miércoles, 23 de septiembre de 2015

"Ningún nueve le ha quitado el sitio a Torres con España"

El pasado 6 de septiembre se cumplieron 12 años del debut de Fernando Torres con la selección española de fútbol. Desde aquel Portugal-España celebrado en Guimaraes en 2003, Torres ha jugado 110 partidos con España y ha marcado 39 goles. Torres es el sexto jugador que más encuentros ha jugado con La Roja en su historia y el tercer goleador por detrás de Villa y Raúl. Con esos datos, Torres no ha renunciado a la Selección (“uno no deja a la Selección, la Selección te deja a ti”, declaró tras el Mundial de Brasil cuando se retiraron Xabi Alonso y Xavi Hernández) y a sus 31 años, los mismos que Andrés Iniesta, se encuentra en un gran momento de forma como viene demostrando en el Atlético de Madrid.

Fernando Torres ha defendido al equipo nacional de fútbol en todas las fases finales que se han disputado desde que debutó el 6 de septiembre de 2003: la Eurocopa 2004 de Portugal, el Mundial 2006 de Alemania, la Eurocopa 2008 celebrada en Austria y Suiza, la Copa Confederaciones de 2009 celebrada en Sudáfrica, el Mundial 2010 de Sudáfrica, la Eurocopa 2012 disputada en Polonia y Ucrania, la Copa Confederaciones 2013 celebrada en Brasil y el Mundial 2014 de Brasil. Se puede concluir que Fernando Torres es el '9' de España y sigue siéndolo por más que Del Bosque no le haya vuelto a llamar desde ese Mundial de Brasil. Igual que Casillas es el 1 de España porque no ha llegado nadie para quitárselo aún, no ha habido ningún delantero que haya quitado el '9' de España a Torres.

Vicente del Bosque declaró al concluir el Mundial de Brasil que Torres había sido un modelo de comportamiento, que estaba encantado con lo que había sumado al grupo. Y ciertamente así fue. Sumó y aportó su liderazgo y veteranía al colectivo y no creó ningún problema con una suplencia que no merecía porque su estado de forma estaba por encima de un Diego Costa que llegó lesionado y nunca se puso en forma. El seleccionador apostó por el hispano-brasileño, aguantó su apuesta al límite y le salió mal porque Costa no estuvo al nivel esperado cuando se negoció entre María José Claramunt, directora de la Selección, y su agente Jorge Mendes, con conocimiento del cuerpo técnico, su presencia en el Mundial si elegía La Roja por delante de Brasil.


Ciertamente Torres nunca ha recibido el mismo trato por parte del cuerpo técnico que el resto de tricampeones históricos de la Euro2008, el Mundial 2010 y la Euro2012. Pero aún así, cuando parecía eliminado del grupo y se percibía que no tenía la misma condescendencia que Casillas, Xavi, Villa o Iniesta respecto a su estado de forma, fue seleccionado sobre la campana para la Euro2012 (porque ganó la Champions con el Chelsea marcando el gol más visto de aquella edición al Barcelona en el Camp Nou) y para la Copa Confederaciones 2013 (porque fue campeón de la Europa League con el Chelsea y máximo goleador de la competición). En ambas competiciones, habiendo sido seleccionado sin consenso de todos los ayudantes de Del Bosque, Torres, con un palmarés al alcance de pocos jugadores, acabó siendo máximo goleador de ambos torneos.

Torres también acabó entrando in extremis en la lista del Mundial 2014, pero en esta ocasión no tuvo minutos para ser Bota de Oro como en la Euro2012 y la Copa Confederaciones 2013. Desde aquella convocatoria, Torres no ha vuelto a entrar en ninguna lista, bien es verdad que en su cesión al Milan no rindió apenas. Pero su regreso al Atlético y su actual estado de forma hacen recordar a Del Bosque que el '9' de España sigue siendo él; con su gol en Ipurua a todos se nos fue la cabeza a la final de Viena en la que El Niño entró en la historia de España con uno calcado que es capaz de repetir siete años después con la misma potencia, fuerza, velocidad y puntería. Y seguro que el seleccionador, que es justo, le volverá a llamar si sigue igual de fuerte que ahora. Porque ninguno del resto de 'nueves' le ha quitado el sitio cuando ha ido con España. Y mucho menos el bueno de Diego Costa, que fuera del campo es un buen tipo, pero en el césped volvió a demostrar el sábado ante el Arsenal que no representa los valores de juego limpio que tanto defiende y promulga Del Bosque.


Javier Gómez Matallanas
ElConfidencial

1 comentario:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. El 9 de España es Torres, le pese a quien le pese.