ha ido pasando a lo largo de tú vida. Y si hubo cosas malas estoy seguro que has aprendido de ellas. Ahora llega el mundial de Brasil y ahí estás. Solo te digo que lo disfrutes. Un abrazo.

Marca

No hay comentarios: