jueves, 29 de octubre de 2015

Un Niño de Leyenda

El nuevo libro sobre Fernando Torres


El libro “Fernando Torres, un Niño de leyenda” quiere poner voz a algunas de las personas que influyeron de manera decisiva en la carrera deportiva del delantero del Atlético de Madrid. El Niño regresó el pasado mes de enero al club de sus amores y en el estadio Vicente Calderón se vivió una auténtica locura el día de su presentación, algo que nunca se había visto a orillas del Manzanares. La afición siempre ha considerado a Fernando Torres uno de los suyos, aunque defendiera los colores del Liverpool, del Chelsea, o del Milán. El Niño apareció en uno de los momentos más complicados en la historia del club madrileño y durante muchas temporadas fue la cabeza visible de una entidad de más de 100 años. Por eso la gente del Atlético le adora. Ahora se viven en el Calderón momentos de felicidad, de futbolistas de prestigio, de títulos, el Atlético es respetado y lucha contra Real Madrid y Barcelona, pero hace unos años esto no fue así... Y Torres fue clave para que este Atlético de ahora esté donde esté.

El libro no es una biografía al uso de un futbolista del que se conocen muchas cosas. Pero sí hay pequeños detalles que no se saben o que merece la pena que sean contados por quienes lo vivieron. Manolo Briñas estuvo cuando Torres hizo las pruebas en el Atlético en el madrileño Parque de las Cruces, y Manolo Rangel fue su primer entrenador en el Atleti. “Ya entonces marcaba las diferencias”, dice. En el libro también hablan Pedro Calvo y Abraham García, quienes le tuvieron en su etapa de cadete y juvenil. “Es cierto que se trataba de un futbolista un tanto raro, pues no era un virtuoso, nunca lo fue ni en el pase ni el golpeo… Y hacía cosas muy difíciles de ejecutar, cosas que parecían complicadas para los demás, pero que él las llevaba a cabo”, comenta Abraham, su entrenador juvenil. Jesús Paredes, junto a Luis Aragonés, entrenaron al Niño tanto en el Atleti como en la Selección. “El míster le hacía trabajar mucho a Fernando Torres con España. Siempre quería que hiciera una gran presión a los centrales rivales. Desde esa primera línea de presión, Luis pretendía que Torres incomodara siempre a los contrarios. Y lo hacía. Le exigía mucho, pero el Niño siempre respondía”, dice Paredes acerca de Torres.

¿Qué mote tenía? ¿Cómo era dentro del vestuario? ¿Quiénes impidieron una y otra vez que fichara por el Real Madrid? ¿En qué momento se advirtió que sería jugador profesional? Todas estas preguntas y otras muchas se responden en el libro a través de sus técnicos.

En el libro hablan dos peñas del Atleti (la de Fuenlabrada y la de Irún) sobre lo que para ellas, que llevan su nombre, significa el Niño. Y también hay un repaso a los otros Niños del Atleti (Collar, Pedraza y Aguilera). Asimismo, se hace referencia a los grandes goleadores del Atlético que preceden a Fernando Torres en la lista de grandes goleadores rojiblancos (el primero es Luis Aragonés y el décimo, Kun Agüero, a quien el Niño puede adelantar en breve). Con 99 goles oficiales, Torres aspira a entrar entre los diez mejores goleadores del Atleti de siempre.

El prólogo lo ha escrito Kiko, su ídolo, pero con quien el Niño no llegó a coincidir en un terreno de juego. Y el epílogo es de Enrique Cerezo, orgulloso como pocos de tener al Niño en el Atleti. La publicación cuenta con la colaboración de periodistas que han visto el ascenso de Fernando Torres: Matallanas (cuyo hermano Gonzalo fue compañero de Torres en las categorías inferiores); Alberto Barbero, de Marca; Manuel Bruña, de Mundo Deportivo; Antonio Ruiz, de la COPE o José Antonio García Sirvent, su fotógrafo oficial.

El libro, de la editorial Al Poste, empieza a estar a la venta en los principales centros (FNAC, El Corté Inglés, Casa del Libro) y en librerías deportivas. Cuesta 16,90 euros y hay un póster del jugador del Atlético. ¿Por qué un Niño de leyenda? han preguntado algunos acerca del título. Hay mil motivos. Torres, criado en las categorías inferiores del Atleti, que siempre ha presumido de ser rojiblanco, ha llevado el escudo atlético cuando ganó las dos Eurocopas y el Mundial con España. Se dice pronto. Un jugador de leyenda porque con 17 años llevó el peso del Atlético y lo hizo con una dignidad y una trascendencia impropia para su edad.

“Por su manera de ser, por su forma de afrontar la vida, él siempre quería más. Más y siempre más. Gustaba que fuera así. Nunca se conformaba con lo que había logrado y buscaba más. En el Atlético, en el Liverpool… Luego en el Chelsea, en la Selección española… Ha sido un futbolista para la historia, con sus títulos, con sus goles, con tantos partidos importantes a sus espaldas”. Es la opinión generalizada de un ramillete de personas que lo conoce bien, porque ayudaron a forjarlo desde la base. Con ustedes, Fernando Torres, un Niño de leyenda.

Fuente: As.com
Jorge García

1 comentario:

Paula Ch D dijo...

Que ganas de tenerlo!! Espero ansiosa que llegué a mi ciudad, y que orgullo sentí cuando al preguntar por él, el dependiente me dijo: "Eres la cuarta persona que pregunta hoy" Esas palabras bastaron para que me recordó era todo el centro comercial con una sonrisa de oreja a oreja ;)