domingo, 7 de diciembre de 2014

Genoa 1 - Milan 0

Paso atrás del Milan
LE FALTÓ JUEGO Y PERDIÓ SU PRIMER PARTIDO COMO VISITANTE

Marassi fue el escenario de la primera derrota del Milan lejos de San Siro en la presente temporada. Un gol aislado de Antonelli en jugada a balón parado fue suficiente para que los locales se hicieran acreedores de los tres puntos ganando este duelo directo por la zona alta de la tabla. Su esfuerzo físico y sacrificio defensivo hizo el resto. En el plato contrario de la balanza quedó el Milan, atrapado en el tejido defensivo genovés y acosado por la presión incansable que le impidió desarrollar su juego con comodidad, a pesar del regreso de Montolivo a la sala de máquinas. Trató de reaccionar la escuadra de Inzaghi y su empeño le llevó a disfrutar de contadas ocasiones para el empate que no accedieron al arco bien defendido por Perin. Torres no gozó de minutos en el choque.

Como es habitual en la colmada cancha de Génova el conjunto local tomó la iniciativa tras el saque de centro espoleado por una grada entregada. Por su parte el Milan no se impuso presión extra desde el inicio y aguardó paciente a que llegara su momento. Montolivo no tardó en ganar presencia con la manija y Ménez protagonizó los primeros destellos en ataque de la escuadra visitante, habitualmente tratando de sorprender a la contra. Los errores en la entrega mantenían al partido sin dueño y con un duelo táctico intenso en la zona ancha por hacerse con el control. Un remate de cabeza de El Saharaawy, muy bien dirigido, fue el primer test serio para Perin bajo palos.

Con el transcurso de los minutos el Genoa consiguió a base de presión cortocircuitar los mecanismos de la escuadra de Inzaghi. Esto derivó en menos balón y menos opciones para el Milan, que sin embargo aprovechó un despiste de Kucka para que Ménez robara en situación comprometida y probara a Perin en uno contra uno. Perdió el envite el francés, con un tiro cruzado que adivinó el joven guardameta. Sin embargo una acción a balón parado consagró el 1-0 a la portería de Diego López. Antonelli se anticipó a Bonera en un saque de esquina y conectó un testarazo ajustadísimo al palo derecho, imposible para Diego López. En el minuto 39 Mexes anduvo muy próximo al empate cabeceando en el segundo palo un balón que Perin detuvo salvador cuando el gol era prácticamente un hecho. Bonaventura navegó después entre la zaga y chutó con la diestra en caída a las manos del guardameta.

Los 22 protagonistas del primer tiempo repitieron al regreso de la caseta tras el descanso y el Milan se incorporó con fe al ataque. Para abrir boca Armero progresó por la izquierda y su envío a la zona fue rematado por Honda con intención, aunque el intento fue desviado a córner. La tónica general dibujaba a un Milan liderado por Montolivo que se había hecho con el bastón de mando. Era el papel que tocaba para intentar levantar el partido aunque el Genoa, muy bien situado e incansable en la presión, mantenía al Milan a raya e incluso se permitía optar al segundo en acciones al contragolpe y segundas jugadas.

Para cambiar el signo definitivamente Inzaghi reemplazó a Montolivo por Poli en el 62’, un cambio de refresco para el centro del campo con el centrocampista aún sin ritmo para jugar un partido completo. En el 71’ llegó una segunda sustitución con la entrada de Pazzini por Honda. En poco cambiaron las tornas, si acaso en un endurecimiento de las posiciones que hizo aflorar las tarjetas. La última incorporación fue la de Niang por El Sharaawy. Aumentó la presión sobre el área genovesa y De Jong sacó a pasear su cañón en pierna derecha con un trallazo muy elevado. Así el choque se deslizó hasta la conclusión sin apenas opciones al empate, si acaso otro disparo alto de Bonaventura.

Ficha del partido:

Genoa: Perin; Roncaglia, De Maio, Izzo; Bertolacci, Kucka (Marchese 71’), Sturaro, Antonelli; Iago, Matri (Pinilla 80’), Perotti.

A.C.Milan: Diego Lopez; Bonera, Rami, Mexes, Armero; Montolivo (Poli 62’), De Jong, Bonaventura; Honda (Pazzini 70’), Menez, El Sharaawy (Niang 78’).

Tarjetas amarillas: Antonelli 55’, Rami 57’, Mexes 61’, Sturaro 72’, Perotti (90+1’).

Goles:
1-0 (32’) Antonelli cabecea un saque de esquina ajustado al palo derecho.

7 comentarios:

torrista antiguo dijo...

Yo me bajo aquí.

Anónimo dijo...

Fernando, o vuelve a casa o se tendrá que ir a América.

Anónimo dijo...

Normal k pierda ,no saca a torres!!! No lo entiendooooo

Anónimo dijo...

De los últimos 108 partidos de Liga (Premier con el Chelsea y Calcio con el Milán) 19 goles. Repito 108 partidos 19 goles, 5 años seguidos. Son números pésimos hasta para un delantero del montón. En fin...

Anónimo dijo...

Para todos los aficionados del Milan, Torres ha sido hasta ahora una delusión, creyendo que iba a cambiar algo con él en este equipo malo. Yo también creía que las cosas iban a ser mejores para él yendose del Chelsea, pero la verdad es que a qualquiera equipo vaya, nunca será el jugador que era una vez. Ya está frito, y lo siento, pero es así, aunque todavía espero que me haga cambiar idea.

Anónimo dijo...

El comienzo de la final fue en 2010. Ahora es el final del fin. Torres ha terminado como delantero para cualquier equipo profesional de primer nivel. El año que viene estará en Qatar o Estados Unidos y será pagado porque solía ser un gran delantero. Es triste, pero esto ha estado sucediendo durante 4 años ahora. Es el momento de aceptar la realidad. No hay más excusas, él es un muy mal delantero.

Él tiene sus gimnasios en Madrid. Tal vez se está preparando para la vida después del fútbol. Una lástima su carrera terminó en esas ruinas. Sus lesiones en el Liverpool mataron a su carrera.

Anónimo dijo...

En Milán ya piensan en devolverlo en enero y el Chelsea regalarlo a cualquier equipo, pero que el salario lo pagué el equipo al que vaya.