miércoles, 30 de abril de 2014

Chelsea 1 - Atlético 3

El Chelsea despierta del sueño europeo
LOS ROJIBLANCOS REMONTARON EL GOL DE TORRES

El aliento de Stamford Bridge no bastó para neutralizar al Atlético, que comenzó perdiendo gracias al gol de Fernando Torres que abrió el marcador en el minuto 36. El ‘9’ cumplió ante su ex-equipo con un tanto que hacía justicia a la presencia ofensiva y dominio de los ‘blues’, mas en los instantes previos al descanso igualó el Atlético con un tanto de Adrian. Ya en la segunda mitad creció la presión visitante en ataque y logró aumentar su ventaja por partida doble. Un penalti cometido sobre Costa fue el origen del 1-2, transformado por el brasileño y Turan en el 72’ firmó el tercero. La madera y Courtois evitaron un resultado más ajustado, con remates de Terry y Cahill, a la par que el meta belga fue un muro ante los intentos finales de Hazard.

Fernando Torres, al igual que en la ida del Vicente Calderón, fue titular en el once del Chelsea. Se mostró de salida con chispa en los veloces ataques del Chelsea, recibiendo de espaldas y tratando de superar las líneas enemigas tanto en combinación como de jugada personal. Pasada la media hora de juego cumplió con su tradición de marcar en todas las vueltas de semifinal europea que ha disputado. Lo hizo con el Atlético, lo hizo con el Liverpool y lo ha hecho con el Chelsea en tres ocasiones. Chutó con la diestra cruzado a pase de Azpilicueta anotando el único gol del Chelsea en la eliminatoria, si bien por respeto a sus raíces rojiblancas no celebró el tanto. A pesar de este 1-0, las 4.000 gargantas rojiblancas desplazadas a Stamford Bridge se sumaron a la ovación de los 'supporters' locales cuando en el 67’ Torres fue relevado por Demba Ba. ‘blues’ y rojiblancos al unísono homenajearon al madrileño e incluso los visitantes entonaron el tradicional cántico que ya pudo volver a escuchar en la ida del Vicente Calderón hace apenas una semana.


Torres abre fuego

Bajo un rugido ensordecedor de la grada saltó a Stamford Bridge el once titular de Mourinho en 4-2-3-1 formado por Schwarzer bajo palos; línea defensiva con Ivanovic, Cahill, Terry y Cole; David Luiz y Ramires en la medular; línea de tres en vanguardia con Azpilicueta por la izquierda, Hazard y Willian. Torres formó en punta de ataque. Mientras Simeone optó por un 4-4-2 con Courtois; Juanfran; Miranda, Godín, Filipe; Mario Suárez, Tiago, Koke, Arda; Adrián y Diego Costa. De salida se pudo apreciar a dos escuadras agresivas, entregadas al juego rápido y buscando puerta por vía directa. El ritmo se apoderó de la partida y no tardó en vibrar la madera por primera vez, con un sorprendente centro-chut de Koke desde la derecha que pegó en el travesaño. Si alguien dedujo de la alineación un Chelsea agazapado no tardó en apreciar su equívoco. Mediante transiciones rápidas los de azul buscaban a Fernando Torres, que demostró a la zaga que no había bandera blanca.

Azpilicueta e Ivanovic doblaban con frecuencia por la derecha, buscando el centro al área, mientras que por la izquierda llegaba Hazard con calidad para crear problemas a Arda Turan y Juanfran. Willian también avisó con una falta desde la media luna que sobrevoló el travesaño. Torres buscaba la conducción entre las pobladas filas enemigas, principalmente por la izquierda y recibiendo de espaldas. David Luiz avisó con un chilena en el corazón del área que se marchó muy cerca del poste derecho de Courtois, que por primera vez vio su puerta amenazada muy de cerca. Para entonces el Chelsea mandaba en el partido y eran los rojiblancos quienes cerraban filas y confiaban su futuro al contragolpe.

El 0-0 se rompió en el 36’ a través de Fernando Torres. El ‘9’ anotó su primer gol al que fuera su equipo en una acción que nació desde prácticamente el córner derecho con una acción personal de Willian que Azpilicueta transformó en asistencia. El brasileño salió de un avispero con el balón y de cara al área, dejó para Azpilicueta y este envió su centro para que Torres empalmara de primeras con la derecha a las redes. Levantó las manos al aire para mostrar su intención de no celebrar el tanto a pesar de la melé de compañeros que se abalanzaron para festejar un tanto que, por poco tiempo, situó al Chelsea por delante en la eliminatoria. Y es que al descanso se llegaría con empate mediante un gol de Adrián. Tiago envió en profundidad por la derecha del área para la llegada de Juanfran hasta la cal, centrando éste al segundo palo donde Adrián remató como pudo a las redes.

Estocada desde el punto de castigo
El segundo tiempo llegó sin cambios y con el Atlético de nuevo amenazando la puerta local. Un balón que se paseó por el área encontró a Turan en el segundo palo, donde buscó con la derecha a Schwarzer. Su tiro se marchó elevado, pero avisó a la zaga de que no podía bajar la guardia un solo instante. La respuesta no se hizo esperar. En un balón bombeado de Willian al área encontró la cabeza de John Terry, que remató a bocajarro topándose con Courtois. Mourinho movió el banquillo por primera vez a continuación con la entrada de Eto’o por Cole. Más pólvora para el ataque ‘blue’ sin tiempo que perder. Pero el siguiente gol también vestiría de rojiblanco. Samuel Eto’o salió con la plancha al encuentro de Diego Costa, que cayó derribado en la línea frontal. No dudó Rizzoli y señaló el punto de penalti, donde la víctima no perdonó. Eso sí, después de ver amarilla por pérdida de tiempo.

No bajó los brazos la escuadra local y volvió a hacer sonar la madera con un remate de Cahill a centro de Willian. El cuero quería volver con querencia a las redes, pero Courtois braceó al aire y pegó al balón enviando por encima del larguero al tejadillo de las redes. Poco después, en el 66’, Fernando Torres fue reemplazado por Ba bajo el aliento unánime de las dos aficiones. Una vez más los atléticos homenajearon al que fue su delantero con los cánticos que sonaron la semana anterior en la ida del Vicente Calderón.

Ya con Torres fuera del terreno de juego llegó el tercer tanto visitante en un contragolpe. Tiago cruzó un balón de derecha a izquierda y Turan remató de cabeza al travesaño. La madera devolvió gentilmente el pase al camino del turco, que remató a placer a puerta vacía. Con el 1-3 el Chelsea se volcó arriba, dejando más espacios atrás que aprovechó el Atlético para crear mucho peligro en la zona De Schwarzer. Diego Costa se vio obligado a abandonar el terreno de juego aquejado de una dolencia de rodilla, entrando Sosa en su lugar. En el tramo final no levantó el pie el Chelsea, que a pesar de necesitar tres goles para remontar no dio la eliminatoria por perdida. Hazard llegó casi hasta el palo izquierdo de Courtois apurando la línea, pero se encontró con el guardameta belga cedido por los ‘blues’ al Atlético. De nuevo lo intentó en el añadido con una jugada de calidad que lo llevó al mano a mano con Courtois. Se la jugó con la derecha raso topándose con el guardameta de nuevo. No sería la última. Poco después fusiló de nuevo desde dentro del área con idéntico resultado. Fue la última ocasión de la semifinal que, finalmente, tuvo como ganadores a los de rojo y blanco.


Ficha del partido:
Chelsea F.C: Schwarzer; Ivanovic, Terry, Cahill, Cole (Eto’o 54’); Ramires, David Luiz, Azplicueta, Willian (Schürrle 77’), Hazard; Torres (Ba 67’).

Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran; Miranda, Godín, Filipe; Mario Suárez, Tiago, Koke, Arda; Adrián (Raúl García 66’) y Diego Costa (Sosa 76’).

Árbitro: Nicola Rizzoli amonestó a Cahill 30’, Costa 59’, Adrian 64’,

Goles:
1-0 (36’) Torres empalma con la diestra en el área un envío de Willian desde la derecha.
1-1 (44’) Adrian remata en el segundo palo un envío de Juanfran desde la derecha.
1-2 (60’) Costa transforma un penalti cometido por derribo de Eto’o.
1-3 (72’) Turan recibe rebote del larguero tras cabezazo propio y remata a puerta vacía.

Previa Chelsea - Atlético


Stamford Bridge dicta sentencia
30/4/14   20.45   Stamford Bridge   C+ LC
La gloria o la desolación. Sin depender de ellos mismos en la Premier, el Chelsea se juega la temporada en un partido para aspirar a un título de este curso. Con un empate a 0, la eliminatoria está abierta. Los blues cuentan con el factor campo, el Atlético con el valor doble de goles. 90 o 120 minutos que decidirán al segundo finalista de la Champions League 13/14.

martes, 29 de abril de 2014

Fernando Torres, garantía de gol en segundas mangas de semifinal europea

El Chelsea y Stamford Bridge calientan ya motores para recibir al Atlético de Madrid en el que será el segundo choque de semifinales y, por lo tanto, decisivo para decidir un finalista de Champions League. Además del aliento de la grada y una gran plantilla con amplia experiencia en este tipo de retos, el conjunto de José Mourinho cuenta con un arma cuya eficacia está probada en esta fase de la competición: Fernando Torres. Para el ‘9’ madrileño del Chelsea se trata de la cuarta ocasión en que disputa una semifinal europea a nivel de clubes y en los tres partidos de vuelta anteriores logró marcar. 

Las semifinales europeas jugadas por Fernando acabaron en dos clasificaciones para la final y una eliminación. Con el Liverpool, en la Champions League 2007/08, cayó contra el Chelsea -entonces también dirigido por José Mourinho- víctima de un empate en Anfield (1-1) y una derrota en Londres por 3-2. Sería su primer y último traspié en esta ronda. Aún así marcó.

Después y ya en filas del Chelsea llegaron las ‘semis’ contra F.C Barcelona (20011/12), también de Champions, en las que los ‘blues’ pasaron con victoria en Stamford Bridge (1-0) y un empate en el Camp Nou (2-2). Semanas después se coronarían campeones en Múnich con un ‘maracanazo’ a la bávara frente al F.C. Bayern. Al año siguiente en ‘semis’ de Europa League el pase se dio frente al Basilea con dos triunfos, 1-2 en Suiza y 3-1 en Londres.

lunes, 28 de abril de 2014

Algo grabado en la retina

Por Alexandra de la Mata

Seguro que cuando Fernando Torres iba rumbo a la ciudad de los Beatles no se imaginó ni por un momento que el Atlético de Madrid se iba a cruzar tantas veces en su camino. No al menos el equipo que el dejaba atrás, ese que perdió por cero a seis ante el Barcelona.

Bien es cierto que ni Fernando ha dejado que el vínculo entre él y los rojiblancos se perdiese, ni los rojiblancos lo han, lo hemos, permitido. Sentimentalmente hablando. Pero  en el ámbito deportivo, trasladándonos siete años atrás… jamás se nos hubiese pasado por la cabeza, pero ni en el más recóndito de los lugares de nuestra imaginación, que nos veríamos las caras ante el equipo del “Niño”. ¡Y es que ya van varias veces! A la cual… más emotiva. Este hecho denota dos grandes cosas, Fernando Torres ha llegado a cumplir sus objetivos y el Atleti, también.

Aunque Atleti y Liverpool ya se cruzaron, Fernando no pudo disputar el encuentro en el Calderón y pese a que con la Roja si lo hizo, el destino deparaba un encuentro mucho más especial, donde ambas partes podrían expresar sus sentimientos de “tú a tú.” De rojiblancos a ídolo. Y en casa.

El gol que no quiso marcar Fernando Torres

Minuto 94 de partido. El Chelsea monta una contra con Fernando Torres y William sin ningún jugador rival en defensa. Torres con el balón se aproxima hacia el portero en un mano a mano con tiempo para pensar. Situación similar a la jugada ante Valdés que aseguró la final de Champions en Barcelona desatando la locura de la afición. Es el último minuto de partido, prácticamente es su primera ocasión, el resultado está 0-1 a favor, y el error no supondría nada.

En un tiempo en el que a Torres se le ha recriminado la falta de goles, en el que tiene que hacer números para estar en el Mundial, en una ocasión para demostrar su habilidad de marcar o de resolver un partido y de sumar un gol más que haría daño al líder de la Premier League, no quiso marcar ese gol. El delantero decide ceder el balón en bandeja a William, que avanzaba por su derecha, para anotar y certificar la victoria. 0 - 2, la Premier peligra para los reds. Un duro golpe para el Liverpool que no quiso dar Fernando Torres.

En un partido resuelto, Fernando no quiso hacer daño a su ex-equipo. Un gol en Anfield no sabría tan dulce. Torres pudo probar suerte sin miedo a fallar, pudo anotar el gol de la tranquilidad y hacer saltar a la afición, pudo sumar un gol más cuando más necesita sumar. Pero una vez más la humildad superó el egoísmo. Una vez más los valores superaron los logros. Una vez más la persona superó al futbolista. Una vez más Fernando Torres.

Fran Baya


video

domingo, 27 de abril de 2014

Petón: “Yo no iría a un Mundial sin llevar a Torres”

"Yo no iría a un mundial sin llevar a Torres". Así de tajante es Jose Peton, el padrino y descubridor de Fernando Torres como representante en una entrevista que hemos encontrado. Aquí les dejamos todo lo que respondió acerca del delantero Blue.

- Cuándo comenzó a fijarse en Fernando Torres y por qué. Qué vio en él.

JP: Me empecé a fijar en él porque un amigo me avisó. Él tenía 14 años y desde el primer día fue algo tan evidente que nos llevó incluso a romper una norma general de la casa: no representar a cadetes. Pero es que aquello era tan descomunal... Tenía una velocidad y tensión distinta, así como golpes de ingenio. Cuando tiene tantas cosas distintas hay que ir a por él y hablar con la familia del jugador. La decisión la tomó él junto a sus padres. Y hasta hoy.

- Durante el periodo de Fernando Torres en el Atlético recibió muchas llamadas de clubes ingleses. 

JP: Según dijo en una entrevista en junio de 2006, hasta el momento no se había decidido atender dichas llamadas, ¿por qué se decide hablar con el Liverpool? La llamada del Liverpool la coge el Atlético de Madrid y nos la trasladó a nosotros. Hasta ese momento siempre habíamos dicho que no a todos. El Inter por ejemplo nos ofreció todo lo que cobraba en bruto, en neto. El Atlético ya había llegado, a espaldas de Fernando, a un acuerdo con el Liverpool. Los ingleses son muy escrupulosos y se pusieron primero en contacto con el club, que es el cauce correcto. Nosotros no habíamos hablado con ellos, ni habíamos participado en la negociación porque lo hizo otro agente relacionado con los dos clubes y los puso de acuerdo. La decisión de Torres estuvo marcada por aquel 0-6 del Barcelona en el Calderón. Cuando terminó el partido estaba muy triste y dijo: “hay que irse, hay que aceptar esa oferta”.

- ¿Cree que desde dentro del club se aceptó vender a Fernando con vistas al traslado del Atlético a la Peineta?

JP: No creo que hilaran tan fino. Necesitaban vender para tapar agujeros en general ya que el club agonizaba económicamente. Luego estaba la presión de Hacienda que se había puesto muy seria con las deudas de los equipos de fútbol. Ojalá el Fisco lo hubiera hecho antes. Ojalá hubiera eliminado a los tramposos y ojalá no existieran excepciones con los privilegiados por la cual no son Sociedad Anónima Deportiva. 

Es verdad que luego se supo aprovechar ese dinero de forma inteligente porque llegaron jugadores para esa posición (primero Forlán y luego Falcao) que permitieron ajustar el equipo que ahora tenemos.

- Qué sucedió para que pidiera al Liverpool que le dejaran marcharse.

Liverpool 0 - Chelsea 2

El "Chelsea suplente" también quiere la Premier
GANÓ EN ANFIELD Y SE METE EN LA LUCHA POR LA LIGA A FALTA DE DOS PARTIDOS

Frente a la rumorología que apuntaba a un Chelsea debilitado en Anfield en una cita enclavada entre ‘semis’ de Champions League, los ‘blues’ contestaron con un valioso triunfo que pone patas arriba el campeonato a dos jornadas para la conclusión. Una victoria local habría sentenciado prácticamente el campeonato en su favor, pero con su planteamiento ambicioso y tácticamente impecable el Chelsea aguó la fiesta ‘red’ adelantándose en el añadido del primer acto con un gol de Ba tras aprovechar un resbalón fatal de Gerrard. Fue la recompensa merecida a un Chelsea que optó al gol apoyado la firmeza defensiva que logró anular a uno de los ataques con mayor potencia de fuego del campeonato. Tras un segundo tiempo en el que se mantuvo el resultado frente al empuje del Liverpool, el Chelsea sentenció en una contra construida por Fernando Torres y convertida por Willian a puerta vacía. La victoria deja a los ‘blues’ a dos puntos del Liverpool y con el Manchester City a tres, pero con un partido menos que sus rivales. Ahora toca pensar en el próximo objetivo para el miércoles: ganar un billete a Lisboa.

Fernando Torres salió del once titular designado para jugar en Anfield después de jugar los exigentes 90 minutos en el Vicente Calderón unos días antes. El ‘9’ vio luz verde para entrar en el terreno de juego en el 84’ por Ba, situándose como único referente atacante en los espacios que dejaba atrás un Liverpool que defendía apenas con dos hombres muy adelantados. Tras sufrir aislado los primeros minutos, en un papel similar al que jugó ante el Atlético, llegó su ocasión y no la desaprovecho. Matic robó un balón en defensa para Willian, quien lo sacó directo para Torres que ya había lanzado la carrera por la izquierda. El centro del brasileño lo dejó con terreno por delante y nadie ejerciendo en defensa. Avanzó con velocidad hasta los dominios de Mignolet y en la suerte del uno contra uno cedió de vuelta para Willian, que venía por detrás, asegurando el gol para los suyos. El brasileño no perdonó con toda la ventaja del mundo a puerta vacía sentenciando el partido. Era su tercer partido en Anfield desde que salió del Liverpool en enero de 2011 y consiguió su primera victoria, superando los resultados anteriores de un empate y una derrota. Del once titular, sólo tres supervivientes de su etapa de Liverpool: Gerrard, Johnson y Leiva. Cuando entró al terreno de juego Lucas ya había sido sustituido.

Error fatal de Gerrard
Mourinho confió su once titular a la escuadra formada por Schwarzer; Azpilicueta, Ivanovic, Kalas, Cole; Mikel, Matic, Lampard; Schürrle y Ba. Al contrario de los que muchos auguraban el Chelsea no subió a las tablas de Anfield para interpretar un papel secundario. Los ‘blues’ respondieron de inmediato a la presión y arrojo de un Liverpool hipermotivado pidiendo el balón y llevándolo a las inmediaciones de Mignolet. Si alguien pensaba que podía ser un paseo militar para los ‘reds’ quedó patente su equívoco cuando Cole golpeó a puerta con su izquierda desde fuera del área poniendo en aprietos al guardameta. Hubo que esperar a los diez minutos para ver la primera local, un remate fuera de Coutinho como respuesta a un centro al segundo palo. A balón parado también hicieron peligro sacando Cole bajo palo un fuerte remate.

Las ocasiones trajeron a escena mayor dominio de los ‘reds’, que empujaron al Chelsea hacia su área pero sin crear excesivo peligro. Las andanadas de Suárez y Sterling quedaban diluidas en el entramado defensivo ‘blue’. ¿Alternativa? Balones bombeados al área en busca de rematador. El bombardeo fue repelido convenientemente por una zaga ‘blue’ compuesta por los diez jugadores de campo. A la media hora el Chelsea se sacudió el dominio local y avanzó líneas volviendo a rondar área con Ba, Schürrle y Salah como jugadores con mayor presencia ofensiva. Poco a poco fue más y mereció una pena máxima a favor cuando un zurdazo de Salah fue interceptado por Flanagan en defensa, con el brazo estirado y en perpendicular al cuerpo. No lo apreció el colegiado, aunque el Chelsea se iría con ventaja al decanso gracias a un error de bulto de Steven Gerrard.

Ya en el añadido antes del descanso Sako jugó en defensa con el capitán desde la izquierda. Erró en el control Gerrard dejando el balón franco para Ba, que no dejó perder el regalo. Controló, avanzó con potente zancada hacia Mignolet y batió por bajo con la diestra en el uno contra uno. Gol de potente efecto psicológico sobre un Liverpool que tendría que remar a contracorriente en el segundo acto.

Torres y Willian apuntillan a los ‘reds’
Al regreso de vestuarios y sin cambios el partido volvió cargado de emoción y con futuro incierto. Las urgencias empujaron al Liverpool aún más hacia el área ‘blue’, donde la solidez defensiva seguía intacta a pesar del paso de los minutos y desactivó por completo al ataque local que tuvo que recurrir al disparo lejano para optar al gol. Gerrard trató de sorprender desde lejos con un tiro que Schwarzer neutralizó atento. Mayor couta de mérito tuvo el guardameta en la siguiente ocasión, cuando Allen aprovechó un despeje al centro de Obi Mikel para pegar ajustado al poste derecho. Schwarzer se estiró hasta el infinito para despejar el balón a córner. El Chelsea resistía con solvencia, si bien no renunciaba a sentenciar y así lo hizo ver Schürrle, quien con una diagonal trazada desde la izquierda empalmó con la derecha a gol dejando bien claro que el segundo estaba igual o más cerca que un hipotético empate.

Rodgers movió banquillo aportando más pólvora a su ataque, con la incorporación del ex-blue Sturridge por Lucas Leiva. Mourinho respondió con otro movimiento de pizarra, entrando Willian por Salah en el 59’. Quedaba media hora y el Chelsea mantenía con mano firme una zona impecable que Gerrard trataba una y otra vez de romper con disparo lejano, habitualmente con disparos de Gerrard, quien trataba de compensar su error que propició el 0-1. El segundo cambio del Chelsea trajo a Cahill al partido en lugar de un exhausto Schürrle, modificando el dibujo a tres centrales de cara a los últimos 13 minutos.

Gerrard de cabeza pudo firmar el 1-1 con un cabezazo en el área que requirió de nuevo la intervención de Schwarzer. Y más madera en la caldera con el último cambio local: atacante por zaguero con la entrada del español Aspas por Flanagan. Respondió Mourinho con la entrada de Fernando Torres por Ba. El ‘9’ se encontró una misión calcada a la del Vicente Calderón: incluirse en el entramado defensivo y buscar los espacios a la contra. Interpretó el ‘9’ idéntica partitura pero con mejor resultado. Con el Liverpool totalmente volcado arriba un balón sacado de atrás por Willian lo situó en el carril izquierdo, con una autopista de cuatro carriles hacia Mignolet y cero tráfico en la zona. Avanzó con confianza hasta el área, en línea con la jugada que aseguró una Copa de Europa en el Camp Nou, más se percató del apoyo que Willian que llegaba por detrás con toda la ventaja del mundo para sentenciar a puerta vacía. Así Torres se decantó por la jugada de la final del Eurocopa 2012, cuando cedió a Mata la suerte de un gol seguro ante Buffon. Así, con el gol de Willian, la Premier vuelve al candelero con toda la emoción y tan sólo dos jornadas por delante. La emoción está servida.



Ficha del partido:
Liverpool F.C: Mignolet; Johnson, Skrtel, Sakho, Flanagan (Aspas 80’); Lucas (Sturridge 57’), Gerrard, Allen; Sterling, Suarez, Coutinho.

Chelsea F.C: Schwarzer; Azpilicueta, Ivanovic, Kalas, Cole; Mikel, Matic, Lampard; Schürrle (Cahill 76’), Salah (Willian 59’), Ba (Torres 84’).

Árbitro: Martin Atkinson amonestó a Salah 20’, Lampard 42’, Cole 91’, Torres 92’

Goles:

0-1 (48’) Ba aprovecha un error de Gerrard, roba y anota por bajo con la diestra.
0-2 (90+3’) Willian empuja a puerta vacía a pase de Torres.


Web oficial del jugador

sábado, 26 de abril de 2014

Previa Liverpool - Chelsea


"Semifinal" de Premier League
27/4/14   15.05   Anfield   C+
Seguir soñando o despertar. El Chelsea deberá ganar obligatoriamente el partido en Liverpool para tener una última posibilidad de obtener la liga inglesa. Después del intenso partido en Madrid, el Chelsea debe dar todo en Anfield, ya que de perder, quedaría ya sin opciones de conseguir el sueño de la Premier League.

Analisis por Miguel Rooney:
El Chelsea visita Anfiled para disputar el partido que podría definir la temporada. Los “blues” no dependen de sí mismos y se prevé que saldrán con un equipo plagado de “no habituales” pensando en la vuelta de las semifinales de la Champions frente al Atlético de Madrid.

Chelsea
Inmerso en la eliminatoria de semifinales para llegar a la final de Lisboa, el equipo londinense afronta una complicada visita al campo del Liverpool apurando sus últimas y escazas opciones de cara al título, y lo hará sin tres de sus hombres clave en la temporada como Eden Hazard, Samuel Eto'o y John Terry, ausentes por lesión. En rueda de prensa, José Mourinho habló de la sanción que la FA le ha impuesto a Rui Faria, Ramires y al propio Mourinho  por lo acontecido en el encuentro del pasado fin de semana en el que el Chelsea perdió en casa frente al Sunderland: "Siempre que hablo hay una consecuencias. Incluso si digo que el árbitro estuvo genial..  por eso no me siento libre en absoluto, no puedo decir la verdad". El técnico portugués arremetió contra la FA por la falta de “solidaridad” que ha tenido con el Chelsea respecto al calendario y pidió respeto para el club y sus aficionados, ya que según él, la FA no ha ayudado en nada al Chelsea como sí lo ha hecho la Liga BBVA con el Real Madrid y el Atlético de Madrid. “Lo más importante para mí es mi club y sus aficionados. Tengo que defender a mi club y sus aficionados, y si no nos ayudan a conseguir nuestros objetivos es una razón más para pensar que la FA no nos colabora. Chelsea es uno de los clubes más importantes de Europa, ha estado en las últimas semifinales de Champions, han sido campeones de Europa y han ganado la Europa League. Han representado muy bien el futbol inglés”. En cuanto al partido, Mourinho comentó que a pesar de que hará algunos cambios, nadie debe dudar de la profesionalidad de los jugadores que saldrán al campo, pues la mentalidad es y será la de siempre: salir a ganar, dar lo máximo por el club que defienden. Aunque sabe que las opciones de conseguir el título son mínimas y no dependen de sí mismos, afirmó que lo más importante para el club y los jugadores es darlo todo en el campo, que sus familias y el club se sientan orgullosos de ellos. Al ser preguntado si existía la posibilidad de que en un futuro el Manchester United llamase a la puerta de Mourinho, el entrenador del Chelsea comentó que al firmar por el club fue claro con sus intenciones: “Firmé por cuatro años y la gente de Chelsea no tiene que preocuparse, me quedaré aquí hasta que el club quiera que me vaya”. Finalizó.

Liverpool
Llega el partido más importante en la temporada del Liverpool.  Los “Reds” reciben al Chelsea en una inmejorable posición –Líderes de la Premier- y de conseguir una victoria tendrían prácticamente el título en sus manos. 5 puntos separan a los de Anfield del Chelsea y solo tres jornadas por delante para la conclusión de un campeonato que se les resiste hace 25 años. Brendan Rodgers apela al compromiso de los jugadores para conseguir los tres puntos que le permitan estar cada vez más cerca del sueño: “Quiero el compromiso, no la motivación, porque la motivación es efímera, pasa por los sentimientos. Una vez hay compromiso, voy a organizar un plan con el fin de mejorar y buscar el resultado". El técnico “Red” planteará el partido del domingo como todos los que han jugado esta temporada: como si tratase de una final. Quiere que el equipo juegue de la manera en la que lo han estado haciendo todo el año, mostrando ambición y el buen fútbol que según él, les ha llevado a la posición privilegiada en la que están. Pese a estar a solo tres partidos para el final de la temporada, Rodgers no quiere lanzar las campanas al vuelo y seguirá pensando en “partido a partido”. En cuanto al estado de salud de Daniel Sturridge, quien se lesionó a principios de este mes en el encuentro en el que el Liverpool derrotó al Manchester City, el entrenador local informó que van a darle “24 horas más”: “Él ha estado trabajando duro y el equipo médico también, veremos qué sucede. Si no está será, buscaremos otras opciones. No es la primera vez que jugamos un partido tan importante con algunas bajas”. José Enrique, Jordan Henderson y Victor Moses (Cedido por el Chelsea) no estarán disponibles para el encuentro de mañana.

Datos interesantes:
Chelsea ha conseguido ganar en Anfield 9 de 70 encuentros en todas las competiciones.
El Liverpool ha ganado 11 partidos consecutivos en liga: su record es de 12 en el año 1990.
El Chelsea solo ha ganado 9 puntos de 18 posibles fuera de casa en 2014.
Fernando Torres no ha conseguido marcar frente a su ex equipo en las ocasiones en las que se han enfrentado.

Steven Gerrard solo ha anotado un gol en 34 partidos frente al Chelsea. Octubre de 2005 

Fernando Torres vs Atletico Madrid

Les dejamos el vídeo resumen del partido de Fernando Torres frente al Atletico de Madrid. Un partido en el que a pesar de no haber podido marcar, fue uno de los que más destaco y de los pocos que crearon peligro para el equipo rojiblanco.


miércoles, 23 de abril de 2014

El niño que lloró por no ver a Fernando Torres

Como era de esperar, Fernando Torres fue muy bien recibido el lunes pasado cuando llego a Madrid. Muchos aficionados se acercaron tanto al aeropuerto como al hotel para darle una bienvenida cálida y cariñosa. Pero hubo un momento especial, en el que un niño lloraba porque el jugador del Chelsea se subía al autobus y no conseguía estar cerca de él. Ante esto, Torres no dudo en volver para bajar solo para saludarlo y seguramente cumplir el sueño del pequeño.

 

Fernando Torres tras el partido

Fernando Torres habló en Canal Plus después del partido de ida de semifinales. Regresaba a su casa para enfrentarse por primera vez en el Calderón al Atlético de Madrid. Un partido emotivo.


El regreso
“No podía ser más especial volver al Calderón después de siete años. Y que fuera en las semifinales de Champions con lo que significa para este club no podía ser mejor. El partido es competir, es lo que me enseñaron en el Atlético, independientemente de cómo fuera la situación. Pero antes y después, ha sido muy emotivo. El recibimiento de antes y después no se me va a olvidar”.

¿Volverá al Atleti?
“Ya he estado hoy aquí. Hay que ir partido a partido (risas).

Se escribe con Simeone
"Sí, hemos sido compañeros dos años, tenemos una buena relación. Es tiempo para disfrutar y exceptuando hoy y el miércoles que viene, quiero que gane siempre”.

El miércoles que viene no perderá pase lo que pase
"En este club me han enseñado a perseguir mis sueños y yo quiero estar en esa final. No se puede perder, ganar”.

El planteamiento de Mourinho
"El Atlético a la contra te mata porque con Diego y el Guaje o con Diego Costa sólo arriba teníamos que evitar esa baza clara. Y nos resta opciones, es un resultado bueno para los dos. Intentaremos no conceder. Jugar en Stamford Bridge".

Su partido
“Preciosa sensación. Difícil de explicar lo que he sentido al saltar al campo, al final del partido, cuando han cantado mi nombre. Siempre me han dado más de lo que yo les he dado”.

Eliminatoria
“Muy abierta, el 0-0 es bueno para los dos según lo mires. Para nosotros porque jugamos en casa y para el Atlético porque cada gol suyo nos obliga a hacer uno más a nosotros. Depende de cómo se quiera ver”.



AS.com

martes, 22 de abril de 2014

Atlético de Madrid 0 - Chelsea 0

Stamford Bridge decidirá finalista
EL CHELSEA LOGRA SACAR UN EMPATE A CERO DE MADRID


Resultado positivo para los ‘blues’ en el choque de ida de semifinales. El conjunto londinense firmó un empate sin goles en el coliseo rojiblanco, primer tropiezo de los atléticos en su estadio en esta Champions League y un resultado que deja todo pendiente a una victoria del Chelsea en el coliseo de Stamford Bridge. El conjunto londinense apostó por la contención y el control ante un Atlético amenazante, que se vio maniatado a la hora de superar el planteamiento táctico interpretado a la perfección por la escuadra ‘blue’. Ni las lesiones de dos estandartes defensivos como Petr Cech y John Terry -ambos se retiraron por lesión- debilitaron a un Chelsea que supo mantenerse firme ante las acometidas rojiblancas y buscar ventaja en las escasas opciones al contragolpe que disfrutó. El orden defensivo y sacrificio del bloque al completo fue impecable en las filas ‘blue’ y sirvieron para obtener un resultado incierto, aunque sitúa la final de Lisboa a un solo partido de distancia y esos 90 minutos que se jugarán bajo el aliento del jugador número 12 ‘blue’: Stamford Bridge.

Fernando Torres formó en el once titular y disputó los 90 minutos del choque en el que fue su regreso al Vicente Calderón desde su adiós en julio de 2007 a la que fue su casa durante 12 años. Era un partido muy, muy especial y así lo vivió desde el inicio con intensidad. Saludó a los jugadores rivales con cariño desde el túnel de vestuarios, instantes antes de saltar al césped del Calderón bajo el arco de la Champions que alegaba al camino a Lisboa. Antes ya había recibido el calor del Calderón, durante el calentamiento. El momento más emotivo fue una cerrada ovación como respuesta al anuncio de su nombre por megafonía con el once titular.

Ya con el balón en juego el ‘9’ se situó en el esquema ‘blue’ como el referente ofensivo en exclusiva, receptor de balones largos fruto del planteamiento defensivo y de la escasez de apoyo en la zona de vanguardia. Incansable en la presión y solidario en el trabajo defensivo, peleó con ahínco y valentía cada balón largo. En el 58’ rompió la defensa con una acción individual de calidad y remate con la diestra. Bien vigilado por la zaga, operar con el balón en las contras era misión titánica siempre en inferioridad de efectivos y encarando en uno contra uno. Su duelo con el zaguero Miranda acabó en tarjeta para el rojiblanco y falta peligrosa a favor del Chelsea en el borde del área. A la conclusión el jugador madrileño agradeció el apoyo a la afición ‘blue’ y al público del Calderón, regalando su elástica del partido al público antes de bajar a vestuarios.


Bienvenidos; esto son ‘semis’ de Champions
José Mourinho confió el once titular a Cech bajo palos; Azpilicueta, Terry, Cahill y Cole en defensa; Mikel y David Luiz en un férreo doble pivote; por delante Lampard flanqueado por Willian y Ramires en los extremos y Fernando Torres como punta de lanza. El Atlético salió a morder frente a un Chelsea parapetado y a la búsqueda de Torres en despejes largos. El balón frecuentaba las botas rojiblancas, más proclives a la creación frente al fútbol directo de los ‘blues’. La defensa británica configuró un muro bien posicionado que retenía al Atlético embalsado en la zona de tres cuartos sin acceso al área impenetrable de Petr Cech. Las interrupciones del juego eran más frecuentes de lo deseable por los locales, que veían en la zaga un muro sólo superable a balón parado. Por ahí llegó la primera ventaja para el Atlético, aunque no en forma de gol. A la salida de un córner muy cerrado al travesaño Cech se lastimó el brazo derecho a la caída y el cambio por Schwarzer fue cuestión de minutos. Un cambio menos a disposición de los ‘blues’, aunque el experimentado meta era un recurso de garantías.

Instantes después del Chelsea también brindó a balón parado su primera ocasión con un cabezazo de Cahill a saque de esquina. También lo intentó a la contra con un balón sacado en defensa por Willian que encontró a Ramires, si bien la resolución se disolvió sin mayor trascendencia en un cuatro contra dos. En la puerta contraria Raúl García remató de cabeza por encima del travesaño, también como guinda a una acción de contragolpe, y Mario Suárez se sumó a los esfuerzos locales desde fuera del área con un disparo ajustado al palo derecho. La cerrazón visitante fue a más según se aproximaba el descanso, con la posesión casi en exclusiva para los rojiblancos que lograron ganar unos metros y probar a Schwarzer con un disparo raso de Diego Ribas que detuvo sin problemas el guardameta ‘blue’.

Alta tensión, cero goles
Al regreso de vestuarios y sin cambios en los 22 de corto el Chelsea trató de avanzar sus líneas y sacudirse la presión local con la que concluyó el primer acto. Lampard remató desde fuera del área con la zurda obligando a actuar a Courtois, el guardameta del Chelsea que opera en la puerta Atlética en calidad de cedido. Torres se sumó a los esfuerzos con una acción de calidad. En el 58’ rompió la defensa desde la izquierda con una acción individual de control y regate que finalizó rematando a puerta con la diestra. El intento recayó en las manos de un Courtois siempre seguro bajo palos. La respuesta llegó por medio de Diego Ribas, que de nuevo lo intentó desde fuera del área con la derecha con potente disparo. Schwarzer también tuvo que intervenir con apuros para despejar un balón colgado en el área. En una de las acciones defensivas llegó la segunda lesión del Chelsea, cuando Terry pisó fortuitamente a David Luiz y se vio obligado a salir del partido. Schürrle entró por el capitán en el 72’.

La tensión se mascaba en el ambiente y las continuas interrupciones impedían un ritmo de juego fluido. En estas a balón parado Schwarzer protagonizó una espléndida estirada para sacar una falta de Gabi, recién amonestado el mediocentro junto a Mikel tras un amago de tangana. Ambos no podrán jugar el choque de vuelta por acumulación de tarjetas. El partido seguía su curso y Turan acarició el gol de cabeza en el segundo palo tras centro desde la derecha. La jugada se reveló como un punto débil, ya que por ahí insistió con la testa Raúl García hasta en dos ocasiones, ambas por encima del travesaño.

Torres hacía lo posible en sus batallas personales con la defensa a la contra, como hizo en el 84’ con una conducción de calidad hasta el borde del área que murió en el bosque de jugadores rojiblancos. Poco después recibió en zona de ataque y forzó la amarilla de Miranda y un libre-directo peligroso que David Luiz ejecutó elevado. Ya en tiempo añadido Diego Costa, que se empeñó en buscar la chilena, cambió al remate de cabeza a las manos de Schwarzer. Arda Turan también lo intentó con un disparo lejano muy desviado. Corría el tiempo añadido cuando Ba entró por Willian, en los ultimos alientos de un partido que expiró poco después tras cinco minutos extra. A la conclusión el empate a cero inicial se perpetuó en el marcador aplazando todo a la segunda manga, donde el fortín de Stamford Bridge jugará un papel determinante.


Ficha del partido:

Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godin, Filipe Luis; Raul García (Villa 85’), Gabi, Mario Suarez (Sosa 79’), Koke; Diego (Turan 60’), Diego Costa.

Chelsea F.C: Cech (Schwarzer 18’); Azpilicueta, Cahill, Terry (Schürrle 72’), Cole; David Luiz, Mikel; Ramires, Lampard, Willian (Ba 90+4’); Torres.

Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia) amonestó a Lampard 63’, Obi Mikel 74’, Gabi 74’, Miranda 88’, Ba 90+5’.

Previa Atlético de Madrid - Chelsea


El Niño vuelve a casa
22/4/14   20.45   Vicente Calderón   TVE
Fernando Torres pisará de nuevo el césped del Calderón y lo hará en la competición más grande de todas. Un Chelsea mermado en Premier intentará sacar buen resultado en casa de un Atlético cada vez más líder. Un partido igualado, choque de trenes por una plaza en la final de la Champions.

lunes, 21 de abril de 2014

Torres, 52 goles en el Calderón y un partido emotivo por disputar

La semifinal de la Champions entre el Atlético de Madrid y el Chelsea supondrá el regreso de Fernando Torres al Vicente Calderón, el estadio en el que marcó 52 goles con la camiseta rojiblanca y de la selección, en el que disfrutó como aficionado, debutó como profesional y sigue siendo admirado.

Por delante, un reencuentro emotivo. Será la primera vez que se enfrentará al equipo de su vida en ese campo, al que ya ha vuelto en una ocasión para jugar con la selección española, el 16 de octubre de 2012, contra Francia en un partido de clasificación para el Mundial de 2014. Torres entró en el minuto 75 por Andrés Iniesta.

Esa ha sido la última vez que jugó en el Vicente Calderón. Mucho más tiempo ha pasado desde que lo hizo en las filas del Atlético. Fue el 9 de junio de 2007, en la penúltima jornada de Liga del curso 2006-07 frente al Celta de Vigo, con el que perdió por 2-3. Un mes más tarde, se concretó su traspaso al Liverpool inglés.

Desde entonces, las lesiones han pospuesto hasta el martes su regreso como rival al Manzanares, como ocurrió con el Liverpool en la fase de grupos de la Liga de Campeones de la temporada 2008-09 y en las semifinales de la Liga Europa del curso 2009-10, pero no sus duelos contra el Atlético, al que se ha medido en dos ocasiones.

Una, la primera, en un amistoso entre el equipo rojiblanco y el Liverpool, con victoria madrileña por 1-2 en Anfield, y otra, la segunda y más reciente, en la Supercopa de Europa de 2012, también con derrota ante el Atlético, que venció por 1-4 al Chelsea en el estadio Louis II de Mónaco y con Fernando Torres en el once rival.

El martes se enfrentará de nuevo al Atlético, pero, por primera vez, en el Vicente Calderón. "Yo creo que será un momento emotivo para él, que no ha podido volver al equipo de su corazón. La gente, incluido yo, está muy agradecido a todo lo que ha hecho por el club, pero el martes jugaremos el partido vital para nosotros y después le saludaremos", explicó Gabi Fernández, capitán del Atlético y que habló con Torres "después del partido frente al Barcelona" de los cuartos de final de la Champions League, disputado este mismo mes.

Es el séptimo máximo goleador de la historia del Calderón, inaugurado en 1966, con 52 goles en ese estadio entre el Atlético (51) y la selección (1). Igualado con el argentino Sergio 'Kun' Agüero, sólo seis jugadores han sumado más dianas en el Manzanares: José Eulogio Gárate (85), Luis Aragonés (78), Manolo Sánchez Delgado (64), Javier Irureta (62), Diego Forlán (54) y Rubén Cano (53).

Torres jugó entre 2000 y 2007 como local en ese campo con la camiseta rojiblanca. Ahí, en ese tiempo disputó 125 partidos con el Atlético entre Liga (111), Copa del Rey (11) y Copa Intertoto (3), además de tres con la selección española, dos en 2005 camino del Mundial de Alemania 2006 contra Serbia (1-1) y frente a Eslovaquia (5-1) y uno el 16 de octubre de 2012 frente a Francia (1-1).

"Torres es un gran jugador. Si juega, tenemos que tener mucha atención, pero no cambia mucho el trabajo que vayamos a hacer. Nosotros tenemos nuestra idea e independientemente de los nombres de los jugadores seguiremos haciendo lo mismo", explicó este domingo el brasileño Diego Ribas, centrocampista del Atlético de Madrid.

www.colchonero.com/

Fernando Torres: "Sin Simeone, este Atlético ganador sería imposible"

"¡¡¡Spanish model!!!", le grita John Terry, el jefe, mientras posa para el fotógrafo en la puerta del edificio principal. "¡Menudo fenómeno!", sonríe Fernando José Torres Sanz (Fuenlabrada, Madrid, 20 de marzo de 1984). Es jueves, 10 de abril, una mañana fresquita de primavera en Cobham, al suroeste de Londres. Para llegar a la ciudad deportiva del Chelsea hay que pasar tres controles. Después hay café y té en una de las salitas de espera. La construcción, de hierro, es el centro de los 60.000 metros cuadrados que ocupa una de las ciudades deportivas más modernas del mundo, levantada por Roman Abramovich en apenas dos años y con, también apenas, 25 millones de euros. Un par de vigilantes de seguridad se ocupan de que ningún ojo extraño mire los 30 campos de fútbol que tiene. Si no fuera por la voz inconfundible de Mourinho -"¡go, go, go!"- dirigiendo el entrenamiento, pasaría por un paisaje hermoso, pero desierto. Mou choca las manos de los juveniles que completan la sesión y decreta el final. Media hora después llega Torres con zapatillas, vaqueros y una sudadera de sus nuevos gimnasios. Está delgado. Mucho. Y sereno. Hasta sonríe. Ese día, el 10 de abril, no quería ver al Atlético ni en pintura en las semifinales de la Champions, entre otras cosas porque sabe que volver al Calderón no será fácil. No pisa esa hierba desde que se marchó, en 2007. El martes es el día. El sorteo no atendió sus plegarias.

P. ¿Cómo está?

FT. Bien, disfrutando del último mes de competición, que siempre es el más bonito. Por suerte estamos vivos en las dos competiciones más importantes y nada... deseando ver cómo se resuelve todo.

P. ¿Le puedo seguir llamando El Niño?

FT. Como quieras. Ahora, cuantos más años cumples [el 20 de marzo hizo 30], mejor suena. Al final te queda para siempre, seguro que el día que me retire alguno me seguirá llamando así, y está bien.

P. Como ahora ya es hasta empresario...

Torres está montando, junto a su amigo Óscar y a su mujer Olalla, varios gimnasios en Madrid (Nine Fitness). Acaba de abrir el primero en el Paseo de las Acacias y el siguiente, si todo va bien, echará a andar en verano, en Pinto. Se ha involucrado en todo el proceso, visitando gimnasios en Londres y en Estados Unidos cuando estaba con la selección.

FT. Es un proyecto muy bonito. Somos muy ambiciosos, pero con la humildad suficiente para tener los pies en el suelo. Supongo que, como en todos los negocios, cuando empiezas es cuando te equivocas, y nosotros esperamos equivocarnos lo menos posible. Queremos darle a la gente algo que le guste al precio que vale, ni más ni menos. Óscar es mi socio y mi mejor amigo y es el que lleva todo el día a día del proyecto. Olalla y yo, desde aquí, estamos muy metidos también.

P. Por cierto, tiene dos años más de contrato. ¿Se plantea cambiar de equipo este verano?

FT. A estas alturas me planteo el domingo y prefiero ir partido a partido, un mes puede ser muy largo. Nos quedan siete partidos, ocho si Dios quiere, así que me centro en eso [ahora ya sólo les quedan cinco, seis si llegan a la final de la Champions]. Pero tengo dos años de contrato y ese es el futuro.

P. ¿Cómo es Mourinho en realidad?

FT. Es una persona normal y corriente, con sus ideas, que las defiende porque le han llevado a ser quien es. Pero está muy lejos de la imagen que se pueda tener de él, sobre todo en España después del tiempo que estuvo dirigiendo al Real Madrid. 

P. ¿Cómo es su relación con él?

FT. Buena. Él ha estado viviendo tres años en Madrid, que es mi ciudad, y hablamos mucho de su etapa allí, de fútbol, de todo.

P. ¿Es más personaje o persona?

FT. Él lo ha dicho muchas veces. Para él, el fútbol empieza en la rueda de prensa del día previo. Empieza a jugar el partido antes, como puede hacer Guardiola, o Simeone. Empieza a jugar ahí y manda los mensajes que llegan a la gente, a la afición para ir al partido, a los jugadores, a los rivales, y eso es parte del personaje que Mourinho crea alrededor del equipo para protegerlo. Pero al final ahí están los números y lo que ha hecho. Él sabe muy bien lo que dice, cómo lo dice y cuándo lo dice.

P. Aquí en el Chelsea es Dios.

FT. Fue el que levantó este club. No es fácil, aunque se tenga mucho dinero, construir un equipo que gane cosas. Normalmente se tardan varios años, pero él en su primer año aquí ganó la Liga, otra Liga el segundo año... La gente sabe lo importante que es.

P. Bueno, hablemos de ellos. ¿Vio el partido del Atlético contra el Barça? [La entrevista tiene lugar al día siguiente].

FT. ¡Claro!

P. ¿Qué le dice este Atlético de Madrid?

FT. Es el triunfo de valores como el sacrifico, el trabajo, la humildad, el trabajo en equipo... aglutinados en torno a la figura de Simeone, que ha sido capaz de unir a todos en el club. Lo que ha hecho nunca nadie lo podrá valorar suficientemente bien. Los que hemos estado ahí dentro pensábamos que era imposible conseguirlo tan rápido. Sin él, este equipo ganador sería imposible. Se encontró hecha la plantilla, llegó a mitad de temporada, y era impensable lo que ha conseguido. Supongo que sólo él y sus jugadores pensaban que podía ser. Es el protagonista sin querer serlo.

P. ¿Le gustaría enfrentarse a ellos?

FT. No no.

P. ¿Por los sentimientos o por lo puramente futbolístico?

FT. Por las dos. Sería duro.

P. ¿Les ve campeones?

sábado, 19 de abril de 2014

Chelsea 1 - Sunderland 2

El Sunderland y el árbitro frustran el sueño del Chelsea
TORRES ENTRÓ A FALTA DE 15 MINUTOS Y CAUSÓ PELIGRO EN EL ÁREA RIVAL
LOS BLUES DEPENDEN DE OTROS RESULTADOS PARA TENER POSIBILIDADES


El fortín de Stamford Bridge aguantó invicto hasta la jornada 35. El Sunderland halló la combinación de la caja fuerte ‘blue’ para alimentar sus ansias de permanencia y, de paso, lastrar las posibilidades del Chelsea de alzarse campeón, a la par que infligir una dolorosa derrota dos días antes de arrancar las ‘semis’ de Champions en el Vicente Calderón. Y todo a pesar de que los locales se adelantaron bien pronto con un gol de Eto’o en el minuto 12’. Se dibujaba un camino de rosas que se tornaron espinas cuando Wickham restableció las tablas en el 18’. Después, asedio sin cuartel de un Chelsea que se topó con el buen hacer de Manonne y una sólida estructura defensiva para naufragar en su cruzada por los tres puntos. En el segundo tiempo, cuando Fernando Torres hacía temblar los cimientos defensivos del Sunderland, un más que dudoso penalti señalado a Azpilicueta por derribo a Altidore sirvió para completar la tragedia de la derrota. Con este resultado el futuro del título escapa de las manos del Chelsea y habrá que aguardar a un tropiezo ‘red’ para soñar de nuevo con la corona.

Fernando Torres protagonizó una actuación de gran calidad y presencia, inversamente proporcional a la cantidad de minutos que disfrutó. Si el ‘9’ entró en el minuto 73’ por Eto’o fue para revolucionar el ataque hasta el extremo con su potencia y velocidad, dando lugar a ocasiones que pusieron contra la pared a los ‘black cats’. Desde un par de conducciones imparables hasta una complicada chilena que sobrevoló el travesaño. Nada se dejó en el tintero el ‘9’ para lograr la victoria, si bien cuando se mascaba el gol en el ambiente el penalti cayó como un jarro de agua fría sobre un Chelsea más caliente que nunca en ataque. En esos 17 minutos remató con la diestra, con la zurda, de chilena y de cabeza en su obsesión con los tres puntos. Incluso un centro de sus botas rebotó en el codo de un defensor en lo que fue una acción susceptible de penalti. Implicado en defensa, cortar una contra también le costó la amarilla. Finalmente no consiguió el objetivo apenas un par de días antes de visitar al Atlético en su regreso al Vicente Calderón.

Primer tiempo de ida y vuelta
Mourinho alineó a un once en el que la ausencia de Cech bajo palos fue suplida por Schwarzer. Por delante Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta; Ramires, Matic; Willian, Oscar, Salah y Eto'o. Ocho minutes tardó el Chelsea en arrinconar a un Sunderland que regaló el balón, esperando aguantar el 0-0 y buscar hacer daño a la contra. Las triangulaciones se prolongaban durante minutos alrededor del área buscando un pasillo o un hueco por el que colar un disparo, como intentó Willian con su diestra desde la media luna, pero fue Eto’o quien metió la pierna izquierda en su pugna con Cattermole dentro del área para rematar un saque de esquina a las redes. No duró mucho la alegría en la parroquia local, lo que tardó Wickham en rematar a las redes un balón muerto a rechace de Schwarzer. Un saque de esquina encontró al español Alonso en la frontal sin vigilancia, disparando éste duro con la zurda. No blocó el guardameta y el balón huérfano encontró padre en las botas de Wickham.

Reseteado el marcador el Sunderland mantuvo la tensión renegando de su arranque de partido a la defensiva. Se estiró el campo para ambos, lo que permitía al Chelsea encontrar más espacios en el último tercio para combinar. Oscar volvió a probar al meta Mannone desde lejos en dos ocasiones. Regresaba así a las andadas el Chelsea, empujando a los ‘black cats’ contra su propia puerta. Terry remató también desde dentro del área sin suerte, fortuna que tampoco obró a favor local cuando Ivanovic remató de cabeza picado en el área rebotando el cuero en el piso antes de estrellarse en el larguero. Antes del descanso Mannone respondió con solvencia a otros dos disparos consecutivos de Matic y Salah. Ramires pudo rematar a placer en otra buena jugada trenzada por el Chelsea, pero fue derribado en el último instante por Larsson.

Dudoso penalti
Al regreso de vestuarios y sin cambios el Chelsea salió a apretar y lo hizo con una vertiginosa contra que Eto’o erró en la suerte del estoque. Embutió de nuevo el Chelsea a su rival en el área con un bombardeo incesante de centros y disparos. El siguiente disparo de Oscar tampoco encontró gol. El balón era azul en este segundo tiempo, aunque el marcador seguía atascado en el 1-1. El primer cambio de Mourinho trajo al campo a Ba por Oscar, más munición para tomar la trinchera de un Sunderland cada más aislado en su zona. Eto’o se trastabilló en otra peligrosa llegada del Chelsea y Ba no logró conectar con su zurda un envío perfecto de Willian.

Corría el cronómetro y el gol no llegaba a pesar de las ocasiones. Con veinte minutos por delante Mannone sufrió un fuerte golpe en una pugna con Ba de la que milagrosamente salió indemne. El Sunderland había encontrado el punto débil de los ‘blues’ adelantando la presión. Se agotaban las balas y Eto’o se retiró por Fernando Torres. De inmediato el madrileño se insertó en el engranaje atacante de los locales haciendo sufrir al Sunderland con un rápido ataque que acabó en saque de esquina. Volvió a intentarlo con una chilena que hizo levantar a la grada, si bien el acrobático remate se marchó elevado. Y otra vez, con su zurda forzó un saque de esquina. Y una más en complicado remate de cabeza a las manos de Mannone. Cuando más apretaba el Chelsea Borini transformó un dudoso penalti señalado en una acción de Azpilicueta con Altidore en el área.

El gol espoleó aún más a los locales, que intensificaron aún más su agresividad atacante en el área. Torres entró con el balón cosido al pie en la zona y acabó atrapado en la rede defensiva, más poblada y tupida que nunca. Aún así Terry logró conectar un remate de cabeza que Mannone atrapó sin problemas. Giacherinni tuvo tiempo de lanzar una falta por encima del travesaño. Al final el marcador se inmovilizó en el 1-2, el peor resultado posible para las aspiraciones de lograr el campeonato en Stamford Bridge.


Ficha del partido:
Chelsea F.C: Schwarzer; Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta; Ramires, Matic; Willian, Oscar (Ba 58’), Salah (Schürrle 65’); Eto'o (Torres 73’).

Sunderland: Mannone; Vergini, Alonso, Brown, O'Shea; Cattermole, Colback, Larsson; Johnson; Wickham (Altidore 65’), Borini.

Árbitro: Mike Dean amonestó a Cattermole 55’, Brown 72’, Torres 90+1’

Goles:

1-0 (12’) Eto’o se adelanta a Cattermole en un saque de esquina para rematar a las redes.
1-1 (18’) Wickham remata un balón muerto tras rechace de Schwarzer a disparo de Alonso.
1-2 (82’) Borini transforma raso y por el centro un dudoso penalti.

Previa Chelsea - Sunderland


Recta final de la liga inglesa
19/04/14   18.30   Stamford Bridge   C+

El estadio de los blues recibe al colista a cuatro jornadas para el final de Liga. Los black cats consiguieron empatar con el City, por lo que el Chelsea depende de sí mismo para ganar el campeonato, a falta del partido decisivo en Anfield.

Análisis por Miguel Rooney:
Duelo decisivo en Stamford Bridge, tras el tropiezo del Manchester City entre semana los londinenses se reenganchan al título de forma directa y pasan a depender de sí mismos.

Chelsea
Semana determinante en el calendario de Chelsea y sus aspiraciones de cara a conseguir algún título esta temporada. Los londinenses reciben al Sunderland, últimos en la tabla, que buscan puntuar en el Bridge para aferrarse a la Premier League. Tras el pinchazo en casa del Manchester City (71) -1 el Chelsea (75) ha pasado a depender de sí mismo siempre y cuando gane absolutamente todo de aquí a final de temporada, incluyendo el Liverpool (77) – Chelsea que se disputará el domingo 27.  Steve Holland, ayudante de José Mourinho, quien acudió a rueda de prensa previa al encuentro mostró su disconformidad con la FA por el calendario impuesto al Chelsea en la semana en la que se juegan el partido de ida de las semifinales de la Champions League. También quiso recalcar que, a pesar de la acumulación de partidos en tan pocos días y de la dificultad de los mismos, esta es la situación ideal de un club que aspira a conseguir títulos: “Tenemos tanto deseo de ganar la Premier League como la Champions League, pero debemos enfocarnos en lo que sucederá mañana, y mañana jugamos contra Sunderland”: “Recuerdo que cuando estaba Di Matteo jugamos contra Tottenham, Barcelona, Arsenal y luego la vuelta en Barcelona. Fue muy duro pero al final conseguimos nuestro objetivo”. Holland, también comentó que el equipo sabe de lo difícil que serán mental y físicamente las próximas semanas, pero están acostumbrados a llegar a estas alturas de la temporada siempre en la disputa de algún título, y eso es lo que se pretendía a principios de temporada: “Jugamos dos veces por semana, y hay que utilizar a los jugadores que estén en mejor forma, aunque hay veces que pones a los que crees que están mejor y las cosas no salen como esperabas, tenemos un gran equipo y lo importante es mantener la continuidad en el juego”. Eden Hazard, que sufre una lesión desde el pasado 8 de abril no se ha recuperado y no estará disponible para el partido.

Sunderland
Después de haber conseguido un punto en el Etihad Stadium, el Sunderland visita Londres en busca de 3 puntos que le permitan soñar con el milagro de la salvación. Los “black cats” son últimos con 26 puntos y de no ganar en el Bridge estarían prácticamente desahuciados. Gustavo Poyet, quien regresará al que fue su club en los 90, invitó a sus jugadores a disputar el encuentro con la confianza y el espíritu que mostraron el pasado miércoles frente al Manchester City: “Tenemos que ir allí con la misma confianza. Sí, ellos tienen calidad, pero tenemos que preocuparos por lo que nosotros podemos hacer, no ellos”. “Será una tarea difícil, pero queremos ser el primer equipo que consigue ganar al Chelsea con Mourinho como entrenador”. El entrenador de los locales cree que el balón parado será fundamental en las aspiraciones de su equipo, sabe que tendrán que correr riesgos para conseguir un resultado positivo y espera que sus jugadores estén acertados en las contras, el robo de balón y tener mucha concentración en jugadas de estrategia. El Sunderland tuvo un par de bajas entre semana, pero Poyet confía que los jugadores que salgan al terreno de juego lo den todo en lo que considera que es una auténtica final para ambos equipos. Al ser preguntado si es difícil encontrar palabras de motivación semana tras semana para ayudar al equipo, Poyet declaró que es algo que le viene con el cargo y sabe vivir con ello: “Creo que la idea de motivar a los chicos todas las semanas no es complicada, ellos saben lo que nos jugamos en cada partido. Es mi trabajo y siempre tengo algo que decirles, y aunque no lo haga ellos saben con quién y contra quien jugamos mañana. No necesitan más motivación que pensar en sí mismos”. Los “black cats” no podrán contar con  Ki Sung-Yueng, Phil Bardsley, y  Steven Fletcher y Carlos Cuéllar son duda hasta última hora.

Datos interesantes:
Sunderland solo ha ganado 2 de sus últimos 12 encuentros de liga en Stamford Bridge.
Sólo Liverpool (51) y Manchester City (54) han marcado más goles en casa que el Chelsea (42) en esta temporada.
Los “blues”  tienen mejor defensa de la Premier League , concediendo 24 goles en 34 partidos .
Sunderland no ha conseguido una victoria en sus últimos 9 partidos de liga, consiguiendo solo 2 puntos.

Goles de Fernando Torres al Sunderland:
02/02/08.   Liverpool 3 - Sunderland 0. Fernando Torres. min. 69.
16/08/08.  Sunderland 0 - Liverpool 1. Fernando Torres. min. 83.
28/03/10.  Liverpool 3 - Sunderland 0. Fernando Torres. min. 3 y 60.

08/12/12.  Sunderland 1 – Chelsea 3. Fernando Torres. min. 11 y 47. 

domingo, 13 de abril de 2014

Swansea 0 - Chelsea 1

El Chelsea exprime la jornada con una valiosa victoria ante el Swansea


Tocaba ganar o ganar y así lo hicieron los ‘blues’ a domicilio. En una radiante tarde de sol en Gales el Chelsea cumplió su misión venciendo por la mínima con gol de Ba a un Swansea que jugó con un hombre menos desde el minuto 16. La expulsión de Chico Flores no fue suficiente ventaja para adelantarse en el marcador en el primer tiempo, a la par que la entrada de Eto’o y Oscar tras el descanso aumentando la potencia de fuego frente al blindaje local. Hubo que esperar al 67’ para ver a Ba adelantando al Chelsea con el único gol del partido. Los de Gary Monk apenas replicaron al asedio ‘blue’, aunque los remates de Bony y Dyer bien pudieron significar un tanto en el casillero local. Fernando Torres no disfrutó de minutos en el Liberty Stadium. Con la victoria el Chelsea se mantiene a dos del líder -con una visita pendiente a Anfield- y amplía su ventaja a cinco enteros con el Manchester City, que aún cuenta con dos partidos menos que sus rivales. -Así va la Premier-


- Pólvora mojada

Mourinho modeló su once titular con las siguientes piezas: Cech; Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta, Ramires, Matic, Salah, Willian, Schürrle y Ba. Tras un sentido minuto de silencio, como homenaje a las 96 víctimas del Liverpool que perdieron la vida en la tragedia de Hillsborough de la que se cumplen 25 años, comenzó el partido mostrando a un Swansea agresivo y dispuesto a marcar su territorio. Presión incansable y fútbol directo en el ataque construyeron los pilares de su partido, probando además a Cech con un tiro de Dyer sin problemas para Cech. La respuesta fue inmediata en el área contraria con un disparo de Salah muy ajustado al palo izquierdo. El egipcio se dejó ver de nuevo por el área con un zurdazo cruzado. El balón no se casaba con nadie y los locales volvieron a hacerse con la iniciativa y Bony pudo lograr el primero de cabeza. 

El primer acontecimiento decisivo fue para los de azul, cuando el español Chico Flores cometió en apenas tres minutos sendas faltas sobre Willian y Schürrle merecedoras de amarilla. Phil Dowd no hizo la vista gorda y cumplió con el reglamento expulsando al jugador. Gary Monk dio entrada al central Amat por Hernández, con vistas a recomponer su esquema tocado por la baja. 

Ya con uno más el Chelsea comenzó a cocinar a su rival a fuego lento. Con posesiones más largas los de Mourinho intentaban agitar a la defensa a la búsqueda de un hueco por el que infiltrar un balón asesino. El repliegue local funcionó hasta el descanso con solvencia, poblando la defensa hasta el extremo sin apenas acercarse al área rival. Frente al muro Willian optó por probar el disparo desde fuera del área. Ramires también irrumpió como un camión en el área rival sin fortuna, rebañando Rangel antes de conectar el disparo. Dyer probó a Cech con un derechazo antes de descanso y Salah disparó a las nubes con su derecha.

- Un gol y tres puntos de oro

Eto’o no esperó para recuperar el instinto asesino de su escuadra. Al regreso de vestuarios sustituyó a Ramires por Eto’o y Oscar por Schürrle. Así recompuso el esquema ‘blue’ para jugar con dos puntas por delante de los tres ‘jugones’ y buscar así el asedio y derribo de la defensa local, que de salida demostró su intención de continuar parapetada en el área para aguantar el temporal. A pesar de las medidas la zona se mantenía inexpugnable. La acumulación de efectivos galeses y su presión asfixiante lograba mantener la puerta a salvio de peligro, hasta que un centro de Azpilicueta por la derecha fue peinado por Willian y rematado con problemas por Oscar, que no se esperaba el balón. Otro envío de Ivanovic desde el carril contrario no conectó por poco con la testa de Ba en línea de gol. 

En el 57’ pudo comparecer el gol. Eto’o, que esperaba en el corazón del área un centro desde la izquierda, vio cómo su marcador erraba en el despeje quedando el cuero a sus pies en bandeja de plata. La rapidez y lo inesperado de la acción propició que el camerunés no conectara el remate con la precisión requerida y el disparo se marchó fuera. Ba también lo intentó a la media vuelta, mientras el cronómetrocorría en contra de los azules. A la contra el Swansea avisó de que las cosas podían ir incluso a peor obligando a emplearse a Cech para evitar el 1-0. 

Todos menos el meta checo se agolpaban en el sobrepoblado área de Vorm. La hacinación de jugadores en la zona hacía imposible la penetración, algo que intentó Oscar siendo derribado por Shelvey al límite del penalti. Finalmente Ba fue quien halló la combinación de la caja fuerte: Matic envió largo desde la zona ancha al senegalés y este bajó el balón al piso y con su zurda cruzó un disparo raso directo a las redes. El gol llevó a los de Mourinho a anestesiar el partido, arriesgando lo justo y recomponiendo la retaguardia para nadar y guardar la ropa de cara al último tramo del partido. Ba protagonizó su último intento con un disparo elevado antes de ser relevado por Mikel en el 79’. el tramo final dejó ver algo más en ataque al Swansea, aunque era tarde para realizar los deberes frente a un Chelsea que cerró su zona a salvo de sufrimiento final.


- Ficha del partido:

Swansea City: Vorm; Rangel, Chico, Williams, Davies; Britton (De Guzmán 86’), Shelvey; Dyer (Ngog 72’), Hernández (Amat 18’), Routledge; Bony.

Chelsea F.C: Cech; Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta, Ramires (Eto’o 46’), Matic, Salah, Willian, Schürrle (Oscar 46’); Ba (Mikel 79’).

Árbitro: Phil Dowd. Amonestó a Chico (expulsado, 13’ y 16’), Schürrle (45’), Mikel 85’.

Goles:

0-1 (67’) Ba controla un envío largo de Matic y define cruzado y raso con la zurda.


Web del jugador

sábado, 12 de abril de 2014

Previa Swansea - Chelsea

 Jornada de Premier crucial para los blues
13/4/14   17.07   Liberty Stadium   C+
En la jornada en la que Liverpool y Manchester City se enfrentan entre sí, el Chelsea visita el estadio de un Swansea que necesita salvar los puntos de casa para no descender de categoría. Todos los partidos de esta jornada se juegan 7 minutos más tarde en memoria de las 96 víctimas de la Tragedia de Hillsborought del 89.


Analisis por Miguel Rooney:
Fin de semana decisivo en la Premier. Los londinenses apuran sus últimas opciones de conseguir el título buscando una victoria en campo del Swansea City. Los "Blues" jugarán el partido sabiendo si sus opciones han disminuido o no, puesto que a las 14:37 se habrá jugado el Liverpool - Manchester City. Un empate entre ambos daría la oportunidad al Chelsea de recortar distancia.

Chelsea
El Chelsea llega al encuentro del domingo motivado tras la remontada frente al PSG que le permitió acceder a la semifinales de la Champions y en el que se enfrentarán al Atlético de Madrid. Aunque no todo son buenas noticias, el equipo de Londres pierde a uno de sus máximos goleadores esta temporada, el belga Eden Hazard, quien fue sustituido el pasado martes en el partido de Champions por molestias musculares. José Mourinho habló para Chelsea Tv este sábado en la previa del encuentro, en el que comentó la felicidad que hay entre los jugadores por haber conseguido al pase a semifinales, pero al mismo tiempo reconoció que el equipo se encuentra cansado, por que no fue fácil ni física ni mentalmente, y a pesar de tener pocos días de recuperación espera que el equipo pueda responder de manera adecuada el domingo en otro difícil encuentro. El técnico portugués quiso alabar la profesionalidad de sus jugadores que no son habituales en su once inicial: "Hay chicos que trabajan muy duro y se quedan en el banquillo. Todos son grandes profesionales que intentan estar preparados". Respecto a su rival, Mourinho comentó que a pesar de no estar atravesando su mejor racha, es un equipo que juega bien al fútbol y saben como complicar al Chelsea siempre que visitan su estadio. "Ellos no están en zona de peligro como otros equipos, pero aún necesitan un par de puntos para seguir en la Premier League". Salvo Eden Hazard, el Chelsea cuenta con la plantilla al completo para el encuentro.

Swansea City
El equipo galés, decimoquinto en la tabla con 33 puntos, recibe al Chelsea en un partido en el que ambos necesitan los puntos por necesidades completamente distintas. El equipo de Garry Monk se encuentra con tan solo 3 puntos sobre los puestos de descenso, y una victoria daría tranquilidad y les ayudaría a afrontar con optimismo lo que resta de temporada. El técnico local espera una reacción positiva de sus jugadores luego de perder el último partido de liga disputado contra el Hull City, en el que perdieron por la mínima. "Nos decepcionó el resultado contra el Hull, no fue el resultado ni el rendimiento que esperábamos. Los jugadores han trabajado duro en la semana y estamos preparados para recibir al Chelsea". El entrenador inglés también hizo referencia a la actitud como una de las herramientas necesarias para disputar el encuentro del domingo. Confianza, actitud, y jugar sin temor son las palabras utilizadas por Monk para motivar a sus jugadores. "La clave es no temer a estos retos, hay que abrazarlos. Cuando se habla del Chelsea se habla de un equipo que compite por la liga y de un semifinalista de la Champions. Ellos tienen experiencia y un gran entrenador". Cabe recordar que, hasta la destitución de Michael Laudrup, Garry Monk formó parte de la plantilla del Swansea, y esta es la primera temporada que asume el mando de un equipo como entrenador, desafío que no le asusta: "Para alguien como yo, es genial encontrarse en esta posición, no temo el reto, quiero demostrar que podemos manejar esta situación". El Swansea cuenta como única baja la del defensa Dwight Tiendalli.

Datos interesantes:
El Swansea solo ha ganado uno de sus últimos 8 encuentros.
Swansea ha conseguido 9 puntos de 27 posibles bajo el mando de Garry Monk
7 de las últimas 6 victorias del Chelsea han ocurrido cuando han mantenido la portería a cero.
El Chelsea está invicto en sus últimos 7 partidos contra el Swansea.



¡Comienza Nine Fitness!

Hace unos meses Fernando Torres se convertía en empresario también y nos lo hacía saber mediante las redes sociales. Se trataba de un gimnasio y durante estos meses hemos podido ver fotos y vídeos de esté nuevo proyecto. Pues por fin, hoy el gimnasio abre sus puertas, así nos lo hicieron saber ayer y dejaron el siguiente vídeo que aquí les vamos a dejar.


viernes, 11 de abril de 2014

Atlético de Madrid - Chelsea


Ya esta echada la suerte. Las semifinales de la Champions League han dejado los siguientes enfrentamientos:

Atlético de Madrid - Chelsea: La ida será el 22 de Abril en el Calderón y la vuelta el día 30 en Londres.

Real Madrid - Bayern de Munich: La ida se disputará el 23 de Abril en el Bernabeu y la vuelta el 29 de Abril en Allianz Arena.

miércoles, 9 de abril de 2014

Making off Forever Blue

Hace unos días les mostrábamos el nuevo spot de adidas para promocionar la nueva camiseta de la próxima temporada, en la que Fernando Torres junto con otros compañeros de equipo es protagonista. Hoy les dejamos el making off del mismo.



martes, 8 de abril de 2014

Chelsea 2 - Paris SG 0

Stamford Bridge consigue la proeza
LA INTENSIDAD Y EL EMPEÑO DE LOS BLUES LE HICIERON MARCAR LOS DOS GOLES NECESARIOS
El final de la eliminatoria ante el PSG dejó una imagen para creer: la de la plantilla ‘blue’ celebrando con su afición el triunfo necesario para situarse en semifinales. No fue fácil. El conjunto parisino logró guardar su meta y estaba en semifinales en el minuto 86 de partido. Antes Schürrle, suplente que había entrado por el lesionado Hazard en el primer tiempo, anotó el primero con la diestra tras un saque de banda durante el primer acto. Al regreso de vestuarios el larguero escupió por partida doble los disparos de Schürrle y Oscar. El meta Sirigu también hizo de las suyas para evitar el segundo. Pero en el 87’ llegó el gol de la victoria: Torres dejó pasar un disparo de Azpilicueta para conectar con Ba, que lo remató al fondo de las redes bajo la incrédula mirada de los jugadores galos. Después Cech salvaría la clasificación en el añadido con una intervención de mérito. Un gol más para la historia de remontadas europeas que hace de Stamford Bridge uno de los escenarios más temidos del continente en estas lides. Ahora sólo queda esperar rival en el bombo de Nyon.

Fernando Torres entró en el minuto 81’ de la partida por el brasileño Oscar, cuando en el marcador aún campeaba el 1-0 a un solo paso de concretar la remontada. De salida avisó a la defensa con un sensacional eslalon en el área, con el balón cosido a la bota, que acabó en saque de banda. Después tomó partido en la acción del gol decisivo desde su arranque. Todo comenzó en un centro bombeado al área que peleó por alto. El rechace cayó en Eto’o que de nuevo vio su tiro blocado. Por último Azpilicueta pegó cruzado un balón que Torres dejó pasar en el área para llegar a Ba, quien desde el suelo y con la izquierda hizo posibles las semifinales. Torres se sitúa así por tercera vez en la ronda de cuatro de la Champions League.

El Chelsea sienta las bases de la remontada
Mourinho apostó la suerte de Champions al once conformado por Cech; Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta; David Luiz, Lampard; Willian, Oscar, Hazard y Eto’o. Como era de esperar el ritmo se apoderó del envite desde el pitido inicial. En los primeros minutos la lucha se centró en la zona ancha, con un pulso por hacerse con el balón en el que ninguno de los dos equipos daba su brazo a torcer. Por si alguien había pensado que el PSG iba a regalar la pelota y esperar atrás, el conjunto de Laurent Blanc dejó patente su intención de disputar el partido de tú a tú, al menos mientras el empuje local se lo permitiera. La primera gran llegada local nació de una buena jugada individual de Oscar por la derecha, que sin embargo no llegó a conectar con rematador.

Enfrente Lavezzi permanecía ojo avizor a cualquier error de la zaga, vigilando la espalda de la defensa a la espera de un gol que podría resultar definitivo. El trabajo para el Chelsea se multiplicaba, obligado a construir, atacar y defender con idéntico empeño. El desgaste físico era mayúsculo, en consonancia con la gran rentabilidad de marcar un gol, y eso persiguió Eto’o en un balón cedido al guardameta que estuvo cerca de robar cometiendo falta. En estas el Chelsea sufrió el revés de la lesión de un puntal ofensivo: Eden Hazard. El belga se retiró lesionado dejando su lugar a Schürrle, que se vio obligado a entrar sin apenas calentar. Minutos después resultaría decisivo.

Bajón de ritmo del partido tras la sustitución. El partido sesteó en zona de nadie mientras el Chelsea trataba de volver a recuperar aire, esto es, el balón, y empujar de nuevo al PSG contra su área. El gol pudo llegar a balón parado con un lanzamiento de Lampard cerca del palo izquierdo. El cuero tocó en Verratti, pero Sirigu anduvo atento y logró atajar con una sensacional intervención. David Luiz buscó también sorprender desde lejos con idéntica suerte. Mientras Cech seguía sin ser requerido por los Cavani, Lavezzi, etc. En la puerta contraria la jugada a balón parado se mostraba como el mejor camino para romper una bien posicionada defensa y por ahí llegó el primero cumplida la media hora. Ivanovic sacó de banda larguísimo desde la derecha, David Luiz prolongó de cabeza y Schürrle, en el corazón del área, remató con su diestra a las redes. Era el 32’ y en el 36’ Cahill no logró pegar bien un balón suelto en el área pequeña. Apretaba el azul con fuerza el Chelsea manteniendo a raya a un PSG más nervioso a cada paso del reloj y que acogió aliviado el camino de vestuarios con sólo un torpedo en la línea de flotación.

La épica da sus frutos en el 87’
Sin cambios en los 22 de corto arrancó el segundo tiempo en Stamford Bridge con el Chelsea obligado a ir a por más. El PSG quiso marcar terreno adelantando su línea de presión, estrategia que no ofreció los resultados esperados viendo que el Chelsea seguía teniendo más cuota de balón. Y de peligro: en el 51’ llegó el primer aviso serio con un trallazo de Schürrle al travesaño tras una contra de libro, y un minuto después el segundo de falta botada por Oscar directa también al larguero. El chasquido de la madera se clavó como una estaca en el corazón de Blanc, que no tardó en reaccionar al augurio moviendo el banquillo con la entrada de Cabaye por Verratti.

Por primera vez el Chelsea llevó peligro al área con una falta de Lavezzi que Cech envió a córner. La acción espoleó a los galos que siguieron percutiendo por la banda de Ivanovic, ganando profundidad y con ella peligro para la puerta rival. Logró controlar la situación el conjunto local y enfriar los ánimos del PSG. Mourinho practicó su segundo cambio con la entrada de Demba Ba por Frank Lampard. Corría el 66’ y hacía falta un gol más, el que buscó Schürrle con otro derechazo desde legos que obligó a Sirigu a una nueva intervención. Oscar se sumó a los intentó con un disparo cerrado al primer palo desde la izquierda, apenas sin ángulo. Cavani respondió en una contra, con zurdazo de Cavani que tomó altos vuelos. Ya el balón era casi propiedad exclusiva de los de azul y sólo quedaban 15 minutos para completar la remontada, que pudo quedar frustrada antes de tiempo si Cavani hubiese aprovechado una nueva llegada a los dominios de Cech, o el mismo Cech no hubiese detenido un duro disparo de Moura.

Torres salió al césped en el 81’ de cara al asedio final a la puerta rival y, de salida, se marcó un eslalon en el área que acabó en saque de banda para los ‘blues’. Quedaban siete minutos y Lucas Moura por Marquinhos fue el último cambio de Blanc.No sería suficiente. Un balón por alto al área fue peleado por Torres en el salto, saliendo rebotado fuera de la zona. En estas Azpiluceta pegó al rechace cruzado, un balón raso que cruzó el área entre varios jugadores hasta encontrar a Ba en el área pequeña, rematando el senegalés al éxtasis final. Se volcaron los paleles de ataque y defensa, con un PSG desesperado frente a un Chelsea en defensa cerrada. El añadido trajo tensión al área del Chelsea, llamado a Cech a la épica cuando sacó un sensacional disparo que buscaba como un obús su red.

Ficha del partido:
Chelsea F.C: Cech; Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta; David Luiz, Lampard (Ba 66’); Willian, Oscar, Hazard (Schürrle 18’); Eto’o (Torres 81’).

PSG: Sirigu; Jallet, Alex, Thiago Silva, Maxwell; Verratti (Cabaye 54’), Thiago Motta; Lucas (Marquinhos 85’), Matuidi, Lavezzi (Pastore 71’); Cavani.

Árbitro: Pedro Proença. Mostró tarjeta amarilla a Willian 23’, Verratti 26’, Cavani 39’, Lampard 40’, Moura 51’, Maxwell 78’, David Luiz 81’.

Goles:
1-0 (32’) Schürrle remata con la derecha una prolongación de David Luiz a saque de banda.
2-0 (87’) Ba remata en boca de gol un disparo desde la izquierda cruzado de Azpilicueta.



Web Oficial del Jugador