miércoles, 11 de marzo de 2015

Mi momento con Torres

El momento de Paula
Hace ya algunos años que disfruto de esa gran condición de "Torrista". Durante este tiempo, he soñado mil veces con conocer a mi ídolo e incluso con poder conseguir su firma. La primera oportunidad se me dio en el amistoso del 30 de mayo, previo al mundial, que se jugaba en Sevilla. Me llevé una gran pancarta, y nada mas entrar al partido, pude estar muy cerca suya, ya que se acercó a las vallas y mis asientos estaban a pie de pista. Desgraciadamente lo de la firma no pudo ser, asique seguí confinado en que algún día llegaría ese ansiado momento. Y afortunadamente llegó. Sevilla- Atlético, en el Sánchez Pizjuán, una oportunidad que no podía dejar escapar. Busqué y busqué en Internet, los horarios y el hotel en el que se hospedaría el Atleti. Tras no hallar respuesta decidí, llamar al Calderón. Allí un chico muy amable, resolvió todas mis dudas. Ya tenía todo lo necesario para verle. 

Me propuse firmemente que esa vez fuera "La Vez" y así, hice una nueva pancarta y me puse rumbo a Sevilla. Los nervios se apoderaban de mi poco a poco, ya que me iba dando cuenta de lo que iba a suceder: Vería a Torres, mi ídolo, más cerca que nunca. Tras llegar al hotel, comenzó la espera. Allí conocí a otras chicas encantadoras, también torristas, me alegro muchísimo de que ellas también lograran su sueño. Pasaba el tiempo y el momento se aproximaba, de repente un coche patrulla asomó por la avenida, tras el un gran autobús rojo. Mi corazón comenzó a latir a 1000 por hora: había llegado el momento. El autobús aparcó y comenzaron los cánticos. Fueron saliendo todos los jugadores, de uno en uno, y de pronto, nadie. Un escalofrío recorrió todo mi cuerpo: "¿y si finamente había ocurrido un imprevisto y no había venido...?" 

Aunque mis cavilaciones no duraron mucho. A través de la cristalera del conductor, lo vi, vi como comenzaba a bajar las escaleras. Mi sueño estaba a un instante de cumplirse. En ese momento, comencé a llamarlo: TORREES, TORREEES. En ese momento se aproximó hacía mi, me cogió el libro ( me lleve "number nine" para la firma) y plasmo su rúbrica sobre la primera página. Todo comenzó a darme vueltas. Me parecía estar viviendo un sueño. En medio de esa montaña rusa de emociones, conseguí exclamar un "Muchas gracias Fernando" y entonces él sonrió, fue un momento mágico. Le agradezco muchísimo ese instante que me ha hecho vivir, y espero que todos los torristas puedan conseguir el suyo, al menos, una vez en la vida.

Un abrazo para todos, Paula.

3 comentarios:

Marta dijo...

Qué bonita es esta sección con los sueños de los aficionados.
¡Y qué bien que no dejan de salir!

daviniaaa dijo...

Totalmente de acuerdo Marta :)

I love futbol 9 dijo...

Holaa a todos, durante este tiempohe estado escribiendo como "I love futbol 9" pero a partir de ahora voy a usar mi nombre, Paula. Quería además agradeceros vuestros comentarios :)
Un abrazo para todos