domingo, 28 de septiembre de 2014

Cesena 1 - Milan 1

El Milan no despega
NUEVO EMPATE Y CARENCIAS EN EL EQUIPO DE INZAGUI

La visita a un Dino Manuzzi abarrotado acabó en tablas después de que la escuadra de Inzaghi remontara el gol inicial de Succi. Tomó la iniciativa en los primeros compases con fútbol y ocasiones, sin embargo fue el Cesena quien sacó petróleo de su primer acercamiento al área rival. Después tocó remar a contracorriente nueve minutos, los que tardó Rami en cabecear un saque de esquina de Honda para devolver la igualdad al marcador. Recayó entonces sobre la escuadra milanista todo el peso de la elaboración y la iniciativa del juego, mientras que el Cesena se limitó a esperar su oportunidad al contragolpe. Más complicaciones llegaron tras la expulsión de Zapata en el tramo final, lo que lastró el asedio final en pro de un crecimiento local que tampoco alteró el empate permitiendo el reparto de puntos.

Fernando Torres volvió a formar en el once titular y disputó 70 minutos a un elevado nivel hasta su sustitución por Pazzini a 20' para el final. El ‘9’ se prodigó por la zona de ataque, siempre dibujando los movimientos correctos, aunque muy vigilado y víctima de varias acciones al filo del reglamento. Acarició el gol peinando un saque de falta de Bonaventura que detuvo Leali. Destacó como rematador y catalizador del juego, bien buscando puerta de disparo o de cabeza, bien retrasando su posición para neutralizar el espacio entre líneas y buscar el último pase.

Acción y reacción
Inzaghi optó en Cesena por el once con Abbiati; Abate, Rami, Zapata, De Sciglio; De Jong, Poli; Honda, Menez, Bonaventura y Torres. A balón parado llegó la primera ocasión a los cinco minutos, cuando Zapata bajó en el área una jugada a balón parado que Bonaventura no llegó a remachar por milímetros. A continuación Fernando Torres peinó un saque de falta de Bonaventura obligando a actuar a Leali bajo palos. Repitió intento poco después con gran intuición cuando casi llega a rematar un centro desde la derecha de Abate, Pero Volta se anticipó lo justo para abortar la acción.

Paradójicamente y al igual que en la cita del martes en Empoli, encajó contra natura el Milan en el primer acercamiento local. Una progresión de Marilungo por el carril izquierdo le llevó hasta el disparo ante un Abbiati que no logró blocar y el cuero quedo muerto en el área pequeña para que Succi remata a placer con la izquierda. En el 17’ Honda optó al empate con un sensacional lanzamiento de falta de Honda, que con su izquierda obligó a Leali a una parada excepcional, pero el 1-1 estaba reservado para Rami. Un magistral saque de esquina del japonés muy abierto le encontró en el área y su cabezazo, ajustado al segundo palo, no dejó opción a Leali.

Tras el empate los de Inzaghi recuperaron su velocidad de crucero en ataque y las ocasiones volvieron a proliferar en el área rival: Torres, Menez, Bonaventura… toda la artillería de Inzaghi bombardeaba las posiciones del Cesena con balones al área y disparos a manta. En el 38’ Torres optó a un remate de tijera para conectar un envío largo de De Sciglio en el segundo palo, mas no llegó a enchufar un disparo que olía a gol. Antes del descanso Bienza asomó al Cesena por el balcón de Abbiati con un zurdazo en una contra puntual.

Empate persistente
Al regreso de vestuarios el Milan volvió a ponerse al mando del partido y de la iniciativa en ataque, aunque el Cesena fue el primero en avisar cuando en una contra Marilungo sirvió para Coppola y éste buscó gol de disparo raso y cruzado. Se marchó por línea de fondo, aunque la ocasión puso en alerta a un Milan que a pesar de dominar no podía relajarse en defensa. De Sciglio se disfrazó de atacante para abrir hacia el área y disparar con la diestra un buen remate. Torres buscó en profundidad a Poli pero el medio no llegó a rematar la acción. A la hora de juego el ‘9’ fue el rematador a centro desde la izquierda, con un cabezazo elevado, y participó poco después en una acción con Menez que llevó serio peligro a Leali.

El Cesena aguantaba sin daño la presión milanista y no renunciaba al contragolpe, sabedores de que era su única opción de sorprender. Torres seguía liderando las acciones de ataque milanistas, esta vez buscando una bella pared con Menez que no progresó por derribo. Al llegar al 70' Inzaghi decretó dos cambios con las incorporaciones de Pazzini por Fernando Torres y Essien por Poli, aunque su esquema volcó de inmediato cuando Zapata fue expulsado por un derribo en la media luna. Así gastó su último cambio en recuperar la línea de cuatro, entrando Alex por Honda en un movimiento que minoró las opciones en ataque que aportaba el japonés. Aún así Bonaventura logró conectar un envío con la cabeza de Pazzini en la que la fue la última gran acción de ataque milanista del partido.


Ficha del partido:
Cesena: Leali; Capelli (Perico 72’), Volta, Lucchini, Renzetti; Ze Eduardo (De Feudis 46’), Cascione, Coppola; Bienza, Marilungo; Succi (Defrel 62’).

A.C. Milan: Abbiati; Abate, Rami, Zapata, De Sciglio; De Jong, Poli (Essien 71’); Honda (Alex 75’), Menez, Bonaventura; Torres (Pazzini 70’).

Tarjetas amarillas: Coppola 16’, Bonaventura 43’, De Jong 68’,
Tarjetas rojas: Zapata 72’.

Goles:
1-0 (10’) Succi remacha en boca de gol un balón suelto tras parada de Abbiati.
1-1 (19’) Rami cabecea al segundo palo un saque de esquina de Honda.



Web Oficial del Jugador

2 comentarios:

torrista antiguo dijo...

Lo más grave es que no se sabe a qué juegan, ni a qué quieren jugar. Es un equipo deslabazado, una ensalada de jugadores sin condimentar.

Anónimo dijo...

veo un buen equipo pero les falta cabeza y juego en equipo