martes, 24 de febrero de 2015

Fernando Torres "Yo soy un aficionado más que iba al campo y siempre me han visto como uno más de ellos"

Hoy les dejamos está entrevista de Fernando Torres para el diario Marca. Una entrevista donde repasa muchas cosas, pero sobre todo sus sensaciones de la vuelta a la champions con el Atletico de Madrid.

Pregunta. En el verano de 2004 jugó la Intertoto con el Atlético. ¿Lo recuerda?

Respuesta. Sí. Más que las eliminatorias, lo que significaba tener que jugar una Intertoto para el Atlético. Los que conocen el club y han seguido su historia saben que era un momento complicado, pero que se empezaba a salir un poquito adelante y que se luchaba por volver a la realidad, la que se tiene hoy en día. La gente había perdido un poco el norte. Eso era un paréntesis, pero no la realidad de este club. Lo que antes era normal y natural, que yo lo he visto por televisión y en el estadio como aficionado, costaba un mundo. Eran finales, porque el Atlético tenía la urgencia de jugar en Europa.

Recuerdo partidos muy pronto en verano, había que volver antes. No se daba la importancia que se tenía que dar, porque nadie era consciente de lo importante que era volver. Cuando se volvió, la gente empezó a darse cuenta de que hay que competir en Europa para que te tengan en cuenta.

P. Esa fue su única participación europea con el Atlético, pero ahora jugará la Champions.

R. Se ha podido salir de una situación en la que no es fácil salir. Otros clubes históricos no han podido hacerlo. Se le ha dado la vuelta, confirmando una presencia entre los mejores más que llegando y desapareciendo. Ya viene de atrás, desde las dos Europa Leagues que se ganaron, la final de Champions, el equipo que se espera que va a estar entre los mejores cada año.

Ahora es tiempo de confirmación, que también es importante. No llegar y desaparecer, sino llegar y estar y otro año y otro año. Jugar la Champions es un regalo más en esta vuelta, porque nunca la he jugado con el Atlético, porque conozco la competición, porque es donde están los mejores y porque es donde hay que estar.

P. ¿Qué ha cambiado de aquel chico de 20 años al Torres actual de 30?

R. Muchas cosas. Con 20 años tienes expectativas, quieres ser mejor, ganar títulos, ir a la selección... Con 30 muchas de esas cosas que he soñado y peleado las he conseguido, y me faltan otras muchas. Es fácil buscar la motivación: querer ir a por las que no has conseguido y repetir las que has conseguido. El hambre sigue ahí, pero de una forma diferente: ahora conoces adónde vas, conoces la competición, sabes lo que es ganarla y lo que es perderla, antes no sabías lo que era jugarla. Cuando no has estado es difícil que te puedas servir de tu propia experiencia; ahora, sí.

P. Sus compañeros saben lo que es perder una final, usted sabe lo que es ganarla.

R. Perder una final es durísimo, perder una final de Champions quizá más, y de la manera en que se produjo aún más. No han podido tener una peor experiencia. A partir de ahí, ellos son los que mejor saben lo que les ha costado llegar hasta ahí, el esfuerzo que han hecho, lo cerca que lo han tenido... las ganas tienen que ser mayores aún. Quieren sacarse esa espina y solo hay una manera, que es volver a estar.

Eso te hace ver dónde estamos ahora, cuál es la mentalidad del equipo. La gente está convencida de que se puede llegar a la final. La han tenido ahí, como pasó muchos años atrás, y al final no ha podido ser, pero hay que mirar siempre hacia adelante. Si miras hacia atrás los de adelante se van, y no vas a llegar nunca.

P. ¿Cómo vivió personalmente la final de Lisboa?


R. Fue un partido con guión escrito. La forma de jugar de los dos, a la máxima exponencia. Un equipo que planteó el partido para poder aprovechar una oportunidad de ponerse por delante y jugar como le gusta, y otro que te mete atrás. No es que te metas, sino que te mete. Yo creo que la lesión de Costa hizo mucho daño. El equipo no tenía tanta salida. Al final lo que no tenía que haber estado escrito es ese último minuto. A partir de ahí, fue un palo muy duro.

P. ¿Qué espera de un rival como el Bayer Leverkusen?

R. En estos partidos tienen mucho que ver los detalles, expulsiones tempraneras, cosas que puedan cambiar la dinámica... Hay que analizar la eliminatoria como lo estamos haciendo, sabiendo que son dos partidos de 90 minutos, cuándo se puede ganar y cuándo no, cuándo se debe arriesgar y cuándo no. Son equipos peligrosos, que no tienen nada que perder. Les gusta atacar y no tienen miedo. El Bayer es bastante más complicado de lo que pueda parecer, porque si tiene un día fantástico te hace goles, y eso pesa mucho en una eliminatoria.

P. Cuando se fue jugaban Torres y diez más. Ahora es difícil jugar en el Atlético.

R. Es que eso es lo que hace que un grupo pueda ser campeón de Liga, pueda llegar a la final de la Champions o pueda competir con Real Madrid y Barcelona. Puede llevarte a la relajación no tener esa sensación de que el de atrás está llegando, te está cogiendo, y que tienes que mantenerte al máximo nivel.

P. En su caso particular la competencia son Mandzukic y Griezmann.

R. Mario y Antoine están en un momento excelente y hay que aprovecharse de él, no perder esa sensación que se tiene ahora de que los balones que van por ahí van a ser gol. Están bien, ganando en confianza, son dos jugadores que acaban de llegar y eso lleva un proceso natural que ahora está llegando a su máximo exponente. Que dure...
P. Raúl Jiménez lo tiene difícil.

R. Siempre es difícil cuando juegas en un gran equipo tener tu momento, disfrutarlo y aprovecharlo, pero hay que estar preparado para cuando llegue.

P. ¿Cómo recuerda los días en los que surgió la posibilidad de regresar al Atlético?

R. No es que fuera pesimista, pero era una operación complicada, porque envolvía a tres clubes. Se fueron dando los pasos, había predisposición y las conversaciones con el Atlético resultaron sencillas, porque para mí era fácil tomar la decisión. Luego era esperar a que se dieran las cosas como se tenían que dar: que el Milan lo aceptara, que el Chelsea estuviera de acuerdo.... No era un acuerdo entre un club y un jugador. Había tres federaciones, había que mirar la normativa, mil historias...
P. ¿Se da cuenta de que su presentación será recordada?

R. Por mí seguro. Me va a quedar para siempre. Fue un día especial, un 4 de enero con mucho frío. Que el estadio se llene como se llenó solo puede pasar en este club. Mucha gente me decía que los gestos de estos años habían gustado mucho. Yo estoy seguro de que no es por eso: hemos luchado juntos en Segunda, hemos sufrido, yo soy un aficionado que iba al campo y siempre me han visto como uno más de ellos... Yo lo veo como que querían dar la bienvenida a uno más de ellos. No lo esperaba, aunque ya de los aficionados puedo esperar cualquier cosa. La satisfacción no me la va a quitar nadie, hay pocas cosas que puedan superar lo que yo sentí ese día.
P. ¿Qué le dijeron sus hijos?

R. Estaban sorprendidos. El pequeño preguntaba que cuándo era el partido. No entendían que hubiera tanta gente sin partido. Algún día entenderán lo que significa defender unos valores, pertenecer a un sitio, sentirse parte estés o no estés y la relación de hermanamiento que puedes tener con los aficionados de un club.

Creo que es un muy buen ejemplo para ellos. Ver cómo haciendo las cosas como uno piensa, hablando libremente, sin nada que esconder y a la cara, al final la gente te reconoce muchas cosas. Algún día, cuando lo comprendan, seguro que también estarán orgullosos.

P. Llega y juega dos veces contra el Madrid y tres contra el Barça. El Cholo dice que cuántas más se enfrente a esos rivales, más mejora un equipo.

R. Yo estoy de acuerdo con ese mensaje. Al final, cuando miras un calendario marcas partidos complicados donde te puedes dejar puntos. Cuantas más veces compitas contra esos equipos y les puedas ganar, antes empiezas a quitar esos días del calendario. Cada vez te quedan menos fechas en las que vas a sufrir. En esa dinámica de ir partido a partido, ya no hay ninguno en el que pienses que te vas a dejar los puntos.

P. El Madrid ya no busca rival digno para derbi decente.

R. Ha costado volver donde estamos ahora, que es la realidad de este club. Han sido años duros. En mi primera etapa, en siete temporadas, nunca había ganado al Real Madrid. La diferencia era brutal. Ahora sigue siéndolo en muchas cosas, pero no en el campo.

P. Marca su primer gol en el Calderón y besa el césped.

R. Es una manera de agradecer a la gente. Tenía ganas de marcar en casa después de tantos años. Ahora cada partido en el Calderón es como si fuera el último. Hay que verlo así. Pronto no se jugará allí, así que cada partido es especial y diferente, porque mis recuerdos son ahí. Desde los 10 años he ido cada fin de semana. He tenido la suerte de pisarlo, jugar, marcar... Muchos de mis recuerdos del club se van a ir con el Calderón, y hay que despedirse de una buena manera.

P. ¿Dolió el tropiezo de Vigo?

R. Dolió, pero hay que salir reforzado. Duele porque ves con el resultado del Barcelona del otro día que estarías en una situación muy diferente. Son puntos que no vuelven. Hay que hacer las cuentas otra vez y mirar hacia adelante. Cuando estás acostumbrado a ganar, perder duele más.

P. ¿Salió marcada la posibilidad de jugar con 'tridente'?

R. Eso son cosas vuestras. Lo pedíais, lo pedíais... si hubiéramos ganado no habría pasado nada, pero somos complementarios. Seguramente durante la temporada se volverá a ver a los tres, o con Raúl García, que son cuatro delanteros. Dependiendo del rival o del momento se va a variar el dibujo y a utilizar jugadores de unas características u otras.

P. ¿Cómo es El Cholo técnico?

R. Muy parecido a como era de compañero, con las ideas y el mensaje muy claros. Los resultados están ahí y es muy importante cuando alguien te hace un discurso que él se cree, porque sabe que es verdad y te lo muestra, y tú lo compruebas. Afronta los partidos sabiendo cuáles son nuestras virtudes y defectos, e intentando que en el partido haya más momentos en los que podamos aprovechar las virtudes. Es exigente y ganador: lo que necesita un club para poder competir con los gigantes.

P. El Cholo ha reconocido contactos para su renovación. ¿Tan importante es un proyecto a largo plazo?

R. Son años en los que el club se tiene que posicionar y seguir mirando hacia arriba. Creo que ha ayudado mucho que el equipo vuelva a competir esta temporada después de que se hayan ido jugadores importantes, porque eso se ve desde dentro y desde fuera. La gente se va, vienen otros y el equipo compite, porque hay un grupo, hay una idea y hay una manera de hacer las cosas. Que se inicien esos contactos es bueno, porque te hace ver que no hemos tocado techo. Que nos estamos consolidando. Que no hemos hecho todo, que hay mucho más que hacer. Simplemente estamos construyendo.

P. Usted tiene contrato hasta 2016. ¿Y después?

R. Eso no es relevante. Vamos a ver cómo van las cosas y vamos a pensar en este año. Para el que viene queda mucho, imagina para después... Queda tanto por hacer y por jugar que no es algo que me haya planteado.

P. ¿Ha cambiado la Liga?

R. La veo parecida. Las diferencias entre clubes son enormes y así es difícil que la competición mejore. Real Madrid y Barcelona han mantenido su proyección y han dado sentido a que la Liga esté entre las mejores. Gracias a Dios ahora está el Atlético también. No ha cambiado demasiado.

P. ¿La selección es pasado ya?

R. No renuncio, pero entiendo la realidad: después del Mundial ha habido un cambio de grupo y yo no he tenido más noticias de la selección. Para mí eso es algo que habla por sí solo. Yo quiero jugar en mi equipo, hacer goles y disfrutar.

2 comentarios:

I love futbol 9 dijo...

Hola, me gustaria pediros ayuda: alguien sabe en que hotel y a que horas entran y salen los jugadores del atleti, para el partido del dia 1 de marzo en Sevilla?? Muchas gracias :)

luna dijo...

no se ahora, yo algún año los he visto en elNH convención ..