sábado, 21 de abril de 2018

Previa Atlético - Betis

Metropolitano, puerta de Europa
22/4/16   20.45   W. Metropolitano
Difícil partido del Betis en su lucha por entrar en Europa. La visita al Metropolitano es el escollo más difícil para conseguir el pase a la Europa League. Los rojiblancos no pueden ceder la plaza a falta de 4 jornadas. 

jueves, 19 de abril de 2018

Real Sociedad 3 - Atlético 0

La segunda plaza en jaque

Previa Real Sociedad - Atlético


La cuenta atrás sigue en Anoeta
19/4/18   19.30   Anoeta
Un partido más para el Atleti en su defensa del segundo puesto y uno menos para Fernando Torres, que podría tener minutos en este encuentro. Los de Anoeta recuperan a Rulli y Odriozola para intentar acercarse más a los puestos europeos.

miércoles, 18 de abril de 2018

100 goles en Primera

Torres llega al gol 100 en la máxima categoría española

Nuevo hito de Fernando Torres en la historia goleadora del Atlético de Madrid. Cuando en el minuto 77’ el ‘9’ perforaba la meta del Levante en el Metropolitano, con la diestra -de primeras a centro de Correa- se convirtió de forma automática en goleador centenario del club rojiblanco en Primera división. Una trayectoria sembrada por cien momentos, cien instantes de júbilo que han contribuido a hacer más grande a un Atlético que es insignia y referente de la competición.

Todo comenzó ante Notario, en 2002. El guardameta del Sevilla defendía su meta en el Vicente Calderón, en una tarde de septiembre, la del día 15. A orillas del Manzanares el Atlético de Madrid celebraba su primer partido como local desde el destierro a Segunda división, perpetrado tres temporadas atrás. Tras dos largos ejercicios en la categoría de plata -741 días de purgatorio- el coliseo del Manzanares volvía a lucir en Primera. Pero el Sevilla parecía dispuesto a aguar la fiesta y se adelantó en el marcador de penalti, franqueado por Moisés en el minuto 45 del primer tiempo. Tocaba cruzar el Nilo.

Discurría el 57’ cuando la ilusionante promesa de la cantera, quien jugara un papel destacado en la consecución del ascenso, igualó la contienda con un remate de cabeza en el área. Era Fernando Torres el firmante, consiguiendo así rescatar un punto de aquélla cita liguera con sabor a fiesta de bienvenida.

Más de 15 años y 98 goles después en la máxima categoría -nueve temporadas efectivas con Torres en la primera plantilla del Atlético- llegó ante el Levante su gol número 100. Si en 2002 el primero lo logró en condición de titular con Luis Aragonés al mando, en 2018 alcanzó su gol centenario 19 minutos después de entrar en la partida sustituyendo a Griezmann con Simeone al frente de la primera plantilla.

Un balón de Correa, tras una magnífica jugada personal recortando el área por la derecha, encontró al ‘9’ en su hábitat, en el corazón de la zona, donde remató con la derecha de primeras para hacer el 3-0 de la tarde a Oier, el meta del Levante, quien tomó de forma involuntaria el testigo de Notario para ser el Omega de un centenario excepcional. Tan, tan excepcional que es el primero que alcanza un jugador del Atlético en el Siglo XXI. Y es que ese gol no es uno más en Primera: es el 100 de Fernando Torres.


Web Oficial del Jugador

domingo, 15 de abril de 2018

Atlético 3 - Levante 0

Torres asiste al día del Niño
GRAN PARTIDO DEL EQUIPO COLCHONERO. GOL 100 DE TORRES EN 1ª


Tenía que ser El Niño en el día del niño. Debía ser él. Estaba en el aire, en esa grada que 211 días después de estrenarse gritaba un tifo, 115 años contigo. Banderas al aire, el palco lleno de futuro, de niños, y aquel que le puso luz a los años negros cierre de la tarde en la que el Atleti volvió a la Champions. Porque ya está en ella, matemático, para la próxima temporada. Fue tras golear al Levante, en el día en que el Metropolitano comenzó a despedir a Torres. Él respondió como tantas otras tardes, con un golazo. El balón tocó la red y el estadio se puso en pie, agradeciendo. Aquello era más que un 3-0, era un tanto al corazón: por todos aquellos niños que se hicieron mayores agarrados a su bota.

Había comenzado el partido con Simeone valiente. A por él. Con el centro del campo del futuro, Koke-Saúl, la delantera francesa, Gameiro-Griezmann, y su versión más ofensiva en las bandas, Vitolo y Correa. Los primeros acercamientos estuvieron en sus botas ante un Levante que quería balón y trataba de ser incisivo, aunque sin claridad al final. Koke había sacado su brújula y cuando Koke la saca nada puede salir mal: la hierba se llena de pasillos.

Pero las ocasiones llegaban a cuenta gotas. Los balones de Koke se cegaban en el área. Los intentos del Levante eran más ganas que peligro. Entonces apareció Vitolo.

El partido cambió para siempre cuando agarró un balón junto a la banda derecha y corrió con él para espantar todas esas sombras que le rodeaban, que le perseguían desde su fichaje. Corrió con él para gritarle al Metropolitano que aquel Vitolo del Sevilla tiene mucho que hacer en el Atleti. Condujo y en su diagonal arrastró a medio Levante. Llegó al área y cedió a Correa. El gol del argentino tuvo algo de La Danza de Matisse. Rodeado de defensas que giraban a su alrededor, sacó el pincel y, con un regate, los sentó. El balón lo depositó en la red con la derecha.

No se amilanó el Levante. Por dos veces trató de mostrárselo a Oblak. Una con un punterazo de Morales que sacó la manopla del portero. Otra, con un tiro de Campaña, al que se interpuso Godín. El partido se iba al descanso cuando se llenó de pitidos. Eran para Gil Manzano mientras Grizi le gritaba: “¡Penalti, penalti!”. Se había echado muy largo el balón en una contra y Oier, en la salida, le derribó tocando su pie derecho. Para el árbitro fue piscina y amarilla del francés, penalti no. Así llegó el descanso.

Tras éste, Paco López buscó otro Levante, más al ataque, con Ivi y Bardhi, pero no tuvo tiempo para ver si funcionaría o no. Se lo arrebató todo Grizi, que también tiene pincel. Aprovechó un centro de Vrsaljko para pintarlo de golazo, enviándolo casi a la escuadra, casi desde el punto de penalti, a bote pronto y con la diestra. Finalizaba el duelo que no la tarde: a ésta aún le quedaba lo mejor. Y lo mejor se llamó Fernando.

El momento de El Niño
Porque Simeone miró a la banda, allá donde calentaba Torres, y le llamó. Entraría en el 58’ ante un Metropolitano en pie. Móviles al aire, y esos selfies, los primeros de los últimos. El Lolololo llenaba cada cosa.

Morales intentó entrometerse en la fiesta, siendo toda la miga del Levante en lo que quedaba. Unos minutos que servirían para comprobar que Oblak para muy bien (Roger comprobó) pero corre regular, a Simeone de probeta (Vrsaljko lateral izquierdo pensando en Anoeta con Lucas sancionado) y para que llegara ese gol, el de Torres, su 127 rojiblanco, como Peiró, su cien en Primera.

Fue un golazo, además. Puso la pierna derecha para colar el balón por el segundo palo tras un centro de Correa. Fue un regalo. El estadio de nuevo se caía puesto en pie: la grada siempre suena distinta si marca Torres. El aire cambia. Son tantos años... Ahora quedan nueve partidos como mucho. Sólo. Ojalá a veces el fútbol pudiera parar el reloj.


Patricia Cazón (As.com)

Previa Atlético - Levante

Partido para la Champions
15/4/18   16.15   W. Metropolitano
Además de para seguir siendo segundo en la Liga, la victoria este domingo ante el Levante daría la clasificación matemática a la Champions el próximo año. El Levante necesita urgentemente puntos para poder dejar atrás la zona de descenso a falta de sólo 6 jornadas. Día del niño en el nuevo Metropolitano.

viernes, 13 de abril de 2018

Sorteo Semifinales Europa League 17/18

Semifinales de Europa League 2018
El Atlético de Madrid ha sido emparejado con el Arsenal londinense en el sorteo de semifinales de la Europa League. El último paso antes de Lyon. 
Los rojiblancos jugarán la vuelta en el Wanda Metropolitano.
26 de Abril y 3 de Mayo serán las fechas de ambos encuentros.


ARSENAL-ATLÉTICO DE MADRID
OLYMPIQUE DE MARSELLA-SALZBURGO

jueves, 12 de abril de 2018

Sporting 1 - Atlético 0

El Atleti pasa sufriendo
TUVIERON QUE EMPLEARSE DURO EN DEFENSA PARA BLOQUEAR LOS CENTROS DEL SPORTING

Previa Sporting - Atlético


En Lisboa puede pasar cualquier cosa
12/4/18   21.05   José Alvalade
Tras varios días en los que se ha manifestado lo impredecible del fútbol, el Atleti viaja al José Alvalade con pies de plomo para hacer bueno el 2-0 de Madrid. Simeone buscará anotar para obligar al Sporting a marcar 4 goles. Algo poco probable tratándose de los rojiblancos. El Sporting afronta el partido con bajas, pero motivado para voltear el resultado y pasar a semis.

miércoles, 11 de abril de 2018

Así anunciaba Torres su segundo adiós al Atleti

Comparecencia de Fernando Torres
Os dejamos este vídeo de As.com con la comparecencia de Torres para anunciar su adiós a su segunda etapa rojiblanca, en el acto promocional de LG del 10 de Abril.

lunes, 9 de abril de 2018

Fernando Torres dejará el Atlético esta temporada

"Para el final queda poco"
TORRES NO RENOVARÁ SU CONTRATO AL FINALIZAR ESTA TEMPORADA
Fernando Torres: Pronto volveré a mi asiento, a vuestro lado, donde todo empezó. Y me sentaré a ver a mi Atleti, animando para que gane el partido... aunque en realidad el resultado sea lo de menos.


Fernando Torres ha decidido no continuar en el Atleti al finalizar la presente campaña. El jugador ha aprovechado un evento para hacer este comunicado y mandar un mensaje a la afición atlética:


Despedida
Aprovechar la oportunidad para decir que ésta va a ser mi última temporada en el club. Es una decisión que no ha sido sencilla, ha costado mucho tomarla. Viendo la realidad, las circunstancias, quizás sea lo mejor. Me sentía en la obligación de decírselo a la afición. No había un buen momento, porque siempre tenemos un partido más importante que el anterior, pero éste es un mensaje a la afición. Nos queda un mes y un poquito juntos. Yo, que nunca les he pedido nada, les pido que me acompañen y que estén conmigo. Que entre todos lo hagamos lo más llevadero posible. Dicen que las cosas bonitas tienen un principio y un final. El principio se vivió hace muchos años y para el final queda poco. Que la afición esté con el equipo y que el final llegue levantando un trofeo.

Compromiso con el club
Tenía que llegar antes o después. Tenía el compromiso del club de estar hasta que yo decida. Es un gesto que he agradecido y que agradezco. Tanto ellos como yo sabíamos que el momento iba a llegar cuando la situación así lo pidiera. Acepto la realidad que me está tocando vivir y el protagonismo que estoy teniendo, que es muy poco, así que quizás es momento de dejar paso a otros. Tengo la sensación de que puedo jugar y quiero seguir haciéndolo. No hay un único motivo, sino sensaciones que uno va percibiendo.

Declaraciones del entorno
El entorno no existe. Son personas con nombres y apellidos que expresan una opinión. Yo he convivido con la crítica, buena y mala, desde hace muchos años. Somos todos profesionales. No ha tenido que ver con esto y no hay reproches. Quiero explicar lo que siento a la afición. Nunca he tenido nada que ocultar.

Su futuro
Para mí es muy difícil decir adiós por segunda vez, porque mi idea era retirarme aquí, pero las cosas no siempre salen como uno desea. Me siento con físico y mentalidad para seguir jugando. Me encuentro muy bien y lo buscaré en otro sitio.

Simeone
Mi relación con Simeone es normal, no es buena ni mala ni regular. Hemos sido compañeros y ahora él es entrenador y yo jugador. Siempre he dicho que no voy a participar en una división. En el Atlético somos poquitos en comparación con otros y tenemos que estar juntos. Todo lo que se habla para crear fisuras es perjudicial. Lo que he tenido que hablar con él lo he hecho de puertas hacia dentro, no de cara a los medios. No hay ningún problema con el entrenador, ésta es una decisión exclusivamente mía.

Ningún reproche
Debut de F. Torres con el Atlético
Me veo para jugar, pero la realidad de la temporada es que no está siendo así y tengo que buscar lo que sea mejor para todos. Yo en el Atlético siempre he unido, nunca he buscado una división. Siempre que me ha tocado jugar he intentado responder en el campo. La línea va hacia un sitio que no quiero vivir en este club, pero mientras esté aquí lucharé. No me he rendido nunca. Las declaraciones de Simeone no tienen nada que ver con esta decisión. Si no se contara conmigo para la temporada que viene me habría gustado un comentario previo, porque creo que es la manera de hacer las cosas, pero no tengo ningún reproche. Esta segunda etapa ha sido magnífica. He vivido momentos mágicos y queda aún alguno por vivir.

Regreso al Atleti
Estoy demasiado ligado al Atlético para que esto no se produzca tarde o temprano. Aún me siento futbolista, pero ojalá tuviera la oportunidad de volver para aportar todo lo que se puede mejorar en este club, que es mucho. He visto estructuras que permiten crecer de forma rápida y global, son experiencias que ojalá sirvan para ayudar al Atlético.


Conciencia tranquila
No cambiaría nada de las cosas que pasan. Si cambias algo del pasado quizás no ocurra lo que viene después y han sido años muy positivos. He conseguido ganarme un sitio, menos esta temporada, y me he sentido importante en este Atlético. He vuelto en un perfil bajo, he aceptado las decisiones deportivas, más o menos justas, y cuando no venían de cara lo he utilizado como motivación para conseguir lo que quería. Tengo la conciencia tranquila y el compromiso va a ser el mismo hasta que el árbitro pite el final el último día.

Gestión del club
Hay episodios en los que he podido tener opiniones diferentes y se han podido hacer mejor las cosas, pero no es día de reproches. Lo fundamental es mi relación con la afición: el cariño que me muestran lo compensa todo. Olvido todo lo que ha pasado y lo que menos me ha gustado, porque merece la pena. Estar donde siempre he querido compensa lo demás.

Renovaciones año a año
No ha habido un momento concreto. Sabéis que he ido renovando año a año y ha habido procesos en los que uno se plantea muchas cosas. He visto que cuando me ha tocado jugar me ha salido bien, pero eso no me lleva a tener más opciones de jugar. Quiero disfrutar de mi equipo. Mañana entrenaré lo mejor posible para tener minutos el jueves, y si no es así entrenaré el viernes lo mejor posible para jugar el domingo.

Ofertas
No tengo ningún equipo, ninguna competición... desde que hemos tomado la decisión la manera de afrontar el futuro cambia. Ahora sí escuchamos propuestas, hasta ahora no era un escenario que me planteara. Habrá que sentarse, revisar y emplear tiempo en esto, aunque no inmediatamente. Lo importante hoy sigue siendo el Atleti.

Solo lo sabía Gil Marín
Es una decisión que conoce el propietario y nada más. Estaba tomada casi al cien por cien, pero hasta hace días no decidimos anunciarla y lanzar este mensaje a la afición. Creo que mis compañeros lo afrontarán con naturalidad. Pasa cada mercado, las personas van y vienen, queda el equipo y la afición que permanece años, décadas y siglos. Los demás estamos de paso.

El Atlético ha publicado un comunicado anunciando un homenaje a Torres en el último encuentro en el Wanda Metropolitano:

"Fernando Torres merece la mejor de las despedidas como jugador del Atlético de Madrid y por eso estoy seguro de que la afición nos acompañará en un día especial. Ya estamos trabajando para que sea una jornada inolvidable para la familia atlética y en especial para Fernando" Enrique Cerezo, presidente del Atlético.


Fuente: Marca.com

domingo, 8 de abril de 2018

Real Madrid 1 - Atlético 1

Derbi en tablas

Si se trataba de averiguar quién mandaba en la capital el bastón lo empuñó Oblak. Aun desprovisto de la agonía de otros tiempos, durante una hora la pelea vecinal estuvo a la altura de su historia. También las estrellas de uno y otro, Cristiano y Griezmann, jugadores fuera de convenio y autores de los goles. Después se pensó en Europa, lo que dará de comer a unos y a otros. El Madrid lamentó dos palos y reclamó dos penaltis, intangibles que le hicieron creerse mejor. Quizá lo fuera, pero abusó de los centros laterales, síntoma de falta de paciencia, virtud que sirve de peana a los éxitos de este Atlético.

El Atlético ha hecho un arte de saber esperar. Antes y durante la provechosa era Simeone. Un equipo de trinchera, un equipo arrebatado hecho para quitarle el arrebato a los partidos, un grupo encastillado con las orejas tiesas para penalizar el menor rival del adversario. El enemigo que más antipático se le hace al Madrid. También en esta ocasión. El Atlético no considera un descrédito entregar la pelota y medio campo. Lo que en otros es sumisión él lo entiende como plan de caza. Pero en la primera parte sobrevivió de milagro bajo su coraza, ante un Madrid superior que topó con el palo y con Oblak, principal acusado de obstrucción a la justicia.

Pese a que Simeone renunció a la alineación mordaza con Vitolo (el entrenamiento y no el currículum es la selectividad de los futbolistas en el Atlético fue el mensaje) rompiendo el cuatrivote, el Atlético pasó más de media hora en el refugio. Simeone puso lo que tenía y Zidane lo que quiso, muestra de la diferencia de profundidad de ambas plantillas. El francés abrió el campo con Bale y Asensio y metió a Lucas Vázquez en un insólito papel de mediapunta sin demasiado éxito. El gallego es más jugador de desborde que de infiltración. Y por detrás, Kroos, en su mejor momento en dos temporadas, y Kovacic, indicativo de que Casemiro apunta a central ante la Juventus.

Pues bien, ese Madrid con reservas fue superior a un Atlético sin ellas. Oblak le paró un remate con el estómago a Cristiano; la cruceta devolvió un trallazo de Asensio después de un penalti de Juanfran a Kroos que Estrada le negó al Madrid;el meta rojiblanco también sacó tres remates más, dos lejanos, de Cristiano y de Carvajal, y otro de Varane a bocajarro. El larguero llegó donde él ya no pudo alcanzar en una rosca de derecha de Marcelo. Todo eso fue incapaz de detener la industria siderúrgica de Simeone, por otro lado irreprochable en el esfuerzo.

El asalto fue largo y el fuego intenso durante la primera media hora, porque Thomas no acertó en la salida de la pelota, aunque sí en casi todo lo demás. Y tampoco Koke y Saúl encontraron un pasillo por el que sacar al equipo de su escondite ante aquella acometida del Madrid, que no resultó furiosa sino medida y concienzuda. En esa media hora Bale y Asensio alfombraron las bandas del Madrid, aunque con cierta falta de continuidad. Ese pecado es común a ambos, pero, en cualquier caso, el galés ofrece más presencia y más pólvora que Benzema.

La respuesta rojiblanca
Pasada la media hora el Atlético pasó a reanimación. Incluso disfrutó de una oportunidad apreciable, en remate de Costa tras escapada. Equivocó el palo. En el primero le esperaba la mano izquierda de Keylor Navas. También le quitó un asistente una ocasión clarísima al pitarle un fuera de juego a Vitolo cuando había arrancado desde campo propio. Aunque tarde, el Atlético había dejado de ser invisible.

Así que el 1-0 le cogió tomando aire. Ocurrió en un sprint de Bale por la izquierda,su suerte natural que él ha convertido equivocadamente en contraria. Su centro pasado sobrevoló la defensa atlético y murió en una volea cruzada de Cristiano inalcanzable para cualquiera, incluso para Oblak. Dio la impresión de que el Madrid había colocado las piezas en su sitio: Lucas en la derecha, Bale en la izquierda, Asensio en el enganche. Pero quitarle la cremallera al partido tuvo el efecto contrario al que esperaba el Madrid. En dos minutos empató el Atlético, en combinación precisa entre Vitolo y Griezmann (arrancó al filo del fuera de juego), y estuvo al borde de la remontada. Keylor sobrevivió al pelotón de fusilamiento: adivinó el escopetazo de Koke casi en su cara. En ese partido fuera de control era mejor el Atlético.

Sin acabar el derbi, empezó el encuentro ante la Juve. Con el Madrid enfangado Zidane quitó a Cristiano. Le copió Simeone con Costa. Lisboa también entraba en el partido. A partir de ahí el Madrid se justificó con un dominio sin provecho y el Atlético entendió el empate como botín suficiente para mantener en esta Liga la medalla de plata. Ramos tuvo dos en el descuento, pero Lisboa vale como recuerdo pero no como solución eterna.


As.com

sábado, 7 de abril de 2018

Previa Real Madrid - Atlético


El derbi del segundo puesto
8/4/18   16.15   Santiago Bernabéu
A pesar de que Simeone no pierde de vista al Barsa, el derbi acercará a uno u otro equipo a obtener la segunda plaza de esta Liga. El Madrid, recuperado de su mala racha con buenas actuaciones en Europa, recibe en casa a un Atleti siempre dispuesto a molestar, que puede ponerse 7 puntos por delante a falta de 7 jornadas. Los entrenadores no guardarán nada, e irán con todo. Un derbi es un derbi.

jueves, 5 de abril de 2018

Atlético 2 - Sporting Portugal 0

Paso firme del Atleti
BUEN RESULTADO DE CARA A LA VUELTA EN LISBOA

El partido para el Atleti comenzó en el túnel. Bastaba una mirada para saberlo, notarlo. A un lado, los jugadores del Sporting se iban ordenando despreocupados. Abrazo por aquí, broma por allá, felicísimos todos. Al otro, los rojiblancos, los de casa, ya se disponían como un ejército, en fila, muy serios y concentrados. Ya jugaba, aunque la pelota no rodara. Veintidós segundos después lo había subido al marcador.

Coates debía seguir con los abrazos en el túnel cuando el Atleti sacó del centro: el balón llegó a la frontal y, ante Costa, decidió que lo mejor era enviárselo al otro central, Mathieu. Error mortal. Algo así como meter la mano en la boca de un león y esperar que no te muerda. Costa se llevó la mano, el brazo y el balón, que filtró para la llegada de Koke. Gol. Ahora, los que se abrazaban fuerte, y con motivo, eran los de casa. El Wanda Metropolitano se forraba la garganta con la voz de las grandes noches de Europa. Temblaba, rugía, empujaba.

El golpe, de los que desarman, hubieran sido dos si, inmediatamente después, Rui Patricio no saca un cabezazo de Godín que olía a red. Fue entonces cuando Gelson Martins se prendió la mecha y empezó a correr. El Sporting acababa de llegar al partido. A los cuatro minutos.

El juego se espesó. Los portugueses tenían más posesión, el Atleti amenazaba a la contra, pero, con los centros del campo diluidos, todo eran meros chispazos. Casi quema Gelson Martins en una contra. Pero al final estaba Oblak, cómo no, con su mano milagrosa. Un muro a años luz de la defensa contraria, la portuguesa, una verbena. Asomaba el descanso, le tocaba a Mathieu: entre las piernas se le escapó un balón fácil. El león esta vez se llamó Griezmann. 2-0. Y un dedo acariciando las semifinales.

Quince minutos después, cuando el Sporting volvía por el túnel del descanso no había ni risas si sonrisas. Muecas, si acaso. Y dos costurones. Intentó Simeone que fueran tres, apuntillar al toro. Con Koke iluminado y un Grizi que hacía jugar a todos. Buscaban en bucle la espalda de Coates, que siempre llegaba mañana. Pero dos veces se plantó Costa ante Rui Patricio y las dos veces se topó con sus guantes. Una por lento, otra por falta de ángulo.

El partido, roto, entró en el barro, en las patadas con espinas. Lo cuentan las piernas de Griezmann, el tobillo de Costa, Lucas. El Atleti levantó el pie y Jorge Jesús fue perdiendo apercibidos para la vuelta (Dost y Coentrao vieron la amarilla) mientras se escuchaba a ratos ese grito que fue tan del Calderón. Paulo-Paulo-Futre, a lo Queen. El ídolo estaba allí, por primera vez en el Metropolitano. Y eso las gargantas también lo celebraban. Entonces, el cartelón, tres minutos. Y cuando todos ya pensaban en Lisboa, de nuevo, ese héroe: San Oblak. Salvó un disparo a matar, desde la frontal, de Bryan Ruiz, cuando moría el partido.

El rechace, de Montero, fue la metáfora del Sporting en la noche: un tiro al aire, en la línea del gol. El susto ahí quedaba, aviso para la vuelta: la eliminatoria que el Atleti había empezado a ganar en el túnel casi se le tuerce cuando volvía a él.


Patricia Cazón (As.com)

Previa Atlético - Sporting Portugal


A por otra semifinal
5/4/18   21.05   W. Metropolitano
Un paso más para estar en Lyon el 16 de mayo. Al igual que en Moscú, el Atlético intentará dejar resuelta la eliminatoria en la ida. No lo pondrá fácil el Sporting, tercero en la Liga portuguesa detrás del Oporto, que al igual que el Atleti viene como tercero de grupo Champions.

domingo, 1 de abril de 2018

Atlético 1 - Deportivo 0

A 4 antes del derbi
OBLAK EVITÓ QUE EL DEPOR SE FUERA CON PUNTOS

El Atlético de Madrid logró los tres puntos frente al Deportivo de La Coruña, un trabajado triunfo en el Metropolitano que sirve para recortar dos enteros al líder y mantener su ventaja respecto a los perseguidores. Un gol de Gameiro desde el punto de castigo -a la media hora de partido- fue suficiente para lograr la victoria a pesar del empuje de un Deportivo que nunca se rindió. Fernando Torres participó en el tramo final del partido frente a los gallegos tras reemplazar a Gameiro (72’). Ahora las atenciones se centran en la cita del próximo jueves, frente al Sporting de Portugal en la Europa League.

El Atlético fue más efectivo en la primera mitad que un Deportivo que tuvo sus opciones, pero no encontró el gol porque Oblak echó el cerrojo a su meta con dos buenas intervenciones a remates de Lucas Pérez. Antes, Koke no había encontrado los tres palos desde lejos y Correa había obligado a Rubén a atajar un buen disparo. Sin embargo, Mosquera cometió penalti sobre Saúl pasada la media hora. Finalmente Gameiro se ocupó del lanzamiento y transformó de derechazo infalible, engañando de extremo a extremo al guardameta. El tanto de ventaja conseguido peligró cuando un centro al segundo palo no encontró rematador de milagro, a puerta vacía.

En la segunda mitad faltaba el gol de la tranquilidad, algo que buscaron los nuestros pero que se resistía. Diego Costa, al minuto de ingresar en el terreno de juego, disparó rozando el poste. El Deportivo se estiró y Borja Valle encontró un hueco para buscar la meta de Oblak pero una galopada tremenda de Lucas le sirvió para desbaratar la oportunidad, despejando el esférico antes del remate del jugador blanquiazul.

En el 72’ Torres ingresó en la partida por Gameiro, en busca del gol que sentenciara la partida. Mas pese a los intentos por aumentar el marcador, éste no se movió, valiendo el gol inicial para sellar una nueva victoria antes de afrontar el próximo jueves el partido de ida de los cuartos de final de la Europa League contra el Sporting de Portugal.


Ficha del partido:

Atlético de Madrid: Oblak; Carlos Isaac (Diego Costa, 64’), Savic, Godín, Lucas; Gabi, Thomas (Thomas, 88’), Saúl, Koke; Correa y Gameiro (Fernando Torres, 72’).

Deportivo: Rubén; Juanfran, Raúl Albentosa, Sidnei, Luisinho; Mosquera, Muntari (Borja Valle, 64’), Guilherme; Emre Çolak (Bakkali, 77’), Lucas Pérez y Adrián (Andone, 80’).

Árbitro: Trujillo Suárez (Comité Tenerife). Mostró tarjeta amarilla a los locales Carlos Isaac (28’) y Diego Costa (69’); y a los visitantes Luisinho (13’), Lucas (33’) y Mosquera (92’).

Goles:
1-0 (34’) Gameiro transforma un penalti cometido por Mosquera sobre Saúl.


Web Oficial del Jugador

sábado, 31 de marzo de 2018

Previa Atlético - Deportivo


A defender la Segunda
1/4/18   20.45   W. Metropolitano
El Atlético busca una victoria en casa que le permita seguir teniendo ventaja de 4 puntos sobre el Real Madrid antes del duelo de Liga entre ambos. El Depor, justo en el lado opuesto de la tabla, cuenta con sólo 4 victorias en 29 partidos.

lunes, 26 de marzo de 2018

Jan Oblak recluta a Torres

Fernando Torres apoya la campaña solidaria que apadrina Jan Oblak

El guardameta esloveno del Atlético de Madrid Jan Oblak ha reclutado a Fernando Torres para una causa solidaria: ‘Play With Us’. La iniciativa se centra en las carencias y sueños de los niños más necesitados con el objetivo de hacer realidad para ellos una semana de actividad deportiva a coste cero durante el próximo mes de mayo. Una causa que ya cuenta con el apoyo no sólo de Fernando, sino también del ‘7’ del Atlético Antonie Griezmann.

La dinámica de esta iniciativa, diseñada por Player Promotion y la Cruz Roja de Eslovenia, consiste en recaudar pequeñas donaciones por parte de estudiantes que servirían para ayudar a niños sin medios económicos a disfrutar sin coste de siete días de actividades deportivas en el Debeli rtič Youth and Health Resort, un enclave natural costero a orillas del Mar Adriático. Una experiencia a la que, de no ser por esta iniciativa, no podrían tener acceso.


Web Oficial del Jugador

martes, 20 de marzo de 2018

Goles por el cumpleaños de Torres

Algunos de los mejores goles de Torres
Fernando Torres cumple hoy 34 años y qué mejor manera de celebrarlo que disfrutando de sus goles. Aquí una compilación de algunos de sus mejores goles de su trayectoria futbolística:



lunes, 19 de marzo de 2018

Villarreal 2 - Atlético 1

Continúa la maldición amarilla
LA REMONTADA EN LOS ÚLTIMOS MINUTOS ALEJA AÚN MÁS LA LIGA


Parecía un tropiezo en la misma piedra, ahora me pongo por delante del Villarreal, ahora concedo el empate prácticamente en el mismo minuto que la otra vez, la de la primera vuelta, a balón parado además, pero resultó mucho peor para el Atlético. Porque la visita al punto (fatídico) parecía condenada ahí a dejar un solo punto (en la clasificación), pero la penúltima del partido fue una falta local al área que nadie supo despejar y con la que Enes Unal hizo lo que ya había hecho poco antes: buscarla alojamiento en la portería de Oblak.

Pasión turca, en fin, para la llegada de un viaje que se le hizo demasiado largo al equipo rojiblanco. La penúltima, leyeron antes: la última fue la expulsión de Vitolo, tan absurda como la pelota que había perdido para obligar a que Thomas cometiera la infracción de la que llegó el definitivo 2-1.

Así es el fútbol de nuestras entretelas: el Atlético pedía a gritos cambios para oxigenar su mediocampo, teniendo en cuenta que los cuatro que lo venían formando desde el arranque habían probado el sabor de la nieve moscovita apenas tres días antes, y quizás por eso que se mostraban absolutamente incapaces ya de manejar el esférico con la limpieza que lo habían hecho en el primer acto, pero cuando Simeone se decidió por el carrusel el partido se le vino abajo. Se había resistido, las cosas como son, y el desenlace apunta a que quizás debió resistirse más: si lo del canario por Correa resultó nefasto, lo de Gabi por Griezmannprecedió directamente a la diana del empate.

Había que ver el rostro del francés, contemplando desde el banquillo como se venía abajo el castillo que había construido rato atrás desde el punto de penalti, también es verdad que justo antes del mutis individual y del desastre colectivo había desaprovechado el 0-2 en la única que tuvo su gente tras el descanso. Tuvo que pegarla con la derecha, cierto es, pero una semana antes se la puso en la escuadra al Celta utilizando el mismo arma.

En lo que a sustituciones respecta conviene atender asimismo y desde ya a los movimientos de Calleja, porque Unal firmó su doblete llegando de refresco y porque Castillejo contribuyó también a que se agitara una coctelera de la que el cuadro visitante pretendía a esas alturas prescindir. El partido pareció anestesiado con el 0-1, como tantas veces lo anestesia el equipo del Cholo, pero entre uno y otro se las apañaron para convertirse en el primer equipo de la Liga capaz de ganar al Atlético después de encajar un gol. De remontar a Oblak, que se escribe pronto.

Mucho antes de todo eso, concretamente en el primer minuto de la tarde, Saúldisparó a puerta en jugada que serviría para anticipar lo que pronto se convirtió en tendencia: la de un Atlético con mucho más gusto del habitual por la elaboración... al menos momentáneamente. Arrancó dinámico el equipo rojiblanco y respondió a la contra el Villarreal, así que el partido presentaba un ritmo estupendo que se vino abajo en dos acciones consecutivas, la tremenda entrada de Fornals sobre Saúl que dejó malparado al mediocentro y, sobre todo, el penalti que indicó Borbalán en acción de Jaume Costa sobre Griezmann.

Y quien dice Borbalán dice su asistente de fondo, que al colegiado le delataba el rostro: lo pitaba porque le decían que tenía que pitarlo. De hecho, con la conciencia rondando molesta, ni siquiera amonestó al lateral amarillo. Aquello no tenía pinta de falta, pero si se señalaba correspondía tarjeta. El estadio pasó del silencio al ruido, nada como una decisión arbitral para estas cosas, y a la que el Villarreal dejó de protestar Antoine la clavó inmisericorde. Tanto tiempo alejado de él como estuvo, anda ahora cogiendo el gusto al punto.

La escuadra local buscó el carril de Vrsaljko para devolver el litigio al estado anterior. Anda horrible el croata en defensa, más allá de que muchos metros por delante participara en una combinación deliciosa que Koke estrelló en el palo. Por ahí se le marchó el segundo al Atlético, mientras Costa, Soriano, Fornals e incluso Bacca se relevaban para buscar el agujero en el carril derecho rojiblanco. El balance local de oportunidades, en todo caso, se antojaba escaso al descanso.

Y es que al Villarreal le costaba encontrar el pasillo. También después, no vayan a pensar lo contrario. La posesión ya era suya, pero a la media hora del tramo final apenas le había dado para sendos disparos de Mario y Trigueros. En el área costaba introducirse, porque una legión de pretorianos rodeaba a Jan, pero en éstas apareció Unal, que con un movimiento pícaro y un cabezazo majestuoso hizo bueno el servicio de Álvaro desde la derecha. Ahí se le cayó el tinglado al Atlético, para el que todo fueron malas noticias ya. El 'Submarino' volvió a hundirlo.

domingo, 18 de marzo de 2018

Previa Villarreal - Atlético


El siempre difícil Villarreal
18/3/18   18.30   Estadio de la Cerámica
Los rojiblancos no vencen al Villarreal desde abril de 2015 con gol de Fernando Torres, quien busca su gol 100 en la liga española. Equipo siempre difícil que comandado por Calleja, busca dar caza al Sevilla y asegurar plazas de Europa League. Hoy serán un obstáculo y un reto para los colchoneros. Simeone recupera a los lesionados Costa y Oblak, pero se suma la importante baja de Filipe.

viernes, 16 de marzo de 2018

Sorteo Cuartos Europa League 2017/18

Hace apenas unos minutos, se han extraído las bolas del sorteo de Cuartos de Final de la Europa League 2018. Con la particularidad de que cada equipo era de un país diferente. En este caso, España ha quedado emparejada con Portugal, y el Atlético de Fernando Torres se enfrentará al Sporting. 
La ida será el jueves 5 de abril y la vuelta el 12 del mismo mes en Lisboa.

Estos han sido todos los emparejamientos:

jueves, 15 de marzo de 2018

Lokomotiv 1 - Atlético 5

Mucho Atleti
GOLEADA EUROPEA DE LOS ROJIBLANCOS. DOBLETE DE FERNANDO TORRES. (1-8) EN EL GLOBAL



Simeone había avisado e inventó lo justo en Rusia. Excepto Oblak y Griezmann, todos sus importantes jugaron de inicio. Que no iba el Atleti de paseo, aunque terminó paseándose pero no feliz. Nada feliz. Imposible. Todo lo bueno lo empañó una lesión. La de Filipe. Duele leerlo. Duele escribirlo. Dolió verle. Sin poder levantarse del suelo. Manos al rostro. Y ese gesto, sobre todo ese gesto, el de las lesiones graves.

Había salido el Lokomotiv como con prisa, con más que en Madrid. Tampoco le quedaba otra. A cada minuto que pasaba le quedaba uno menos de vida en la Europa League. Semin blandía dos armas. Una visible, Farfán. Que jugaba. Que esta vez sí arriesgaba. La otra, invisible. Ese frío que se leía en las líneas rojas de su césped, los -12º de sensación. Ese frío colándose entre guantes y ropa térmica que no sentía Gabi, por cierto, en manga corta. Piel from Albacete, siempre un grande, el capi.

Pero si los rusos comenzaron intentando tener más control, más presencia, al final siempre terminaban olvidándose de lo importante, de disparar a puerta. Werner seguía como en Madrid, sin trabajo. Por momentos embarullado, el partido iba al ritmo del balón, que no corría sobre ese césped híbrido, alto y con no muy buen aspecto. Pero al barullo, Correa. Nadie como él para hacer primavera en el invierno ruso. Le bastó con agarrar un balón. Corrió entre regates, pared con Koke y 0-1 en el partido (el 4-0 en la eliminatoria). El Lokomotiv, sin embargo, ni se arrugó: respondió en la jugada siguiente.

Y lo haría con esa arma visible de Semin, Farfán, que en el 18’ hacía aquello que sus compañeros no hicieron en el Metropolitano: testar de verdad a Werner. Buena parada del argentino, que no se había levantado del suelo y otra vez se veía obligado a volar, ahora ante Denisev. Y habría un tercero. El mortal. Un disparo desde fuera del área de Rybus. Ese que entró. Werner, sin visibilidad, ése no pudo pararlo. Empate. Un resquicio a la esperanza rusa.

Crecido, el Lokomotiv comenzó a dominar. Primero llamativo, luego casi sonrojante. Hasta que Thomas, que siempre mira adelante, cogió el balón, lo bajó y a jugarlo, para que Correa siguiera alborotando. Juanfran estampó una pelota en el palo y el Lokomotiv trató de seguir respondiendo, como antes, ahora con una contra de Farfán. Pero el área de Werner la defendía Giménez y si Giménez dice: “Por aquí no pasas”, es que no pasas. Es enorme. Y está descomunal. Así llegaría el descanso.
Grave lesión de Filipe

Nada más regresar de la caseta, Saúl terminaría de hundir al Lokomotiv. Se cosió un balón a la bota y buscó a Filipe. El brasileño se lo devolvió, Koke mediante, dejándolo pasar, y Saúl lo envió a la red. Se acabaría el Lokomotiv, no el partido. Porque hubo más goles, sí. Ese de penalti de Torres, el 1-3, su primero en la tarde. Lo habían cometido sobre Griezmann, que acababa de salir, que jugaba un rato, no vaya a enfriarse su racha. Y también el segundo de El Niño, el 1-4. Ese que llegó justo después de ese momento, esa jugada: Éder se plantó en el área y Filipe corrió a frenarle, el pie por delante. El portugués, por inercia, sin querer, lo golpeó como si fuese el balón. Filipe no volvería a levantarse. Y eso sí que heló al Atleti, no el frío de Moscú.

En los últimos minutos, Torres buscaría el hat-trick y Koke brillaría pero la escarcha seguía ahí, sobre el banquillo del Cholo. Era uno de esos fríos que sólo quitan las buenas noticias en un parte médico. Y mira que lo intentaron Correa y Griezmann, con una maravilla final. Primero el argentino, pintando un sombrero sobre Rybus. Después, Grizi, con una vaselina que lanzó a la red como si el balón fuese su hija, tocándolo con delicadeza, acariciándolo como el Atleti ya acaricia el Road to Lyon. Ya está en cuartos. Y ojalá fuera con Filipe.



Patricia Cazón (As.com)

Previa Lokomotiv - Atlético


Sellar el pase a -4º
15/3/18   17.00   RZD Arena
El Atleti viaja a Moscú para rematar el pase a cuartos. A pesar del buen resultado de la ida (3-0) los rojiblancos tendrán que jugar en un escenario incómodo a -4 grados bajo cero y probabilidad de nieve. Oblak, Costa y Gameiro, que se recuperan de unas molestias, no jugarán el encuentro.

domingo, 11 de marzo de 2018

Atlético 3 - Celta 0

Griezmann lidera otra goleada
GRAN PARTIDO DEL FRANCÉS EN OTRO 3-0



Para Griezmann, la felicidad es un estado que le sale de la bota con forma de gol, directo a una red. El de ayer fue una maravilla, otra. Moría la primera parte cuando el partido mejor estaba. Más abierto, con ocasiones para un Atleti trabado, con ocasiones para un Celta en ese momento con brío. Entonces, su bota. Le llovió el balón encima, en el área pequeña, después de que Giménez saltara a rematar un córner, quizá con falta sobre el Tucu Hernández. Esquinado, a dos palmos y medio de la portería y de Rubén, que tapó bien, Grizi controló, recortó a Jonny y tuvo tiempo hasta de pensar qué quería, adónde enviarlo. A la escuadra. Con la derecha. Lo escrito, un escándalo.

Iba la tarde de maravillas porque, no había comenzado apenas el partido, y su compañero de ataque, Costa, ya había dejado otra. De espaldas, encajonado por dos rivales, logró sacar el balón de tacón, sin darse la vuelta, con Lopetequi en el palco. Éste lo agarró Vrsaljko para convertirlo en otro de sus pases de gol, pero Grizino llegó por un poco.

El Atleti había salido dominador pero, como ninguno de sus intentos terminaba en la red de Rubén, le fue dejando al Celta el balón. Un Celta que resistió a esos primeros minutos y que se iba presentando al Metropolitano. A su hierba, su acústica, su cielo medio techado. Pero era el suyo dominio estéril. Oblak, que estaba, podía no estarlo: en ninguna foto salía. Quizá era la hora, la lluvia que iba y venía, pero el juego tuvo un rato de siesta, horizontal, sin necesidad de porterías, hasta que volvió a aparecer Costa, para devolverle pulsaciones y encabezar otro arreón del Atleti. Corría, cuerpeaba con Sergi Gómez, pedía balón. Un animal suelto y con hambre. Sería el Celta, sin embargo, quién acarició primero el gol.

Fue a balón parado, jugada ensayada, 30’, su primera vez ante Oblak, que sí, que estaba. Pero perdonó. Primero falló Roncaglia, a quien Aspas había cedido de cabeza, en corto. Después Sergi Gómez, a quien le cayó el balón. Disparó a matar a tres metros de Oblak. Disparó fatal. Por si acaso, ahí apareció un pie para enviar al córner. Era de Godín. El mismo que en la jugada siguiente casi regala un gol al Celta. Se confió en la salida y le robó el balón Maxi Gómez, que cedió a Aspas, que envió fuera. Perdonó el Celta y cuatro minutos después se lo hizo pagar Griezmann, sacándose esa maravilla de la bota.


Regresó el partido de la caseta con más batalla, golpes y un pisotón: el de Sergi Gómez a Costa, de los que hacen daño, de los que dejan cojo. También dejaba dos fotos de Oblak. Una, que tenía que usar la pierna de Giménez para sacar de puerta, él no podía, dolía. La otra, en una ocasión de Radoja, al palo. Volvía a perdonar el Celta. Mataría el Atleti en la jugada siguiente.

Griezmann mediante, claro, con un pase del que colgar muchos adjetivos. Brutal, espectacular, marca Griezmann: se inventó un hueco entre las piernas de TucuHernández y allí envió el balón. Buscaba a Vitolo, muy participativo, que se desmarcó y definió picando por encima del portero. Golazo, chut de confianza. La goleada la cerró Correa (gran pase de Koke) nada más entrar en el campo por Vitolo. Era tres minutos después de su gol. Sería seis antes de que todo el Metropolitano, se pusiera en pie. Despedía a uno de los suyos. A Griezmann, su francés de la bota feliz.

(Al partido le quedarían aún treinta minutos pero, salvo la recaída de Aspas de su lesión, una mano de Oblak a Maxi Gómez y el susto de ver a Costa irse sin bota, por aquel pisotón, el francés lo había finiquitado ya. Don Antoine, otra vez más).


Patricia Cazón (As.com)

Previa Atlético - Celta


Continúa la Liga del Atleti
11/3/18   16.15   W. Metropolitano
La Liga del partido a partido. Pese a estar más lejos que la jornada pasada, el Atleti buscará una victoria ante el Celta que mantenga la presión al líder y distancia con los perseguidores. El Celta tiene un difícil escollo en su lucha por meterse en los puestos de Europa League, ahora a 5 puntos, y muy disputados esta temporada. 

jueves, 8 de marzo de 2018

Atlético 3 - Lokomotiv 0

El Atleti se abriga para la vuelta
DEJA LA ELIMINATORIA PRÁCTICAMENTE SENTENCIADA CON UN GRAN DOMINIO

Cuando el Atlético se estaba concediendo lujos innecesarios, claramente perjudicado por los cambios, aún tuvo arrestos Juanfran para ganar la pelota, primero, y la línea de fondo, después, poniendo a Koke desde ahí el tercero del Atlético. Lo del lateral encontró el clímax a última hora, pero había resultado emocionante toda la noche: que se sepa él no ha dicho "juego o me voy", que se sepa cada vez que juega honra la rojiblanca. Esa diana liquidaba definitivamente la eliminatoria, o eso parece, pero a Moscú habra que ir, veremos con quiénes.

Porque al público no tanto, pero al Atlético le vino bien que el partido se jugara pronto. En un par de horas, ya puesto, aún podía haber perdido algún efectivo más. Para lo de Oblak el personal venía preparado desde la noche anterior, así que, siempre atento con el espectáculo, el equipo rojiblanco obsequió con otra sorpresa, ésta en forma de gastroenteritis. Godín fuera, Lucas dentro. A jugar.

Se ha mencionado aquí al ausente Jan. Conviene recordar que cuando el esloveno tomó la alternativa rojiblanca venía de todo un Benfica, con el que incluso había jugado finales europeas, lo cual no fue óbice para que, tras fallar en el estreno, los más histéricos pidieran su devolución inmediata mientras los moderados lo envíaban unos meses al rincón de pensar. Luego, cuando por fin se hizo con el puesto, pasó lo que pasó. Así que no vayamos a juzgar al bueno de Werner por un partido en el que, por cierto, apenas tuvo una que parar. El Lokomotiv será lo que se quiera, pero además de eso es buena gente.

Para cuando el partido llegó al descanso, seguíamos desconociendo si Axel es o no portero. El equipo ruso no tuvo a bien acercarse, siquiera fuera para darle la bienvenida al continente, entre otras cosas porque Giménez ya se había hecho un llavero con Éder. La única potable entonces la dibujó uno de los Miranchuk, el bueno, por lo que cuentan, pero Alexsei estropeó su internada con un piscinazo infame.

El Atlético ya andaba por delante. Saúl había buscado sin encontrar, conduciendo la pelota con la vista arriba, como debe ser, mientras sus compañeros no se daban por aludidos. Hecha la diagonal, lejos aún de la portería, al canterano sólo le quedaba una opción, facilitada además por el hecho de que Kverkevelia apostara por la defensa a distancia. "No será capaz...", debió pensar el central del Lokomotiv. Y se equivocó, claro, porque Saúl es capaz. Sobre todo con el marcador a cero. Así que sacó un zapatazo, resbalándose y todo, ante el que Guilherme compuso una estirada tan estética como ineficaz. Era gol. De la nada.

El Atlético se había adueñado enseguida de la pelota y echaba el rato buscando una combinación hacia la portería, pero eso de momento apenas servía para comprobar que Semin se había atrincherado con cinco en la zaga, primero; que Correa sería capaz de acabar con la paciencia de un ejército de pescadores, después; y que, en fin, no había modo de habilitar el pase que enlaza mediocampo con delantera.

De hecho la mejor aparte del gol vino por una grosería del meta visitante, que debe ser brasileño para todo menos para manejar una pelota con los pies: Griezmann no afinó desde una banda con la que había arrebatado al muchacho, que poco después repitió error repitiendo consecuencias: ninguna. Al descanso, 1-0.

Lo bueno de que Correa sea sinónimo de caos es que sus compañeros ya se lo saben: así que, cuando en el arranque de la segunda parte perdió la enésima, ahí estaban sucesivamente Thomas para recuperarla, Saúl para ponerla, Griezmann para pegarla y Costa para acertar en segunda jugada después de que Guilherme, con la mano sí, sacara una parada prodigiosa. El viento a favor que mantenía el partido aún pudo dar ahí para el tercero si el colegiado tiene a bien traducir en penalti la clarísima mano con la que Corluka sacó otro zarpazo de Diego. Se ve que al continente ha llegado el rumor: no hay penaltis en el Metropolitano.

Llegado a cierto punto, Simeone modificó lo de arriba. Primero introdujo a Vitolopor Griezmann para adelantar a Correa, pero después prescindió directamente del argentino y de Costa para introducir a Gameiro y Torres. Al Atlético no le sentaron bien esos movimientos, de modo que se perdió la efervescencia. El Lokomotiv se acercó por el qué dirán e incluso Lysov, que había suplido al lesionado Ignatyev, tuvo a bien probar por fin a Werner. Casi 80 minutos habían pasado. Un rato después, Juanfran seguía corriendo. Un rato después, Juanfran servía el tercero y último.


Alberto R. Barbero (Marca.com)

miércoles, 7 de marzo de 2018

Previa Atlético - Lokomotiv


La Europa League sí es posible
8/3/18   19.00   W. Metropolitano
No será fácil, pero el Atleti tiene en la Europa League la opción más posible de festejar un título. Alejada la Liga con la derrota en Barcelona, los rojiblancos deben conseguir un buen resultado en casa que les permita ir a Moscú con mayor tranquilidad y puedan sellar el pase a cuartos. 

domingo, 4 de marzo de 2018

Barcelona 1 - Atlético 0

El Atlético se aleja de la Liga
EL ATLÉTICO RONDÓ LA PORTERÍA PERO NO PUDO DISPARAR NI UNA VEZ A PUERTA

El Atlético de Madrid cayó en casa del líder por la mínima en un intenso choque que se decantó del bando local: un gol de Messi mediado el primer tiempo en una falta directa decidió el partido. Si el primer tiempo fue para los azulgranas, los rojiblancos dominaron en la segunda pero el empate no llegó a pesar de los esfuerzos del Atlético por equilibrar la balanza. Fernando Torres no disfrutó de minutos en el envite.

Tras un emotivo homenaje al recientemente fallecido Quini, toda una leyenda en el equipo blaugrana y el fútbol español, comenzó el choque con el cuero en manos del conjunto local. Mientras el Atlético buscó plantarse con solidez sobre el terreno de juego y compactar las líneas. A los cinco minutos Oblak ya detuvo una primera ocasión de Coutinho. Messi también amenazó desde la frontal con un lanzamiento de falta y un disparo desde la corona del área anulado por el guardameta.

El líder buscaba el primero con insistencia, buscando perforar la defensa con diagonales y combinaciones eléctricas que acabaron por dar fruto. Una falta en la corona del área acabó en un lanzamiento perfecto de Messi, directo a la escuadra, frente al que nada pudo hacer Jan Oblak. Seguía el acoso con un nuevo lanzamiento, esta vez un zurdazo con la firma de Coutinho. En la recta final del primer tiempo ganó metros el conjunto de Simeone, asomándose al campo local pero aún lejos del arco de Ter Stegen. Antes Iniesta tuvo que retirarse de la partida tras un golpe en la cadera.

Al regreso de vestuarios los mismos protagonistas que acabaron el primer tiempo volvieron a la batalla con el Atlético en busca de la igualada. Los índices de posesión se equilibraron y la escuadra madrileña rondaba con criterio las inmediaciones de Ter Stegen. En el 58’ llegó el primer cambio visitante, con la entrada de Correa por Vrsaljko. Poco después fue Gabi quien dejó su sitio a otro atacante, Kevin Gameiro (56’).

Por último Lucas Hernández entró por Filipe Luis. Los cambios terminaron de desatar el partido, con idas y vueltas en las que tanto el empate como el segundo rondaron el marcador. La igualada asomó en el Camp Nou por medio de Gameiro, pero su gol fue anulado por fuera de juego de Diego Costa. Ya en la recta final un remate de Busquets en el segundo palo fue directo a las manos de Oblak, siempre en guardia. El próximo jueves, cita en la Europa League frente al Lokomotiv en el Wanda Metropolitano.


Ficha del partido:
Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Coutinho (Paulinho, 84’), Rakitic, Busquets, Iniesta (André Gomes, 35’); Messi y Luis Suárez.

Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko (Correa, 59’), Giménez, Godín, Filipe Luis (Lucas, 75’); Saúl, Thomas, Gabi (Gameiro, 66’), Koke; Griezmann y Diego Costa.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Mostró tarjeta amarilla a los locales Messi (29’) y Rakitic (69’); y a los visitantes Vrsaljko (31’) y Giménez (57’).

Goles:
1-0 (26’) Messi transforma una falta directa.



Web Oficial del Jugador

sábado, 3 de marzo de 2018

Previa Barcelona - Atlético


Asalto al líder
4/3/18   16.15   Camp Nou
Mucho más que tres puntos. Cuando se creía la Liga por imposible, el Atleti ha recortado puntos al líder hasta colocarse a 5. A falta de 12 jornadas por disputarse, este duelo puede poner a primero y segundo a 2 u 8 puntos. Difícil partido ante un Barcelona que aún no ha perdido en esta Liga, pero el Atleti, con Griezmann en racha, quiere cambiar el guión.

miércoles, 28 de febrero de 2018

Atlético 4 - Leganés 0

Griezmann avisa al Barsa
4 GOLES DEL FRANCÉS QUE PUDIERON SER MÁS



Cuatro goles de Antoine Griezmann dieron la victoria al Atlético de Madrid en el derbi frente al Leganés, un choque pasado por agua en el que los locales impusieron su ley con dos tantos en cada tiempo. Fernando Torres disputó el tramo final del choque tras reemplazar a Diego Costa en el 72’. Con este resultado, el conjunto rojiblanco visitará el domingo al líder, ahora a una distancia de cuatro puntos pero con un partido pendiente a disputar el jueves en Las Palmas. -Así va La Liga Santander-

Antes del pitido inicial se guardó un minuto de silencio en memoria de Enrique Castro 'Quini', la leyenda del gol que falleció en la jornada previa al choque. Después el homenaje corrió a cargo del fútbol: presión, ritmo alto de juego, verticalidad y hambre de gol. Así salió el Atlético ante el Leganés, creando peligro en la meta de Cuéllar desde los 12 segundos de partido, cuando el meta visitante detuvo la primera ocasión de Diego Costa. Saúl buscó también el gol a los dos minutos pero su disparo se marchó fuera. El Leganés tuvo que despertar pronto porque veía la que se le venía encima. Avisó Eraso en el minuto 11 pero no encontró portería.

El que se acercó más fue Griezmann, que en un golpe franco directo estrelló su disparo en la cruceta. Le siguió Gumbau con un zapatazo desde fuera del área que encontró el travesaño de la meta de Oblak. En ese intercambio de golpes fue Correa el que obligó a Cuéllar a intervenir. Era el preludio del primer gol porque en el 26, un genial pase de Koke en profundidad a Griezmann lo aprovechó el francés para plantarse ante Cuéllar y batirle por bajo. Poco después, en el 35, el segundo golpe franco sí fue para dentro. 2-0 y el Atlético quería más. Con un juego vistoso y al primer toque, Griezmann pudo redondear su actuación con otro gol pero Cuéllar lo evitó con su rápida salida.

El guión de la segunda mitad fue el mismo que el de la primera. Eso sí, la primera ocasión fue para el recién incorporado Amrabat, que obligó a Oblak a desviar a córner su disparo. Pero, de nuevo, fue el Atlético el que asestó un nuevo golpe, letal ya, para decidir el partido si es que no lo estaba. Griezmann, omnipresente en el partido, abrió para Filipe Luis a la banda izquierda y se colocó para recibir el centro en el interior del área. Testarazo y a la jaula. Pero no se quedaría ahí el francés, porque poco después anotaría su cuarta diana de la noche. Un póker de goles para sumar 101 con la rojiblanca.

A continuación la oportunidad de ampliar fue para Diego Costa, que en su mano a mano con Cuéllar pegó con su remate en el hombro del cancerbero. Justo a continuación el brasileño fue reemplazado por Fernando Torres, a la vez que Gameiro entró por Griezmann de cara a un tramo final en el que no se movió el marcador, a pesarde los esfuerzos arriba por hacer el quinto. El Leganés optó a maquillar en la última acción, pero Oblak detuvo con seguridad en la cepa de su poste izquierdo. El domingo, próximo partido frente al Barcelona en el Camp Nou.


Ficha del partido:
Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe Luis; Koke, Thomas (Vitolo, 60’), Saúl, Correa; Griezmann (Gameiro, 72’) y Diego Costa (Fernando Torres, 72’).

Leganés: Cuéllar; Bustinza, Mantovani, Ezequiel, Rico (Amrabat, 46’); Omar Ramos, Gabriel (Mozo, 46’), Gumbau, Raúl García; Eraso (Naranjo, 56’) y Guerrero.

Árbitro: Estrada Fernández (Comité Catalán). Mostró tarjeta amarilla al local Griezmann (69’) y a los visitantes Gumbau (53’), Omar Ramos (82’) y Bustinza (86’).

Goles:
1-0 (26’) Griezmann recibe un pase en profundidad de Koke, se marcha por velocidad de su par y bate por bajo a Cuéllar.
2-0 (35’) Griezmann transforma una falta directa en la media luna del área.
3-0 (56’) Griezmann cabecea a la red un centro medido de Filipe Luis desde la izquierda.
4-0 (67’) Griezmann remata desde cerca un centro de Diego Costa.



Web Oficial del Jugador

Previa Atlético - Leganés


Miércoles de derbi
28/2/18   21.30   W. Metropolitano
El Atlético puede aprovechar este derbi en el Wanda para seguir abriendo brecha con el Real Madrid y meter presión al Barcelona en el partido previo al Camp Nou. El Leganés llega a un campo muy difícil con sólo 2 puntos de 15 posibles, y con la artillería rojiblanca a punto.

domingo, 25 de febrero de 2018

Sevilla 2 - Atlético 5

El Atleti saca las armas



Había aprendido Simeone de la Copa y no se dejaría derribar por los mismos golpes. Allá donde Montella hizo daño hace un mes ahora tenía escudos. Oblak el primero. Porque no era el segundo 28 cuando el Sevilla se presentó por primera en su área pero casi. Minuto 2 y Muriel que se cuela a Godín y dispara solo, mano a mano, ante el portero rojiblanco. San Jan de pronto se hizo gigante. Sacó manos, cuerpo y manopla, repelió el balón. El rechace, de Correa, lo vería irse fuera. En su portería no dejaría pasar ni a su madre. La de Rico la llenó de agujeros Simeone. Sólo necesitó tres cosas: un robo, magia y un milagro.

Y eso que en los primeros minutos, el Sevilla no dejaría de llamar a la puerta. El partido sólo tenía una dirección: la que corrían las botas del Sevilla. Alegre y con ganas, Nzonzi no dejaba de lanzar jugadores a la portería del esloveno. Con cuatro centrocampistas, el Atleti era incapaz de tener el balón. Entonces se escuchó un clac. Fue leve, casi imperceptible, pero cambiaría el partido para siempre. Había sonado en el gemelo de Navas, aquel que se descubrió como lateral hace un mes ante el Atleti y que, desde entonces, no había descansado. Montella jugaba contra dos rivales. Simeone y la fatiga. El último ya le había marcado un gol; ese Navas roto. El primero sólo necesitaría unos minutos más.

Layún salía frío, Thomas y Gabi iban ensanchando sus dominios, en el cielo todo eran balones en largo, rebotes cuando apareció él. Primero él es un sonido, dos pies golpeando el suelo de Nervión con la fuerza de un ejército. Él es una figura que corre hacia la portería contraria e intenta rebasar a Mercado como si éste fuese un semáforo en verde y arrolla a Lenglet, con amarilla. Él se convierte en ese cruce de miradas entre Rico y Banega: saca el portero al centrocampista y de pronto el miedo sacude al Pizjuán. Porque entonces aparece él y le roba el balón al argentino, que no revisó su espalda, que no sintió sobre ella el aliento de la Bestia. Él roba y hace el gol. Él se levanta y pasea su dedo por su nombre en la espalda. Die-go-Cos-ta. Por si al Pizjuán se le hubiese olvidado. Es el ruido, la furia, el caos.

Poco después, el Sevilla bajaría los brazos. Si primero hirió La Bestia, después lo haría El Artista. Porque Griezmann se sacó un pincel de la bota cuando el descanso asomaba para hacer arte en medio del barullo. El francés se vistió de Messi y atrapó un balón en la frontal, que venía rebotado, para inventarse un gol con la pierna derecha, su mala, ja, y enviar la pelota entre tres rivales a la escuadra contraria. Simeone se iba al descanso con el traje impoluto y amarrado a la diestra del francés. Cresta al viento, las manos de Grizi imitaban una guitarra. Bailaba Costa. Qué pareja tiene el Cholo. Costiezmann.



Acababa de regresar el partido del descanso cuando juntos obrarían el milagro. Porque Costa corrió y le derribó Rico en el área y, de pronto, se escuchó un silbato. Del árbitro. Penalti. Al Atleti hasta le sonó extraño. 30 partidos hacía que no lo escuchaba. Lo metió Griezmann. Raso y pegado al palo. Tercer gol del Atleti.

Y habría un cuarto. Ya se sabe: “aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo”. La defensa del Sevilla, deshecha, se estremecía cada vez que corría un rojiblanco. Griezmann les robó otra pelota y asistió de tacón para el gol de Koke. Fue justo después de que enviara un balón al palo, Simeone miró a su banquillo para añadirle otra cosa al partido: ex.

Vitolo y Gameiro al campo mientras el Pizjuán silbaba, rugía y Griezmann se pedía un último gol. Saúl se lo daría. Sarabia y Nolito, mientras, pusieron el honor para Montella, con dos goles que no maquillaron la catástrofe. El Atleti se había desconectado ya. Mirando al Lega, desafiando al Camp Nou. Vuela alto sobre esa capa. Pilota Griezmann.

Patricia Cazón (As.com)

Previa Sevilla - Atlético


La Venganza de la Copa
25/2/18   20.45   Sánchez Pizjuán
No lo consiguió en ambos partidos de Copa, y ahora El Cholo cambia las armas para conseguir una victoria en Nervión. Para mantener las distancias en la tabla, los colchoneros deben salir de Sevilla con los 3 puntos. Montella alineará a los once que eliminaron al Atleti.

sábado, 24 de febrero de 2018

Entrevista a Fernando Torres

Fernando Torres con José Antonio Marina
Aquí os copiamos esta magnífica entrevista de Fernando Torres con el filósofo José Antonio Marina de su web. En esta entrevista de Pedro Simón tratan interesantes temas como los verdaderos entrenadores, el papel de los padres o el saber perder.




Arrancaba 1996, Jorge Valdano tenía las horas contadas como técnico del Real Madrid y en la grada abarrotada de gente se desplegaba una leyenda como un nubarrón: «Fuera, filósofo». Juan Villoro le preguntó años después a Valdano por aquella andanada. El argentino le contestó: «Imagínate lo que debe de haber pensado algún filósofo de verdad... que tal vez estaba entre los 100.000 espectadores».

Aquel falso filósofo fue expulsado del Bernabéu tras perder frente el Rayo, de la pancarta nunca más se supo y de algún modo la revancha se juega hoy: hemos devuelto a un filósofo de verdad, con su arcabuz de ideas, a un campo de fútbol. Para que converse con un niño muy grande.

Junto al césped de la ciudad deportiva del Atlético de Madrid en Majadahonda, el filósofo José Antonio Marina y el futbolista Fernando Torres hablan de filosofía, de las masas, de los padres que insultan, de saber perder, de esos maestros que parecen entrenadores y de esos entrenadores que devienen en maestros.

Entre Kant y Luis Aragonés, entre el criticismo y el contragolpe, entre la dialéctica larga y el pase en corto, este encuentro es un homenaje al fútbol como debiera ser.

- Un placer, Fernando. Me ha encantado hablar contigo.

- Lo mismo digo, José Antonio. Una gozada.

- Te iba a pedir un favor... ¿No me firmarías un autógrafo para mi nieto?

Es el adiós. Fernando tiene una oferta del fútbol chino. Hace mucho frío hoy en la ciudad deportiva. Se abraza a sí mismo por encima de la chaqueta. Hay despedidas que parecen para siempre.

Pregunta. Quería empezar con esos padres que van a gritarle al árbitro a un modesto campo de fútbol...

José Antonio Marina.
 Cuando hablamos de las virtudes educativas del deporte, yo me refiero a la práctica del deporte. El espectador del deporte es otra cosa. Los padres muchas veces se pasan de la raya. Porque el apasionado pasa con mucha facilidad a la agresividad. Yo creo que eso, Fernando, lo veis muy claro en los espectadores.

Fernando Torres. Sí, es verdad... Esto en algún momento se tiene que parar. Yo lo he vivido con compañeros, chicos a los que sus padres presionaban demasiado. Uno de los problemas es que los padres ven en el hijo una salida a una situación económica... Ven los coches de los futbolistas en televisión, sus casas en las redes sociales, lo bien que les va... Yo recuerdo un partido con 11 años en Leganés. Me cambiaron e iba para el banquillo. Había un señor en la grada diciéndome de todo. «Leñero», «desgraciado», «malnacido»... Iba con la mirada gacha, asustado, muerto de vergüenza. Levanté la cabeza para ver quién era y mi padre estaba muy sereno al lado de ese señor. Y no le dijo nada... Yo tengo mucha suerte con mis padres. Viendo lo que ellos me han enseñado he aprendido mucho. Aquí se puede ir a un campo de fútbol a insultar: qué más da que haya niños. En nosotros está cambiarlo: incluso en los futbolistas, cuando nos encaramos con un rival. Tú eres lo que haces. Y mucha gente te está viendo.

P. ¿Es importante que un niño practique deporte?

J. A. M. Hoy la infancia española tiene un problema tremendo porque los niños hacen poco ejercicio. Están todos enganchados con las tablets, los móviles, los dispositivos... La obesidad es una de las epidemias que tenemos en la infancia. Pero es que además practicar un deporte significa que te acostumbras no sólo a jugar, sino a entrenarte. Eso significa esfuerzo. Voluntad. Disciplina. Jugar en un equipo exige una especie de generosidad especial, humildad, el saber que trabajas para un colectivo por encima de ti.

F. T. Yo jugué al fútbol porque me gustaba, sin pensar que un día podría llegar a ser profesional. Dedicaba tres días a la semana de mis tardes, me tiraba una hora de ida y una hora de vuelta, en Cercanías, de Fuenlabrada a Orcasitas, haciendo los deberes por el camino. Y al llegar a casa, baño y a acabar la tarea. La única condición es que tenía que aprobar. Hacía lo que me gustaba. Pero ellos me exigían eso. Y a cambio se sacrificaban y me acompañaban y me traían. Mis hermanos se levantaban un domingo a las ocho de la mañana (seguramente después de haber salido, eran mayores que yo) para llevarme al campo. Entonces yo veía que el deporte me estaba ayudando a acercarme a mi familia... A mí el fútbol me ha dado todo eso: saber que necesitas a los otros.
Fernando Torres y Antonio Marina: Foto: Antonio Heredia

J. A. M. Hablando de eso, me gustaría hacerle a Fernando una pregunta: me interesa mucho el entrenamiento, tanto es así que a mis colegas docentes me gusta decirles que deberían considerarse entrenadores. ¿Qué importancia han tenido los tuyos?

F. T. Recuerdo a mi primer entrenador, Manolo Rangel, con el que sigo teniendo contacto. Luego a mi entrenador en juveniles, que fue Abraham. Y luego a Luis Aragonés. Son los que me han marcado más. Porque vieron algo diferente en mí y así me lo hicieron saber. No me dieron un mensaje de presión, sino de ilusión... El entrenador es importante cuando te da esa confianza de poder mejorar, probar, equivocarte... Y seguir teniendo su apoyo. Los que me marcaron fueron los que más creyeron en mí.

J. A. M. Tiene muchísima importancia lo que dice Fernando: que una faceta importante del entrenador es descubrir capacidades en la gente a la que entrena. Así como hay personas que truncan posibilidades, hay otras que provocan lo contrario: te abren posibilidades, pero también exigencias. Un entrenador que no te exigiera nada, que intentara ser tu amigo tal y como dicen algunos docentes que son de sus alumnos, no te iba a hacer progresar. Administrar la regañina cuando lo haces mal, pero también el elogio cuando lo haces bien. ¿A ti, Fernando, no te parece que el saber elogiar es una forma de ayudar a crecer?

F. T. Depende. Recuerdo en mi época con Rafa Benítez, todo me iba fenomenal, acababa de marcar tres goles, todos me firmaron el balón. Todos me ponían: «Eres el mejor» o «enhorabuena». Cosas así. Lo que Benítez me puso en el balón fue: «Hoy has perdido ocho balones». Era la forma que él tenía de que mejorara. Eso también lo vio Aragonés. Luis a mí me lo hizo pasar fatal, me exigía muchísimo, me hacía estar en el banquillo, quedarme solo a entrenar... Tú en ese momento piensas: «Este tío me quiere machacar, me quiere hacer daño». Y con el tiempo te das cuenta de lo importante que fue. Nos volvimos a encontrar unos años después, íbamos a jugar la final de la Eurocopa y me cogió solo en un pasillo, me puso contra la pared y me dijo: «Hoy es nuestro momento, usted va a meter un gol y vamos a ser campeones de Europa». Ahí vuelves atrás y te acuerdas de cuando te dejaba 30 minutos solo controlando el balón, o tirando a una portería... Te acuerdas de esa persona que cree en ti en el momento más importante y te dice que tienes que ser tú.

Una de las cosas que más frustración le produce al futbolista es no haber estudiado más allá del Bachillerato: «Ir a la universidad, empaparme de ese ambiente...». Lo intentó en su día y se metió en una escuela superior de negocios. Pero el Atleti ya era una droga voraz y sólo duró seis meses.

Una de las cosas que más echa en falta el filósofo es no haber podido ser portero. Lo intentó en su tiempo. Y aún hoy. Pero de aquella manera: cuando el nieto le lanza unos tiros, Marina se deja los goles.

P. ¿Qué falla en la educación?

F. T. El principal problema es que se piensa que a los niños tienen que educarlos en el colegio, cuando han de ser educados en casa. Al colegio van a completar su educación, a aprender... Pero la educación empieza en casa, en lo que ven, en lo que sienten, en lo que intuyen los niños... Cuando yo iba al colegio me aburría... Hasta que no empecé el instituto no encontré algo que me motivara. Sin embargo, ahora veo a mis hijos (los mayores tienen ocho y siete años) y ya están motivados con algo que les gusta, porque sus educadores saben tocar esa tecla antes. El ser feliz y el estar contentos les va a hacer ser mejores. Salen del colegio, encienden la tele y nos ven gritándonos unos a otros, los insultos como algo cultural, el ejemplo que damos, la corrupción... Por desgracia, ver que alguien en un campo grita «¡eres muy malo!» se ha convertido en algo gracioso. Si yo veo a mi hijo haciendo eso, se me cae la cara de vergüenza.

J. A. M. Hay padres y madres que no se ocupan de la educación, pero los hay que se angustian mucho preguntándose si lo estarán haciendo bien. Hoy en día es normal que ambos trabajen, que lleguen culpabilizados, sobre todo las madres, pensando que no lo están haciendo bien. Y con una idea: si tengo poco contacto no voy encima a ponerme dura con el niño... Tienen un problema muy serio en poner límites a los niños, si se estarán pasando o no estarán llegando. Antes había dos canales de educación: la familia y la escuela. Y el entorno colaboraba. Nosotros jugábamos en la calle, cualquiera que pasara podía reprenderte si estabas haciendo trastadas...

P. La tribu educaba.

J. A. M. En efecto. Eso se ha roto. Los niños reciben mensajes muy diversos ahora. A través de los medios, de internet... En nada, Fernando, tendrás el problema de si les das un móvil o no, cuántas horas les vas a dejar frente a la pantalla...

F. T. Ellos no tienen la infancia que yo tuve, que no fue peor ni mejor pero sí distinta, y para mí es muy difícil hacerles entender el trabajo que cuesta ganar las cosas, lo difícil que es tener las cosas que ellos puedan tener, porque a mí me ha tocado crecer en un barrio humilde en Fuenlabrada y ellos viven en un espacio diferente y tienen muchas más cosas de las que yo tenía. Me es difícil explicarles, pero es que también es injusto exigirles que lo entiendan, porque ellos han vivido así. También aprendemos de ellos.

J. A. M. Los padres tienen tres herramientas educativas: la primera es la ternura. Los niños deben saber que el cariño que se les tiene es incondicional. La segunda es la disciplina: los niños tienen que saber que las cosas tienen límites. La de veces que nos han dicho a nosotros los chicos: «¿Pero por qué mis padres no me habrían dado una bofetada a tiempo?». Los chicos interpretan la falta de límites como falta de interés. Cuando los padres no ponen límites porque piensan que lo van a interpretar como falta de cariño. La tercera cosa que necesitan los niños es comunicación. Estas tres cosas las van a necesitar también en la adolescencia, momento en el que todo se complica. Aunque la rechacen, seguirán necesitando ternura; aunque protesten, seguirán necesitando límites; aunque no quieran comunicarse en esos años, seguirán necesitando comunicación.

F. T. El cariño, las normas y el explicarles el por qué... No sólo decirles que no y dejarles ahí con su enfado. A mi hijo Leo, al que riño mucho, muchas veces le tengo que explicar. Este verano estábamos en un parque, había un niño que se sacaba el moco y se lo enseñaba a los otros niños... Yo se lo puse de ejemplo: «¿Tú quieres convertirte en una persona así de desagradable? Pues yo te tengo que decir lo que está bien y lo que está mal».

J. A. M. Supongo que lo habrás comprobado, Fernando, los niños son más inteligentes de lo que creemos. Y entienden muy bien una cosa: cuando eres justo o cuando no.

F. T. Muchas veces te lo dicen. Y te lo hacen ver. Y les pides perdón. No hay que tener miedo a pedirles perdón, a decirles «te quiero», a darles un abrazo delante de los amigos.
Fernando -que un día nos dijo que un ídolo es «esa madre que tiene que dar de comer cada día a cinco hijos» y no él- tuvo una grave lesión siendo adolescente (la tibia y el rotuliano). Parecía que el sueño se acababa, pero nueve meses después debutaba con el primer equipo del Atlético de Madrid. Es aquello que decía Kant, el filósofo de cabecera de Marina: que la inteligencia de un individuo se mide por la cantidad de incertidumbres que es capaz de soportar.
Por eso Fernando es un ídolo en su club. Por eso y porque -entre levantar la voz o hacer daño al equipo- el delantero siempre eligió callar.
P. ¿Una sociedad se define por sus ídolos?
J. A. M. España no es país dado a la admiración, nos cuesta aplaudir... Tenemos poca cultura del aplauso, parece que si elogio a alguien me estoy yo casi poniendo en una situación de minusvalía. En las escuelas americanas cada clase tiene que escoger sus héroes, al que ha hecho cosas bonitas en el barrio, por ejemplo. En Inglaterra, el Timestodas las semanas escoge a un gran profesor, a lo mejor de una escuelita remota, promovido por los padres y los alumnos... Esta es una manera de hacer pequeños héroes cotidianos y no sólo los que aparecen en la publicidad o en el cine.

P. Yo no tengo muy claro que sea más fácil saber ganar que saber perder...

F. T.
 En la vida aprendes muy pronto a saber perder, porque la vida está llena de pérdidas. En el deporte aún más. Creo que saber ganar es mucho más difícil porque se aprende más tarde. Es saber actuar después, echar una mano al que ha perdido, recordar cómo te sentiste cuando perdiste algo importante para ti. Y tener un minuto para el otro antes de ir a celebrar.

J. A. M. Estamos teniendo un problema entre niños y adolescentes a los que, por un afán de protegerles, no tienen tolerancia a la frustración. De tal modo que cuando tienen un fracaso se nos vienen abajo. Tenemos que educar para saber soportar las cosas desagradables que vienen...

F. T.
 Pero yo creo que eso es natural. Me acuerdo de cuando era un niño y perdía un partido. Me metía en la habitación y que no viniera nadie a decirme nada. Con el tiempo vas aprendiendo y te das cuenta de que la derrota es parte del deporte.

P. Mirando a ciertas personas que triunfan y cómo lo hacen, casi entran ganas de perder...

F. T. En el deporte hay mucha gente que se retira sin haber aprendido a ganar, sin saber comportarse en la victoria.

J. A. M. Mi abuelo decía: «Te advierto que sólo las águilas soportan las alturas».

F. T. 
Luis Aragonés tenía otra frase que era: «Niño, cuanto más gane, cuanto más alto le construyan el pedestal, la caída más fuerte es... Cuando esté arriba recuerde que estuvo abajo. Pies en el suelo».

J. A. M. Volviendo al tema, en España soportamos mal el fracaso. A una persona que ha fracasado se le dice: «Eres un fracasado». «No lo vuelvas a intentar». Lo contrario de lo que decía antes Fernando de sus entrenadores: lo has hecho mal, pero lo harás bien a la siguiente. En EEUU son cuidadosos con el tipo de verbo que se utiliza para reprender a un niño. No se dice «eres» un torpe. Sino «no te has esforzado». Aquí desvalorizamos mucho al que no lo hace bien. Eso es cruel. Por eso hay muchos que se descuelgan de los estudios y dejan de esforzarse.

F. T. Porque pierden la motivación.

J. A. M. Chicos que dicen que para qué van a esforzarse. Muchas veces salen de la escuela teniendo claro todas esas cosas para las que no valen, pero no para las que valen. Seguro que todos tenemos muchas cosas que podemos hacer bien.
«Fuera, filósofo», se leía en aquella pancarta del Bernabéu. Dado que Torres está meditando estos días dejar el club, no se extrañen si en las próximas semanas leen algo así en el Wanda. «Hasta siempre, 9».

P. ¿A usted le gustaba el fútbol?

J. A. M. Sí, sobre todo de pequeño. Jugaba en la portería. Era del Valencia. Me gustaba mucho un portero llamado Eizaguirre.

P. ¿A usted le gustaba la filosofía?

F. T. Me acuerdo de un profesor que se llamaba Antonio. En esa época para mí era un rollo. Ahora me encantaría estudiarla. En la educación hay cosas que te llegan demasiado pronto.

P. ¿Usted de qué equipo es?

J. A. M. Parece forzado decirlo ahora, pero del Atleti.

P. ¿Y a usted qué tema filosófico le preocupa?

[La respuesta no hace referencia a nadie... O sí]

F. T. 
La generosidad con los demás... Lo raro que es verla.