jueves, 26 de mayo de 2016

Experto en momentos decisivos

Fernando Torres es un futbolista que sabe lo que es aparecer en las finales y en los momentos importantes. Lo ha demostrado en múltiples ocasiones, principalmente con la selección española, donde anotó el único gol de la final de la segunda Eurocopa española de la historia, la de 2008 que llegó tras 44 años de sequía.

Anteriormente al gol contra la selección alemana por todos recordado, Torres había sido decisivo en la Eurocopa Sub-16 obtenida por España en el año 2001, donde anotó de penalti el gol de la final en Inglaterra contra la selección francesa para el 1-0 definitivo y fue pieza clave en el campeonato marcando además dos de los tres goles de la Selección en semifinales contra Croacia. El Niño finalizó el torneo con 6 goles en su casillero. Un año después, España ganaría el Europeo Sub-19 con un gol de nuevo de Torres en la final, igual que en 2008, contra Alemania para el 1-0 final.

La final del Mundial fue la única que ha disputado con la Selección donde Torres no vio puerta, aunque se saldó con victoria y el título para España con un tanto de Iniesta en una jugada donde participó el '9'. En ese encuentro disputó 15 minutos, algo similar a lo que tuvo en la final de la Eurocopa de 2012, donde marcó un gol y dio una asistencia contra Italia para el 4-0 final y la Bota de Oro del campeonato.


Su participación goleadora en las citas claves no queda sólo en los encuentros con el combinado nacional, ya que con el Liverpool y el Chelsea también apareció en citas marcadas en rojo en la agenda, principalmente con los 'blues', donde pese a su bajo rendimiento de cara a puerta apareció en momentos claves. Con los 'reds' anotó en las semifinales de Champions de 2008 contra el Chelsea y aunque su gol no sirvió para que el equipo estuviese en la final, sí que sirvió para que llegasen a la prórroga. Con el Chelsea marcó el tanto con el que los ingleses sentenciaban al Barcelona en semifinales de Champions de 2012 y cerraban su clasificación a una final que ganarían contra el Bayern. El Niño definiría en el mano a mano ante Víctor Valdés después de correr contra el portero desde casi medio campo. En la Community Shield (supercopa inglesa) marcaría un gol, pero el Chelsea acababa perdiendo por 3-2 contra el Manchester City.

La temporada siguiente, la 2012/13, Fernando Torres marcó en los dos partidos de semifinales de Europa League con el Chelsea ante Basilea, en el de ida para el 1-2 final y en el de vuelta para el 3-1, donde además aportó una asistencia. En la final adelantó a los 'blues' en una jugada marca de la casa donde acabó superando a Artur, guardameta del Benfica, tras regatearle con habilidad. El Chelsea levantaría el título tras vencer por 2-1.

Su última aportación en un partido clave con el Chelsea llegaría contra el Atlético de Madrid, adelantando a los ingleses en las semifinales de la Champions, sin celebrar el tanto, pero la remontada rojiblanca dejó a Torres sin final. Ya como rojiblanco no acertó desde el punto de penalti contra el Bayern para sentenciar el partido de semifinales de Champions, aunque como afirmó posteriormente "ahora queda lo bueno, esto era para calentar. El gol lo guardamos para la final". Sí que había marcado en cuartos de final contra el Barcelona antes de ver la tarjeta roja. El año anterior, tras su vuelta al Atlético, también había marcado al Barcelona en cuartos, en esta ocasión de Copa del Rey tras haber sentenciado al Real Madrid en octavos con un doblete en el Santiago Bernabéu.

 

Sergio Picos (As.com)

No hay comentarios: