martes, 23 de septiembre de 2014

Empoli 2 - Milan 2

"Il Bambino" ya golea en Italia
TORRES JUGÓ HASTA EL MINUTO 80 Y FIRMÓ UNA BUENA ACTUACIÓN



Un punto sacó el AC Milan del estadio Carlo Castellani de Empoli, donde Fernando Torres debutó como titular, marcó su primer golazo como jugador milanista y abrió su cuenta en la Serie A. La situación antes del descanso era poco favorable a los de Inzaghi. A pesar del incontestable dominio inicial, el conjunto local había logrado dos goles a balón parado (Tonelli y Pucciarelli) cuando Torres irrumpió para anotar de cabeza el 2-1 y meter a los ‘rossoneri’ en el partido. En el segundo tiempo el español fue el motor ofensivo del equipo, destacando una sensacional jugada en el área que acabó en disparo a la madera de Ménez, pero el 2-2 lo anotó Honda desde la frontal. Después el Empoli reculó hacia su área y el tramo final fue un asedio sin recompensa milanista, amplificado tras la expulsión del capitán local Valdifiori. Un punto que sabe a poco, aunque con signos muy positivos en ataque para esta temporada.

Y es que Fernando Torres cuajó un completísimo partido. Desde el pitido inicial se empleó sin descanso a la causa atacante con sus movimientos y desmarques, exhibiendo un espléndido nivel físico y contribuyendo a la presión en la salida del balón. y es que no dudó el ‘9’ en contribuir en defensa cuando era necesario salvaguardar la zona de Abiatti. Con el estoque no perdonó con un cabezazo marca de la casa, un sensacional movimiento que colocó el balón allí donde era imposible para el guardameta Sepe. Sacó a relucir su calidad en diversas acciones, en especial un recorte en el área con el balón cosido al pie, tacón incluido y pase de la muerte que Ménez estrelló en la madera. En el minuto 80’ fue relevado por Pazzini tras un partido de amplio y generoso esfuerzo.

Torres corrige el rumbo
En el estadio Carlo Castellani Inzaghi alineó un once con . Como era de esperar el Milan tomó la iniciativa del juego y Torres comenzaba a hacerse notar en la zona de influencia, con sus habituales desmarques, movimientos y colaborando en la primera línea de presión. La posesión era patrimonio casi exclusivo de los ‘rossoneri’ frente a un Empoli con las líneas muy juntas y definidas protegiendo su área. Sin embargo, en la que fue su primera jugada de ataque logró ponerse por delante la escuadra local. En el saque de un córner Tonelli ganó espacio en el área para cabecear a placer.

En el 18’ volvió a avisar el Empoli y no llegó el segundo porque Abbiati detuvo el disparo a bocajarro de Vcino. Sin embargo la siguiente ocasión si acabó en las redes para poner la situación más cuesta arriba, otra vez como resultado a una acción a balón parado. Saque de falta vertical de Tavano y balón filtrado a Pucciarelli que resolvió el uno contra uno por bajo. Por si fuera poco el resultado adverso, más complicaciones: Marco Van Ginkel fue sustituido por Bonaventura lesionado y el Empoli optó al tercero en un cabezazo en carera de Pucciarelli que se marchó por alto.

Mientras para el Milan el área rival estaba a años luz, pero Bonaventura lo intentó con un disparo desde fuera del área. En el 40 llegó la primera gran ocasión de la mano de Fernando Torres, que ingresó en el área, recortó a su par y disparó con la zurda. Su turno estaba reservado para el 42’, cuando logró recortar distancias mediante un espectacular remate de cabeza. A centro desde la derecha ganó la partida a Tonelli y con un movimiento de cuello perfecto marca de la casa puso el cuero allí donde no podía llegar el guardameta Sepe. Un auténtico golazo para estrenar su cuenta como jugador milanista y cuando más lo necesitaba el equipo, apenas a unos minutos del descanso.

Empate y asedio con sabor a poco
Al regreso de vestuarios Poli ocupó el sitio de Muntari en el centro del campo del Milan de cara al segundo tiempo, con misión de remontada por delante. El Empoli trató de repetir el guión del primer tiempo pero el Milan estaba avisado de las contras del equipo toscano. Torres fue el primero en abrir una vía por el carril derecho y ganó la línea de fondo, si bien su centro al área no halló receptor. Tavano en el 54’ pudo poner más tierra de por medio cuando encaró solo a Abiatti tras ganar la espalda a la defensa y conectar con un balón en profundidad. Ménez contestó con una jugada personal que concluyó con zurdazo desde el balcón del área a las manos de Sepe.

Corría el 58’ cuando la escuadra de Inzaghi logró empatar el choque. Honda recibió en la frontal un pase vertical, abrió ángulo hacia la izquierda y con la misma zurda conectó un disparo a las redes con potencia y bien colocado. Merecido tanto el del japonés que reseteó diferencias en el partido. Menez acarició el tercero tras una sensacional acción y pase de fernando Torres. Atacó el área desde la izquierda y sorteó la oposición de tres defensa en la zona antes de ceder a la media luna, donde el francés llegó con su diestra para estrellar el balón en la madera. Quería ganar el Milan y así lo demostraba una acción tras otra y apoyado en un Torres omnipresente. De inmediato Torres volvió a amenazar a los toscanos con un remate cruzado con la diestra, buscando el segundo palo, si bien el cuero tomó camino de línea de fondo.

El tramo final cedió la iniciativa del partido en exclusiva al conjunto visitante. Había tres puntos importantes en juego y el Empoli, que ya había renunciado a ellos, se pertrechó atrás dando por buen el empate. Así los de Inzaghi percutían con insistencia sobre la zaga buscando el tercero: Torres, Menez, Honda, Bonaventura… todos buscaban el resquicio por el que abrir definitivamente el melón toscano. Honda lo intentó de libre-directo sin fortuna. En el 80’ Inzaghi relevó a Fernando Torres por Pazzini tras el monumental esfuerzo del español y buscando piernas frescas en punta. Además el empoli se quedó con diez ttras una doble tarjeta amarilla al capitán local Valdifiori. La intensidad del asedio se elevó al máximo con toda la escuadra milanista volcada sobre el área y bombardeando a centros, aunque el gol se resistió a los intentos de Menez, Abate y Honda. Al pitido final el 2-2 cristalizó en definitivo, un resultado escaso para los objetivos de la jornada pero muy importante dada la amplia ventaja que logró el conjunto local y la actitud de remontada con Torres como abanderado.


Ficha del partido:
Empoli F.C: Sepe; Laurini (69' Hysaj), Tonelli, Rugani, Mario Rui; Vecino, Valdifiori, Croce; Verdi; Tavano (64' Maccarone), Pucciarelli (75' Zielinski).

A.C. Milan: Abbiati; Abate, Bonera, Zapata, De Sciglio; Van Ginkel (Bonaventura 30’), De Jong, Muntari (Poli 46’); Honda, Torres (Pazzini 80’), Menez.

Tarjetas amarillas: Zapata 19’, Muntari 35’, Vecino 41’, Valdifiori 85’+85’.

Goles:
2-0 (13’) Tonelli cabecea un córner el área.
2-0 (21’) Pucciarelli remata por bajo en el área un balón filtrado tras saque de falta vertical.
2-1 (42’) Torres cabecea con un movimiento perfecto por encima de Tonelli
2-2 (58’) Honda recibe en la frontal, abre ángulo y define con la zurda a las redes.







Web Oficial del Jugador

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Partidazoo y golazoooo!!!!

Marta dijo...

Precioso el gol! El primero de muchos