viernes, 23 de agosto de 2019

"Puede ser lo que quiera, hasta ser el Ministro de Deportes"

Entrevista a Abraham García
ENTRENADOR DE FERNANDOT TORRES EN JUVENILES

La carrera de Fernando Torres pone punto final después de décadas brillando al máximo nivel mundial. El delantero ha tenido el privilegio de ser dirigido por Simeone, Luis Aragonés, Mourinho o Rafa Benítez entre otros, sin embargo, hay un entrenador que marcó su carrera por encima del resto: Abraham García. Un técnico que dirigió al '9' en juveniles antes de ser citado por el primer equipo cuando literalmente era un niño y que más allá del ámbito deportivo fue clave en su desarrollo como persona.

"Tengo más de treinta años y setecientos partidos como profesional y me sigo acordando de él. Fue muy importante: yo era cadete y jugaba con los juveniles del Atlético y de ahí salté al primer equipo. Algo que debería haber llevado bastantes años yo lo hice en menos de dos. Fue fundamental tener a alguien como Abraham, que me hablase de lo que iba a pasar. Quizá en ese momento no sabía bien lo que me decía. Fue el primero que me habló de cuidar mi imagen, de la importancia de ser un buen compañero, de hacer caso a mis padres. El fútbol empezaba a cambiar y Abraham lo sabía. Yo no entendía de qué me hablaba, tenía dieciséis años y solo quería marcar goles. Pero él me puso en alerta de lo que venía y lo tengo muy presente. Además me enseñó a jugar al fútbol" declaraba el jugador en Jot Down en el año 2018. Ahora, Abraham García repasa en AS al Torres deportista y al Torres persona, dos facetas inseparables, en el día de su retirada.
¿Pensó que Fernando Torres llegaría tan lejos?
En el primer momento que me crucé con Fernando él tenía 15 años. Le conocía de la Copa Nike y sí que es verdad que se le veía un chico con mucho potencial, pero en el mundo del fútbol hay muchos jóvenes con potencial y muy pocos los que llegan. Pero sí se le veía un chico diferente con una proyección altísima.


Torres le consideró el entrenador más importante de su carrera.
Muchas veces lo bromeo con él. Lo primero es que me lo tomo como un halago increíble, pero sobre todo porque siendo entrenador, a parte del fútbol, creo que tenemos una responsabilidad muy grande sobre todo cuando trabajamos en la cantera. Por lo menos hay que intentar no estropear a los chicos y ayudarles en su desarrollo personal y deportivo, entonces yo creo que debe ir por ahí. Él siempre ha tenido esa deferencia hacia mí y yo me lo tomo como un auténtico regalo y muchas veces bromeo diciéndole que se pasa un montón, pero yo también le estoy muy agradecido. El camino no sólo ha sido positivo para él, fue muy positivo para mí y creo que somos dos luchadores incansables. En su caso se ha convertido en uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol.

¿Qué ha supuesto Fernando Torres para el Atlético?
Ha sido un icono absoluto, un jugador de los que formará parte de la historia del club y que tendrá un sitio privilegiado como referente por muchos motivos. Fernando aterriza en el primer equipo del Atleti en un momento tremendamente complicado, cuando el club estaba en Segunda División. Si ahora el equipo goza de una salud tremenda, no podemos olvidarnos de los que trabajábamos entonces en el club cuando el equipo estaba en Segunda y se podía morir si no ocurría lo que pasó: la efervescencia de un jugador que no sólo a nivel deportivo, sino también de ingresos, imagen y luego de venta, porque su traspaso fue muy importante para el Atlético, permitió el resurgir nuevamente del club en una situación delicada.

Estará en su historia.
Evidentemente la historia del Atlético de Madrid es muy grande, hay muchísimos jugadores que la han escrito con letras de oro, pero él también es uno de ellos. Hay un periodo de dificultad donde él vuelve a echar una mano retornando al club y aunque suele decirse que segundas partes nunca fueron buenas, creo que en su caso sí lo fue y ayudó al equipo a conseguir otro título más. Lo que creo que él hace mejor que nadie que es inculcar los valores del Atlético de Madrid.

Para la afición es un referente.
Sí, además me consta, porque he trabajado en el extranjero en países asiáticos como Vietnam, Singapur o Indonesia, que es un jugador icono y una auténtica referencia seguramente por su forma de ser, no sólo por su brillo como deportista. Cuando uno se convierte en referencia y en espejo para mucha gente normalmente es porque detrás hay gran corazón, una personalidad diferente y un ser humano que tiene muchas cosas que decir. Si bien él habla poco, lo hace en el momento justo, de la manera correcta y diciendo lo que hay que decir.

Se despide en Japón, pero homenajeando la camiseta del Atlético.
Conociéndole, cuando decidió ir a Japón me sorprendió mucho menos que a los demás. Es una persona de retos. La posibilidad de jugar en un país exótico y entre comillas en desarrollo futbolístico lo interpreté como un acto de generosidad. Es un icono que se va a una ciudad pequeña, a un país en crecimiento y a una vida que a partir de ir él han ido otros españoles. El hecho de hacerle un guiño al Atlético demuestra una vez más que Fernando tiene una sensibilidad especial con su Atleti.

Y se enfrenta a Iniesta y Villa.
Con Iniesta y Villa jugará su último partido y en el caso de Iniesta es alguien que para él es como su hermano. Es el final para él, la decisión de la retirada deportiva es una de las más difíciles para el deportista, porque engloba muchos factores, sobre todo emocionales además de los personales y los profesionales. Va a dejar de hacer lo que ha hecho desde que tenía 12 años, que es ir a entrenar todos los días. Tendrá que buscar otros retos, es un partido especial, es diferente, ha conseguido hacer cosas buenas en Japón. Logró el gol que evitaba el posible descenso, ahora ha hecho un gol que ha servido para avanzar en copa y es una persona que si se pone un reto por delante lo supera. Creo que ahora se lo pondrá fuera del campo y también tendrá muchas posibilidades de ir bien.

¿Qué puede sentir Torres a unas horas de su retirada?
Serenidad. Es una persona tranquila, emocional, que seguro que tendrá muchos sentimientos, sobre todo el del deber cumplido. Lo ha dado todo por el fútbol, por el Atleti, por sus compañeros, por la Selección y por todos los clubes por los que ha pasado. Esa satisfacción del deber cumplido, haber colaborado no sólo con el fútbol, también en otros ámbitos a nivel personal de ayuda a los demás, de proyectos de desarrollo... es una persona muy comprometida con la sociedad y se sentirá bien, tiene que disfrutar y ojalá sea una fiesta. Creo que ha recibido esa llamada para echarse un lado y por eso lo hace.

¿Cómo definiría al Torres jugador y al Torres persona?
No los podría separar, porque la persona ha hecho al jugador y luego el jugador ha hecho a la persona. Se han retroalimentado. La persona hizo al jugador: era un chico con ganas de jugar, con un entorno familiar muy adecuado para ir por el camino correcto y fue creciendo como chaval y convirtiéndose en una referencia que lo ganó todo y que a su vez le ha ido haciendo mejor persona. El fútbol le ha hecho no separarse de los valores que deben acompañar a cualquier ser humano de generosidad, respeto, de humildad, de estar siempre pendiente de los demás, es muy detallista y yo solo puedo tener palabras de agradecimiento. Conmigo ha tenido unos gestos increíbles, con mi familia también y es una persona a la que le pondría una matrícula de honor. Es una unión de ambas cosas, de persona y de jugador.

¿Cree que Torres volverá al Atlético?
Le veo primero decidiendo que hacer, formándose como bien dijo. No es el prototipo de persona que se ponga a vivir de las rentas y diga ‘como he sido buen jugador me coloco aquí o ahí’. No, se trata de que ahora se prepare, intentará ver que es aquello que le llena más, se probará, se preparará y lo normal es que sea en el Atlético. Es el club de su ciudad, de sus amores, donde están sus amigos, su familia y es el club de su vida. Qué mejor que una vez se haya preparado de la manera que considere pueda aportar cosas al club para que dé un paso más. Ya lo hizo en con 18 años, también con su venta, ayudó al crecimiento con su vuelta hace unos años y ya veremos si vuelve en el puesto que considere. Seguro que ayudará a dar un salto cualitativo.

¿Y le ve cómo entrenador o de ejecutivo?
Sinceramente, Fernando puede hacer lo que quiera. Dependerá de lo que le pida el instinto. Podría ser entrenador, es una persona que ve el fútbol, transmite tranquilidad, que tiene temperamento, que al citar su nombre al entrar en un vestuario pasa como lo que le ha ocurrido a Zidane, es una persona que de primeras transmite mucho y tiene mucha personalidad. Hay otros con esa personalidad como Raúl, que está empezando, Xabi Alonso… si le da por prepararse bien y ser un apasionado y un loco de esto por qué no ser un Guardiola. Podría perfectamente hacerlo si siente que lo quiere hacer, pero Fernando puede hacer de todo, desde ser el presidente, el director deportivo o el Ministro de Deportes de España, porque para mí con Nadal si hicieran un tándem no podría estar en mejores manos el deporte de este país.


Fuente: As.com



No hay comentarios: