martes, 31 de marzo de 2015

Ya él nunca caminará solo

"Fernando Torres the Liverpool number nine".. Así volvió a resonar una vez más Anfield el Domingo pasado en el amistoso que se celebró. Era un día que muchos esperábamos con ansias y tardó unos años en llegar pero llegó y no pudo ser más emocionante y emotivo, por lo menos para los que vivimos esa etapa de una manera muy especial. 

"Fernando tiene la suerte de darse cuenta una vez más que la gente todavía le quiere". Eran las palabras de Pepe Reina al finalizar el partido y tenía razón el exportero del Liverpool, a Fernando aún se le quiere en Anfield y a pesar del final de esa etapa y de que muchos quisieron renegar de él, ahora ya es inevitable que nunca olviden al niño español de cabellos dorados y que guarden un hueco en sus corazones para él por los años compartidos, así lo demostraron el Domingo, demostrando así una vez más ser una afición digna de ejemplo.

Para los que aún tenemos en nuestras retinas aquellos días donde Fernando defendía el conjunto red fue una tarde especial donde seguramente brotó alguna lágrima por las mejillas. Pues el 29/3/15 The Kop se reconciliaba con el 9 y además pudimos volver a ver como se reunía con otros excompañeros con los que Torres compartió vestuario. Una tarde cuanto menos bonita e inolvidable. 

Los que somos Torristas de siempre o desde hace mucho entendemos esa reconciliación, pues Torres es de estos jugadores especiales que por donde pisa deja una huella bien marcada y eso no lo consiguen todos los jugadores. Y ahora si que si, ya el nunca caminará solo.

Davinia Rodríguez Galván.

Ahora les dejamos unas cuantas fotos de ese día:















3 comentarios:

Paula Ch D dijo...

Gran emoción al ver Anfield repleto de gente que le quiere. Dicen que se recoge lo que siembra, y creo que esto queda claramente demostrado con nuestro niño. Muy grande la afición del Liverpool :)

Marta dijo...

Muy bonito Davi, gracias por compartirlo con nosotros.
Poder ver la reconciliación de tu ídolo con un equipo histórico como es el Liverpool, que aún no lo ha olvidado, fue algo mágico.
Fernando se veía claramente emocionado, y no es para menos.

Los comentarios que le han estado dejado los aficionados del Pool y el mismo mensaje que él ha escrito en su instagram, dándole las gracias al club y diciendo que ahora está en paz consigo mismo... no tiene precio.
¡Qué bonito es el fútbol por cosas como esta!

Y menudo añito está teniendo Torres. Temporada de emociones y de que todo vuelva a estar en orden. A ver cómo termina!

Davinia Rodriguez Galvan dijo...

La verdad es que fue muy emocionante :)