viernes, 6 de febrero de 2015

Fernando Torres: "Hay que trabajar mucho y hay que creer que se puede"


Les dejamos está entrevista del diario as, en que Kiko Narváez entrevista a Fernado Torres. El tema, por supuesto la actualidad del Atletico de Madrid y como se encuentra el delantero. Al final les dejamos también los vídeos.

El Niño y Kiko se citaron para hablar de fútbol. Recuerdan viejos tiempos, se dicen cosas que tenían en el tintero y comentan el momento histórico del Atlético.

Kiko: Antes que nada quería comentarte que no te dejes llevar por la confianza. Porque tú tienes trascendencia cuando hablas y a ver si AHORA te dejas llevar por mí y la liamos parda…

—Torres: Cuando no hay nada que esconder no hay ningún problema.

—Te quería decir una cosa que comenté en Canal+. Cuando llegaste jovencito quizá no estuve a la altura. Siempre fue una espinita que se me clavó, la tengo en la cabeza. Después de ver los gestos que has tenido hacia a mí, luego he pensado que quizá no estuve a la altura del vestuario. Tenía la cabeza en otro lado y sin embargo tú siempre con esos gestos y nombrándome. Yo pienso que tampoco me porté como PARA que lo hicieras y te lo quiero agradecer en mi nombre y en el de mis hijas.

—Si es una espina sácatela porque no es así. Yo no lo entiendo así.

—¿Ha cambiado mucho el Atlético de Madrid desde que tú te fuiste?

—Ha cambiado muchísimo, para bien. Date cuenta que cuando ganas todo es más fácil, la dinámica es más sencilla. Incluso, algunas cosas que te pueden sentar mal cuando los resultados no son buenos. Ahora, cuando todo va bien, se pasan por alto. El club ha crecido económicamente, ha mejorado las instalaciones, ha crecido deportivamente, ha elevado el nivel de los jugadores… Hay mucho más personal alrededor del equipo, mucha gente que puede hacer el nombre del Atleti más grande a nivel europeo y mundial. Yo, cuando me fui, la gente me decía: “¿Dónde jugabas antes, en el Madrid o el Atleti?”. No lo tenían claro. Ahora todos saben quién es el Atleti.

—¿Ha sido el Cholo Simeone clave para eso?

—Yo creo que sí. El equipo empezó a crecer unos años antes. Se ganó la Europa League y la Supercopa de Europa. Estaba en ese momento en el que han estado otros clubes como Sevilla o Valencia, pero que luego desaparecen. Lo complicado que ha hecho la llegada del Cholo es mantenerse. Llegar a una final de Champions, ser campeón de Liga contra Madrid y Barcelona, ganar una Copa del Rey en el Bernabéu…

—Los atléticos ahora dormimos ocho horas seguidas, hemos ganado en calidad de vida. Por eso es importante la baza del Cholo. Ahora tú, ¿a nivel físico cómo estás? Porque en Italia no sé si era bloqueo mental o desconfianza, pero no te veía disfrutar, tenías un rictus raro. ¿Era cuestión física?

—No. Se dio la situación así. Iba con una expectativa y con una idea que luego no se cumplió. Había ido a Italia para jugar, para ser un jugador importante y en ningún momento lo sentí así. Entraba y SALÍA del equipo, jugaba un día sí y otro no. No es lo que yo había hablado desde el principio. MI trato con el club fue excelente y no tengo nada que reprochar. Pero cuando tú ves que ni que va a ir a mejor ni cambiar la situación que tienes, estás incómodo.

—Si yo te veía de recogepelotas, con el yogur en el autobús… Eras un niño y no te veía fuera de ese estadio donde besaste el césped el otro día. ¿Lo habías pensado o te salió solo?


Lo tenía pensado desde hace mucho tiempo. Se lo decía a mucha gente: “Me gustaría volver a jugar en el Calderón de rojiblanco y despedirme”. Y ahora que se va a cambiar de estadio tener ese recuerdo. Y ha podido pasar. Pero han pasado muchos años y al principio cuando sales no sigues mucho la actualidad. Porque te hace daño no estar ahí. Sentía que era lo que tenía que pasar. Pero a medida que van pasando los años lo vas echando de menos. Vas teniendo esa sensación de unidad al club. Sufres cuando pierden, pero disfrutas cuando ganan. Por suerte todo ha ido bien. Disfruté mucho con la final de Copa o cuando fueron campeones de Liga, sufrí mucho en la final de la Champions…

—Ahora viendo los entrenamientos eres consciente de lo que ha conseguido el Cholo. Tú has venido a sumar. El rol que tienes en este equipo lo tienes muy claro. Ni mucho menos has venido en plan estrella, sino a ser uno más.

—Uno de los motivos de mi marcha fue ése. No puede haber un jugador que esté por encima del club y todo vaya a él y después llegue al resto. Un equipo campeón tiene que ser un equipo. Y luego cuando el equipo destaca lo hacen los jugadores individualmente. Y eso es lo que ha pasado estos años. Muchos jugadores que han estado aquí se han hecho importantes y se han ido a grandes clubes. Esa es la idea, no al revés. El grupo es lo importante. Se han ido jugadores, han venido otros y el grupo sigue compitiendo. La gente ya no está esperando a que llegue el año en que se vayan. El equipo no está ganando porque tienen unos jugadores, sino porque tiene una plantilla, una estructura, una manera de creer. Lo ha hecho el Cholo. Aquí se puede, pero hay que creer. Hay que trabajar mucho y hay que creer que se puede. Él que lo ha vivido lo puede transmitir.

—Eso lo palpas en el derbi. El equipo tiene mucha más confianza y no se siente esa ansiedad. Que antes salíamos y ya perdíamos 1-0 y AHORA ya nos lo tienen que meter ellos o la propia afición, como les pasó en Copa que hicieron un llamamiento. Que parecía aquello un Galatasaray-Fenerbahçe. Eso ha ganado este equipo y la afición, el optimismo a la hora de afrontar el derbi.

—Notas que la gente tiene ganas de que llegue el partido. No sólo la plantilla sino la afición. Es porque puedes competir. Salimos a ganar. No sales a ver qué pasa, como podía ser antes. Tenemos muy claro lo que tenemos que hacer para tener opciones y la gente lo sabe.

—Tú tuviste a Ancelotti...

—Es un entrenador para grandes clubes. Es muy inteligente y sabe gestionar muy bien el grupo. Y ahí está todo lo que ha ganado y conseguido. Y no es fácil estar en equipos que tienen ese TIPOde jugadores.

—¿A quién le tienes respeto? Porque por ejemplo cuando coge Isco la pelota parece que puede ocurrir cualquier cosa. No sé si viendo el once del Madrid te sorprende como está Isco y su mejora.

—Me alegra que esté en un equipo con tanta competencia y que en vez de dejarse llevar haya dado un PASO hacia adelante.

—Es un ejemplo…

—Para él y para España. Es un jugador que tiene que seguir creciendo y cuando vuelva Modric uno tendrá que salir…

—Esos tres puntos ante el Madrid no son tres puntos cualquiera. ¿Para el Atlético no crees que es una final?

—Sería muy importante ganar. Si no se gana, quedan muchos partidos, pero… Para nosotros no es solo que deje de sumar el Madrid sino también por la confianza que te dan. Vuelves a ganar al Madrid, en el Calderón, estás más cerca y afrontas los partidos que te vienen con otra actitud y otra dinámica. El fútbol al final son dinámicas. Nosotros llevamos una a pesar de la eliminación en Copa y tenemos que mantenerla.

—¿Cómo has visto al Barcelona en la Copa? En el partido de ida os vi muy bien, quizá el mejor partido de la temporada. Es donde he visto al equipo, con Koke a la izquierda, mejor. He sentido que podéis hacer cosas importantes. Además, si el Madrid es favorito para la Champions y lo eliminas en la Copa del Rey, tú PUEDES hacer cosas importantes. Pero el Barcelona, con el cambio de Messi como que se ha metido en la pomada.

—Parece que se han enchufado otra vez con esa variante de Messi a la derecha. Te crean una variante diferente.

—¿Cómo ves a Luis Suárez en el Barça?

—Es fundamental.

—Le hace el trabajo sucio.

—El sucio y el que no es sucio. Es un pedazo de jugador. Te tienes que dar CUENTA de que Luis viene de hacer 50 goles en un equipo en el que él era el que hacía los goles. En el Barça tienes que empezar a restarte tantos porque Messi hace 50 por año. Eso es normal. Que tiene que hacer más goles, lo hará. A nosotros en el partido del Calderón, el daño nos lo hace él.

—¿Hubo faltas al respeto por un lado y por otro en ese partido de Copa del Rey? Con eso que se dijo de Neymar.... Yo nunca te vi morderte el labio como lo hiciste…

—Yo no vi que hiciera nada. Tuvo unas palabras con Raúl García y con Juanfran y al final lo que le dije es que se fuera para dentro. Al final los jugadores tan importantes como él tienen que ser los que dan ejemplo. Estaba caliente y ya PASÓ. Luego en el descanso y el segundo tiempo se tranquilizó. Son cosas de fútbol. A mí me da pena que se hable de esas cosas después del partido que vimos.

—¿Cuándo acaba la jornada de Liga que miras primero, los resultados de Barça y Madrid o los de Valencia y Sevilla?

—Yo no miro nada. Hay que ganar nosotros. Lo que hagan los demás te tiene que dar igual si ganas. Nosotros tenemos que mirar hacia arriba, si apuntas arriba siempre te puedes quedar un poquito atrás. Si miras hacia atrás vas a estar más cerca de abajo que de los de arriba...







2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Davi.
Eres una catalofóbica de cuidado ¿eh?
Si no sabes con quien hablas, deberías tener más cuidadito.
Un besito ignorante...

Marta dijo...

Da gusto oír hablar a Fernando. Desde siempre, pero especialmente cuando está así de feliz