sábado, 31 de marzo de 2018

Previa Atlético - Deportivo


A defender la Segunda
1/4/18   20.45   W. Metropolitano
El Atlético busca una victoria en casa que le permita seguir teniendo ventaja de 4 puntos sobre el Real Madrid antes del duelo de Liga entre ambos. El Depor, justo en el lado opuesto de la tabla, cuenta con sólo 4 victorias en 29 partidos.

lunes, 26 de marzo de 2018

Jan Oblak recluta a Torres

Fernando Torres apoya la campaña solidaria que apadrina Jan Oblak

El guardameta esloveno del Atlético de Madrid Jan Oblak ha reclutado a Fernando Torres para una causa solidaria: ‘Play With Us’. La iniciativa se centra en las carencias y sueños de los niños más necesitados con el objetivo de hacer realidad para ellos una semana de actividad deportiva a coste cero durante el próximo mes de mayo. Una causa que ya cuenta con el apoyo no sólo de Fernando, sino también del ‘7’ del Atlético Antonie Griezmann.

La dinámica de esta iniciativa, diseñada por Player Promotion y la Cruz Roja de Eslovenia, consiste en recaudar pequeñas donaciones por parte de estudiantes que servirían para ayudar a niños sin medios económicos a disfrutar sin coste de siete días de actividades deportivas en el Debeli rtič Youth and Health Resort, un enclave natural costero a orillas del Mar Adriático. Una experiencia a la que, de no ser por esta iniciativa, no podrían tener acceso.


Web Oficial del Jugador

martes, 20 de marzo de 2018

Goles por el cumpleaños de Torres

Algunos de los mejores goles de Torres
Fernando Torres cumple hoy 34 años y qué mejor manera de celebrarlo que disfrutando de sus goles. Aquí una compilación de algunos de sus mejores goles de su trayectoria futbolística:



lunes, 19 de marzo de 2018

Villarreal 2 - Atlético 1

Continúa la maldición amarilla
LA REMONTADA EN LOS ÚLTIMOS MINUTOS ALEJA AÚN MÁS LA LIGA


Parecía un tropiezo en la misma piedra, ahora me pongo por delante del Villarreal, ahora concedo el empate prácticamente en el mismo minuto que la otra vez, la de la primera vuelta, a balón parado además, pero resultó mucho peor para el Atlético. Porque la visita al punto (fatídico) parecía condenada ahí a dejar un solo punto (en la clasificación), pero la penúltima del partido fue una falta local al área que nadie supo despejar y con la que Enes Unal hizo lo que ya había hecho poco antes: buscarla alojamiento en la portería de Oblak.

Pasión turca, en fin, para la llegada de un viaje que se le hizo demasiado largo al equipo rojiblanco. La penúltima, leyeron antes: la última fue la expulsión de Vitolo, tan absurda como la pelota que había perdido para obligar a que Thomas cometiera la infracción de la que llegó el definitivo 2-1.

Así es el fútbol de nuestras entretelas: el Atlético pedía a gritos cambios para oxigenar su mediocampo, teniendo en cuenta que los cuatro que lo venían formando desde el arranque habían probado el sabor de la nieve moscovita apenas tres días antes, y quizás por eso que se mostraban absolutamente incapaces ya de manejar el esférico con la limpieza que lo habían hecho en el primer acto, pero cuando Simeone se decidió por el carrusel el partido se le vino abajo. Se había resistido, las cosas como son, y el desenlace apunta a que quizás debió resistirse más: si lo del canario por Correa resultó nefasto, lo de Gabi por Griezmannprecedió directamente a la diana del empate.

Había que ver el rostro del francés, contemplando desde el banquillo como se venía abajo el castillo que había construido rato atrás desde el punto de penalti, también es verdad que justo antes del mutis individual y del desastre colectivo había desaprovechado el 0-2 en la única que tuvo su gente tras el descanso. Tuvo que pegarla con la derecha, cierto es, pero una semana antes se la puso en la escuadra al Celta utilizando el mismo arma.

En lo que a sustituciones respecta conviene atender asimismo y desde ya a los movimientos de Calleja, porque Unal firmó su doblete llegando de refresco y porque Castillejo contribuyó también a que se agitara una coctelera de la que el cuadro visitante pretendía a esas alturas prescindir. El partido pareció anestesiado con el 0-1, como tantas veces lo anestesia el equipo del Cholo, pero entre uno y otro se las apañaron para convertirse en el primer equipo de la Liga capaz de ganar al Atlético después de encajar un gol. De remontar a Oblak, que se escribe pronto.

Mucho antes de todo eso, concretamente en el primer minuto de la tarde, Saúldisparó a puerta en jugada que serviría para anticipar lo que pronto se convirtió en tendencia: la de un Atlético con mucho más gusto del habitual por la elaboración... al menos momentáneamente. Arrancó dinámico el equipo rojiblanco y respondió a la contra el Villarreal, así que el partido presentaba un ritmo estupendo que se vino abajo en dos acciones consecutivas, la tremenda entrada de Fornals sobre Saúl que dejó malparado al mediocentro y, sobre todo, el penalti que indicó Borbalán en acción de Jaume Costa sobre Griezmann.

Y quien dice Borbalán dice su asistente de fondo, que al colegiado le delataba el rostro: lo pitaba porque le decían que tenía que pitarlo. De hecho, con la conciencia rondando molesta, ni siquiera amonestó al lateral amarillo. Aquello no tenía pinta de falta, pero si se señalaba correspondía tarjeta. El estadio pasó del silencio al ruido, nada como una decisión arbitral para estas cosas, y a la que el Villarreal dejó de protestar Antoine la clavó inmisericorde. Tanto tiempo alejado de él como estuvo, anda ahora cogiendo el gusto al punto.

La escuadra local buscó el carril de Vrsaljko para devolver el litigio al estado anterior. Anda horrible el croata en defensa, más allá de que muchos metros por delante participara en una combinación deliciosa que Koke estrelló en el palo. Por ahí se le marchó el segundo al Atlético, mientras Costa, Soriano, Fornals e incluso Bacca se relevaban para buscar el agujero en el carril derecho rojiblanco. El balance local de oportunidades, en todo caso, se antojaba escaso al descanso.

Y es que al Villarreal le costaba encontrar el pasillo. También después, no vayan a pensar lo contrario. La posesión ya era suya, pero a la media hora del tramo final apenas le había dado para sendos disparos de Mario y Trigueros. En el área costaba introducirse, porque una legión de pretorianos rodeaba a Jan, pero en éstas apareció Unal, que con un movimiento pícaro y un cabezazo majestuoso hizo bueno el servicio de Álvaro desde la derecha. Ahí se le cayó el tinglado al Atlético, para el que todo fueron malas noticias ya. El 'Submarino' volvió a hundirlo.

domingo, 18 de marzo de 2018

Previa Villarreal - Atlético


El siempre difícil Villarreal
18/3/18   18.30   Estadio de la Cerámica
Los rojiblancos no vencen al Villarreal desde abril de 2015 con gol de Fernando Torres, quien busca su gol 100 en la liga española. Equipo siempre difícil que comandado por Calleja, busca dar caza al Sevilla y asegurar plazas de Europa League. Hoy serán un obstáculo y un reto para los colchoneros. Simeone recupera a los lesionados Costa y Oblak, pero se suma la importante baja de Filipe.

viernes, 16 de marzo de 2018

Sorteo Cuartos Europa League 2017/18

Hace apenas unos minutos, se han extraído las bolas del sorteo de Cuartos de Final de la Europa League 2018. Con la particularidad de que cada equipo era de un país diferente. En este caso, España ha quedado emparejada con Portugal, y el Atlético de Fernando Torres se enfrentará al Sporting. 
La ida será el jueves 5 de abril y la vuelta el 12 del mismo mes en Lisboa.

Estos han sido todos los emparejamientos:

jueves, 15 de marzo de 2018

Lokomotiv 1 - Atlético 5

Mucho Atleti
GOLEADA EUROPEA DE LOS ROJIBLANCOS. DOBLETE DE FERNANDO TORRES. (1-8) EN EL GLOBAL



Simeone había avisado e inventó lo justo en Rusia. Excepto Oblak y Griezmann, todos sus importantes jugaron de inicio. Que no iba el Atleti de paseo, aunque terminó paseándose pero no feliz. Nada feliz. Imposible. Todo lo bueno lo empañó una lesión. La de Filipe. Duele leerlo. Duele escribirlo. Dolió verle. Sin poder levantarse del suelo. Manos al rostro. Y ese gesto, sobre todo ese gesto, el de las lesiones graves.

Había salido el Lokomotiv como con prisa, con más que en Madrid. Tampoco le quedaba otra. A cada minuto que pasaba le quedaba uno menos de vida en la Europa League. Semin blandía dos armas. Una visible, Farfán. Que jugaba. Que esta vez sí arriesgaba. La otra, invisible. Ese frío que se leía en las líneas rojas de su césped, los -12º de sensación. Ese frío colándose entre guantes y ropa térmica que no sentía Gabi, por cierto, en manga corta. Piel from Albacete, siempre un grande, el capi.

Pero si los rusos comenzaron intentando tener más control, más presencia, al final siempre terminaban olvidándose de lo importante, de disparar a puerta. Werner seguía como en Madrid, sin trabajo. Por momentos embarullado, el partido iba al ritmo del balón, que no corría sobre ese césped híbrido, alto y con no muy buen aspecto. Pero al barullo, Correa. Nadie como él para hacer primavera en el invierno ruso. Le bastó con agarrar un balón. Corrió entre regates, pared con Koke y 0-1 en el partido (el 4-0 en la eliminatoria). El Lokomotiv, sin embargo, ni se arrugó: respondió en la jugada siguiente.

Y lo haría con esa arma visible de Semin, Farfán, que en el 18’ hacía aquello que sus compañeros no hicieron en el Metropolitano: testar de verdad a Werner. Buena parada del argentino, que no se había levantado del suelo y otra vez se veía obligado a volar, ahora ante Denisev. Y habría un tercero. El mortal. Un disparo desde fuera del área de Rybus. Ese que entró. Werner, sin visibilidad, ése no pudo pararlo. Empate. Un resquicio a la esperanza rusa.

Crecido, el Lokomotiv comenzó a dominar. Primero llamativo, luego casi sonrojante. Hasta que Thomas, que siempre mira adelante, cogió el balón, lo bajó y a jugarlo, para que Correa siguiera alborotando. Juanfran estampó una pelota en el palo y el Lokomotiv trató de seguir respondiendo, como antes, ahora con una contra de Farfán. Pero el área de Werner la defendía Giménez y si Giménez dice: “Por aquí no pasas”, es que no pasas. Es enorme. Y está descomunal. Así llegaría el descanso.
Grave lesión de Filipe

Nada más regresar de la caseta, Saúl terminaría de hundir al Lokomotiv. Se cosió un balón a la bota y buscó a Filipe. El brasileño se lo devolvió, Koke mediante, dejándolo pasar, y Saúl lo envió a la red. Se acabaría el Lokomotiv, no el partido. Porque hubo más goles, sí. Ese de penalti de Torres, el 1-3, su primero en la tarde. Lo habían cometido sobre Griezmann, que acababa de salir, que jugaba un rato, no vaya a enfriarse su racha. Y también el segundo de El Niño, el 1-4. Ese que llegó justo después de ese momento, esa jugada: Éder se plantó en el área y Filipe corrió a frenarle, el pie por delante. El portugués, por inercia, sin querer, lo golpeó como si fuese el balón. Filipe no volvería a levantarse. Y eso sí que heló al Atleti, no el frío de Moscú.

En los últimos minutos, Torres buscaría el hat-trick y Koke brillaría pero la escarcha seguía ahí, sobre el banquillo del Cholo. Era uno de esos fríos que sólo quitan las buenas noticias en un parte médico. Y mira que lo intentaron Correa y Griezmann, con una maravilla final. Primero el argentino, pintando un sombrero sobre Rybus. Después, Grizi, con una vaselina que lanzó a la red como si el balón fuese su hija, tocándolo con delicadeza, acariciándolo como el Atleti ya acaricia el Road to Lyon. Ya está en cuartos. Y ojalá fuera con Filipe.



Patricia Cazón (As.com)

Previa Lokomotiv - Atlético


Sellar el pase a -4º
15/3/18   17.00   RZD Arena
El Atleti viaja a Moscú para rematar el pase a cuartos. A pesar del buen resultado de la ida (3-0) los rojiblancos tendrán que jugar en un escenario incómodo a -4 grados bajo cero y probabilidad de nieve. Oblak, Costa y Gameiro, que se recuperan de unas molestias, no jugarán el encuentro.

domingo, 11 de marzo de 2018

Atlético 3 - Celta 0

Griezmann lidera otra goleada
GRAN PARTIDO DEL FRANCÉS EN OTRO 3-0



Para Griezmann, la felicidad es un estado que le sale de la bota con forma de gol, directo a una red. El de ayer fue una maravilla, otra. Moría la primera parte cuando el partido mejor estaba. Más abierto, con ocasiones para un Atleti trabado, con ocasiones para un Celta en ese momento con brío. Entonces, su bota. Le llovió el balón encima, en el área pequeña, después de que Giménez saltara a rematar un córner, quizá con falta sobre el Tucu Hernández. Esquinado, a dos palmos y medio de la portería y de Rubén, que tapó bien, Grizi controló, recortó a Jonny y tuvo tiempo hasta de pensar qué quería, adónde enviarlo. A la escuadra. Con la derecha. Lo escrito, un escándalo.

Iba la tarde de maravillas porque, no había comenzado apenas el partido, y su compañero de ataque, Costa, ya había dejado otra. De espaldas, encajonado por dos rivales, logró sacar el balón de tacón, sin darse la vuelta, con Lopetequi en el palco. Éste lo agarró Vrsaljko para convertirlo en otro de sus pases de gol, pero Grizino llegó por un poco.

El Atleti había salido dominador pero, como ninguno de sus intentos terminaba en la red de Rubén, le fue dejando al Celta el balón. Un Celta que resistió a esos primeros minutos y que se iba presentando al Metropolitano. A su hierba, su acústica, su cielo medio techado. Pero era el suyo dominio estéril. Oblak, que estaba, podía no estarlo: en ninguna foto salía. Quizá era la hora, la lluvia que iba y venía, pero el juego tuvo un rato de siesta, horizontal, sin necesidad de porterías, hasta que volvió a aparecer Costa, para devolverle pulsaciones y encabezar otro arreón del Atleti. Corría, cuerpeaba con Sergi Gómez, pedía balón. Un animal suelto y con hambre. Sería el Celta, sin embargo, quién acarició primero el gol.

Fue a balón parado, jugada ensayada, 30’, su primera vez ante Oblak, que sí, que estaba. Pero perdonó. Primero falló Roncaglia, a quien Aspas había cedido de cabeza, en corto. Después Sergi Gómez, a quien le cayó el balón. Disparó a matar a tres metros de Oblak. Disparó fatal. Por si acaso, ahí apareció un pie para enviar al córner. Era de Godín. El mismo que en la jugada siguiente casi regala un gol al Celta. Se confió en la salida y le robó el balón Maxi Gómez, que cedió a Aspas, que envió fuera. Perdonó el Celta y cuatro minutos después se lo hizo pagar Griezmann, sacándose esa maravilla de la bota.


Regresó el partido de la caseta con más batalla, golpes y un pisotón: el de Sergi Gómez a Costa, de los que hacen daño, de los que dejan cojo. También dejaba dos fotos de Oblak. Una, que tenía que usar la pierna de Giménez para sacar de puerta, él no podía, dolía. La otra, en una ocasión de Radoja, al palo. Volvía a perdonar el Celta. Mataría el Atleti en la jugada siguiente.

Griezmann mediante, claro, con un pase del que colgar muchos adjetivos. Brutal, espectacular, marca Griezmann: se inventó un hueco entre las piernas de TucuHernández y allí envió el balón. Buscaba a Vitolo, muy participativo, que se desmarcó y definió picando por encima del portero. Golazo, chut de confianza. La goleada la cerró Correa (gran pase de Koke) nada más entrar en el campo por Vitolo. Era tres minutos después de su gol. Sería seis antes de que todo el Metropolitano, se pusiera en pie. Despedía a uno de los suyos. A Griezmann, su francés de la bota feliz.

(Al partido le quedarían aún treinta minutos pero, salvo la recaída de Aspas de su lesión, una mano de Oblak a Maxi Gómez y el susto de ver a Costa irse sin bota, por aquel pisotón, el francés lo había finiquitado ya. Don Antoine, otra vez más).


Patricia Cazón (As.com)

Previa Atlético - Celta


Continúa la Liga del Atleti
11/3/18   16.15   W. Metropolitano
La Liga del partido a partido. Pese a estar más lejos que la jornada pasada, el Atleti buscará una victoria ante el Celta que mantenga la presión al líder y distancia con los perseguidores. El Celta tiene un difícil escollo en su lucha por meterse en los puestos de Europa League, ahora a 5 puntos, y muy disputados esta temporada. 

jueves, 8 de marzo de 2018

Atlético 3 - Lokomotiv 0

El Atleti se abriga para la vuelta
DEJA LA ELIMINATORIA PRÁCTICAMENTE SENTENCIADA CON UN GRAN DOMINIO

Cuando el Atlético se estaba concediendo lujos innecesarios, claramente perjudicado por los cambios, aún tuvo arrestos Juanfran para ganar la pelota, primero, y la línea de fondo, después, poniendo a Koke desde ahí el tercero del Atlético. Lo del lateral encontró el clímax a última hora, pero había resultado emocionante toda la noche: que se sepa él no ha dicho "juego o me voy", que se sepa cada vez que juega honra la rojiblanca. Esa diana liquidaba definitivamente la eliminatoria, o eso parece, pero a Moscú habra que ir, veremos con quiénes.

Porque al público no tanto, pero al Atlético le vino bien que el partido se jugara pronto. En un par de horas, ya puesto, aún podía haber perdido algún efectivo más. Para lo de Oblak el personal venía preparado desde la noche anterior, así que, siempre atento con el espectáculo, el equipo rojiblanco obsequió con otra sorpresa, ésta en forma de gastroenteritis. Godín fuera, Lucas dentro. A jugar.

Se ha mencionado aquí al ausente Jan. Conviene recordar que cuando el esloveno tomó la alternativa rojiblanca venía de todo un Benfica, con el que incluso había jugado finales europeas, lo cual no fue óbice para que, tras fallar en el estreno, los más histéricos pidieran su devolución inmediata mientras los moderados lo envíaban unos meses al rincón de pensar. Luego, cuando por fin se hizo con el puesto, pasó lo que pasó. Así que no vayamos a juzgar al bueno de Werner por un partido en el que, por cierto, apenas tuvo una que parar. El Lokomotiv será lo que se quiera, pero además de eso es buena gente.

Para cuando el partido llegó al descanso, seguíamos desconociendo si Axel es o no portero. El equipo ruso no tuvo a bien acercarse, siquiera fuera para darle la bienvenida al continente, entre otras cosas porque Giménez ya se había hecho un llavero con Éder. La única potable entonces la dibujó uno de los Miranchuk, el bueno, por lo que cuentan, pero Alexsei estropeó su internada con un piscinazo infame.

El Atlético ya andaba por delante. Saúl había buscado sin encontrar, conduciendo la pelota con la vista arriba, como debe ser, mientras sus compañeros no se daban por aludidos. Hecha la diagonal, lejos aún de la portería, al canterano sólo le quedaba una opción, facilitada además por el hecho de que Kverkevelia apostara por la defensa a distancia. "No será capaz...", debió pensar el central del Lokomotiv. Y se equivocó, claro, porque Saúl es capaz. Sobre todo con el marcador a cero. Así que sacó un zapatazo, resbalándose y todo, ante el que Guilherme compuso una estirada tan estética como ineficaz. Era gol. De la nada.

El Atlético se había adueñado enseguida de la pelota y echaba el rato buscando una combinación hacia la portería, pero eso de momento apenas servía para comprobar que Semin se había atrincherado con cinco en la zaga, primero; que Correa sería capaz de acabar con la paciencia de un ejército de pescadores, después; y que, en fin, no había modo de habilitar el pase que enlaza mediocampo con delantera.

De hecho la mejor aparte del gol vino por una grosería del meta visitante, que debe ser brasileño para todo menos para manejar una pelota con los pies: Griezmann no afinó desde una banda con la que había arrebatado al muchacho, que poco después repitió error repitiendo consecuencias: ninguna. Al descanso, 1-0.

Lo bueno de que Correa sea sinónimo de caos es que sus compañeros ya se lo saben: así que, cuando en el arranque de la segunda parte perdió la enésima, ahí estaban sucesivamente Thomas para recuperarla, Saúl para ponerla, Griezmann para pegarla y Costa para acertar en segunda jugada después de que Guilherme, con la mano sí, sacara una parada prodigiosa. El viento a favor que mantenía el partido aún pudo dar ahí para el tercero si el colegiado tiene a bien traducir en penalti la clarísima mano con la que Corluka sacó otro zarpazo de Diego. Se ve que al continente ha llegado el rumor: no hay penaltis en el Metropolitano.

Llegado a cierto punto, Simeone modificó lo de arriba. Primero introdujo a Vitolopor Griezmann para adelantar a Correa, pero después prescindió directamente del argentino y de Costa para introducir a Gameiro y Torres. Al Atlético no le sentaron bien esos movimientos, de modo que se perdió la efervescencia. El Lokomotiv se acercó por el qué dirán e incluso Lysov, que había suplido al lesionado Ignatyev, tuvo a bien probar por fin a Werner. Casi 80 minutos habían pasado. Un rato después, Juanfran seguía corriendo. Un rato después, Juanfran servía el tercero y último.


Alberto R. Barbero (Marca.com)

miércoles, 7 de marzo de 2018

Previa Atlético - Lokomotiv


La Europa League sí es posible
8/3/18   19.00   W. Metropolitano
No será fácil, pero el Atleti tiene en la Europa League la opción más posible de festejar un título. Alejada la Liga con la derrota en Barcelona, los rojiblancos deben conseguir un buen resultado en casa que les permita ir a Moscú con mayor tranquilidad y puedan sellar el pase a cuartos. 

domingo, 4 de marzo de 2018

Barcelona 1 - Atlético 0

El Atlético se aleja de la Liga
EL ATLÉTICO RONDÓ LA PORTERÍA PERO NO PUDO DISPARAR NI UNA VEZ A PUERTA

El Atlético de Madrid cayó en casa del líder por la mínima en un intenso choque que se decantó del bando local: un gol de Messi mediado el primer tiempo en una falta directa decidió el partido. Si el primer tiempo fue para los azulgranas, los rojiblancos dominaron en la segunda pero el empate no llegó a pesar de los esfuerzos del Atlético por equilibrar la balanza. Fernando Torres no disfrutó de minutos en el envite.

Tras un emotivo homenaje al recientemente fallecido Quini, toda una leyenda en el equipo blaugrana y el fútbol español, comenzó el choque con el cuero en manos del conjunto local. Mientras el Atlético buscó plantarse con solidez sobre el terreno de juego y compactar las líneas. A los cinco minutos Oblak ya detuvo una primera ocasión de Coutinho. Messi también amenazó desde la frontal con un lanzamiento de falta y un disparo desde la corona del área anulado por el guardameta.

El líder buscaba el primero con insistencia, buscando perforar la defensa con diagonales y combinaciones eléctricas que acabaron por dar fruto. Una falta en la corona del área acabó en un lanzamiento perfecto de Messi, directo a la escuadra, frente al que nada pudo hacer Jan Oblak. Seguía el acoso con un nuevo lanzamiento, esta vez un zurdazo con la firma de Coutinho. En la recta final del primer tiempo ganó metros el conjunto de Simeone, asomándose al campo local pero aún lejos del arco de Ter Stegen. Antes Iniesta tuvo que retirarse de la partida tras un golpe en la cadera.

Al regreso de vestuarios los mismos protagonistas que acabaron el primer tiempo volvieron a la batalla con el Atlético en busca de la igualada. Los índices de posesión se equilibraron y la escuadra madrileña rondaba con criterio las inmediaciones de Ter Stegen. En el 58’ llegó el primer cambio visitante, con la entrada de Correa por Vrsaljko. Poco después fue Gabi quien dejó su sitio a otro atacante, Kevin Gameiro (56’).

Por último Lucas Hernández entró por Filipe Luis. Los cambios terminaron de desatar el partido, con idas y vueltas en las que tanto el empate como el segundo rondaron el marcador. La igualada asomó en el Camp Nou por medio de Gameiro, pero su gol fue anulado por fuera de juego de Diego Costa. Ya en la recta final un remate de Busquets en el segundo palo fue directo a las manos de Oblak, siempre en guardia. El próximo jueves, cita en la Europa League frente al Lokomotiv en el Wanda Metropolitano.


Ficha del partido:
Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Coutinho (Paulinho, 84’), Rakitic, Busquets, Iniesta (André Gomes, 35’); Messi y Luis Suárez.

Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko (Correa, 59’), Giménez, Godín, Filipe Luis (Lucas, 75’); Saúl, Thomas, Gabi (Gameiro, 66’), Koke; Griezmann y Diego Costa.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Mostró tarjeta amarilla a los locales Messi (29’) y Rakitic (69’); y a los visitantes Vrsaljko (31’) y Giménez (57’).

Goles:
1-0 (26’) Messi transforma una falta directa.



Web Oficial del Jugador

sábado, 3 de marzo de 2018

Previa Barcelona - Atlético


Asalto al líder
4/3/18   16.15   Camp Nou
Mucho más que tres puntos. Cuando se creía la Liga por imposible, el Atleti ha recortado puntos al líder hasta colocarse a 5. A falta de 12 jornadas por disputarse, este duelo puede poner a primero y segundo a 2 u 8 puntos. Difícil partido ante un Barcelona que aún no ha perdido en esta Liga, pero el Atleti, con Griezmann en racha, quiere cambiar el guión.