viernes, 26 de septiembre de 2014

Fernando Torres: "Cambiar de club en enero no es muy aconsejable"

Les dejamos la segunda parte de la entrevista a la revista Panenka. Una parte bastante interesante, donde nos habla de cómo fue su marcha del Liverpool y como se sintió ante el rechazo de la afición.

¿Cómo llevaste las criticas y mofas cuando estuviste tanto tiempo sin marcar? 

En Inglaterra los medios de comunicación están muy diferenciados entre los que se suponen que son serios y los sensacionalistas. No es algo que me pueda afectar.

Pero, ¿cómo eran esas semanas en las que quizás no habías marcado un solo sábado? 

Es que aveces los medios hacen desde el día a día que una situación sea más extrema de lo que es. Yo Siempre lo he llevado con normalidad, para eso se entrena día a día, para venir, para ejercitarse, olvidarte y meterte en el siguiente partido. Y si sale mal, a seguir currando.

Pasaste del Liverpool al Chelsea. ¿Cómo se fraguó ese fichaje? ¿De nuevo pesaron los títulos? 

En las situaciones extremas es cuando de verdad conoces a los clubes y la gente que tienes alrededor. Se vendió una historia donde se señalaba a mí,  porque en ese momento la gente que había en Liverpool tenía mucha fuerza a nivel mediático y a partir de ahí fue todo un ataque constante, como buscando un culpable. En Inglaterra son muy así. No hay que buscar responsable. Para mi buscar el causante de cualquier situación, un partido, una acción, un traspaso, es de mediocres. No hay que buscar un responsable, no hay solo uno, la historia tiene muchas caras. Ellos tenían su verdad que es la que vendieron a los medios de comunicación y como yo no quise hablar... quizás eso fue un error. Pero bueno, eso ya es pasado. En ese momento vi cómo actuaron las personas que estaban dentro del club: a mi me decían una cosa, y mediaticamente decían otra. Llegó un momento en el que sucedió una serie de hechos que me hacían ver que no estaban cumpliendo con sus promesas, una manera del club ir hacia delante y yo necesitaba ganar. Lo que me quedo claro en ese momento es que solo había tenido una casa, aunque allí me sintiera como tal, y era el Atletico. Y si la había dejado para ganar, debía seguir intentándolo. El Chelsea me daba esa oportunidad y se ha demostrado que hice bien. 

Liverpool es una ciudad obrera, laborista. ¿Más parecida a tu Fuenlabrada natal, reducto socialista de Madrid, que el pijo Chelsea? 


Son contrastes muy grandes. Liverpool me encajaba perfectamente por todo, por la relación que tiene la afición con los jugadores, por el tipo de gente trabajadora y humilde. Buena gente, que vive ahí. Se habla de Liverpool como un sitio peligroso, barrios obreros donde no hay nada glamuroso, pero a mi eso me encanta. Me gustaba porque me he criado en un sitio parecido. Y siempre tienes esa etiqueta y cuando vives ahí ves que es todo lo contrario. La gente se vuelca con todo el mundo para ayudar, están esperando al fin de semana para ver a su equipo que es lo que les puede sacar del día a día. Pasé tres años y medio fenomenales. Mi niño nació allí, y estoy muy orgulloso de que en su DNI esté escrito que el es de Liverpool.

Caprichosamente tu debut como Blue fue ante Liverpool, en Stamford Bridge, y con derrota ¿Se puede uno concentrar o fue prácticamente imposible conciliar el sueño ante un partido así? 

Fue una semana difícil, porque yo no podía creerme lo que veía. La manera con la que la afición del Liverpool había cambiado de verme de una semana a la otra. Pero es lo que habían visto, lo que habían leído. Lo que les habían contado. A mi me afecto mucho y me sigue doliendo, porque yo solo les puedo tener cariño, respeto, admiración tras pasar tres años y medios fantásticos allí. Eso no lo va a modificar nadie. Puedo ir a Anfield y me pueden pitar y abuchear, pero a mi no me va a cambiar la manera de pensar de los aficionados del Liverpool. No puedo decir nada malo de ellos. Solamente que les intoxicaron, les vendieron una  historia que no es cierta. Aquella semana no pude pensar en el fútbol, durante meses fue todo muy extraño. Cambiar de club en Enero no es muy aconsejable. 

1 comentario:

daviniaaa dijo...

Yo a día de hoy sigo pensando que irse al Chelsea fue un error. Y aunque el día lo de los títulos y tal, que si que están bien, nunca olvidaré cuando dijo que si estaba contento por la champions, pero que le hubiese gustado ganarla de otra manera.