martes, 1 de noviembre de 2016

Torres es el único que sabe lo que es levantar la Champions

Torres es el único que sabe lo que es levantar la Champions
FERNANDO TORRES VOLVERÁ A SER TITULAR EN EL PRÓXIMO PARTIDO DE CHAMPIONS

En lo que va de temporada, Fernando Torres ha sido tres veces titular. En 10 partidos de Liga, una (contra el Celta en Balaídos). En tres partidos de Champions, dos (contra el Bayern y contra el Rostov en la ida). «Fernando va a jugar», confirmó Simeone con el delantero a su lado. Tercera titularidad en cuatro choques de Liga de Campeones, viene de hacer «uno de los mejores partidos desde que regresó», según el Cholo, hace 15 días en Rusia. Fernando y la Champions. ¿Por qué? Puede que tenga una explicación. Al margen de unas molestias en la rodilla de Gameiro, habla el entrenador: «Fernando conoce la competición y tiene la virtud de que trabaja en consecuencia de lo que necesita el equipo. Es uno de los pocos que ha ganado la competición en el grupo y nos puede llevar a saber de qué se trata».

Más claro, agua. De hecho, Torres no es uno «de los pocos» que ha ganado la competición. Es que es el único que sabe lo que es levantar la Orejona (lo hizo en 2012 con el Chelsea), incluido el cuerpo técnico. Quizá por eso El Niño se ha convertido en algo así como el flautista tras el cual se alinean los demás cuando suenan los acordes del himno de la Champions. Por supuesto, también hay razones futbolísticas -Simeone repitió que su delantero siempre sabe leer lo que necesita el equipo-, pero no es difícil imaginar que en esta apuesta por Torres en Europa hay algo de eso que el argentino llama piel, y que se puede traducir por superstición, feeling, sentimiento o intuición.

El idilio no es de ahora. Torres fue titular en todos los partidos de la Copa de Europa del año pasado desde la vuelta de los octavos de final contra el PSV en casa. Después, jugó la ida en el Camp Nou, la vuelta no porque fue expulsado, pero sí salió de inicio en los dos partidos contra el Bayern y en la final contra el Madrid. En ese tramo, un gol (en el Camp Nou) y una asistencia (en Múnich), imprescindible su papel para entender la llegada del equipo a Milán. ¿Y él? ¿Cómo se siente Torres? De nuevo, el punta dio una lección de cómo expresarse ante los micrófonos, porque claro, esa es otra, la imagen que Torres transmite del club al que representa es algo de un valor incalculable. Lean.

Sobre su papel: «Yo, a seguir sumando y creyendo en que lo bueno, lo grande y lo que nos hace diferentes es que pensamos en el grupo». Sobre sus compañeros. «Sabemos que la plantilla es muy competitiva, que no hay huecos para todos, que cuando entra uno lo hace igual de bien que el que sale». Sobre el hecho de que no ha marcado todavía en Champions ante los suyos. «Es algo que creo que necesito para ayudar al equipo y así lo afronto». Sobre el momento actual del Atlético. «La humildad es algo que no se nos tiene que olvidar nunca. Es algo que nos enseñan en esta casa cuando llegas. Lo que es muy bonito de ver es que el Atleti que ha llegado quizá a estar al mejor nivel de la historia del club lleve la humildad por bandera, la perseverancia, el trabajo, respetar al rival...». Y, por supuesto, sobre el entrenador. «Y eso lo ha conseguido el entrenador con el grupo de jugadores que están desde el principio y después los que hemos llegado nos hemos conseguido unir a ese grupo y creer en ese mensaje». Lo dicho, un clínic de comunicación.

Tiene pinta de que uno de esos factores -el de no haber marcado todavía en Copa de Europa en el Calderón- podría morir esta noche. Enfrente estará el Rostov, poco más que un muro cuya caída dependerá del minuto en que este Atlético más estético, más desatado, consiga el primer gol. Simeone piensa incluso en dar descanso a alguno de los suyos. Quizá Juanfran, quizá Filipe, quizá Gabi. Los tres puntos garantizan estar en octavos de final. Casi nada tras cuatro partidos.


Eduardo J. Castelao  (ElMundo.es)

No hay comentarios: