sábado, 20 de febrero de 2016

La víctima preferida de El Niño



Luis Aragonés se retorcía cuando veía el amarillo. Fernando Torres se relame en cuanto divisa la camiseta del Villarreal. Con el Niño no hay supersticiones que valgan. Si alguien maldice el cruce, ése no es otro que el Submarino, que ya ha sufrido en nueve ocasiones la puntería del delantero de Fuenlabrada.

Ningún equipo más propicio que el Villarreal para que Torres prolongue el idilio con el gol que le acompaña -al Eibar le marcó en un cuarto de hora y al Getafe tras un minuto- desde que ha reaparecido de su lesión de tobillo, ya que el cuadro castellonense es al que más veces ha marcado en su periplo por España. Tras 12 enfrentamientos, el Niño ha celebrado nueve goles, uno más de los que materializó frente al Barcelona en 13 citas y tres más de los que firmó contra el Mallorca en 10 apariciones.

Ni siquiera en las tres ocasiones en las que el Submarino salió a flote ante el Atlético Torres vendió barata su derrota, pues anotó cuatro tantos, todos en El Madrigal. En este sentido, a Pepe Reina le tenía tomada la medida, pues al margen de los dos dobletes que le endosó en las visitas de las temporadas 02-03 (4-3) y 04-05 (3-2), el delantero rojiblanco también le marcó por partida doble en el encuentro disputado en el Calderón en la primera de esas dos campañas.

Goles decisivos
Con aquel doblete del 24 de mayo de 2003, Fernando Torres escribió una de las tantas tardes que le convirtieron en leyenda rojiblanca. No pintaban bien las cosas después de que Josico hubiera subido al marcador el 1-2 para el Villarreal. Sin embargo, el Niño solucionó la papeleta por la vía rápida, con dos zarpazos en cuatro minutos (el 69 y el 73) que dejaron el encuentro en el 3-2 definitivo.

Tampoco necesitó el 20 de febrero de 2005 más de 12 minutos para ajusticiar al que posteriormente defendería su portería en el Liverpool, aunque en aquella ocasión sus dos goles antes del descanso no le sirvieron para llevarse el triunfo del Madrigal.

Torres aún dejaría su firma frente al Villarreal otras dos veces antes de poner rumbo a la Premier. En el curso 05-06, neutralizó en la segunda parte el gol inicial del entonces amarillo Forlán y en el de su despedida anotó, de penalti, uno de los tantos con los que el Atlético despachó (3-1) a los de La Plana.

Tras su aventura por tierras británicas Torres no perdió el olfato frente a los amarillos, ya que en la temporada del retorno al equipo de su vida volvió a ver puerta frente al Villarreal. Con un tanto marca de la casa. No sólo porque dejó por el camino a cuantos defensas le salieron al paso antes de alojar el balón en la portería, sino porque prácticamente certificaba la presencia del Atlético en la presente Champions. Por si no fuera bastante, el Niño sigue con hambre. "Mi futuro es ganar con el Atleti, todo lo que queda son finales", advirtió en la Cope.


Isaac Suárez  Marca.com

No hay comentarios: