miércoles, 22 de abril de 2015

Real Madrid 1 - Atlético 0

El Atleti se apea de la Champions
LOS DEL CHOLO SE QUEDAN SIN POSIBILIDADES DE TITULO

Antes del gol definitivo sucedió algo que comenzó a inclinar un choque inmóvil, encaminado hacia la prórroga. Arda vio la segunda amarilla por un plantillazo a Sergio Ramos; para algunos será una decisión oportuna y para otros exagerada. Lo único cierto es que faltaban quince minutos y al Atlético ya no le servían los planos. Simeone reaccionó de modo extraño y sustituyó a Tiago por Giménez. Mandzukiccontinuó en el campo con el tobillo maltrecho. La penuria del Atleti recordó la de los últimos minutos enLisboa. Nadie escapó de ese pensamiento.


Sólo un accidente podía romper el equilibrio de un partido que nació como un elogio de la prudencia. Cada equipo jugó a su manera, pero con una coincidencia filosófica: asumir riesgos mínimos. El Madrid se apoderó del balón y el Atlético aguardó en su campo. No fue consecuencia del juego, sino un reparto de papeles anterior ala función. Lo que siguió fue una guerra fría. Cada equipo amenazaba al otro con su escudo antimisiles, con sus bases adelantadas, con su reluciente armamento. Cada pase errado era un escape nuclear.

La ubicación de Sergio Ramos como centrocampista se explica dentro de ese contexto. Ancelottitemía que Illarra fuera devorado y que a Khedira le importara un pimiento. Con Lucas Silva no cuenta y adelantar a Pepe se hubiera tomado como un homenaje a Mourinho. Sólo quedaba Ramos, una apuesta envenenada si pensamos que con ella había fracasado en el Camp Nou la temporada pasada (2-1).

El Atlético apenas tocó el balón en los primeros quince minutos y le importó muy poco. Nada, diría. El Real Madrid no producía ocasiones en consonancia con su dominio. Sólo James era capaz de inventar caminos y de acelerar el juego. Así llegaron las primeras oportunidades, rematadas por Chicharito (supervitaminado y mineralizado) y Cristiano, rodeado siempre de un millar de barras rojas.

Entretanto, el partido se desarrollaba salpicado de durezas sin reproches, de palos y paces, de patadas y palmadas. En cuanto el Atleti acumuló varias interrupciones se sintió más cómodo. Ya sabemos que Simeone avanza metro a metro y neurona a neurona. Su equipo respiró cinco minutos, no más.

El Madrid volvió a la carga para acumular sus mejores ocasiones. Cristiano examinó a Oblak por bajo; sobresaliente. Después le probó en un mano a mano con ventaja; matrícula de honor.

En la segunda parte, el partido ganó emoción y perdió disciplina. Las defensas se destensaron y el destino del duelo dejó de estar en la pizarra de los entrenadores. Ardieron las áreas. En cada córner, los jugadores se amontonaban como si quisieran clavar la bandera en Iwo Jima. Agarrones, empujones, cacheos, fracking. Angustia.

A veinte del final en los jugadores del Atlético empezó a asomar una sonrisa. Pisaban terreno conocido. Simeone les había hablado de ese escenario, del miedo que atacaría al Madrid cuando no supiera si atacar o defenderse. Fue entonces cuando fue expulsado Arda. Fue entonces cuando el Madrid se lanzó a por el partido pero sin perder el dibujo ni la prudencia, tanto respeto siente por su enemigo. Fue entonces cuando marcó el Madrid.

 

As.com

3 comentarios:

Anónimo dijo...

era el partido para Torres

TORRISTA dijo...

Me da a mi que Torres, como Adrián o Diego Rivas el año pasado, ha tenido un mal encontronazo con Cholo.

No se explica que en el partido del año el Cholo ponga a uno que lleva cojo 2 meses y después de aquella visita al vestuario para confesar su lesión, haya vuelto sin estar recuperado.

En el partido frente al Depor se vio a un Torres sin ilusión, sin alegría, desmotivado.

En fin, que se nos va otra oportunidad, y toda esa ilusión que despertó en Diciembre el fichaje del Niño se ha disipado en 3 meses.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. La luna de miel entre el Cholo y Torres ha terminado. Cualquiera de ellos han tenido un gran desacuerdo. O simplemente Cholo no tiene fe en Torres más.

Recuerdo un artículo de Matallanas donde escribió Torres debe jugar más. Eso Simeone le estaba frenando, pero Torres merecía iniciar más. Por supuesto, Torres ha sido totalmente ineficaz desde entonces. Cuando leí ese artículo, pensé que esto podría ser un problema. ¿Es Torres y su agente utilizando Matallanas para enviar un mensaje a Simeone? Si es así o si Matallanas pensaba que estaba haciendo un favor Torres - que ha fracasado totalmente.