domingo, 7 de septiembre de 2014

¡Al fin!



Por Alexandra de la Mata López

Cada día contaba, una cruz en rojo en los calendarios de cada admirador de Fernando, una nueva mueca en el árbol de la paciencia. Y la gran pregunta. ¿Por qué? Y la gran respuesta; perseverancia. Así han vivido muchos las dos últimas temporadas en la carrera de Fernando.

Han sido sin duda los años más difíciles en la carrera de Torres, las lesiones han hecho mella, pero realmente el equipo, su juego y su gestión nunca terminaron de convencer a gran parte de la hinchada que sigue a Torres. Algo no terminaba de encajar. En la percepción de sus admiradores pocas cosas casaban con Fernando. Excepto el sueño conseguido de la Champions.

Una mochila demasiado pesada ha acompañado a –la mayoría- nuestros lectores todo este tiempo. Sufriendo al ver las alineaciones, los minutos que se le concedían, los pases que nunca llegaban. El esfuerzo, en vano. Fernando parecía que había perdido la alegría al jugar. La ausencia de felicidad que transmitía era demasiado dañina para los que más le quieren y le apoyan desde el anonimato. La sensación: Que nunca se valoró a Fernando. Y aun así, les ha hecho disfrutar en grandes ocasiones.

Si se pregunta a más de un seguidor del “Niño” te dirán que los títulos conseguidos no ha merecido la pena – Porque los seguidores de este quieren verle jugar y disfrutar-  Pero los incondicionales de Fernando son de los que ven siempre el lado bueno de las cosas, y de estos cuatro años, sacan cosas positivas. El apoyo de la hinchada blue en los momentos más bajos. La Europa League. La más destacada para ellos, la Champions. Y esa mereció la pena por verle sonreír. O eso dicen los que llevan siguiendo al delantero fuenlabreño toda la vida.

Todo, ¡al fin!, terminó; una etapa que ha dejado sensaciones de todo tipo. Más no es momento de mirar atrás, que se queden con la mochila en Londres, y que hagan lo que quieran con ella, a los “Torristas” les da igual. Ahora llevan una nueva equipación, un nuevo macuto a la espalda, lleno de energía, esperanzas renovadas e ilusión. Mucha ilusión.

Fue tal la avalancha de mensajes positivos que inundaron las redes sociales que quién escribe estas líneas os imaginaba como a Tom, en esa escena tan buena de 500 days of summer. Saliendo a la calle con el guapo subido, presumiendo de ídolo, con las dudas creadas durante todo el verano ya despejadas, deseando verle de rossonero. Si, si. Tal cual.




Nunca sabremos que opciones reales le llegaron a la mesa, cuáles eran viables y cuáles no, pero confían en la decisión del “Niño”. Habrá a quién no le convenza este nuevo ciclo y aún así se carga de esperanza. Pero la mayoría tienen la certeza de que va a ser un gran año.

Ahora empieza una nueva etapa donde todo está marcado con positividad. Con colores que les gustan más. Con la vuelta del rojo a sus vidas. Dónde confían en que va a jugar. Que va a marcar. Que va a ayudar al Milán a “volver”. Que esperan que disfrute jugando. Que está en un gran equipo. Con una gran historia. Y quizás, en un tiempo, algunos cambios nos hagan disfrutar mucho más.

Y es que a la leyenda de Fernando Torres aún le queda mucho, y muy bueno, por escribir. Y todos estarán ahí para seguir apoyándole. Y yo continuaré cada día trabajando en TKT para contároslo todo. Como llevamos haciendo tantos años. ¡A por ello!



6 comentarios:

Tere hola a tod@s dijo...

Amen.Nerviosita y deseosa de que llegue el domingo,verlo jugar,de que le vaya todo bien.Una semana todavia.......

Anónimo dijo...

gracias al chelsea este señor tiene titulos sino sus titulos a nivel de equipos seria cero patatero y eso para un jugador es lo mas

Anónimo dijo...

Nadie en el articulo ha dicho lo contrario. Al contrario, se remarcan los títulos,pero yo por los comentarios que veo habitualmente en este blog me consta que los seguidores de Fernando querían que saliese de ese club pese a todo.

Yo creo que a Fernando se le han dado muchas oportunidades en el Chelsea pero efectivamente hay algo que nunca llegó a cuajar. Y como aficionado al fútbol comprendo que quisiesen que Fernando Torres de fuese a otro club.

Jorge

daviniaaa dijo...

Para mi Fernando no tiene nada que agradecer al Chelsea y se que el algún que otro título lo hubiera preferido de otra manera. Si por títulos fuera se hubiera quedado esté año también, pero sabía que los iba a ver solo desde el banquillo y no quiere eso. A quién tiene que agradecer es a la afición, eso no lo puedo debatir, en general se han portado muy bien con él.

Yo estoy muy de acuerdo con esté artículo, no todo el mundo lo estará claro pero yo que estoy bastante por las redes se que la sensación en general ha sido de alivio y de alegría ver a Fernando marchar. Puede que no se valla al mejor equipo actual pero tenemos la ilusión de verle jugar, disfrutar y estar tranquilo y eso para muchos es lo más importante después de lo que Fernando nos ha dado.

Anónimo dijo...

vamos torreeees el mejor delantero del mundo

Marta dijo...

Exactamente como me sentí yo, no lo has podido expresar mejor.

Gracias por la dedicación que demostráis todos con el blog y en esta ocasión especialmente a la autora por escribir siempre de forma tan bonita lo que nosotros no sabemos. Sois unos cracks.

No puedo esperar a ver a Fernando con sus nuevos colores! Y sobretodo a verlo con esa felicidad e ilusión que hace tiempo que no se asomaba a su cara en el campo.

Pase lo que pase, yo pienso que el cambio le va a favorecer. Aquí estaremos sus incondicionales para verlo.
Qué orgullo que mi ídolo sea el 9 del Milan!