domingo, 25 de enero de 2015

Una noche con los más "torristas"

29 de Noviembre de 2014

Por Alexandra de la Mata López
@_ONeiL9_

La Peña Fernando Torres de Fuenlabrada celebraba su XI Aniversario e invitó a www.TheKidTorres.com a disfrutar de la velada en calidad de invitados, pero nos acordamos de nuestros lectores y no queríamos dejar pasar la oportunidad de contároslo.

El restaurante se engalanaba con sus mejores colores, los rojiblancos, y entre tanto color que evocaba el espíritu colchonero se colaban cinco elásticas, de cuatro equipos, con el mismo dorsal, el nueve. Sólo una rojiblanca. Pero por algo se caracteriza esta peña, y es por la fiel lealtad que le tienen al que les otorga su nombre. Nos lo contaban el año pasado y lo repetían este “aunque Fernando no esté en el Atleti, la peña continuará para darle el apoyo que necesite.”  



La Supercopa 2014 y la Liga 2013/2014 tenían un lugar privilegiado en el salón y todos los asistentes fueron pasando haciéndose la obligada foto con los trofeos. Además la entrada al Museo fue gratuita y todos los que asistieron  no dudaron en dar un paseo por la historia del Atlético de Madrid.

El 1903 Bar Sport & Lounge, dónde os aconsejemos ir si os pasáis por el Calderón, acogía de nuevo el evento sorprendiendo con un excelente cóctel seguido de una elegante y sofisticada cena que a nadie defraudó y todos disfrutaron. Desde que los invitados llegaron hasta que se fueron se respiro un ambiente familiar difícil de conseguir entre un grupo tan grande de personas que no comparten genes, sólo afición, y muchos años de amistad. 


Mientras Mahou Cinco Estrellas amenizaba el cóctel con un photocall por donde fueron pasando todos los invitados, desde el mítico ex portero atlético Mejías hasta el padre  de Fernando, nosotros aprovechamos para incluirnos en todos los corrillos que se habían formado -  por entonces desconocían que Fernando acabaría fichando por el Atleti unas semanas después – y sumergirnos en las conversaciones dónde lo que más se oía era “¡que se deje de tanto Milán y se venga pa’ casa ya!” y todos coincidan, ninguno contento con el que era su equipo entonces, el rossonero, aunque aliviados de que abandonase las líneas blues. “La familia que cuida del niño que se ha ido lejos y que ansia su vuelta”, sería el titulo perfecto a aquella noche en la que todos comentaban emocionados la buena racha del Atlético de Madrid y anhelaban ver a su “rubio pecoso” con la rojiblanca de nuevo; "aquí con el Cholo y con el profe Ortega, si viene se va a salir, ya verás", "Fernando tiene hueco dónde quiera, y en su casa, con más razón", "necesita confianza y aquí se la van a dar","dicen que el Cholo ha pedido que venga, y si el Cholo lo ha pedido, no hay más que decir", "muchos se ríen de su posible vuelta y le llaman paquete, pero firmo ahora mismo dónde sea porque venga ya, yo Fernando es un jugador que querría tener siempre en mi equipo" nos decían con énfasis todos. No se escuchaba otra cosa y es que los que le conocen bien parecían augurar cual sería el feliz desenlace que se produciría semanas después.


La cena transcurrió tan rápido que no nos dimos cuenta, pero dicen que la volatilidad del tiempo es relativa al momento vivido, cuanto mejor, más rápido. Nosotros podemos dar buena cuenta de ello, sentados en la mesa de Olga, la mejor anfitriona del 1903, y codo con codo con Manuel Briñas, un pozo sin fondo de historias de Fernando Torres, de quién lleva una vida dedicándose al Atlético de Madrid, y que profesa auténtico amor por el jugador que conoció siendo niño hasta el hombre que es hoy en día que nos dejaba muchas historias, y esta, os la podemos contar:
"Fernando tendría dieciséis años y venía de cuarenta días compitiendo fuera, volvía siendo campeón de la sub17. Al volver a España, yo le tenía que acompañar a Sevilla dónde estaba su equipo juvenil disputando el campeonato de España. Le estaba esperando en Atocha y el muchacho no llegaba, creía que se iba el tren sin nosotros, ¡y no es que no llegase, ya estaba allí pero es que estaba pelando la pava con una muchacha! Resulta que le debía dar vergüenza, era la novia claro, que hoy es su mujer. Ese día Fernando salía en portada del As y cuando me vio a lo lejos, levanto el brazo y en la mano llevaba este periódico, y lo agitaba enseñándomelo. Yo interiormente pensé "me cago en la mar, que me enseñes el As... ¡serás prepotente!" me decía yo a mi mismo todo el rato, mal íbamos si ya empezaba así. El chaval comenzó a venir hacía mi y cuando estaba ya más cerca ¡no era el As lo que me enseñaba! Llevaba el periódico doblado, y delante de la página principal dónde salía él... ¡Llevaba el boletín de notas! Y era todo sobresalientes excepto un notable. Recuerdo las palabras textuales que me soltó al llegar a mi lado: "¿Es esto lo que me pides Manuel?"  y claro, te pones "así" nos decía Briñas mientras hacía un gesto como si se estuviese llenando de orgullo. Mes y medio en el extranjero jugando, y me trae esas notas, lo cual quiere decir que no se dedicaba a jugar al parchís, a las cartas o a la play como los demás en los ratos libres, Fernando se había dedicado a estudiar en el hotel, en el avión y en el bus, porque tenía los exámenes según llegaba del torneo con la Selección. Muy disciplinado, y muy humilde. Esos minutos en Atocha como comprenderás no los voy a olvidar jamás."
Las risas se fueron sucediendo entre plato y plato con un mago que pasaba mesa por mesa sorprendiendo a los más peques con la goboflexia y dejando boquiabiertos a los que eran objetivo de sus trucos, nosotros mismos disfrutamos en primera persona de su magia ¡impresionante!. El broche a los primeros platos lo puso las expresiones de asombro de todos los peñistas al verse en las fotos que TheKidTorres había preparado en un divertido vídeo repasando los once años de historia de la peña que se emitió en las pantallas del local.


Pascual Blázquez, secretario de la peña, quién más tarde recibiría –merecidamente- el premio Mahou Cinco Estrellas al miembro que más hace por la peña que previamente habían votado todos los asistentes, nos pidió un vídeo con la trayectoria de Fernando Torres y sus mejores momentos, que nosotros preparamos con gusto y que se emitió durante el postre, recibiendo un sonoro aplauso y palabras de felicitación por parte de todos que ponía fin a la maravillosa cena y daba paso al -¡divertidísimo!- sorteo habitual que este año venía cargado de sorpresas, entre ellas, un lote de gafas y las cuarenta camisetas donadas por Javier Matallanas (AS) quién asistió junto a sus padres, y lo más destacado y por lo que todos contenían la respiración esperando escuchar sus números, tres camisetas – que llevaron sus padres- donadas por el nueve, quién no pudo asistir a la cena por motivos deportivos, dos del Chelsea y otra del Milán, las blue firmadas y la otra ¡sin lavar! tras disputar el partido contra el Inter. La mano invisible que sacaba los números esta vez la ponía Flori, la madre de Fernando, quién nunca ha faltado a una de las cenas de la peña, siempre acompañada por su marido, José.



Así se ponía fin a una maravillosa noche que se alargaba hasta la madrugada de la que pudimos disfrutar y por la cual damos enormemente las gracias a todos los que lo hicieron posibles, con mención especial para Julián, Olga y Pascual. Igualmente incluir a Pedro Tello, ya que sin él como en otras ocasiones, el reportaje no hubiese sido posible.¡Gracias!

**Muchos nos preguntasteis el año pasado la forma de hacerse socios, es sencilla, sólo tenéis que poneros en contacto con la peña, aunque este año por ahora están cerradas todas las nuevas solicitudes.

**Todas las fotos del evento las podréis ver en nuestra página de facebook.

Si queréis conocer mucho más a fondo a la peña, pinchad estos enlaces:





3 comentarios:

Marta dijo...

¡Me encanta!
La historia de Briñas no tiene precio, lo refleja tan bien...

Una vez más, muchas gracias por estar siempre.

daviniaaa dijo...

Siempre es un placer que la peña de Fernando se acuerde de esté blog. Y siempre es un placer leerte Alex, nos haces a todos con lo que nos cuentas así que como siempre mil gracias.

Anónimo dijo...

La mejor web de Torres. Si no fuese por vosotros, no nos enteraríamos de la mitad de las cosas. Muy buena labor con todas las actividades sociales que hacéis, nos acercáis un poco más al jugador que tanto admiramos.